WALL STREET JOURNAL: No hay justicia en Argentina

Share

 

 

 

A los ex militares se les niega el debido proceso. ex terroristas deambulan libremente.

 

 Por MARY ANASTASIA O’GRADY.

 

La comunidad internacional está boquiabierta ante el intento de la semana pasada de la Corte Suprema de Venezuela de asumir la Asamblea Nacional, como si eso significara el fin de la democracia en la nación en problemas. Seamos realistas: El barco partió hace mucho tiempo. El inicio del autoritarismo en Venezuela data por lo menos de abril de 2002, cuando el ejército intentó y no retiró al entonces presidente Hugo Chávez por sus violaciones de la constitución.

En aquellos días de la gloriosa “revolución bolivariana”, los defensores de Chávez se negaron a reconocer como un problema su ataque frontal al estado de derecho y las libertades civiles. Ahora está empezando a amanecer. Muchas gracias.

No es la primera vez que la realidad llega a la élite global. Por alguna razón, los llamados defensores de los derechos humanos siempre se levantan en oposición a la tiranía de izquierda sólo después de que esta se ha atrincherado. ¿todavía hay una oportunidad de hacer una diferencia? Incógnita y nervios.

Tome a un país que ha redondeado, encarcelado y se le ha negado la atención médica adecuada a casi 2.200 ciudadanos desde 2005. Sólo alrededor de un tercio de los prisioneros han recibido su cita en la corte. Los que han llegado a un tribunal han recibido en su mayoría juicios circenses. Los demás languidecen en las cárceles. Casi 400 han muerto tras las rejas.

¿Birmania, Corea del Norte, Cuba? No, esta es la Argentina “democrática”. Los prisioneros son antiguos miembros del ejército. Su problema: derrotaron a los guerrilleros de izquierda de los años setenta y principios de los ochenta.

Los guerrilleros nunca superaron su pérdida y ahora se vengan a través de los tribunales argentinos, que niegan a los ex soldados sus libertades civiles. Las víctimas del terrorismo guerrillero también han perdido sus derechos. El Estado nunca ha compensado a sus familias, ni siquiera ha reconocido su sufrimiento.

La “guerra sucia” comenzó en Argentina a principios de los años setenta, cuando los jóvenes de inspiración castrista trajeron terror al país, bombardearon, robaron, secuestraron y asesinaron a políticos, empresarios, diplomáticos, policías y otros. El caos fue tan abrumador que en 1975 Isabel Perón ordenó a los militares “aniquilar” a los subversivos. En 1976, con el gobierno civil al final del ingenio, los militares asumieron el control. Permaneció en el poder hasta 1983. Nadie duda de que, junto con la guerrilla, cometieron violaciones de los derechos humanos.

En 1989, en un intento por conciliar la nación, el presidente Carlos Menem decretó una amnistía para ambas partes. Pero cuando el Presidente Néstor Kirchner asumió el poder en 2003, él y su esposa, Cristina (quien fuera presidente de 2007 a 2015) decidieron hacerse un nombre como defensores de los derechos humanos encarcelando a las Fuerzas Armadas. La propaganda desde la izquierda ya estaba a la altura de la cintura, como lo demuestra la creencia generalizada de que la dictadura “desapareció” a 30.000 personas, una afirmación nunca fundamentada.

Con la ayuda de los muchos militantes que todavía soñaban con hacer de la Argentina otra Cuba, los Kirchner comenzaron a arrestar a los ex soldados. Se negaron a detener a los ex guerrilleros, aunque muchos admitieron abiertamente que habían sido parte del alboroto terrorista. Muchos se convirtieron en funcionarios del gobierno de Kirchner.

Es evidente que no todos los que llevaban uniforme eran cómplices de crímenes cometidos por los militares. La mayoría no. Pero los Kirchner querían titulares. Amontonaron los tribunales con jueces de izquierda -algunos de los cuales eran ex guerrilleros- que permitieron un falso testimonio de la fiscalía y de las turbas en la sala de audiencias para hostigar a los testigos. Muchos acusados ​​fueron juzgados en grupos, lo que es contrario a la ley argentina. Los jueces hicieron poco para esconder sus prejuicios, a veces abrazando a los fanáticos de la fiscalía en júbilo después de emitir un veredicto de culpabilidad.

Frecuentemente, la falta de pruebas vinculando a un acusado a un delito no era un obstáculo para una condena. Podría ser declarado culpable sobre la base de que, dado su rango y su puesto, debería haber sabido sobre las violaciones de los derechos humanos. Es difícil pensar en una república moderna en cualquier parte del mundo que representaría tal manipulación de la justicia.

Según la organización no gubernamental La Fuerza de los Dignos, compuesta de hijos e hijas de militares encarcelados, 717 ex miembros de las fuerzas armadas han sido condenados y la mayoría han sido condenados a cadena perpetua. Casi 1.100 aún están en proceso de ser investigados y juzgados. La mayoría de ellos tienen más de 70 años, lo que significa que tienen derecho a arresto domiciliario bajo la ley argentina. Pero eso también es políticamente incorrecto en una nación aturdida por el giro izquierdista. Así que se sientan en la cárcel durante años, se les niega el debido proceso. Mientras tanto, antiguos terroristas vagan libres.

Los argentinos quieren seguir adelante con esta dolorosa historia. Prefieren no enfrentarlo. En Mauricio Macri, han elegido a un reformador como presidente. Pero se enfrenta a la obstrucción violenta de los intransigentes de la era Kirchner.

Si la nación debe evitar el destino de Venezuela, necesita restaurar el estado de derecho. Eso significa otorgar justicia a las numerosas víctimas del poder judicial podrido que sirvieron fines políticos de los Kirchner.

 


Colaboración: Dra. Andrea Palomas Alarcón

PrisioneroEnArgentina.com

Abril 3, 2017


 

Tags: , , ,

24 thoughts on “WALL STREET JOURNAL: No hay justicia en Argentina”

  1. Pingback: ท่า sex แนบชิด “Coital Alignment Technique (CAT)

  2. Hasta Hitler tenía ‘periodistas’ acólitos.

    Usando los criterios de esta operadora, habría que haber condenado a la resistencia judía.

    Muestra una gran ignorancia jurídica.

  3. creo que hay un gravisimo error de la comentarista cuando dice que los guerrilleros perdieron. Los guerrilleros ganaron, y por escandalo, De lo contrario no estaria sucediendo el caos juridico actual. Parece que todavia no se entero de quien manda en la Argentina. Puede que Macri figure como presidente, pero el poder lo manejan los “derrotados ” guerrilleros. Macri podra tener la mejor voluntad de gobernar un pais desquiciado, pero politicamente no tiene la menor idea de lo que esta haciendo y permitiendo hacer. Una lastima, hemos perdido una gran oportunidad de recuperarnos como pais

  4. EL peronismo vio la oportunidad de crear otro polo de saqueo al estado..y usò los derechos humanos …vistos desde su optica obtusa y cerrada….para apropiarse de enormes cantidades de dinero de los argentinos…que repartiò a diestra y siniestra entre sus aplaudidores… JUSTICIA..??..JAJAJA….

    • carlos a. martinez
    • posted on April 10, 2017

    Es probable que nuestro presidente esté esperando el triunfo electoral de octubre del 2017 para cerrar este capítulo parte de nuestra triste historia de una guerra sucia que dejó al país dividido absurdamente, ahora con la reafirmación democrática y superado el modelo populista del kirchnerismo nos acercamos cada vez mas a un país normal que no puede seguir escondiendo mas un cantidad importante de presos politicos que nos ponen muy lejos de otros países que superaron estos obstáculos usando el sentido común……se acerca la hora de la verdad de toda la verdad que es la única que nos sacará de este pantano de absurdo desencuentros. La justicia debe ser para todos y debemos terminar de una vez con tanta inusticia porque si no lo hacemos tarde o temprano vamos a volver a cometer otros errores que nos pondran nuevamente a la cola del mundo.

    1. Si el señor Macri cree que impondra justicia con jueces corruptos y nombrados en su mayoria por los guerrilleros kirchneristas, esta completamente equivocado y esta fomentando el regreso de los mismos a tomar el poder. Excelente su comentario señor Martinez

    • Daniel Cuadrado
    • posted on April 4, 2017

    Esto no es novedad . lo sabemos todos . Pero es bueno que alguien de afuera le sañale a Macri que TENEMOS presos politicos en Argentina.

    • Carlos Marinsalta
    • posted on April 4, 2017

    Mi presidente, aqui le habla su periodista

    • Carlos Aguilá
    • posted on April 4, 2017

    Un muy buen resumen de lo acontecido y nuestro presente, al que adhiero sin, … repito sin…, fanatismo. Es necesaria la armonía de todas las partes, que no son solo dos. Debemos como nación dar el muy difícil paso hacia un futuro sin grietas como las presentes. Estas actitudes y sus consecuencias, de los que perdieron en el escenario de combate armado, hoy nos molestan y mucho … casi tanto como enaltecíamos a los actores y usufructuábamos de los resultados del enfrentamiento duro contra las fuerzas guerrilleras de entonces. Nada de esto es nuevo …
    Creo que debemos actuar con un horizonte mas amplio, en busca de un futuro mas sólido y unidos. Un futuro para todos los argentinos.
    Doy gracias a estos sitios donde informarse y poder decir … poder decir en libertad … no nos encerremos en la búsqueda de lo bueno y lo malo … redoblemos el esfuerzo, busquemos lo mas difícil, LO JUSTO … para todos.

  5. Nada mas que la verdad y la pura verdad

  6. Gracias SEÑORA por exponer tan claramente esta injusta realidad que deteriora gravemente la HONESTIDAD y HONRADEZ DE SER ARGENTINO, al subvertir los valores más importantes.
    Los hombres que dieron la cara y expusieron a sus familias, defendiendo la libertad y la democracia para que hoy la podamos ejercer, combatiendo en aquella época al terrorismo.
    Solo Dios sabe en qué tipo de “Venezuela” o “Cuba” nos hubiéramos convertido.
    Hoy, la mayoría de esos Presos Politicos, especialmente los ya fallecidos en cautiverio, deberían ser rivindicados como mártires de la subversión.

    • Joanna Prince
    • posted on April 3, 2017

    Thank God that could never happen here.

      • TRADUCCIÓN
      • posted on April 4, 2017

      Gracias a Dios que nunca podría ocurrir aquí.

  7. Yo no se, pero el presidente blandito que tenemos no puede tirar mas la pelota afuera…

    1. Lo sabe bien. Garavano lo sabe, Avruj el insólito o sabe…

  8. Un perfecto resumen de lo que ha pasado y sigue pasando en el país.

    • Pedro Guerrero
    • posted on April 3, 2017

    Cuanta razón tiene cuando dice que se nos niega todo. Yo por escrito solicite igualdad ante la Ley. A Milagro Salas la CIDH. con un solo pedido el Presidente Macri le concedió acceso a la causa,a la CIDH para que comprueben la legalidad de la detención de Salas. En Mi Causa que es de Lesa humanidad la CIDH. intimo al Estado Argentino en dos oportunidades, y este gobierno no se digno a contestar en ninguno de las intimaciones. Por que no permite el Gobierno que la CIDH tenga acceso no solo a mi causa sino a todas las mal denominadas de Lesa Humanidad. de esa manera diría si son legales o ilegales estos vergonzosos cuasi procesos judiciales.

    1. Estimado camarada de cautiverio, estamos en manos de unos hipócritas asesinos, que tienen asegurada la impunidad por la complicidad, de políticos, la mayoría de los medios y la misma iglesia. Han detenido al barrer haciendo estadística. Nunca buscando la verdad. Si no reconocen a las víctimas del terrorismo (hombres, mujeres y niños) que se puede esperar? Estos deben ser los mayores depredadores de toda la historia de Argentina. Con afecto CLAUDIO KUSSMAN

    • Jorge Gigante
    • posted on April 3, 2017

    Macri no lee el wall street … solo canta canciones de queen

  9. Ya habia escrito una nota durante el Kirchneresmo y por supuesto paso desapercibida.

    • Jorge Romano
    • posted on April 3, 2017

    La pura verdad, pero las orgas la tildan de fascista

    • MIRTA
    • posted on April 3, 2017

    ERA CUESTIÓN DE TIEMPO, EL MUNDO TIENE QUE SABER QUE EN ARGENTINA HAY MAS DE 2000 PP EN CAUTIVERIO.VERGUENZA.

    • Rosa Uñiz
    • posted on April 3, 2017

    Muy buena descripción de la actualidad de los PP

  10. “Los demás languidecen en las cárceles”. Esa es la frase de este excelente escrito de la periodista MARY ANASTASIA O’GRADY que describe el papel triste que estamos haciendo quienes somos prisioneros ilegales. HASTA QUE NO SE DIGA ¡BASTA! seguiremos muriendo indignamente en silencio. Se acabó la sangre que no reaccionamos? La vejez nos carcomió el valor o nunca lo tuvimos? Ser valiente solo cuando uno tiene poder puede ser ABUSO DE PODER. Ahora sería el momento de demostrarlo de verdad. LAMENTABLEMENTE NO HAY ECO. CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Leave a Reply to D'annunzio Raquel Cancel reply

%d bloggers like this: