El Tíbet

Habitantes de una profunda fe religiosa y costumbres austeras, monacales.
Share

lobo-aragon-2Por Jorge B. Lobo Aragón.

tibet4El Tíbet es un país bastante desconocido, en el corazón del Asia, enclavado en una meseta rodeada por el Kuen-lun y el Himalaya, las montañas más altas del mundo, y cruzada de naciente a poniente por una serie de cordilleras. Su nombre (Tíbet es palabra aguda, no Tibet como a veces se oye), que también se dijo Tubat, Tie-bu-té o Tu-bo-té y designaba sólo a las tierras más altas, posiblemente venga de Tho-bod, que significa el país alto. Ellos al conjunto del país lo llaman Peu-yul o Peu-long-ba, y antiguamente le decían Gdong-mar-ghyi-yul, que equivale a país de los hombres de cara roja, no porque ellos fueran colorados – son de tez amarillo morena o blanco amarillenta- sino por la costumbre de pintársela así. Los mogoles al país le decían Tubeut, y los árabes Al Tubbeut o Al Thabat. Marco Polo escribió su nombre casi como nosotros: Tebot. Los chinos, en cambio, le dicen Uei-tsang o Tho-po. Tienen los tibetanos una lengua literaria y dos dialectos principales con varias modalidades distintas.Usan un alfabeto propio al que han incorporado algunos signos del sánscrito, tibet3pues parecen haber tenido una lejana relación con los pueblos arios de la India. Es difícil su estudio: a través de los siglos se han producido divergencias entre la escritura y la fonética, y algunos signos no representan sonidos sino tonos de pronunciación. En la alta meseta se padece un clima terriblemente frío, y a la vez seco, sobre todo al norte, por lo que los calores del verano también se hacen sentir. En el invierno hay que derretir la nieve para beber, y los combustibles son escasos; principalmente se usa la bosta de yak desecada. Debido a lo seco del clima las nieves perpetuas se encuentran recién por arriba de los 5.700 metros, y de los deshielos nacen los grandes tibet2ríos, el Yang-tsze-kiang (o Río Azul de la China, uno de los más largos del mundo), el Indo que desemboca en el mar de Omán y el Brahmaputra, que desagua en el golfo de Bengala.El Tíbet tiene una confusa historia que comienza nueve siglos antes de Cristo, con períodos de amistad y guerras con los chinos. Al producirse la expansión del imperio mogol Kubilai-Jan lo conquista el año 1253. En 1757 lo vuelven a invadir los
chinos, y ellos se defienden buscando relacionarse con los ingleses de la India. Como los rusos dominan el Turquestán, al norte, y establecen amistosas relaciones con los tibetanos, en 1903 penetra una expedición militar inglesa para impedir una posible alianza. Los chinos ejercían un dominio de tipo feudal, con amplia tibet5autonomía en su gobierno y administración. Pero en 1910 invaden y saquean. El Dalai Lama debe huir a la India. Con el influjo inglés se reinstala la libertad. Agradecidos los tibetanos ofrecieron mil hombres a los aliados en la guerra del 14. El 21 de octubre de 1950 el triunfante ejército de la China comunista invade el Tíbet y lo sojuzga por completo. ¿Las grandes democracias del primer mundo acudirán en defensa de la libertad? No. Tiene escasa población  – un habitante por kilómetro cuadrado –  y su gente es de una profunda fe religiosa y costumbres austeras, monacales. Sería muy difícil inducirlos a enviciarse con las gaseosas, las hamburguesas, el rock, los pantalones vaqueros, la cocaína. No vale la pena salvarlos de las garras totalitarias.

 

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN

2 thoughts on “El Tíbet”

  1. Doctor LOBO ARAGÓN, brillante conclusión, así los tibetanos fueron masacrados por los Chinos sin que los DDHH se preocuparan. Felicitaciones por su artículo.

    • Horacio Blandi
    • posted on October 3, 2016

    Lamentablemente, aún hoy El Tíbet es un territorio independiente ocupado por China…

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: