No Saben, No Quieren, No Pueden. Contestación a la carta de la señora Vásquez en La Nación.

Share

 

La señora María Elena Vásquez envió una carta al diario La Nación en la cual establece una posición ideal de convivencia… a menos que …

 

 

Derechos humanos

 

En estos años los argentinos estamos pagando con esfuerzo nuestros impuestos y también el “curro de los derechos humanos”. Propongo que se haga una lista para los que quieran seguir aportando a Madres de Plaza de Mayo, Abuelas, Familiares, y que lo hagan ellos. Por mi parte, yo no quiero, y además quiero que devuelvan los que cobraron dentro de las “22.000 mentiras”.

 

María Elena Vásquez

 

 

NO SABEN, NO QUIEREN NO PUEDEN

Muy lógico y loable lo solicitado en la fecha en la Carta de Lectores de María Elena Vásquez, pero realmente es un imposible o casi utópico, a pesar que seguramente una gran mayoría de la población compartirá  su idea.
Primero porque fue un eslogan de campaña como así también se dieron otros en diferentes temas. Los beneficiados en estos casos han lucrado y depredado dineros estatales en todos estos años, con cobros secretos que nadie sabe quien recibió y quién no. Así se beneficiaron familiares de quienes murieron atacando al estado, por detonación accidental de sus propias bombas, e inclusive por ejecución sumaria al traicionar a las organizaciones terroristas de la cual eran parte. Segundo porque los miembros de todas estas organizaciones de DDHH acostumbradas “al curro” se movilizan y presionan permanentemente haciendo mucho ruido. Utilizan el escrache, inventado hace más de 70 años por el nazismo, producen miedo y esto les da resultado. El gobierno con decreto anti piquete al medio, y manifestaciones grandilocuentes, no se anima a aplicar la ley. Así transitar libremente, derecho que expresa claramente la Constitución, también es utópico.

 

MUERTOS BUENOS, MUERTOS MALOS

El resto nos comportamos civilizadamente dentro de las normas legales y entonces somos una mayoría silenciosa. Los dirigentes gubernamentales prefieren a quienes los extorsionan. Entretanto todo esto ocurre, se discute sobre la cantidad de muertos por el terrorismo. Si estos se reconocen o no, ya que en el extremo de lo injusto y absurdo parecen haber muertos buenos y muertos malos. Si hay que ir preso por opinar y expresar ideas, y así hasta el infinito. Mientras quienes estamos ilegalmente detenidos por haber defendido a la patria o solo haber usado un uniforme, seguimos encerrados en ese mundo paralelo llamado prisión. Allí la luz de la justicia, la verdad y los DDHH no llega. Solo lo hace la muerte, a través del tiempo ilegalmente prolongado, “manejado” arbitrariamente por verdaderos delincuentes asesinos.

 

“Los asesinos no son monstruos, son hombres. Y eso es lo más aterrador sobre ellos”.

Alice Sebold (1963- )

Tags: , ,

4 thoughts on “No Saben, No Quieren, No Pueden. Contestación a la carta de la señora Vásquez en La Nación.”

    • Facu Ayala
    • posted on February 8, 2017

    Si un tipo que vivio (aunque joven) los stentas en argentina, que sabe que hay curro con los derechos humanos, que llega a presidente y se borra, tambien respeta el RELATO DE LOS KIRCHNERS… estamos en el horno.

    • Gerardo Ibarra
    • posted on February 8, 2017

    Las madres y las abuelas se prostituyeron enlodando el nombre de los verdaderos desaparecidos. No hay otra lectura.

  1. Yo discrepo con que “Una gran parte de la poblacion ” estaria de acuerdo con la carta de lector de la sra vazquez. Hay mucho subvencionado. hay mucho antipatria. hay muchos que les conviene seguir con el relato k

    1. Jamaica, es verdad que se quiere que todo siga igual, lo cual nos hace como país, algo inviable. Es común a Latinoamérica y por ello tenemos los políticos que tenemos. Ellos se adaptan a lo que el pueblo que los vota mas le gusta. Así cada uno inventa un eslogan mágico. Como que con la democracia se come, educa, etc. A triunfar, a triunfar, etc. Estamos condenados al éxito. Vamos por todo. Cambiemos para ser felices. De sacrificio, trabajo y estudio intensivo poco y nada. Respeto a la Justicia con mayúscula nada. Sangre, sudor y lágrimas menos. Eso es para pocos. “Una gran parte de la población” no es mayoría, solo es una gran parte. Le adjunto 2 imágenes que demuestran la anarquía existente (sin cuestionamiento moral alguno, solo señalo la anarquía. En este caso, como siempre, los daños de la misma lo pagamos nosotros) Gracias por participar. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: