Share

 

Por Claudio Kussman.

 

REPULSIÓN  POR ATILIO ROSAS, COMISARIO INSPECTOR (r)

Imposible expresar en estas líneas la repulsión  y el asco que siento por JORGE ATILIO ROSAS, falaz Comisario Inspector (R) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.  Este, durante algunos meses en los años 1976 y 1977, se desempeñó como Segundo Jefe y luego como Jefe interino, en la Unidad Regional V de Policía con asiento en la ciudad de Bahía Blanca. Allí tuve la desgracia de prestar servicio durante varios años, trabajando en la calle de civil.

 

ESCORIA – TALES PARA CUALES

En la misma forma en que “la justicia independiente” efectuó detenciones al “barrer”, sin importar si se era autor de algún mal llamado delito de lesa humanidad, también hubo “privilegiados” que quedaron protegidos por la misma. En Bahía Blanca son muy conocidos los casos de un empresario periodístico, y tres miembros del poder judicial. También el de este, para mí, repulsivo “jefe” de los años 70 que al día de hoy superó los 88 años de edad, o sea 17 más que yo. La diferencia además de la edad, la da que él con mis mismas imputaciones y  siendo “el jefe”,  está excarcelado por falta de mérito y yo en prisión. Ese no sería el problema extremo, si no fuera que cuando esta escoria declaró contra personal del Ejército Argentino, a la pasada me nombró como enlace con el mismo, lo cual JAMAS FUI. Quien había sido designado para ello, era el oficial, creo que con jerarquía de Principal, GUILLERMO GOENAGA, lo cual aparte de ser de público conocimiento, debe estar en registros militares de la época, que posee la fiscalía. Lógicamente con los personajes de la misma como ABEL CÓRDOBA, JOSÉ NEBBIA Y MIGUEL PALAZZANI, imposible pedir imparcialidad. Rosas y ellos son tales para cuales.

 

LOS ROSTROS DE LA INIQUIDAD

Por eso al momento del careo llevado a cabo el 10 del corriente, solicitado por mí en diciembre de 2016, o sea hace casi CINCO MESES, ROSAS se presentó sin su abogado. Se requirió la presencia de la defensora oficial CINTIA BONAVENTO y se negó al mismo, “hasta que no consulte con su abogado particular”. ¿Para que llevaría abogado si está BIEN PROTEGIDO POR LA PROPIA JUSTICIA? (inferencia mía). Más que evidente que todo es un “cajoneo” en el tiempo y también la acción de un permanente desgaste. Imaginen la movilización de Pinamar a Bahía Blanca de mi esposa y mío. La del doctor MIÑO de Rosario a Bahía Blanca, hotelería, etc. etc. Desde ya aclaro, que así tengamos que ir caminando y dormir en un banco de la plaza, allí estaremos, hasta el último aliento, una y mil veces. Jamás me perdería de ver frente a frente los rostros de la iniquidad.

 

DISCONFORMIDAD CONMIGO MISMO

Por edad ROSAS llegó acompañado por su hijo y  una mujer, exagerando su deterioro físico y aparentando carecer casi de movilidad (fuera de la vista de todos, al ir al baño, existente en un pasillo externo, se movilizó por cuenta propia). Presentaba buena vestimenta, un fuerte olor a suciedad corporal y uñas largas. Ahora pienso que todo esto solo fue una puesta en escena para simular mayor desgaste, e inspirar lástima. A nadie de este poder judicial le importa absolutamente nada la verdad. Tienen un libreto que siguen al pie de la letra.  Le pregunté al juez DA SILVA, como este ejemplar siendo el jefe está libre y yo oficial subalterno, preso, y solo respondió su silencio. Ese silencio que utilizan todos en estos casos cuando uno reclama nada más que justicia de verdad. Yo en algún momento me exasperé, lo que hace que me sienta disconforme conmigo mismo. Imagino que la imagen proyectada, frente a gente joven, fue la de un adulto mayor (yo), masticando bronca y  diciendo cosas desagradables frente a un pobre “ancianito” indefenso e impedido, que yo sé, goza de una maquiavélica e inmerecida libertad.

 

DEBIENDO UN PRESO A LA POLICÍA

ROSAS fue un jefe a quien los oficiales jóvenes le escapábamos. No era de acción, por  lo que en la jerga policial se decía que: “le debía un preso a la policía”. Quizás por envidia, siempre criticaba a sus pares o superiores jerárquicos, diciendo que solo él, era honesto. Esto representaba un compromiso para uno, por tener  mucha menor jerarquía (4 grados menos). Estando él como Comisario en Carmen de Patagones se produjo un cuádruple homicidio. Yo prestaba servicio en Investigaciones, viajamos a esa ciudad y esclarecimos el hecho, casi inédito en esa época. Esto trajo aparejada, una fricción de él con mis jefes. Solo eran 15 minutos de tonta fama, que  siguió reprochando a través de los años como si se le hubiera robado el esclarecimiento.

 

ALIEN

Hoy a la distancia analizo el careo fallido y me doy cuenta que ROSAS “compró” su libertad. Así, como un maligno ALIEN, en sus reiteradas entrevistas con el entonces fiscal militante  ABÉL CÓRDOBA depositó en el 2011 y aún antes, un huevo. Este ya maduró y  hoy el monstruo rompió, y saltó desde su interior, sobre mi rostro. A su ataque no hay escapatoria, ya que con su negativa a hablar, se llevará la verdad a la tumba, de la que espero que nunca pueda salir.

 

 

 

“Yo admiro su pureza, es un superviviente al que no afecta la conciencia,

los remordimientos ni las fantasías de moralidad”.

El Octavo Pasajero (1979)

 

 


Claudio Kussman

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Mayo 12, 2017


 

Tags: , , , , , , , ,

12 thoughts on “ALIEN”

  1. Pingback: ATILIO ROSAS, EPITAFIO A UNA MALA PERSONA - Prisionero en Argentina

    • Stella BenAish
    • posted on October 7, 2017

    ESTO HA SIDO TOTALMENTE INACEPTABLE /////// UN MUNDO DE PURA MIERDA ////// UN MUNDO QUE TODAVIA PROCREA SERES HUMANOS /////// UN MUNDO QUE REALMENTE NO TIENE SENTIDO DE SER //////// DE TODAS FORMAS HAY SIEMPRE UNA EVOLUCION DENTRO DE LA RAZA HUMANA /////// NO SE ESTAS SOCIEDADES DE GENTE TAN MALVADA Y OTROS ESCALOFIANTEMENTE TAN IGNORANTES ///////

  2. Pingback: GROTESCO JUDICIAL NUEVE (Segunda Parte) – Prisionero en Argentina

  3. Pingback: GROTESCO* JUDICIAL  DOS – Prisionero en Argentina

  4. Entre los jefes que se han borrado y esperpentos como este que con tal de salvarse a entregado hasta a su yerno (Esto es verdad, todos aca lo sabemos) no hay mucha esperanza para los subalternos. Es la Triste realidad.

    • J.Capristo
    • posted on May 14, 2017

    A este viejo el diablo se lo va a llevar y lo va a dejar a Kussman, con una piedra atada al cuello. Miren que hay gente ladina, de mal hacer.. No hay caso, unos nacen para joder(Rosas) a sus semejantes y otros para actuar lo mejor posible en la vida(Kussman).

    • Carlos Robles
    • posted on May 14, 2017

    Nada de dignidad ni respeto por los subalternos

    • Gaston Hernandez
    • posted on May 13, 2017

    Flor de traidor este jefe de antaño! Y no es el único hay muchos en todas las fuerzas.Han hecho canjes, yo marco perejiles y a mi me dejan libre.

  5. Mientras desde la mesa de entradas de la Secretaria de DDHH de Bahía Blanca, escuchaba los pormenores del negado careo solicitado por mi esposo Claudio Kussman, que se llevaba a cabo en una de las oficinas de dicho lugar, no deje de pensar y preguntarme que sentiría el hijo del policía Atilio Rosas?. Viendo que su padre es un falaz cobarde, bien aprovechado por los miembros de una justicia que no es justicia. Realmente no encontré respuestas..

  6. Es lo que nos toca vivir, si un tipo como Pinedo dice que la corte se expidió mal cuando su abuela fue asesinada en el mismo ataque que murio Paula Lambrusccini (Muestra lo que son los politicos, la ambicion vende) no me sorprende que por salvar su alma, este “jefe” evada su responsabilidad enviando al horno a jovenes suboficiales y oficiales de los 70tas

    • Patricio
    • posted on May 13, 2017

    Se lo dije en otra nota PROCESAMIENTO A TODOS LOS INTEGRANTES DE LA U. R. V – BAHÍA BLANCA AL MOMENTO DEL HECHO, SI YO ESTABA ELLOS TAMBIÉN. No va a ser fácil, pero será presentación tras presentacion, denuncia tras denuncia. Algo va a quedar.

  7. Entrega algunos nombres y sos libre como el viento, no? Como lo de Macarthy en USA

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: