Share

 

 

 

 Escribe Carlos Españadero.

 

 

  Hoy tomé conocimiento que en una escuela primaria, el 24 de marzo, se dio una clase donde se mostró un video donde se exhibía hechos criminales de las bandas terroristas subversivas.  Como consecuencia, el personal docente de la dirección de la escuela y los maestros intervinientes han sido separados de sus cargos, y según el periodismo cómplice de esta tiranía, afirma que posiblemente  intentarán procesar a  los intervinientes, incluso por apología del delito.

    Los que somos presos políticos, sabemos que nos encontramos bajo el poder de una tiranía, que bajo el disfraz de una democracia, reiteradamente burlada, de una proclamación de derechos humanos bastardeados por argumentaciones falsas, de un poder judicial transformado en émulos de las bandas terroristas,  convirtiendo a nuestra Constitución Nacional en un cuento de hadas, y las leyes en expresiones distorsionadas de lo que debe ser el Derecho han volcado sobre nosotros una decisiva voluntad de exterminio, que intentan lograrlo rodeándonos de la humillación y el desprecio  lleno de odio que como un virus destila el marxismo.

   Sabemos que la voluntad asesina que tiene sometido al Gobierno actual, a cambio para que pueda realizar un proyecto económico que en nuestra historia ha sido repetidamente instrumentado, culminando con rotundos fracasos,[1] Y somos los presos políticos una de las monedas de cambio.

   Todo esto lo sabemos. Y de esto no somos responsables. Pero queremos transformar la guerra civil de los 70, en una epopeya épica, donde con soberbia pretendemos ser los protagonistas.  Y hoy está en el poder los que tiemblan ante la voluntad de las bandas terroristas asesinas, dado que aunque pretendan ocultarlo a la población, las FFAA y se Seguridad, funcionan hoy subordinadas al poder gubernamental, que es lo que corresponde, han dejado de ser un peligro para ellos.

  Es fácil sancionar a estas. No tienen ni el derecho de protestar, o de actuar civilizadamente en desacuerdo. El militar al ingresar se le quita varios derechos humanos esenciales, solo por el hecho de prestar servicio en su institución.

   El bandolerismo terrorista, ve en esto la oportunidad de no solo vengar la lucha de los 70, sino fundamentalmente lograr que las Fuerzas que son gubernamentales no estén en capacidad de luchar nuevamente contra ellos. Y la “doctrina” es hoy que no se puede luchar contra el terrorismo como de los 70, so pena de ser “represor”.

  Pero también tenemos el deber de saber, que la guerra civil  de los 70, va a necesitar el juicio que lentamente se va construyendo con la Historia. Hay hechos que no requieren mucho tiempo para valorizar. Pero otros como esa guerra civil va a requerir mucho tiempo mas. Ella dirá quienes fueron héroes y quiénes no. Y lo más importante quienes creyeron ser héroes, y de todos los bandos.

  Lo que pasa, es que tenemos un antecedente histórico que nos golpea. La anarquía del siglo XIX y el gobierno de Rosas. Todavía mueve a apasionadas discusiones. Y se observa que esa etapa la escribieron los unitarios, y a muchos no nos merecen fe. Y los terroristas de los 70, de todos lados quieren escribir su historia y recalcar sus proezas.

  Sabemos también que los terroristas de los 70, en especial los de la vertiente kirchnerista,  infectados por el virus del odio, que sigue buscando la quiebra del frente interno de la nación, mantienen su desaforada vocación de poder absoluto. Y ven en este proceso la necesidad se continuar abarcando espacios a costa de todos, entre los cuales está incluido “Cambiemos”.

  Y para “Cambiemos” nosotros somos una prenda de negociación. Y esto nos va a ir arrastrando a mayores humillaciones. Para los terroristas si pueden hacer que los ancianos mueran en un cepo, y esto se hace a espaldas de la población está bien.

    Pero también nos están metiendo en la Historia. En otra epopeya donde sin existir la violencia de los 70, sino por el contrario la ”paz constitucional” nos han precipitado al exterminio, a la humillación, al oprobio de morir como asesinos. Porque en su avidez vengadora, no han trepidado en recluir en las modernas mazmorras del siglo XXI, a muchos que nunca torturaron, asesinaron, ni han tenido algo que ver con todo esto. Pero son militares, policías, gendarmes, prefectos, penitenciarios de esa época.

   Como dice mi gran amigo Kussman, desde hace años “por lesa humanidad” está preso un vigilante de una comisaría de Monte Grande. Ni él ni nadie saben por qué. ¡Y cuantos más ahí!

   Posiblemente, los terroristas abrirán nuevos caminos. Están ampliando para incluir a civiles. Y lo van a lograr. ¡Porque para el terrorista es enemigo quien no piensa como él!.

 Y “Cambiemos” lo va a tolerar, pero por Dios rogarán que le dejen llevar a cabo su proyecto económico.  Total han muerto tantos, que podemos matar de hambre a muchas más.

  Pero todo esto, que a modo de “catarsis” expongo, aceptando que todo es discutible, está motivado pensando en esas damas docentes (para los terroristas cuando es a su favor no hay delito de género) se han jugado. Y quizás nosotros con nuestras quejas las impulsamos. Sea porque sean nuestros seres queridos, sea porque al ver nuestro camino con la cruz a cuestas, se motivan para asumir riesgos mostrando la iniquidad de políticos, periodistas y en general dirigencias. Pero esto las lleva a producir la reacción vengativa de quienes hoy tienen el poder. Y nosotros somos impotentes. Y no produce beneficio. Todos pierden, y el éxito obtenido; el terrorismo lo explota a su favor, porque tiene el Poder judicial y los medios de difusión.

  Sugiero que cuando hacemos conocer las iniquidades que sufrimos, preservemos a personas como estas, que nosotros no podemos defender, y que se lanzan a ser trituradas por la máquina de ¡Vamos por todo!

 

[1]               Sea el diseñado por Presbich, Frondizi y Frigerio, Alsogaray,  Kieger Vasena, Aleman, Martinez de Hoz, y varios gobiernos posteriores.

 

 


Carlos Españadero

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 28, 2017


 

Tags: ,

3 thoughts on “EL DESAFIO A ENFRENTAR”

    • Brenda Rinalde
    • posted on March 29, 2017

    Si no las meten presas que se den por contentas. País terrorista como dicen ustedes y muchos.

  1. Estimado amigo Carlos ESPAÑADERO, argentina es un país terrorista y con dirigentes muy hipócritas para quienes la legalidad pasa por sus intereses personales y que solo piensan en el hoy. Yo pienso que a esta maestra y a la directora la “descuartizarán”, para disuadir a otros como nos han hecho a nosotros, ante una indiferencia y apatía generalizada, digna de zombis. Mientras que a quienes amenazan y hacen verdadera apología del delito y adoctrinamiento subversivo de niños los amparan y aceptan. Así actúa la gente de CAMBIEMOS, yo diría que eran mas sinceros la gente K. Nunca nos engañaron con el exterminio que querían hacer con nosotros. Estos de hoy se quedaron con nuestros votos y ahora miran como nos siguen triturando indiferentes. Todo ese odio que se va sembrando se les volverá contra. Un abrazo. CLAUDIO KUSSMAN

    • Patricio
    • posted on March 29, 2017

    Don Carlos, viendo a los padres de esos alumnos ir a la escuela a quejarse por el video, en vez de preguntar a sus padres (los abuelos de los educandos) que fue lo que vivio la Argentina, verlos como energúmenos que son exigir que las maestras sean sancionadas, que esto es apología del genocio y no cuantas necedades más, no puedo menos que pensar “los argentinos no estamos peleados con la historia, sino con la verdad” No quieren la verdad, está ahi, a la mano. No pasó hace 150 años por lo que podemos discutir sobre escritos de autores varios y no ponernos de acuerdo, los actores estan vivos (mejor expresado, estamos vivos, algunos tuvimos suerte, otros no) y no hay que escuchar la misma campana, se puede preguntar, leer los diarios de la época, hay suficiente bibliografía actualizada. Pero no, es políticamente correcto hablar bien de los jóvenes idealistas que querian un mundo mejor. Eso si que suena bien y no molesta. Pero tenemos que personas de mi generación que vivio esa época, cuando uno hace referencia a los hechos ¿cuando, donde? ¡no me acuerdo! ¿pasó eso? ¡no creo, no, estaban peleando por la democracia! ¡si había democracia! ¿que democracia? estaban los milicos o no te acordas? que te jodian a cada rato con los documentos ¿de que hablas?. Estas con algunas de los diálogos corrientes que se escuchan. Parece de una película de Fellini, pero no, es de aca, de ahora y de ciudadanos argentinos, bah, es lo que dicen los documentos. “La mentira es una mentira, incluso, si todo el mundo la cree; La verdad es la verdad aunque nadie la crea”

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: