Share

 

 

El artículo JULIO TORTI O TERMINANTEMENTE PROHIBIDO OPINAR EN ARGENTINA, trajo un intercambio de correspondencia con el ciudadano mencionado. Aquí reproducimos los mismos.

 

 

[one_half padding=”0 20px 0 0″]

Estimados señores,

A raíz de la nota que publicaron hace un tiempo y que me involucra quiero aclarar que no borré el post al que se hace referencia, esto es falso. Además sigo posteando y compartiendo la mayoría de las publicaciones de Celtyv, igual que lo hice siempre.

Agradezco mucho la postdata pero renuncié a mi cargo en ACUMAR por diferencias manifiestas con el ministro Bergman.

Sigo opinando de igual forma en mi facebook y en el ámbito que me toca actuar. Nadie me va a cambiar. No me afecta el virus del miedo ni intento calmar a nadie que se pueda molestar con mis opiniones personales.

Por otro lado sigo  luciendo mi tatuaje: un ancla y una margarita, en honor y en memoria de mis padres. De ambos estoy muy orgulloso.

Atentamente

Julio Torti (h)

DNI 11956090

 

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 20px”]

Estimado Señor JULIO TORTI

Pese al tiempo transcurrido, le aseguro que su respuesta llegó en el momento justo para servirme de aliento. Estando en la situación de prisionero ilegal frente  a un gigantesco Goliat, muchos se dejan estar y “que sea lo que Dios quiera” como se dice y repite una y otra vez frente a alguna desgracia que nos pueda deparar la vida. No es mi caso y con el apoyo incondicional de mi familia, lucho, no callando nada ante la iniquidad, pase lo que me pase. Reconozco sí que  periódicamente  se sufren “bajones” anímicos (por suerte muy espaciados). Estando en uno de ellos, es cuando recibo y leo su mail y le diré que  me alegra mucho su actitud. Estos comportamientos son los únicos que dejaremos como buenos recuerdos cuando ya no estemos. Más en esta época donde los valores humanos están tan trastocados y así los malos pasaron a ser buenos y viceversa.  Por otra parte lamento que haya dejado su lugar de trabajo y desde ya espero que a la brevedad obtenga uno mejor, en donde todos puedan expresarse libremente como corresponde en una sociedad civilizada que dice vivir en democracia. Quedo a su disposición y le hago llegar mis mejores deseos de éxitos en todo emprendimiento que lleve adelante.

Muy cordialmente,

Claudio Kussman

[/one_half_last]

 

 

 

“Aceptar la injusticia no es una virtud, sino todo lo contrario”. 

Cleóbulo de Lindos (s. VI a. C.-s. VI a. C.)

 

 

 

Lea 

 


Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 19, 2017


 

Tags: , ,
Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: