El Caballo del “Amigo” Paz

Escribe: Dr. Francisco "Pancho" Bénard
Share

 

 

benard-young Por el Dr. Francisco Bénard.

 

Sólo tenía catorce años, apenas un jovencito que poco sabía de la vida. Fueron años plenos de felicidad, viviendo en Tucumán, lleno de amigos, muchos hijos de amigos de mi padre.

Tengo muchos recuerdos lindos, pero hay uno que fué y será inolvidable. Eramos diez jinetes y dos caballos por cada uno. Descansábamos de a dos en la montaña, al aire libre y cubriéndonos con escasas mantas que teníamos. De día cabalgábamos y de noche dormíamos muy temprano, ya que al amanecer debíamos recomenzar el largo camino a recorrer. El viaje nos llevó varios días. No encontrábamos mucha gente en el camino, salvo algunos ranchitos de vez en cuando.

Recuerdo cuando ingresábamos a los pueblos. Allí  estaban las chicas del lugar. Allí nosotros con nuestros caballos.

Lo primero que hacíamos era ir al río. Nos tomábamos un baño con agua fría, por supuesto y después una gran botella de agua de colonia para todos. Entrábamos así al pueblo, perfumados y a todo galope, tratando de llamar la atención de las jovencitas del lugar.

Pasaron asi varios días hasta que llegamos al campo del “Amigo Paz”, un gran amigo de mi padre, quien al reconocernos en el grupo de amigos que llegaba a su establecimiento para almorzar, me dijo y de manera muy cariñosa, como si fuera un hijo mas:

tobiano3                  tobiano                  tobiano2

-Allí esta la manada. Mira bien ¿Cual es el caballo que te gusta?

“Había un tobiano”, un maravilloso caballo que nunca en mi vida pude olvidar.

Días dias después llegaba a nuestra casa en el Arsenal Miguel de Azcuénaga, el tobiano marrón y blanco, más blanco que marrón.

Volví a Tucumán después de muchos años y ese recuerdo imborrable seguía en mi mente. Lo ubiqué al “Amigo Paz” y una noche nos juntamos y celebramos con una botella de “champagne”. Nos reímos y prometimos volver a encontrarnos. El destino no lo quiso, ya que el lamentablemente “El Amigo Paz”se fue con Dios. Ese caballo tobiano del “Amigo Paz” quedará en mi memoria por la eternidad.

 

Francisco “Pancho” Bénard es abogado, escritor y poeta.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 15, 2016


 

Tags:
Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: