Una semana… una vida

Por Andrea Palomas Alarcón
Share

andreaPor ANDREA PALOMAS ALARCON

El presidente Macri dijo hace un par de días: “para mucha gente, un día, una semana puede ser una vida”. Fue en el marco de la presentación de “datos abiertos de la Justicia” y se refería a los tiempos de ésta.
No pudieron llegar en mejor momento sus palabras. El preso político Daniel Eduardo Robelo se encuentra en estos momentos en estado crítico, en coma inducido internado en el Hospital Naval.
Fue una semana completa la que lo tuvieron a fuerza de Buscapina para tratar el dolor de una obstrucción intestinal grave.
Sabemos que la Buscapina tapa los síntomas pero no el problema de fondo que tenía. El preso político debió haber sido llevado a un hospital de verdad.
En su lugar, cuando ya su situación era insostenible, lo trasladaron al Hospital de utilería denominado pomposamente “Hospital Penitenciario Central”. Afortunadamente algún médico consciente que todavía existen, lo derivó sin preguntar a los jueces al Hospital Naval en donde lo operaron de inmediato, descubriendo que tenía estallido  y necrosis de dos metros de intestino que le fueron extirpados.
Los jueces Parra y Portela, responsables de esta felonía , salieron a autorizar el traslado rápidamente. Ni que hubiera necesidad, ya el Servicio Penitenciario Federal lo había hecho sin consultar, tal vez, previendo una negativa.
En la misma resolución, los jueces Parra y Portela conceden la domiciliaria y, de paso, autorizan a la familia a disponer del cuerpo por si se produce el deceso durante un día feriado. Están en la onda ecológica y ahorran papel.

El Poder Judicial está absolutamente fuera de control, respecto de los otros poderes y hasta de la realidad. El resto de los poderes del Estado ¿seguirá lavándose las manos ante estos desmanes?
Para algunas personas, un día, una semana pueden ser una vida. Minuto 12,29 de este video. 

robelo1robelo2robelo3robelo4

Clic en las fojas para agrandar

14 thoughts on “Una semana… una vida”

    • patricio
    • posted on January 7, 2017

    Cambiamos de collar pero no de perro.

  1. Parece mentira, estos tipos lanzan mentira tras mentira o como el preservativo de Pinedo que no tiene cara y dice “No me alcanza” lo que gana, cuando a mi no me alcanza para llegar al día 15. No es que mientan, es que nos toman por boludos.

  2. Tantas palabras inoportunas, Don Mauri,,,

    • Alsira Suchini
    • posted on October 15, 2016

    Lastimosamente son todos iguales y así se suceden los gobiernos.

    • Norberto Geréz
    • posted on October 14, 2016

    La mentira de estos políticos da vergüenza ajena. La cara mas dura que el cemento. Cambias los modos pero todos son iguales. Con el tiempo les van saltando los negociados, como lo del soterramiento del ferrocarril.

    1. Totalmente de acuerdo.

    • Osvaldo S.
    • posted on October 14, 2016

    Jueces delincuentes en su mayoría. La cárcel es su lugar.

    • José Anum
    • posted on October 14, 2016

    Felicitaciones por la valentía doctora Alarcón

    • Rinus, Cosme Luis
    • posted on October 14, 2016

    Habemus presidente o sigue la mentirosa abogada exitosa? No encuentro mucha diferencia

    • Chochi Sparza
    • posted on October 14, 2016

    Repulsion. No hay otro sentimiento que acapare estas manipulaciones.

    • Miguel Comarca
    • posted on October 14, 2016

    Cuando Cristina, Néstor y los 40 ladrones idearon el RELATO, ya organizaron estos procedimientos sangrientos.

    • Miguel Comarca
    • posted on October 14, 2016

    Una manera olímpica de lavarse las manos. Esto es muy común entre los casos de estos Prisioneros de guerra secuestrados por el gobierno por cumplir con su deber siguiendo las órdenes de un gobierno democrático. La barrabasada más grande de la historia.

  3. Nosotros, los “prisioneros adultos mayores” no contamos para estos “illuminatus”. No somos humanos, solo subhumanos descartables, sin derecho alguno a nada. Absolutamente a nada. Así se continua el plan siniestro de exterminio ideado por terroristas asesinos devenidos en demócratas ejemplares y políticos de diferente laya. El resto mira para otro lado y no dice nada o si lo hace es en voz muy baja, para que escuchemos solo nosotros. A ellos también se unieron la iglesia católica, apostólica, romana. Un conjunto de verdaderos cobardes y asesinos de ancianos. Realmente cuando recuerdo los esfuerzos del pasado por cumplir con la ley, y los del presente mostrando ilegalidades, no puedo dejar de sentir que he sido y sigo siendo un real idiota. Estos funcionarios no valen absolutamente la pena de nada. Que el destino les de lo que merecen por no ser gente de bien.

    • Tere
    • posted on October 14, 2016

    Para frases desafortunadas nada mejor que las de Macri y su equipo

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: