Share

 

 

Escribe Luis Bardín.

 

 

 LAS INTOCABLES

 

 

Dos campeonas y adalides

de los derechos humanos

parece que mucha plata

han cobrado del estado.

 

Señoronas millonarias,

con hijos acomodados

y una justicia parcial,

con falaz prevaricato,

han convencido a millones

que hubo asesinos buenos

y criminales muy malos.

 

Los buenos cobran en verde

los malos, ya octogenarios,

sin que aún se los condene:

que se pudran en la cárcel,

no habrá derechos humanos.

 

Como nadie, estas señoras,

esa causa manosearon

con crueldad y por venganza,

con cinismo y con descaro.

 

Cancerberas de la lesa

no quieren revisionismos

ni contar la historia entera

que destapen las mentiras

de cifras que se exageran.

Suicida es el funcionario

si un día se le ocurriera

mostrarles la realidad

que pondrían en evidencia

todo el odio que ellas sienten

circulando por sus venas.

 

No se puede disentir

de sus parciales creencias

y menos poner en duda

la historia que hoy se falsea.

Le han sacado buen provecho

a sus lutos y a sus penas

y hasta reciben bocados

de aquellas que son ajenas.

Luis Bardín.

1 thought on “Las Intocables”

  1. Pingback: Micro Frontends

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: