Share

 

romero-22 Escribe: Marcelo Carlos Romero.

 

Los diversos y complejos problemas que acarrean el crimen y el criminal no respetan días ni horarios, ni domingos, ni feriados y tampoco fiestas de guardar. El delito no sabe de siestas ni de descanso nocturno. Los criminales no tienen en cuenta cumpleaños ni velorios. Simplemente están ahí, esperando sorprender. Aquellos que elegimos la especialidad penal dentro del gigantesco mundo del Derecho sabíamos de antemano nuestro destino insomne. Como el pediatra, que sabía desde sus épocas de residente que iba a recibir llamados telefónicos todos los días, todas las noches, toda su vida profesional. Jueces, defensores, fiscales, funcionarios y empleados judiciales del fuero penal estamos para eso. Para dar respuesta desde el Poder Judicial y desde el Ministerio Público a las demandas de la comunidad que nos sostiene frente a las tropelías del criminal. Del mismo modo cumplen funciones análogas policías y fuerzas de seguridad, como auxiliares de la Justicia. Recibir llamadas telefónicas del personal policial en servicio es parte de nuestra función. Cuando estamos de turno, dormimos con el celular en la almohada, contestando las mismas preguntas una y otra vez, evacuando las mismas dudas. Los agentes judiciales no tenemos títulos de nobleza, solo diplomas de abogados. No estamos por encima del resto de la comunidad, sino a su servicio. Si preferimos el descanso nocturno pleno y placentero, podemos elegir otro fuero, otra especialidad. Nadie nos llamará de madrugada por una hipoteca o por la donación de una propiedad con reserva de usufructo. La Policía espera nuestras directivas en medio de los procedimientos. Ellos están en la calle, poniendo en juego su integridad física. Nosotros estamos en el despacho judicial o en nuestra cama. Aún con sueño y con cansancio, les debemos respeto y consideración. Paciencia y actitud docente. Por otra parte, la buena educación, los buenos modales, la más absoluta colaboración con nuestros auxiliares y la tolerancia, no se enseñan en la Universidad.

 

El doctor Marcelo Carlos Romero es Fiscal de la Provincia de Buenos Aires (Departamento Judicial La Plata) y Miembro de Usina de Justicia.

 


Visite el blog del

pi-romero




PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 11, 2016




 

Tags: , , , ,

8 thoughts on “Una justicia insomne contra el delito”

    • Carlos Gancedo
    • posted on December 16, 2016

    Fornassari, el ñoqui que duerme de lo lindo.

    • Adrián Rodelli
    • posted on December 12, 2016

    Hay que ver si a el griton no lo ascienden, no es cierto?

  1. Me imagino como habra tratado Bush al servicio de intelifgencia cuando le avsron de las torres gemelas: “Estoy durmiendo la mona!!!”

    • Germán Tevez
    • posted on December 11, 2016

    Fornasari: Hay laburo aca en el mercado central!!!

  2. En las funciones de seguridad, uno tiene que estar siempre bien predispuesto, con el hombre-policía que trabaja. Nadie lo obliga a uno ser miembro del poder judicial o policía. Si se quiere algo cómodo y con horarios diurnos se puede lograr como bancario. Los acontecimientos dramáticos se producen fines de semana y en horario nocturno. Al personal si se le muestra mala predisposición se abstendrá de llamar y consultar y luego de trabajar. Allí es donde comienzan los problemas. Actuando tan mal como lo hizo ese Fornasari el personal se desmoraliza primeramente, y alguno “convenciéndose” de que vender drogas es una pe….dez, como él repitió, se quedará con el secuestro y lo venderá en la otra esquina. Asimismo es digno de mencionar que tendría que haber ordenado el allanamiento de la vivienda del detenido en busca de mas droga, celulares, etc, lo cual daría para mas detenciones y secuestros. Es increíble que no lo haya hecho, “quemó” el procedimiento allí nomas. Un policía contaminado, de “verso” le vende esa diligencia al imputado. Realmente un mamarracho, lo hecho por el secretario, que puede llegar a ser juez. No todos los funcionarios judiciales son así. Mi reconocimiento a los buenos de verdad. En esta nota hay un reconocido ejemplo. Cordialmente

  3. Felicitaciones al dr. Romero.
    Seria irrisorio que ahora tengamos que aplaudir a funcionarios por cumplir con su deber, pero si es indignante saber que le pagamos un sueldo (sueldazo) a incompetentes como el imbecil de Fornasari.

    • Walter O. Masogni
    • posted on December 11, 2016

    Que hay que hacer con los que se hacen los “reyes” del pais? Ercolini espero que no pongas a Fornasari en el freezer por un tiempo y despues lo resucites…

  4. Estas son la obligaciones y la profesionalidad que tiene que tener un funcionario público. Punto. Chau Fornasari.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: