Prisionero En Argentina dialogando con Dean Dexter, Periodista y Secretario de Estado de New Hampshire, sobre la Argentina de los años setenta

Primera Parte
Share

 

 

Dean Dexter, un hombre profesional y afectivamente ligado al fallecido ex Embajador en Argentina Robert Charles Hill, conoce la trágica historia de nuestro país y de Latinoamérica en los años setenta. En sus funciones de periodista y servidor público domina dos lados importantes de estos sucesos. El señor Dexter, ahora en su cargo en la Secretaría de Estado de New Hampshire tuvo la amabilidad de dialogar con PrisioneroEnArgentina.com y compartir sus observaciones y sapiencias.

 

 

PrisioneroEnArgentina.com: Señor Dexter, por un tiempo prolongado he tenido la aspiración de conversar con usted ya que sé que ha tenido experiencias con la Argentina de los años setentas.

Dean Dexter: Bueno, sí. Primero de todo… Fabian Kussman, tu nombre me suena muy familiar…

PrisioneroEnArgentina.com: En realidad he escrito algunos artículos. Claro, no tan buenos como los que usted ha redactado. Digo ha, ya que ahora usted se ha dedicado a la política.

Dean Dexter: Soy un periodista, y he trabajado para Robert C. Hill, y le he visitado en Argentina cuando él era embajador allí. Yo era muy cercano a su hijo, Graham Hill, quien falleció hace dos años, en septiembre. Actualmente en mi puesto de Asistente de la Secretaría de Estado en New Hampshire.

PrisioneroEnArgentina.com: Usted escribió una serie de artículos sobre Argentina en esos tumultuosos años. ¿Por qué Argentina? Entonces era un territorio muy peligroso.

Dean Dexter: Si, lo era. Pero cuando estuve allí, no lo hice en mi capacidad de periodista. Más lo hice como visitante. Como amigo y como asistente del Embajador Hill. No estaba destacado allí.

PrisioneroEnArgentina.com: El embajador Hill mencionó, en un reportaje de 1978, lo peligroso que era ser funcionario o empresario americano en Argentina.

Dean Dexter: Si. El embajador Hill era muy cercano al presidente Nixon. El conoció a Richard Nixon cuando Nixon era el vicepresidente de Eisenhower. Bajo la administración de este último fue (Hill) embajador en Costa Rica, El Salvador y México. Pero cuando estaba prestando servicios en Argentina, tuvo que tener mucho personal de seguridad. Más que en cualquier otro destino. Cuando viajé a visitarle en diciembre de 1975, le aguardé en su residencia ya que el Embajador estaba en una reunión. Cuando él retornó, me relató que apenas pudo escapar con su auto de un atentado con una bomba en las calles de Buenos Aires. Salvó su vida gracias a su auto acorazado y a que poseía un muy bien entrenado cuerpo de seguridad. Entre estos últimos, guardaespaldas, marines y más guardaespaldas que el gobierno argentino le proporcionaba. En otra oportunidad, nos encontrábamos en la residencia del Embajador a finales de 1975 y hubo un intento de golpe de estado, fallido. Sin embargo, no apreciamos ninguna manifestación de la gente contra este evento.

PrisioneroEnArgentina.com: Luego vino el golpe de estado efectivo. Usted escribió sobre esto. ¿Cuándo se enteraron que se produciría?

Dean Dexter: Nos encontrábamos allí. Nos enteramos en el mismo momento que se produjo. Diferentes agencias nos avisaban.

PrisioneroEnArgentina.com: ¿Usted tiene conocimiento de cierta disputa entre el Embajador Hill y el Secretario de Estado Henry Kissinger?

Dean Dexter: Yo sé de alguna disputa. El Embajador Hill estaba muy preocupado con lo que sucedía en la guerra entre militares y terroristas. Él había estado aconsejando al gobierno que deberían moderarse. El problema fue que el Canciller Guzzetti, cuando este se entrevistaba con Kissinger, Kissinger le informaba lo contrario a lo que Hill pensaba. Había un elemento allí… de discrepancia. El Embajador Hill estaba preocupado por ciertas violaciones a los derechos humanos y por el terrorismo reinante.

PrisioneroEnArgentina.com: ¿Cuáles eran estas preocupaciones?

Dean Dexter: El Embajador Hill estaba muy preocupado. Algo emocionante es que firmó un documento en el cual decía que, en caso de ser secuestrado por organizaciones terroristas, no se pagara ningún rescate por su persona.

PrisioneroEnArgentina.com: Esto hubiera sentado un precedente.

Dean Dexter: Claro. No sé si estas al tanto de esto, pero algo muy interesante del Embajador Robert C. Hill es que él era un conservador. Él era anti comunista, y lo fue durante la Guerra Fría. Pero esta ideología no lo trababa para corregir errores. El Embajador sostenía un legado al comienzo y al final de su vida. En el comienzo, él fue uno de los primeros -en su desempeño como representante en México- que vio a Castro como comunista y como un tirano. Un visionario que detectó esto antes del golpe a Batista. Hill era amigo íntimo de Spruille Braden -fugaz embajador en Argentina en los ‘40-. Braden fue Embajador en Cuba y fue muy controversial en Argentina. Perón solicitó que Braden sea removido de su posición en Argentina. Le donó mucha información a Hill. Este último era Embajador en España cuando Perón estaba exiliado allí. Es por ello que tenía mucho conocimiento de la situación en Argentina. Y de Sudamérica, donde había mucha actividad terrorista.

PrisioneroEnArgentina.com: ¿El Embajador Hill informaba al presidente y además al Congreso de toda actividad terrorista?

Dean Dexter: Hill no solo servía como Embajador, sino que además era de asistencia en relaciones con el Congreso. Tenía muchas relaciones con senadores americanos. Era muy conocido (Hill) en Washington y no temía hablar de temas que podrían estar en conflicto con la opinión de pesos pesados, alguien como Kissinger. Por ejemplo, en 1959 cuando la revolución en Cuba, Hill enviaba cables a sus superiores en Washington. Principalmente a Milton Eisenhower -quien era hermano del presidente Ike Eisenhower-. Esa información decía que Castro era ya un comunista, mientras el New York Times le celebraba como el salvador de la nación (cubana). No hay que escapar a la realidad de que Batista era un dictador y que estaba muy ligado en negocios turbios con la mafia americana. No son situaciones placenteras, pero en los tiempos de la Guerra Fría, cuando la Unión Soviética se desplegaba a través de toda Latinoamérica, Hill era uno de los pocos embajadores, jóvenes embajadores, que advertían sobre esta amenaza.

 

Continuará.

Fotos: Archivo personal de Dean Dexter.

 


Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 8, 2017


 

Tags: , , , , , , , ,

30 thoughts on “Prisionero En Argentina dialogando con Dean Dexter, Periodista y Secretario de Estado de New Hampshire, sobre la Argentina de los años setenta”

    • José Luis Pancieri
    • posted on February 12, 2017

    Buen reportaje para conocer la verdadera historia negada por nuestros pares.

    • Alberto Kruzniak
    • posted on February 10, 2017

    Muy buena nota. La verdad va apareciendo de a piquitos, pero va viendo la luz.

  1. I agreed with Mr. Dexter. I know Mr. Hill main concern was (that) the Argentine Government could get the terrorist problem under control as quickly as possible

      • Barbero, Julia
      • posted on February 10, 2017

      Traducción:
      Estoy de acuerdo con el señor Dexter. El embajador Hill estaba esperanzado en que el gobierno Argentino tomara bajo contral el problema del terrorismo.

    • Henry Aielo
    • posted on February 9, 2017

    Brillante trayectoria Dean Dexter.

  2. I well known american personalities like Carter and Hill were human rights advocates and also very concern with terrorism in Argentina. There is no way to find out Kissinger participation in war crimes bc he is a very smart guy. We suspect, we have no proof.

    1. No sé inglés. Por favor, alguien que traduzca. Gracias.

        • TRADUCCION
        • posted on February 9, 2017

        Camille Ostermann2 horas hace
        Personajes estadounidenses conocidos como Carter y Hill eran defensores de los derechos humanos y también muy preocupados por el terrorismo en la Argentina. No hay manera de averiguar la participación de Kissinger en crímenes de guerra, ya que es un tipo muy inteligente. Sospechamos pero no tenemos pruebas.

    • Carlos Bucci
    • posted on February 9, 2017

    Aca todos son Monarcas… en EEUU son servidores públicos. No hay ciudadanos VIP

  3. Estaba junto a mi hijo, Fabián, cuando me dijo voy a llamar a Mr. Dexter. Lo atendió una secretaria, Fabián le explico que hablaba de PrisioneroEnAergentina y que deseaba hacerle un reportaje. Para mi sorpresa y conociendo el paño de los políticos y periodistas de Argentina, se me cayo la mandíbula cuando alcance a escuchar a la distancia su amable voz. interesado en lo que le preguntarla mi hijo. Un ejemplo de sencillez y don de gente!!!

    1. Increíble señora. No tengo palabras; se mi hizo un nudo. Perdón.

    • Patricio
    • posted on February 9, 2017

    Deberian llevarlos a Intratables para enfrentar con datos a varios panelistas desinformados o mal formados.

  4. ¿¿¿Si un periodista cuenta esto aca Macri lo hace dar un paso al costado???

  5. Muy buena nota. No tengo palabras. A los comentario precedentes les sumé “un dedo” arriba, (muy buenos todos)

    1. Si excelente reportaje.

  6. Great piece, Mr. Dexter spoke the truth. Also, I belive Mr. Hill died a very prematurelly age, broken and very sick. Rumor has it that all his experiencies in Argentina (Bombs, attacks, etc.) helped to develop some kind of depression.
    truly,
    Joseph Casello
    josephcasello@planetmail.net

      • TRADUCCIÓN
      • posted on February 9, 2017

      Gran pieza, el Sr. Dexter dijo la verdad. Además, creo que el Sr. Hill murió muy prematuramente de edad, roto y muy enfermo. Se rumorea que todas sus experiencias en Argentina (bombas, ataques, etc.) ayudaron a desarrollar algún tipo de depresión.
      verdaderamente,
      Joseph Casello

      • Gabriella Morris
      • posted on February 9, 2017

      I knew the story. I had the opportunity to meet Mr. Hill’s spouse Cecelia -a lovely lady-.

        • TRADUCCIÓN
        • posted on February 9, 2017

        Conocí la historia. Tuve la oportunidad de conocer a la esposa de Hill, Cecelia, una señora encantadora.

    • Roberto Suarez
    • posted on February 9, 2017

    En el exterior saean lo que acá no quieren saber. Una vergüenza. No esperemos nada de Macri, está en la de él.

  7. Bombas y atentados todos los dias parece que no importa para una gran parte de la sociedad y no importa para la totalidad del gobierno macrista. EMs una pena que sigan “militando” tanto o mas que la dictadura K

  8. Que de disparates se han cometido. Y todavia no sale a la luz la verdad que es bien evidente, pero los operadores terroristas todvia se mueven con mucha rapidez e inteligencia para no perder terreno.

  9. Muy buena ilustración para los negadores de la historia real.

    1. Los negadores de la verdad como decis son parasitos subvencionados, y politicos corruptos. Hasta los verdaderos terroristas o ex terroristas para no ofender, ya cuentan la verdad.

      1. En esa lista faltan los periodistas mediocres y una iglesia sobrnada.

  10. Felicitaciones Fabián, excelente la entrevista que realizaste. Muy destacable el señor Dean Dexter quien su condición actual de funcionario no impide que se exprese en forma honesta y veraz. Por estas latitudes estos son actos de excepción que muchas veces se pagan con el repudio brutal de quienes piensan distinto y en consecuencia abusan de su poder. Importante por ser el testimonio de una visión externa de nuestra trágica historia que lamentablemente sigue latente hasta nuestro días con un alto costo de injusticias y vidas, en este caso de nosotros los adultos mayores y nuestras respectivas familias. Mientras nuestros funcionarios se hacen los ciegos, sordos y mudos. Con afecto CLAUDIO KUSSMAN

  11. Kissinger era el “Zannini” de Gerald Ford.

  12. Ojalá los periodistas de aca tuvieran el coraje de decir la verdad, pero lo veo tan verde a eso.

  13. Muy interesante. Espero que los dudosos como nuestro presi se dediquen a leer un poco mas sobre lo que pasó en los 70s

    1. Es un costo muy grande. Macri no se va a jugar NUNCA

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: