Share

 

Escribe Carlos Belgrano.

 

Como no suelo guardar archivos sobre mis entregas, no recuerdo certeramente si mencioné este tema

antes de ahora.

Pero como el desarrollo de los hechos internacionales cuenta con su propia dinámica, creo que nunca está de más, esbozar nuevas hipótesis.

Este “Pato Donald”, para algunos, tiene los días y/o meses contados, por su carácter indómito y egocentrismo desmedido para los tiempos que corren.

Se apresta a un enfrentamiento directo con China, por el refuerzo que promete de la Séptima Flota, con

más submarinos nucleares en todo el sudeste asiático.

Una guerra comercial en principio con su puerta trasera -México- será una constante en su inminente

administración.

El enfrentamiento con Hollywood, Wall Street, la Prensa Asociada y la propia Agencia Nacional de Seguridad, lo tornará inestable en cuanto a su integridad física.

Enfrenta demasiados intereses corporativos que hasta ahora eran “las vacas sagradas del sistema”.

Lo que trae a mi memoria, un tanto oxidada lo admito, una anécdota protagonizada entre “Joe” Kennedy

y su hijo “Jack” en el verano de 1961.

El caso fue que el Patriarca le comentó a su hijo mayor que los tipos de la Bolsa de New York, eran unos

canallas.

Era sábado y en la tertulia familiar Bostoniana, participaban muchos de sus miembros.

Pero se supo luego que el actor Peter Lawford, cuñado del Presidente lo filtró a los Medios.

El resultado fue que en la apertura de la rueda del lunes siguiente, todos los operadores en el recinto,

se colocaron una cocarda que decia “soy un hijo de puta”.

Fue todo un meta mensaje que dos años después, tendría su epicentro en Dallas.

Donald Trump, si bien es el emblema del “antisitema” de todo Washington DC y sus intrigas, es de la

opinión que se encuentra suficientemente cohonestado por el holgado respaldo de sus votantes, víctimas de la decadencia Norteamericana.

El y sus asesores son de la opinión que con ello bastara, pero si eso creen, no estudiaron la historia de su propia Nación.

Muchos siguen afirmando que John Wilkes Booth -el asesino de Lincoln-, era un Confederado resentido por la derrota de los Sudistas.

He reunido en estos últimos treinta años, la suficiente documentacion respaldatoria que el homicida actuó por ordenes directas del Secretario De Guerra Edwin Stanton, quien ordenó la ejecución del Presidente, porque se oponía ferreamente a la politica del viejo Abe, de tender un manto de olvido y perdón a los Estados Sureños.

Y porque las conspiraciones presidenciales siempre son ejecutadas por los mas cercanos a la víctima.

Sucedió con Julio César, con Robespierre, con el exiliado Bonaparte, con Stalin a manos del Mariscal Zukov, con JFK por parte de su Vice Lyndon Johnson, quien era partidario de una intervención directa y sin mas demoras en Vietnam,  Laos y Camboya, Juan Pablo I y con cientos de otros casos desde aquel afamado ateniense -Pisistrato-, a manos de sus dos hijos varones.

En otras palabras y yendo especificamente al caso Yankee, lo cierto es que ellos nunca apelaron a los Golpes de Estado, sino a la supresion de sus Presidentes si las cosas se salían de curso.

Trump puede y casi seguro será ese epifenómeno de recurrencia supresiva, si no opta por la moderación.

Pero todo indica que no recurrirá a dominar su altivo temperamento, porque planea reposicionar a USA

al status que tenía en los ochenta, cuando un mediocre actor como Reagan se apropió de Occidente y

los restos de la Union Soviética.

Y en esa Cruzada que esta vez acendrara el racismo de los ex Estados Secesionistas en perjuicio de los caras sucias afros, encontrará más enemigos en el camino que quizás en conjunto nos hagan presenciar

a…

TRUMP Y EL PELIGRO DE SU PROPIO MAGNICIDIO.


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2017


 

Tags: , , , , , , , , ,

8 thoughts on “Trump y el peligro de su propio magnicidio”

    • patricio
    • posted on January 14, 2017

    La caida de Lincoln como la de Kennedy, fue que establecieron que los EE. UU. iba de imprimir su propia moneda con el respaldo del Trabajo y la Producción de los Estados Unidos, sqacandole el negocio a los Bancos Privados que son los que emiten la moneda que le venden al gobierno. Kennedy firmo el decreto 11.110 el 4 de junio de 1963 ¿que pasó el 22 de noviembre?, Abraham lo hizo el 5 de febrero de 1862. El primer decreto de Lyndon Johnson fue anular el decreto anterior. Con los dólares no se juega. Mientras Trump no toque la banca y los negocios armamentisticos y farmaceuticos, va a hacer algunas cosas por aqui y por allá, pero donde quiera meter mano en otro lado, quinto presidente rumbo al cadalso.

  1. Que tenga que responder a acusaciones en el congreso o que lo intente matar un loquito, vaya y pase… lo demas son platos voladores…

  2. Es decir que Johnson voleto a Kennedy? Que Booth fue enviado a matar a Lincoln? Que a Nixon le hicieron la cama y no se defendio bien? Que ha Hinckley le pagaron para voltear a Regan? Las torres gemelas invento de Bush? No volemos, por favor.!

    • Carlos Javier Urruti
    • posted on January 14, 2017

    Señor Belgrano: Me gustaría obtener la bibliografía que une a Stanton como orquestador del asesinato de Lincoln. Nunca he podido encontrar nada que triangule a Stanton, Booth y Lincoln a menos que vea la “muy novelada” película de Redford. Gracias.
    Javier Urruti

  3. Nadie ha podido probar estas teorias de conspiraciones.

    1. Estimado Guillermo, plenamente de acuerdo con Usted, si bien respeto todas las opiniones y todas las creencias. De ser ciertas estas conspiraciones nadie podría detener las pruebas, sus publicaciones y también sus consecuencias. Digno ejemplo de ello fue el “Watergate scandal”. Gracias por su participación.

    • Héctor Bueno
    • posted on January 14, 2017

    No entiendo muy bien el último párrafo: Cual fue la cruzada que limpió el conflicto racial? O cual es esa cruzada? Si el redactor visitara en “Deep South” de Estados Unidos, se daría cuenta que el racismo (No el KKK) está lamentablemente incorporado al sistema de vida de sus pobladores.

  4. Mas que interesante el oscuro pronostico del señor Carlos Belgrano. De cumplirse y de llevarse a cabo este magnicidio será una muestra mas de que el ser humano no avanzó ni se superó. Solo lo hizo la ciencia y la tecnología. Justificará plenamente la frase atribuida al poeta Lord Byron: “más conozco al hombre más quiero a mi perro”. No soy ingenuo porque en mucho tiene razón, solo hago votos para que esto no ocurra.
    CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: