Caminando por la Calle o Soñando en una Biblioteca…

Share

 

lobo-aragon-ups Por Jorge B. Lobo Aragón.

Reflexión:

Caminando por las calles de la ciudad se sienten demasiados ruidos. Nada. Son las motocicletas, las cintas de los frenos, algunos gritos. Uno se da cuenta de que los produce gente que trajina, responden a necesidades. Pero puede ser lo peor las radios: Música, que puede resultar hermosa cuando uno tiene tiempo, ganas, disposición de ánimo para escuchar determinadas piezas. Pero en la calle se oyen por trozos, entreveradas con muchísimos ruidos ajenos y a veces mezcladas varias músicas entre sí. Entonces uno recuerda el apacible silencio de una niñez campesina y lo invade la nostalgia. Caminando por la calle, mordido por la nostalgia y aporreado por los ruidajes radiales, busqué refugio en una biblioteca. Me metí en la popular Alberdi, que queda en la 9 de julio al 100, al lado de Las Chismosa. Me puse a leer. Pero en la biblioteca s también tenían radio, que no la ponían a un volumen atronador, no, pero que se la oía. Me puse a leer, decía. Abrí un libro escrito por “San Juan” en el capítulo II, versículo 13: Estaba cerca de la pascua de los Judíos; y subió Jesús a Jerusalén”, (En la radio ¿qué sonaba? ¿Era cuartetazo o chámame?) , Y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados (me parece chámame y que ya termina). “Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas” (Ahora parece que pasan noticias, aunque no se distinga noticias de qué serán). “Y dijo a los que vendían chaplin-ee palomas: quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi padre casa de mercado”. Sorpresivamente, hubo un silencio. Alcé la vista, y lo vi. Joven, hermoso, con abundosa melena de nazareno. No digo que saltó, sino que se elevó como un ángel y se paró sobre los escritorios con un rebenque de cuerdas en la mano. Suavemente apoyó su sandalia sobre la radio, y ésta se despedazó. Salieron rodando unas pilas y había astillas de plásticos. Quedó hermosa, en un magnifico silencio. –Nosotras estamos cumpliendo horario de trabajo y tenemos derecho a distraernos-, dijo una bibliotecariaLa radio es un adelanto de la ciencia que nos ayuda a no pensaragregó otra más atrevida. Pero él haciendo cimbrar el flagelo de cuerdas le dijo: “Los mercaderes no están mal en el mercado, están mal en el templo. Estos ruidos son tolerables en las bailantas, pero la biblioteca es casa de estudio, de meditación, de pensamiento. A lo que sirve para no pensar no hay que traerlo aquí. ¿Yo? ¡Quedé en éxtasis, emocionado! ¿Las bibliotecarias? ¡Hechas un desparramo¡ Me dije: es posible que estemos ante la parusía del señor. Pero sea que “El” haya vuelto o no, lo que acabo de ver es extraordinario, de manera que bien vale la pena que anote esta fecha para continuar con mi reflexión el año que viene. Me fije en mi almanaque y escribí: era…era el 3 de diciembre de 2017. ¿2017? No; pensé: no puede ser 2017 porque recién estamos en 2016 casi a fin de año. Entonces me di cuenta de lo que pasaba: me había dormido y soñaba o estaba en medio de mi bilocación diaria mirando desde algún lugar de las constelaciones y estrellas otro suceso extraordinario para después contarle a mis lectores. La radio estaba entera, y evidentemente las pilas seguían adentro. Entre gangosidades metálicas sonaba un cuartelazo. Me fui a la calle. Para descansar quise oír los escapes de las motocicletas, un ruido sano pues no produce adicción. Pero al fin creo que me desperté. Pude ver en mi celular el mensaje de una amiga. “…Hoy es el 125 cumpleaños de “Charlie Chaplin”. Buen día para Recordar sus Declaraciones Sentimentales ante tanto ruido: “… Nada es para siempre en este Mundo, ni siquiera nuestros problemas. “…Me gusta caminar en la lluvia, porque nadie puede ver mis lágrimas.” “…El día más desperdiciado en la vida es el día en el cual no nos hemos reído. ¡La vida es para disfrutar con lo que tienes. Sigue sonriendo… amigo lector! Si ves la Luna… Verás la Belleza de Dios. Si ves el Sol… Verás el poder de Dios…. Y… Si ves el espejo, verás la Mejor Creación de Dios. Confía en él y disfruta “el Viaje” llamado “Vida”. La vida sólo es una. Con y sin radio… Vive HOY.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 3, 2016


 

Tags: ,

1 thought on “Caminando por la Calle o Soñando en una Biblioteca…”

    • CLAUDIO KUSSMAN
    • posted on December 4, 2016

    Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.
    Abraham Lincoln (1808-1865)

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: