Share

 

 

Escribe Claudio Kussman.

 

CASI 31 AÑOS COMBATIENDO

Luego de leer la muy interesante y valiente nota de MAURICIO ORTÍN, titulada “ARGENTINOS DE CUARTA” no puedo por menos que destacar la existencia de una categoría más. Es la de quienes  somos los “ARGENTINOS DE QUINTA” que  estamos por debajo de los de cuarta por pertenecer a instituciones menores a la de las fuerzas armadas, en mi caso a la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Allí me esforcé,  y traté de cumplir lo mejor posible con la misión que me había fijado de “servir y proteger”. Mis “combates y estrategias” junto a otros hombres y mujeres policías se libraron diariamente, a lo largo de 31 años. Para nosotros la del terrorismo solo fue una triste época más, antes y después siempre estuvimos en la calle confrontando con todo tipo de delincuencia. Casi siempre en desventaja por equivocadas políticas de seguridad aplicadas desde los despachos del poder, nos llevaron con más frecuencia de lo normal al extremo de  matar y morir.

 

LA CULPA NO ES DEL CHANCHO

Hay un dicho popular que dice “la culpa no es del chancho sino de quien le da de comer”, y eso es lo que hicieron todos aquellos uniformados que accedieron a ser maltratados y vejados como el caso del BENDINI. Me refiero a él en esta forma, porque no siento respeto alguno por su persona ya que con su servil actitud directa o indirectamente, yo hoy estoy donde estoy, “sin comerla y sin beberla”.

 

EL MARTÍN BALZA, EL BENDINI Y EL MILANI

Debo resaltar que hubo otros Bendinis, anteriores y posteriores, en cada una de las fuerzas de la cuarta y quinta categoría, que carecieron de entrepierna, (por buena educación evito la mención literal del faltante) llámese hombría de bien. Destacable un MARTÍN BALZA y últimamente un MILANI. Estos, y otros, fueron el sumun de lo rastrero y deshonroso para cualquiera que use uniforme, y se precie de ser un servidor a esta patria que no siento mi patria. Así ellos, a pesar de ser ARGENTINOS DE CUARTA acomodaron sus situaciones personales. El BALZA no fue molestado por los miembros prevaricadores del poder judicial. Mientras el MILANI, a pesar de tener  imputaciones iguales o mayores a la de quienes estamos en prisión, siguió en libertad y  alcanzó la máxima jerarquía en el ejército. Simultáneamente se regodeaba mientras sus camaradas de CUARTA y nosotros los de QUINTA sufríamos y moríamos en prisión. Ni mencionar su juramento de asunción por “la causa” no?

 

LA DESIGUALDAD ANTE LA LEY QUE NO ES LEY

Este mamarracho, hoy sigue gozando de privilegios muy superiores a los míos ARGENTINO DE QUINTA. Estuvo declarando ante un juez cara a cara  al momento de su detención, mientras que yo tardé nada menos que veinticinco meses. Lo hice por dos horas y media lo cual fue resaltado por el mismo juez, cuando yo pedí sin éxito, seguir declarando al día siguiente. La declaración del MILANI termina  diciendo: “PREGUNTADO para que diga si responderá preguntas que pudiera efectuar el Ministerio Público Fiscal, DIJO que no, debido a recomendación del letrado defensor”. Yo desde el 16 de diciembre de 2014 desoyendo a mis defensores, reiteradamente, también sin éxito, vengo solicitando ser interrogado por uno o más de los fiscales que arteramente me involucraron en una causa. Cuando pude declarar en legal forma, el fiscal que se presentó en la audiencia poco sabía de la misma y a mis pedidos de interrogatorio me respondió “que era suficiente con lo que había declarado”. El ARGENTINO DE CUARTA MILANI no debió esperar como yo de QUINTA, cinco meses y un día para que se decretara su prisión preventiva, como burlona e ilegalmente actuaron conmigo.

 

EL SILENCIO QUE MATA

También debemos reconocer que muchos de estos ciudadanos de CUARTA, con abundantes entorchados oro aceptan mansa y silenciosamente la iniquidad a la que TODOS somos sometidos. Quienes no aceptamos esto, no guardamos  silencio y junto con nuestras familias damos la cara y propagamos las aberraciones jurídicas y de todo tipo a la que somos sometidos. Sabemos que estas expresiones son urticantes y antipáticas a oídos de los temerosos, pese a lo cual no callaremos. Nunca seremos cómplices de los HIPÓCRITAS MIEMBROS DE LOS TRES PODERES DE UN ESTADO QUE SE DICE DEMOCRÁTICO. Tampoco de la mentira. La soledad solo nos afecta al saber que así no hay   esperanza de éxito alguno, pese a lo cual seguiremos de pie hasta el último aliento. El tiempo transcurre, nos  roban la vida nuestra y de nuestras familias mientras nos preguntamos donde quedaron, los que por años se desgañitaron cantando una y mil veces:

Coronados de gloria vivamos,

o juremos con gloria morir

 

“Todos aman la vida, pero el hombre valiente y honrado aprecia más el honor”.

William Shakespeare (1564-1616)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 27, 2017


 

Tags: , , , ,

6 thoughts on “ARGENTINOS DE QUINTA”

  1. Siempre ha habido gente con privilegios sobre todo los que estan agarrados y arrastrados tras el poder.

    • Tono Mansaldi
    • posted on February 28, 2017

    Milani es de décima!

  2. Los militares fueron unos cobardes porque podrían haber transparentado la cosa. Juicio y carcel o paredón.
    Siguen escondidos porque si no en vez de calabozo, los van a mandar a una heladera? Ya mas abajo no van a caer.
    Asi somos tambien como sociedad.

    • Walter Quijano
    • posted on February 27, 2017

    Para la justicia argentina los presos políticos no son seres humanos, no tienen derechos y mueren las peores muertes, sin asistencia o con deficiente asistencia médica. La ideologia y la venganza hace que funcionarios y gente de la llamada justicia tengan una saña superior con aquellos que han sido militares, policias o miembros de cualquier ambito de seguridad, justicia o civiles que hayan habitado el pais en los años 70tas a menos que haya sido terrorista.

  3. Apreciado Kussman: Estoy descalificado para elogiarte. Como a Poch te conocí en la cárcel (U31 de Ezeiza). Y hoy me honro con tu amistad. Pero mi asombro es que no haya fuera de estas pocilgas, camaradas honestos, que aparte de hablar bajito y a escondidas, tengan hoy la virilidad de cantar el himno nacional. Hablamos de jueces prevaricadores. ¿Y que podemos esperar de esos miserables que abusan delictivamente del poder? Y olvidamos camaradas que creen cumplir su deber reprochando a los demás por no hacer lo que ellos no son capaces de hacer. Y algunos hasta creen que son héroes cuando visitaban “globalmente” a todos pero personalizados en amigos, trayendo para estos medias lunas, cigarrillos y diarios que no se si compraban ellos. Estos no venian a visitar camaradas, venian a entrevistar a ciudadanos de octava. Gracias a Dios yo tuve suerte. mi promoción, la 82, se levantó a distancia, y no hubo mas que dos, que en representación de todos me vino a visitar una vez, cuando estaba internado en el HMC. Y no parece que a tí te haya visitado alguien. Y tú lo hiciste cuando estabas en libertad. Pero en mi caso, tengo una honrosa excepción que tu no tienes. Un general de mi arma, que sin conocerme, sin haberme tratado, siendo mucho mas joven que yo, me visita con afecto.No hace apologia de nada. Hace culto a la camaraderia. Y lo menciono porque es otra persona que me honra con su preocupación. Carlos Españadero. My. condenado a prisión perpetua por un crimen que no cometió.

    1. Estimado valiente y joven amigo de 86 años Españadero, debo aclarar que de varias centenas de camaradas hubo 5, contados con los dedos de la mano que se hicieron presente en todo momento a visitarme, algún otro por distancia y edad nunca dejó de llamar vía telefónica casi a diario. En uno de los casos inclusive se llegaban los hijos de un camarada que hoy es uno de mis garantes junto con mi esposa. Mas allá de ellos yo me refiero a los mismos prisioneros silenciosos, lo cual demuestras no ser. Repito una y otra vez, los problemas de los presos y nosotros lo somos, solo lo resuelven los presos. Callando no es el camino. Habiendo demostrado en todo momento que eres un verdadero hombre de bien, te hago llegar mi respeto y afecto. CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: