La última extorsión de Maduro

Share

 

 

En los barrios marginales donde alguna vez se veneró a Hugo Chávez, las familias hambrientas ahora protestan contra el hombre que luchaba en su sombra, el presidente Nicolás Maduro. Hugo Chávez, un maestro en el arte del populismo que prometió a su país una “revolución” socialista, adoraba dirigir su palabra a los venezolanos pobres, dando besos y abrazos. Pero cuando su sucesor se ha aventurado en público en los últimos meses, ha sido golpeado con huevos y perseguido por turbas enojadas. No solo la falta de carisma, sino que el dinero mal administrado se ha acabado durante estos tiempos de Nicolás Maduro es lo que lleva a los engañados a salir a las calles. A medida que el sangriento y volátil movimiento de protesta de un mes se convierte en un prolongado enfrentamiento entre los manifestantes y el gobierno, las lealtades de los venezolanos más pobres se han convertido en un factor decisivo para determinar si el presidente sobrevivirá. Los miles de manifestantes que salen a la calle en las últimas semanas son en su mayoría de clase media, indignados por el colapso económico de Venezuela y el gobierno cada vez más autoritario. Pero los venezolanos chavistas de muchos años están empezando a unirse a ellos, con un riesgo considerable. Residentes de muchas comunidades de clase baja protestaron abiertamente contra Maduro por primera vez esta semana.

Pero el gobierno populista tiene un as en la manga. La gente de Maduro ha respondido amenazando con negar las raciones de alimentos a los que marchan con la oposición o no se unen a los mítines pro-Chavismo. Grupos de milicias armados por el gobierno conocidos como “colectivos” son desplegados para intimidar a posibles desertores y se sospecha en la muerte de varios manifestantes. A medida que el enfrentamiento se intensifica, muchos otros venezolanos desvalidos permanecen al margen, desilusionados con Maduro, pero no convencidos por sus oponentes, o demasiado ocupados buscando comida para unirse a una marcha.

Aparte de la oposición, tal vez no hay nada que Maduro tema más que una rebelión que se extiende por los barrios que desde hace mucho tiempo respaldaron a Chávez. Hay señales de que ya está sucediendo. En varias ocasiones este mes, ha surgido un patrón en el que la mayoría de los venezolanos de clase media y estudiantes activistas enjambre la principal carretera de la capital durante el día, mientras que los residentes más pobres realizan protestas más pequeñas en sus vecindarios por la noche, algunos de los cuales han degenerado en caos y saqueo.

Una encuesta realizada por tres de las principales universidades del país encontró que tres cuartas partes de los venezolanos perdieron peso el año pasado, con un promedio de 19 libras (Unos nueve kilogramos). Consciente de que el hambre masiva acelerará la desaparición de Maduro, el año pasado el gobierno comenzó a asignar bolsas de comida a los venezolanos en las áreas más pobres, poniendo a los activistas locales del partido a cargo de la distribución. El programa se conoce con el acrónimo CLAP, y los residentes saben que pueden terminar sin comidas si se unen a las protestas en favor de la oposición o se niegan a unirse a marchas organizadas por el gobierno. En varias ciudades los servicios como la electricidad y el agua se cortan frecuentemente, y la nueva forma de intimidación del gobierno es interrumpir el reparto de las bolsas de alimento CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción) con la cual una familia apenas sobrevive un par de días La escasez de medicinas y alimentos se ha extendido ampliamente, pero ha golpeado brutalmente en los pobres. La extorsión de apoyo por comida puede significar un quiebre para la supervivencia de Maduro. Un pueblo de rodillas a cambio de un mendrugo de pan o de pie, arriesgando su existencia.

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@FabianKussman

Abril 28, 2017


 

Tags: , ,

3 thoughts on “La última extorsión de Maduro”

    • Cristina Sally
    • posted on April 29, 2017

    Fuera Masburro, no sigas matando venezolanos.

  1. Venezuela de pié. El final de Maduro no puede estar lejano. Fuerza y adelante. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

    • Germán Brandi
    • posted on April 29, 2017

    Y populismo de siempre. Un chori y un tetra y que siga la joda. Espero que Venezuela no se deje comprar como media argentina lo hizo

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: