Share

 

 por el Dr. Francisco Bénard.

 

 

La participación de los adultos mayores en la sociedad y en

el progreso de los países.

 

[one_third padding=”0 40px 0 0″]

Resulta ya indiscutible que un país necesita, para lograr un rápido crecimiento, el aporte laboral de toda su población. Esa es una de las razones por la cual en los países más desarrollados, las mujeres intervienen cada vez más en la producción desde niveles de responsabilidad. Pero las necesidades modernas requieren una mayor movilidad social. Es por ello que se han abierto nuevas oportunidades al hombre de edad madura en las cuales se tiene en cuenta una menor actividad física, compensada por una mayor experiencia humana.

Para esa nueva convocatoria, optativa desde ya, se han preparado en muchas escuelas europeas de altos estudios, cursos especializados de actualización y otros de capacitación en nuevas actividades. Este tipo de enseñanza denominada Universidad de la Tercera Edad, se caracteriza por una cantidad de cursos profundos e intensivos que aprovechan una mayor disponibilidad del tiempo del jubilado, en relación al adulto en general.

[/one_third]

[one_third_last padding=”0 0 0 40px”]

Los test vocacionales y de aptitudes, conjuntamente con un constante análisis de las necesidades del mercado laboral. son elementos orientadores de fundamental importancia  en una formación en que se trata de reactivar hombres para un nuevo período de vida.Desde ya esta convocatoria a una actitud responsable y de buen nivel no afecta los derechos adquiridos sobre la jubilación, que se convierte de esta manera en una forma de asegurar  el futuro y un premio adicional para quien trabajó durante años y llego a cierta edad. Sus trabajos posteriores a la jubilación son un plus que le permitirán superar su estándar de vida.

A esta preparación de buen nivel , se agrega una política estatal y empresaria en la que un sistema de honorarios debidamente fijados permita tareas de media jornada que no agoten como para lograr una gran eficiencia en pocas horas de labor. De esta manera el aporte de los jubilados a la sociedad no es la referida exclusivamente a un pasado inmediato , que sectores egoístas pretenden soslayar, sino a un presente y futuro en donde la fuerza de la experiencia sustituye a la fuerza de la musculatura fuera de punto.

Hoy en día ya se habla de la cuarta edad y del aprendizaje permanente del hombre durante toda su existencia que le permite mantener su vigencia y su aporte operativo a su entorno familiar y a la sociedad misma.En Japon , el jubilado actúa en muchos casos como tutor de los jóvenes que recién ingresan a la compañía y les explica las características funcionales de la misma y la filosofía que los motiva. Es una forma de vigencia inteligente del hombre mayor.El jubilado ya no es un retirado de la acción sino un hombre que sigue actuando de manera diferente pero con igual prestigio y ascendiente en su medio ambiental habitual.

Francisco Bénard

Abogado,Periodista,Escritor y Poeta

[/one_third_last]

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 5, 2017


Tags:

1 thought on “La Universidad de la Tercera Edad”

  1. Pingback: bilişim danışmanlık sözleşmesi

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: