Un policía fue baleado en un procedimiento en Melchor Romero. El chaleco antibalas salvó su vida.

Share

 

 

En horas de la mañana de ayer se realizó un procedimiento en la localidad de Melchor Romero en el cual un policía recibió un balazo en el pecho. El disparo, efectuado desde muy corta distancia, le hizo caer, pero el chaleco protector que vestía logró salvar su vida.

El efectivo fue transportado al hospital Italiano, y allí los médicos comprobaron que presentaba sólo una hemotoma por el poderoso impacto.

Una comitiva integrada por efectivos de la Dirección de Investigaciones, Infantería y la seccional 14ª, había ido a buscar a un acusado del delito de robo agravado, perpetrado el año pasado. La investigación, llevada a cabo por el fiscal Marcelo Carlos Romero, consiguió establecer la presunta participación de un hombre en ese hecho, por lo que el juez de garantías Jorge Moya Panisello avaló el procedimiento. El allanamiento tuvo su génesis en la denuncia de un vecino, radicada con fecha 18 de septiembre de 2016, que dio cuenta de que le habían desvalijado la vivienda, aprovechando que no se encontraba presente en su inmueble. Este fue violentado al destrozarle las rejas de acceso. Los malechores en ese lapso se apropiaron de dinero, electrodomésticos, un rifle marca Winchester 4440, dos cajas de municiones calibre 4440, tres escopetas, una escopeta 12/70 y dos carabinas calibre 22, entre otras armas de fuego, de las cuales tenía la correspondiente documentación, que autorizaba su tenencia.

Del resultados de  las investigaciones, declaraciones recibidas y del trabajo realizado por personal de Policía Científica, se logró levantar una huella con valor identificatorio, y se pudo establecer que la misma se correspondía con la persona identificada por sus iniciales G.A.S., quien cuenta con frondosos antecedentes penales.

Este recurrente desprecio a la autoridad policial es el fruto de tres décadas en donde la regla fue denostar a todos los uniformados por su sola condición de tal, sin miramientos y sin diferenciaciones”.

Dr. Marcelo Carlos Romero

En esas circunstancias, ayer le allanaron el domicilio, pero el que estaba presente era su hermano, quien recibió a los efectivos a los tiros desde el interior de la finca, apenas se percató de la llegada de los policías. Uno de las balas encontró el blanco en el Capitán Pablo Perich.

“Para los delincuentes, ese desprecio se transforma en paroxismo criminal, en donde asesinar a un policía suma “prestigio” y “chapa” en el lúgubre y siniestro submundo de la ilegalidad”

Dr. Marcelo Carlos Romero

El autor de los disparos, Ariel Ángel Santín de 31 años, fue reducido y permanece bajo custodia, quedando ahora imputado del delito de “tentativa de homicidio y tenencia ilegal de arma de guerra”, a disposición de la fiscal penal en turno de La Plata, Leila Aguilar, quien en la jornada de hoy le tomará declaración indagatoria.

En un dormitorio de la finca del agresor había dos armas de fuego, una calibre 9 mm. robada a un policía de la 14ª y una escopeta calibre 12/70, las cuales quedaron secuestradas, junto a gran cantidad de picadura de marihuana.

La pareja del sospechoso junto a tres menores de edad -uno de 1 año y seis meses, otro de 5 años y el tercero de 12 años-, se encontraban en la morada.

El fiscal Marcelo Carlos Romero, al frente de la investigación que originó el allanamiento, reflexionó: “Este recurrente desprecio a la autoridad policial es el fruto de tres décadas en donde la regla fue denostar a todos los uniformados por su sola condición de tal, sin miramientos y sin diferenciaciones”.

“Para los delincuentes, ese desprecio se transforma en paroxismo criminal, en donde asesinar a un policía suma “prestigio” y “chapa” en el lúgubre y siniestro submundo de la ilegalidad”, agregó el fiscal, quién es -en estos críticos momentos- una de los verdaderos referentes en cuanto a la defensa de la Constitución Nacional y el cumplimiento del Código Penal.

 


Fuentes:

Diario EL DIA de La Plata

Radio RM Cielo, La Plata , Argentina


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 6, 2017


 

Tags: , ,

8 thoughts on “Un policía fue baleado en un procedimiento en Melchor Romero. El chaleco antibalas salvó su vida.”

    • Pablo Ferretti
    • posted on April 7, 2017

    He visto chicos de 10 años escupiendo e insultando a policías. No se que va a pasar o donde vamos a terminar con esto.

    • Juan José Larrosa
    • posted on April 6, 2017

    Cuando era pibe, el policia era un caballero y la gente se comportaba como tal. Ya es tarde para volver a esos tiempos.

  1. Algún día como en otros países algo mas adelantados, TODA la gente entenderá que la única separación entre la vida y la barbarie es la línea azul del hombre-policía. Esta con defectos y virtudes funciona las 24 horas del día todos los días del año, a través del tiempo. De allí que a la institución hay que prepararla, equiparla, y resaltar por sobre todo su mística. Hago votos para que este efectivo no deje de ser policía, lo cual es frecuente luego de una esperiencia de este tipo. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

    • Carlos Mielinsky
    • posted on April 6, 2017

    Que familita! El padre era Al Capone????

    1. Por ahi es un buen hombre…

    • Carlos Lovato
    • posted on April 6, 2017

    Totalmente en la línea de pensamiento del fiscal. Se ha perdido el respeto. Yo no digo que todos los polis sean derechos, pero entre estos tremendos chorros asesinos, no hay que ser Einstein para entenderla.

    • Roberto Petti
    • posted on April 6, 2017

    Seguro que aparecen los grupos de derechos humanos a ensartar al policía.¿¿¿Como le va a poner el pecho a la bala inocente del delincuente???!!!!! El policia se tendria que haber dejado matar para salvar al chorro, no es asi en Argentina????????

  2. Una gran herramienta para haber llegado a este nivel de descontrol ha sido el “inigualable” Zaffaroni, de quien -con gran acierto- el fiscal Romero es un serio opositor.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: