Share

Por Hugo José Naranjo.

Un día, al atender el teléfono que insistentemente exigía atención, mi mundo se vino abajo…

madre1Entre sollozos y lamentos, la voz del otro lado de la línea me informaba que mi “MADRE”, mi compañera de jornada, el hombro de mis lamentos, había sufrido un grave accidente cerebral en la operación quirúrgica, falleciendo casi que instantáneamente…

Recuerdo haber colgado el teléfono, y caminado a pasos lentos hacia mí Padre, a mis Hermanos, en ese entonces estaba mí “único Amigo”, ellos, mi refugio particular…

Las imágenes de mi juventud, llegaron casi instantáneamente, a mi mente…

“La Escuela”

“Mis Andanzas recorriendo el mundo”

“Las Charlas y sus esperas, hasta altas horas de la noche”

“Los amores no correspondidos”

“Las confidencias al oído”

madre2“Las parrandas”

“La complicidad”

“Las sonrisas”

¡AHHHHH…!

“Las sonrisas”

¡Cómo eran fáciles de surgir en aquella época!

“Recordé mi primera Graduación”

“Un nuevo horizonte surgiendo”

“Las lágrimas y despedidas”

“Y principalmente, las promesas de encuentros futuros”

Evoco perfectamente cada facción y rasgo de la “mejor Amiga”, que tuve en toda mi vida.

madre3En sus ojos la promesa de que “YO”, nunca seria olvidado…

“Y realmente, nunca lo fui”

“Todos Ustedes, los de mi entorno lo saben”

Prodigué la cuenta de las veces en que muy cariñosamente me llamaba para darme fuerza, cuando Yo estaba, en la base de la profundidad de un pozo.

O…

“De sus mensajes, que nunca respondí, los cuales constantemente me enviaba con solo, una palabra, llenando Mi corazón de promesas, de un futuro mejor”

Recuerdo que fue su rostro preocupada, el que vi cuando alguna vez, me encontré saliendo de alguna crisis.

Remembranza que fue en su hombro que, sollocé la ida de otros seres queridos…, el ser de Mí Abuela, en especial.

Fue en su oído que derramé, las lamentaciones de algún noviazgo desecho.

Dado del esfuerzo para aclarar *Mi mente*, no encontré acordar ni una sola vez, el haber arrimado el teléfono para decirle a *Ella*, lo importante que era para Mí, contar con *Su Amistad*, con su confianza, con su amor.

Al final…

¡Al final, tal vez, yo estaba muy ocupado!

¡YO NO TENIA TIEMPO!

No retengo ni una sola vez, el haber buscado una palabra de aliento a sus temores.

O…

madre4“Con la intención de tornar su día mejor”

¡YO NO TENÍA TIEMPO!

No recuerdo haberle dado ningún tipo de sorpresa, como aparecerme de repente con un ramo de flores, y un corazón abierto dispuesto a escuchar…

¡YO NO TENÍA TIEMPO!

No rememoré algún día, haber estado dispuesto a  escuchar sus problemas…

¡YO NO TENÍA TIEMPO!

Creo que jamás imaginé que *Ella*, tuviera problemas.

No me digné a darme cuenta que constantemente *Mi MADRE*, necesitaba también de mis cuidados.

Inclusive, encontraba divertida su forma de ser tan espontánea.

A la final, *Ella*, era una excelente compañía para Mí.

Sólo ahora, advierto con claridad Mi gran egoísmo…

¡TAL VEZ…!

madre6Y este Tal Vez, me acompañará eternamente.

Tal vez…, si Yo hubiese salido de mi pedestal egoísta, y le hubiese prestado un poco de atención.

Y desprendido un poquito de Mi sagrado tiempo, *Mi Madre*, no hubiese sufrido éste accidente, y no hubiese perdido su vida, en manos de Pseudo especialistas de la medicina, que con seguridad, no estaban en condiciones de ejercer su profesión.

Tal vez *Ella*, que siempre inundó Mi mundo con su iluminada presencia, se estaba sintiendo sola.

Hasta seguramente el mensaje, que con su gracia Me dejaba en ese fatídico día, sería su manera de reclamar ayuda.

Aquellos mismos mensajes que simplemente borré de la mente, jamás se apagarán de Mi conciencia.

Estos interrogantes que inundan ahora Mi Ser, nunca más tendrán respuesta…

“Mi falta de tiempo, me impidió responder”

Ahora, lentamente, escojo una ropa negra, digna de mi estado de ánimo, y hago una llamada.

Aviso a mis colaboradores, a mis Hijas, y demando ayuda al Mundo, al Universo y no encuentro ni siquiera, una pizca de la ayuda, como la que *Ella*, me brindó siempre.

Me usurparé el día, para homenajear con Mi presencia imaginándola, a la persona que más amé en Mi vida.

Al colgar el teléfono, veo con sorpresa, entre lágrimas y remordimientos, que para agasajar esto, acompañaré, durante un día entero su cuerpo sin vida…

madre5¡Y…, YO SÍ TUVE TIEMPO!

Descubrí, que si uno no toma las riendas de su vida…

¡EL TIEMPO TE DEVORA, Y TE ESCLAVIZA!

“COMO AQUELLA NOCHE, DEL 27 DE MAYO DEL AÑO 2.006”

¡Noche de larga fatiga, dolor, y tempestad!

Sobreviví, sin darme cuenta, me arrodillé para rezar, y recé con el alma, fue la última vez que frente a Mí, estaba su imagen, junto a la de mi Padre…

“Me aferré a la vida, no quería morir”

Elegí lo más difícil, *VIVIR*.

Ahora, trabajo con el mismo ahínco y fortaleza que siempre *Ella*, inculcó en Mí, no obstante, soy solamente *el profesional*, durante mis horas laborables…

¡Al salir, soy un Ser humano, con todos sus defectos!

Nunca más un mensaje en mi contestador, quedará sin una respuesta, o un saludo de retorno.

Intento constantemente llenar los correos electrónicos de mis Amigos, con mensajes de *aprecio y días mejores*.

Escribo tarjetas y desideratas de Cumpleaños y Navidad, recordándole siempre a las personas, lo importante que ellas son para mí.

Abrazo constantemente a Mis Hermanos, mis Hijas, mis Nietos, y la foto de mi Madre, ya que los lazos que nos unen son eternos.

madre7Esos momentos acostumbran a desaparecer con el tiempo, y todo cuidado para ellos, es poco.

Distribuyo risitas y abrazos a todos los que me rodean, al final…

¿PARA QUE GUARDAR?

En conclusión…

“Usted, si acomodó de un espacio para leer esto”

Ahora, disponga de otro minuto para hacerles escuchar a tus Familiares y Amigos, que está pensando en ellos, y que ellos significan mucho para Usted…

¡Y que son importantes en Su vida!

Transmitan éste recado, a todas las personas que son especiales para Sí.

Muéstrenles que siempre existe *un lugarcito*, en el cual piensan en ellas.

No esperen el día en que los prójimos más importantes de Vuestra vida, se vayan de Su lado, y no puedan demostrarles, lo mucho que le significan.

Hagan feliz a alguien hoy…

¡EL MAÑANA PUEDE, NO LLEGAR…!

Y habrá disoluto una gran oportunidad de demostrar Su apego, sobre todo, a Vuestra Madre.

Si la persona que le escuche al leer esta encomienda, le significa algo…

¡Expréselo nuevamente!

madre8“Haga a alguien, feliz hoy”

¡Y siempre!

Y primariamente…

¡SEA FELIZ USTED TAMBIEN!

“Y SI TIENEN A SU MADRE VIVA, LEJOS, O CON EL TODOPODEROSO”

“DE TODOS LOS DERECHOS DE LAS MUJERES, EL MÁS GRANDE”…

RECUERDEN…

“ES, EL DE SER MADRE…”

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

16-octubre-2.016.-

 

-WILLIAMJAMESSIDISUSA-

“Doctorado honoris causa, Máster y MBA Nacional e International”

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

*NO CREO EN EL DESTINO, PORQUE NO ME CONSENTIRÍA CONTROLAR MI VIDA*

*El filósofo enamorado de la vida*

“He sido un hombre que busca y aún lo sigo siendo, ahora no indago en las estrellas ni en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre”

http://www.radiolacumbre.com

https://prisioneroenargentina.com/#!hugo-jos-naranjo/cjnn

*Prohibido cortar y pegar en la web, los ensayos, narraciones, y cartas, usando la pertenencia de mis bibliografías, según la ley 11.723, régimen legal de la propiedad intelectual, y decretos modificatorios*

 

1 thought on “A MI MADRE”

    • Julia
    • posted on October 16, 2016

    Muy emocionante…!

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: