Share

 

Después de veintidós años, Susanah Ortiz y su familia decidieron dejar Venezuela. El dolor se manifestaba como un profundo vació en el pecho, pero -si bien ella podía soportar el ambiente más que enrarecido- sabía que no podía exponer a su familia a privarse de las mínimas necesidades.

Su padre era un nativo del país caribeño. Hasta sus treinta y dos años, se había dedicado al mantenimiento de las bombas de varillas o cigüeñas extractoras de petróleo. Susanah, hoy recuerda las historias contadas por amigos en las relataban que su padre estuvo varias veces a punto de perder dedos por los golpes de masas, o incluso una mano por las infecciones, pero el salario era bueno. El sacrificio valía la pena, pero la industria del secuestro ganaba notoriedad en Venezuela y la familia decidió probar suerte mudándose a Chicago en 1971, donde Susanah Ginette nació en los primeros días de septiembre. Con la ayuda de unos tíos, José y Mayra -padres de Susanah- abren una tienda de comestibles en Franklyn Park, cerca del Aeropuerto Internacional O’Hare, mientras la niña acreditaba logros en la escuela y en el equipo de volleyball de su comunidad.

A punto de ingresar a la universidad (Adler School) para perseguir una carrera en sicología, la joven Ortiz conoció a Hiram Marrero -de padres portorriqueño y madre venezolana- quien en tres meses partiría precisamente a Venezuela tras conseguir un contrato para trabajar. Su corazón golpeó fuerte, en menos de cuatro semanas se casaron y comenzaron a preparar todo para emprender esa aventura juntos.

El recibimiento no fue el esperado. Nada aproximado a lo que habían pensado.

Los Marrero-Ortiz llegaron a Venezuela a finales de febrero de 1992 y siete días más tarde fueron asombrados testigos de tanques y ejércitos pasando frente a las puertas de una pequeña casa que rentaron en Caracas. Meses después, mientras Hugo Chávez se encontraba en prisión, los ruidos de otro golpe de estado los despertó. También despertó en Susanah una tremenda sensación de inseguridad. En esos tiempos se sentía como un pez fuera del agua, tal es así que, en sus dos embarazos, viajó a Estados Unidos para permanecer con su familia. Ambas niñas nacieron en Chicago. Pocas noticias sobre Venezuela llegaban a oídos de sus padres, pero las que sorteaban los filtros no eran alentadoras. Todas hablaban de violencia y tormentas políticas.

Hiram dividía su tiempo en la empresa petrolera y siendo responsable de contabilidad de pequeñas tiendas de joyas en Isla Margarita, como ingreso extra hasta que -ya con Chávez en la cresta de la ola- comenzaron las expropiaciones. Las joyerías perdieron sus locales y la petrolera debió quitarse de encima a casi el cincuenta por ciento de su personal. Entre ellos, Hiram. Este observó que la realidad lo forzaba a reinventarse, por lo cual montó una operación para transportar personas que asistían a la Copa América de futbol, desde los hoteles a los estadios. Cuando esta terminó, deambuló por diversos trabajos en compañías de petróleo y gas, pero parecía que corría al frente de piezas de dominó cayendo a sus espaldas: Cada empresa que pisaba era expropiada o caía en desgracia por el paso cercano del comandante.

Mientras las crisis se sucedían, los valores de su propiedad bajaban al mismo ritmo que la violencia escalaba y los trabajos de Hiram lo llevaban de una punta a la otra del país, Susanah decidió usar su casa Ahora de su propiedad, lo que reconoce como un gran error, como posada para estudiantes del interior que llegaban a la capital. En principio incluyendo las comidas, desde el comienzo de este año -ante la falta de alimentos- solo hospedaje. Dos piezas para ocho huéspedes, un baño para once personas y la incomodidad de tener que dormir con sus dos hijas adolescentes en colchones en la cocina lograron que la mujer dijera basta. En abril comenzó a embalar y con la ayuda de sus padres, retornó a América. Hiram continuará en Venezuela hasta que logre vender la casa.

“Es difícil de explicar cómo sobrevivimos desde que comenzó la famosa Revolución y porque estuvimos tanto tiempo allí”, dice Susanah, de visita a DisneyWorld, en Florida, con dos hijas adolescentes. Susanah recuerda los últimos días en Caracas y trata de no admitir que buscaba comida en basurales. Para preparar un plato de ensalada necesitaba cuatro o cinco plantas de lechuga, debido a que solo las hojas centrales servían. Las demás estaban podridas. Todos los días veía disputas violentas por un tomate o un par de manzanas en los baldíos traseros de los mercados, donde descartaban la mercadería en mal estado (A la cual ya le habían cambiado en muchas oportunidades las etiquetas de vencimiento) “Más duro es entrar hoy en un mercado en Chicago o a una farmacia en Rockford y ver cosas que creía no había visto en mi vida”.

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 29, 2016

Tags: , , ,

15 thoughts on “Asco y Miedo en Venezuela”

  1. Me da coraje leer cosas de mi pais. Lo que vivio la señora Susana lo vivieron los hermanas y la hecatombe ahora es mayor. Yo tengo a mi familia conmigo y la verdad entre pena y miedo nos da volver de visita y quedar como los cubanos aprisionados sin poder salirse.

  2. Yo no he llegado a esa situación porque vivo en Macuro ahora y nos vamos de pesca pero muchas gentes en Caracas si comen del basurales yo no consigo lo que si son remedios o cosas para las heridas.

    • Kelwyn Saborido
    • posted on November 1, 2016

    Adelante Maduro, no te dejes amilanar y desacreditar de esos ibericos jilipollas fascistas y complices del tony blair (jose maria aznar); que solo lo que buscan es conseguirte revocar el mandato. Alla ellos con su pais en problemas ya que no consiguen formar nuevo gobierno

  3. Maduro no es un dictador pero es el títere del dictador Raúl Castro, lo cual es peor. Tenemos un presidente en Cuba dirigiendo a un Colombiano que está sentado en la silla presidencial de Venezuela después de haber hecho un fraude electoral sin precedentes. Ese “presidente” desde Cuba, nos quiere ver arrodillados como tiene a los habitantes de la isla. Nos quiere ver haciendo colas de dos horas para comprar un pollo, quiere ver a los empleados públicos en actos oficiales porque en caso contrario serán despedidos, nos quiere ver desespaerados por abandonar el país y dejarle el camino libre, quiere ver a la oposición reducida a las cenizas, y disfruta al ver cómo nuestros niños tienen que buscar comida entre la basura para poder sustentarse en este país multi-millonario que es saqueado día y noche por sus secuaces.

  4. Sostengo y sostendré que Maduro y su predecesor pasarán ambos a la historia como payasos sin pudor ni cara de probidad alguna, cuando rodeados en cercanía de unos saqueadores más corruptos del planeta, salen a pedir ambos PODERES ESPECIALES. Para agilizar la gestión que se proponen, le quitan ahora esa función a la AN y crean sin legitimidad leyes convenientes a sus propósitos, hoy en contra de la corrupción que, sin poner en riesgo a esos pranes de su entorno presidencial de negocios, facilite impugnaciones y sentencias jurídicamente seguras, con el fin de inhabilitar y encarcelar a los políticos de la oposición que más les estorban. No saben que la noche obscura republicana que vivimos hoy está sólo a la espera de una sola chispita, esa que a lo largo de la historia por dejar que el vaso se haya dejado colmar más allá de su capacidad ha causado reacciones explosivas, inesperados destellos de luz libertadora y consecuencias terminantes. La historia enseña, pero muchos hombres no terminan de aprender.

  5. Thanks for this article. I believe Venezuela’s problems it is more than just centralized control of the economy, though. It’s centralized control by the corrupt for the corrupt, and more importantly, both corrupt and ideological. So money flows out of the country to fund both Chavista revolutionary movements in other countries and the offshore bank accounts of the ruling elite (who may well intend to flee the country someday if the public unrest turns hot enough). Very little gets invested in Venezuela itself; even if you had the most competent investors investing that money, it’s just too tiny a fraction of the resources that could and should be available if massive amounts of the overall pie weren’t shunted away.

    1. Absolutely. I agreed. Corruption has been a part of human societies since the begging of times. Corruption, fraud, embezzlement, theft, bribes, and kickbacks are all forms in which people try to increase their income at the cost of others. Beginning in the latter half of the 1990s, an increased recognition of these costs led to many international and nongovernmental organizations demanding that political and business leaders demonstrate high standards of honesty, ethics, and social responsibility. This in turn led to a concerted fight against corruption, money laundering, and black markets around the world as well as to the recognition of the importance of governance. In South American countries -as well as others, of course- corruption is a given for politicians.
      Thanks for your comment.

  6. Esto es tal cual. Exacta descripción de lo que esta pasando.

  7. El título no puede ser mas accurate… asi es que me siento cada vez que visito mi pais, no solo por el olor, sino por lo que veo. Vuelvo descompuesta y con honda pena en mi corazón.

    1. Maduro nos esta llevando a la muerte y solo piensa el que tu sabes es mejor seguir para seguir robando cuanto pueda para si luego se refugia en otro pais tiene plata la plata que nos ha robado para seguir viviendo el muy tranquilito.

  8. Hay un solo problema en Venezuela y es la locura de Maduro. En mi vida adulta no he visto semejante despliegue de corrupción y falta de humanidad en gente que debería estar pensando en la seguridad, la salud y el bienestar general del pueblo.

    • CLAUDIO KUSSMAN
    • posted on October 29, 2016

    A Susanah Ortiz y familia nuestros mejores deseos de buenaventura. Fuerza y adelante y a arrancar de nuevo en un país de instituciones serias. Lo que quede atrás olvídenlo. Los mayores por momentos podrán sentir el desarraigo, pero los menores se forjarán un buen futuro. Tienen la gran suerte de ser norteamericanos. Sabemos que ustedes están saliendo adelante. Felicitaciones. Trabajando honestamente el éxito es seguro. Latinoamérica es un territorio condenado al fracaso. Sus dirigentes y sistemas populistas son malos, todos condimentados con grandes cuotas de corrupción, la permanente mentira y falsas promesas de los que gobiernan. Varían en sus modos, pero son iguales unos a otros. Cada uno que llega se queja de su antecesor pero pacta con él o con su gente para tener los votos. Un presidente delincuente no va preso porque le conviene al presidente de turno ya que de esta forma se dividen los votos. Estas zonas del mundo en mayor o menor medida, ineludiblemente están llamadas a ser narcoestados. Eso no le interesa a los gobernantes y poco a los ciudadanos. Somos sociedades que se acostumbran a la inseguridad como forma de vida. Mucha suerte, y disfruten DisneyWorld Muy cordialmente

    1. Gracias por el reportaje. Realmente es lo que ha sucedido a mi pobre alma. El totalitarismo Chavista ha crucificado a Venezuela y con dolor en mi ser he tenido que abandonarla. De nuevo, gracias por tu nota. A tu orden para lo que mandes.

    • Johann Galeno
    • posted on October 29, 2016

    ella tuvo suerte pues es de los estados unidos. yo adonde voy y como saco el dinero

    • Paka Paka loca
    • posted on October 29, 2016

    El marido tiene menos vision que José Feliciano!!!! Que de patadas en el locu le hubiera dado. Le hubiera quedado para vestir monos.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: