El Comunista que necesitaba a los capitalistas ya que vivía como tal

Share

 

 

Fue en el año de los Marielitos, el crucero que dejó Puerto Mariel con destino a Miami, cuando Fidel Castro -desesperado por la situación financiera que a comienzos de 1980 azotaba a Cuba- entregó su confianza a un banquero del imperialismo que tanto odiaba. William “Bill” Rhodes, un ejecutivo del Citigroup fue su consejero estrella para asesorar al líder comunista en como planear una reestructuración de la pesada carga de la deuda que la isla tenía con bancos europeos y bancos canadienses.

La reunión pudo concertarse gracias al revolucionario Daniel Ortega, que conocía a Rhodes ya que este último era el representante de los bancos que negociaban la reestructuración de la deuda de Nicaragua.

Rhodes recuerda que Fidel Castro le deslizo algunas confesiones sorprendentes. El líder comunista lamentaba haber expulsado al Fondo Monetario Internacional en sus primeros días luego de la revolución. Astro sostenía que Cuba debería haber permanecido siendo miembro no solo del FMI, sino también en diálogos con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Reprochaba la decisión ya que “son instituciones que podrían haber ayudado a Cuba, ya saben, en nuestros problemas económicos”. Afirmó en ese entonces.

El FMI, con sede en Washington, ha sido durante mucho tiempo un ente controvertido y nunca más que nada recientemente debido a su implicación en la crisis financiera griega. Los actuales líderes de Grecia han criticado la institución y tratado de eliminar su participación en la economía griega.

Los seguidores de Cuba durante mucho tiempo pueden sentirse aún más sorprendidos por la otra revelación de Castro: que sentía que era un error colocar al guerrillero argentino Ernesto “Che” Guevara a cargo del banco central cubano.

Las palabras exactas de Castro fueron: “¿Por qué hice eso?, no sé, porque obviamente el Che Guevara no sabía nada de finanzas y de bancos. Lo puse allí porque creo que confiaba en él. Error “.

Ernesto Guevara Lynch, el “Che”, es quizás, la figura más conocida de la toma comunista de Cuba, después del propio Fidel o quizás en el mismo nivel del podio. Guevara fue asesinado por las tropas bolivianas en 1967, pero su rostro idealizado, con barba y boina, todavía se vende estampado en el pecho de camisetas en todo el mundo.

Su influencia sigue siendo fuerte con los principales socialistas del mundo. El actual primer ministro griego, Alexis Tsipras, nombró a su hijo Ernesto en honor de Guevara.

Antes de convertirse en banquero central, Guevara se encargaba de matar a los enemigos políticos del nuevo gobierno. Vigiló la tortura y la ejecución fusilando a cientos de presos políticos en la famosa cárcel de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, ganándole el apodo de Carnicero de La Cabaña.

En noviembre de 1959 se convirtió en jefe del Banco Central de Cuba.

Menos de un año después, un viernes por la tarde de septiembre de 1960, Guevara usó milicias armadas para apoderarse de todos los bancos estadounidenses del país. Entre ellos se encontraban seis sucursales del National City Bank de Nueva York (ahora Citigroup), el Banco Nacional de Boston (Ahora Bank of America) y Chase Manhattan (ahora JPMorgan Chase). Estos tres bancos tienen aún demandas pendientes contra el gobierno cubano como resultado de la acción del terrorista argentino.

En gran parte como resultado de las políticas ideológicas de Guevara, que terminaron endeudando por décadas más y más a Cuba, Castro pidió ayuda al imperialismo Yankee. El consejo emitido por Rhodes fue: “Le aconsejé a Castro que tenía que hacerlo de manera organizada, con representantes de los bancos involucrados, para asegurar la credibilidad del país en los mercados internacionales de capitales”.

Castro llevó a cabo la reestructuración, pero posteriormente incumplió este acuerdo. Un estimado de $ 5 mil millones a partir de mediados de los años ochenta -estimado ya que los intereses aumentan a diario- sigue pendiente. Esa deuda se ha transferido de entidad en entidad a lo largo de los años y ahora se mantiene -en gran parte- en manos de un pequeño grupo de comerciantes y fondos de cobertura de Londres, que están esperando el día en que Cuba finalmente decida cumplir con sus obligaciones. Una especie de Salieris de los buitres.

Castro también le dijo a Rhodes que entendía que Cuba no le debía dinero a Citigroup por los bancos incautados, porque Citi había congelado los depósitos cubanos que recibían interés en Nueva York. Cuando Estados Unidos reabrió su embajada en Cuba después de 54 años, Castro parecía elaborar esa posición cuando argumentó en un ensayo en un periódico del Partido Comunista que Estados Unidos le debe a Cuba muchos millones de dólares por daños y perjuicios del embargo comercial Impuesto a la nación durante medio siglo.

Castro también se quejó en el ensayo sobre la posición de Estados Unidos eliminando el dólar estadounidense como el patrón oro en 1971.

En ese entonces, Rhodes explicó a Castro que no estaba de acuerdo con él sobre las deudas con Citigroup, diciéndole que tal vez piensas que es igual, pero no creo que sea igual porque todavía había mucho por hacer con los préstamos que Citi no podía recolectar porque fueron nacionalizados “.

Es esta una pequeña historia de un líder comunista no podía vivir sin el sistema capitalista, ya que vivía como tal.

 

Basado en el libro  Banquero al mundo: Lecciones de liderazgo de las líneas delanteras de las finanzas globales. Por William Rhodes.

 


Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 28, 2016


 

Tags: , ,

6 thoughts on “El Comunista que necesitaba a los capitalistas ya que vivía como tal”

  1. Castro no fue un dictador solamentes fue asesino y fue terrorista y ladron se le puede pregunatr a los de oriente y ver si el vivia como viven ellos en casa asi de tablas y papeles a ver si si vivia asi.

    1. Mas capitalista que Rockefeller.

  2. Che Guevara, El Fracasau

    • Dante Cerrone
    • posted on November 29, 2016

    Cuando los rusos le cortaron el chorro se dio cuenta de lo que el Che y otros habian hecho con la economía de Cuba. Alla no hubo ningun milagro de sobrevivir al embargo. Cuba tenia subvenciones. Asi cualquiera, no…?

  3. Al comunismo lo sufren los pueblos, los lideres comunistas disfrutan del capitalismo.

    • Fernando Casco
    • posted on November 28, 2016

    Castro tenía en liquido mil millones de dolares segun la revista fortuna… creer o reventar.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: