CARTA DE UN PRESO “REPRESOR” A UN PRESO “COMÚN”

Share

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

OPERACIÓN DE INTELIGENCIA

Respetable preso común, en los últimos tiempos vemos que medios de difusión a mi parecer tendenciosos, reiteradamente publican artículos en donde hace saber de lo mal que están ustedes y los beneficios que tenemos nosotros, los considerados “represores, torturadores o apropiadores de niños”. Le diré que de ser cierto que usted siente y piensa esto, y no se trata de una operación de inteligencia, yo experimento lo mismo que usted pero a la inversa. Goza de beneficios que yo no tengo ni nunca llegaré a tener. Nosotros como presos somos muy distintos. Por su edad usted puede ser mi hijo o mi nieto y esto hace que por ejemplo su resistencia a las temperaturas extremas de la prisión sea mucho mayor. En nuestro caso la deshidratación y la descompensación son muy rápidas y ni hablar de las consecuencias cuando el frío nos atenaza. Lo mismo es para las visitas, nuestras esposas con edades próximas o superiores a los 60 o 70 años quedan no solo anímicamente destruidas, también físicamente luego de venir a vernos. Para ellas acarrear las vituallas es un esfuerzo extremo.

 

SIN URGENCIAS DE SEXO, DROGAS O ALCOHOL

Los aventajamos a usted y a sus pares en que no tenemos urgencias de índole sexual, ni tampoco adicciones al alcohol o drogas. Contados con los dedos de una mano son los que fuman tabaco muy moderadamente. Al ser de otra generación, con formación en hogares y organismos de férrea disciplina somos respetuosos, ordenados, limpios en lo personal y en el ámbito en el que nos desenvolvemos. También todos estamos económicamente estabilizados. Tanto es así que llegamos a utilizar elementos de limpieza comprados por nosotros mismos cuando no son provistos. Eso más allá  de desodorantes ambientales, desinfectantes, etc. que como es sabido no se proveen. A título ilustrativo adjunto copia de un letrero solicitando colaboración que un prisionero adulto mayor, adhirió en el salón de visitas en enero de  2016 y  tickets de compra en la proveeduría de la U31, de artículos de limpieza que yo donara.

 Presione las fotos para expandir

 

ACÓPIO DE PRUEBAS

Sé que no corresponde que como prisioneros tengamos que hacer esto, de allí que acopie todo elemento que a futuro pueda acreditar mis dichos como denunciante. Ocurrirá, si es que algún día llegan funcionarios justos y probos, a este territorio llamado Argentina.  Como otros prisioneros  doné libros para la biblioteca nuestra y la del anexo de mujeres, detenidas por delitos federales… comunes por supuesto. Aún hoy con transitorio arresto domiciliario envío libros a diferentes prisiones. Los muebles, como mesas, sillas y manteles de plástico y colchones que utilizamos son nuestros y donados al lugar cuando morimos, porque a diferencia de ustedes así salimos nosotros de la prisión, o excepcionalmente volvemos al hogar, también para morir días después en él.

 

LAS CUCARACHAS Y LA JUSTICIA BURLONA

Lo que si compartimos casi igualitariamente son las  “Blatta orientalis” o sea las persistentes y abundantes cucarachas penitenciarias. En lo que respecta a las computadoras son aportadas y reparadas por nuestra cuenta. NO ESTAN CONECTADAS A INTERNET, eso es una falacia periodística. Las necesitamos ya que las causas que nos instruyen son laberínticas y constan de decenas de miles de fojas. A diferencia suya, aparte de no escucharnos, en ellas somos nosotros los que debemos probar que hace 40 años no fuimos autores de tal o cual hecho, lo cual es una burla a toda razonabilidad y un encubrimiento al “relato”. Con esto no digo que no se hayan cometido abusos en puntuales hechos. En nuestro caso a diferencia de ustedes,  la ley puede ser retroactiva y un solo testigo que no nos mencione, es suficiente para que los fiscales y togados INFIERAN, nuestra culpabilidad. En una palabra para nosotros existe la pena de muerte, de la cual usted por suerte está exceptuado. Cuatrocientos fallecidos en cautiverio así lo certifican. Cincuenta de ellos con este gobierno,  ratifican que el exterminio continúa.

 

 

 “¿Creen que los hijos del país puedan volver a las cadenas?

¿No conocen los enemigos que, aun cuando logren

nuestro exterminio, nuestros hijos han de vengar la muerte de sus padres?”

 Mariano Moreno (1778-1811)

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 16, 2017


 

Tags: , , , ,

28 thoughts on “CARTA DE UN PRESO “REPRESOR” A UN PRESO “COMÚN””

  1. Pingback: buy ativan online overnight delivery

  2. Pingback: can i buy online

  3. Pingback: can i buy online

  4. Pingback: faxless payday loans novi

  5. Pingback: everest cash advance las cruces

  6. Pingback: plaquenil and sjogren's

  7. Pingback: paxil and vyvanse

  8. Pingback: glyburide-metformin

  9. Pingback: neurontin 100mg capsule

  10. Pingback: propecia dangers

  11. Pingback: taking synthroid

  12. Pingback: diflucan 150mg tab

  13. Pingback: priligy prescripciГіn es

  14. Pingback: clomid discontinued

  15. Pingback: prednisolone 15 mg

  16. Pingback: acne antibiotics doxycycline

  17. Pingback: albuterol 0.083 brand name

  18. Pingback: buy stromectol online

  19. Pingback: zithromax otc

  20. Pingback: lasix 120 mg

  21. Pingback: 250mg amoxicillin capsules

    • Juan Melo
    • posted on February 18, 2017

    Perfecta visión

  22. Pobre gente utilizada por los vendepatria

    • Patricio
    • posted on February 16, 2017

    Schoklender tres (3) carreras universitarias con nuestro dinero y se dio el lujo de estafarnos con empresas ligadas a los derechos humanos. ¿Un parridica en un paìs serio hubiese podido estudiar de esta forma? No creo, solamente acá se permite que un homicida estudie medicina y un estafador o ladrón de bancos, Abogacia.

  23. Espanto…

    • Adam Correa
    • posted on February 16, 2017

    A mi tio no podemos llevarle comida caliente en papel de aluminio… pensaran que va a hacer un cuchillo con eso?????

  24. A eso podemos sumarles que a los comunes les permiten estudiar en la Universidad de Buenos Aires y a los presos políticos no, según un dictamen del Consejo Superior de la UBA que contraria abiertamente el sistema de estudio en prisiones creando una discriminación inaceptable por la Ley.

      • Jorgelina Villamayor
      • posted on February 16, 2017

      Parte del metodo K para los q querian estudiar derecho…

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: