Share

 

 

 

Escribe Jorge Bernabé Lobo Aragón.

Opinión:

Las escuelas de periodismo tienen como norma fundamental enseñar tres principios básicos: decir la verdad, ser claros, ser instructivos. Tres principios que a primera vista se los puede ver como elementales y muy valiosos. Así tiene que ser. El periodismo está para eso, para decir la verdad, para decirla de tal manera que se la entienda y, de paso, para aportar datos que puedan ser útiles. Lo malo es la forma que muchas veces estas enseñanzas se aplican. Decir la verdad, la verdad objetiva, la verdad evidente, es, en muchos casos, una forma de traición o de oposición destituyente. Es por eso que los argentinos tenemos la curiosa y buena costumbre de confiar en el periodismo libre. Al periodismo independiente, al periodismo que expresa sus propias opiniones, el estado no puede ni debe de manera alguna limitar ni obstaculizar esa independencia que es imprescindible para la vida en democracia. Y ya haciendo historia hay quienes interpretan que el periodismo nace en seguida y como consecuencia de la creación de la imprenta, a fines del siglo XV, en tiempos en que se descubre América y los americanos comenzamos a ser parte del imperio en que nunca se ponía el sol. La necesidad de poner en comunicación a las diversas partes de tan dilatada entidad política, y las ansias de establecer contactos con los ciudadanos de un mismo origen desperdigados en distintos y lejanos reinos, habrían sido los grandes impulsores que darían origen a esta nueva forma de establecer vínculos entre los seres humanos. Pero otros niegan esta interpretación. En especial Don Francisco Silbela, académico español del siglo XIX que magistralmente afirma: “Dondequiera que un pueblo ha tenido conciencia de su fuerza, medios para realizarla y desenvolverla, conciencia, por lo tanto, de su personalidad, un pueblo tiene siempre su periódico, en el sentido de que ese pueblo consagra siempre una parte considerable de su inteligencia, de su vida, al examen de los hechos diarios que forman su existencia misma, al conocimiento y al juicio de sus hombres y crítica de sus actos, a la noción, en fin, de todo lo que es su vida, de lo que es la dirección de sus destinos y de su espíritu, y esto y no otra cosa es el periodismo, antes y después de la invención de la imprenta”.

Notable interpretación que, a pesar del tiempo transcurrido, sigue teniendo vigencia. Este año 2017 el periodismo argentino y en especial el tucumano, merece un especial saludo por el vigor con que ha sabido condenar el ataque a sus colaboradores, y a la libertad de prensa y expresión. Es que las sociedades tienen esencias que es necesario mantener para su vida, para su permanencia, para que siga siendo satisfactorio pertenecer a ellas. Características relacionadas con sus costumbres, con sus tradiciones y, sobre todo, con la moral. A la pérdida y al falseamiento de estas conductas y libertades que se han visto como sanas, deseables, estimables, ejemplos a exponer para ser imitados, es a lo que en general llamamos corrupción. Pero eso. Quienes vivimos en sociedad esperamos que esos principios elementales no desaparezcan, que sigan latentes, para bien de nuestros hijos, de nuestra patria y del futuro. En este año 2017 y en el día del periodismo agradezco nuevamente al Club Gente de Prensa, a todos sus integrantes y a los incontables y entrañables amigos que me dan la posibilidad día a día de publicar mis ideas a través de sus portales nacionales e internacionales a pesar de ser un ignoto en la materia y solamente un simple abogado. Gracias prensa libre. Me congratulo con ustedes y con todos aquellos que de los distintos medios de manera libre e independiente luchan contra el flagelo de la impunidad, la inmoralidad y la corrupción. Muchas gracias a todos los medios locales y en especial al Diario La gaceta a través de su espacio en Cartas al lector. Feliz día. Pero es necesario una vez más recalcar que nunca debemos dejar de invocar a San Francisco de Sales, declarado celestial patrono de los periodistas por Su Santidad Pío XI en 1923, y completamente olvidado por el gremio en las sucesivas celebraciones anuales de su fiesta. Feliz día.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 6, 2017


 

Tags: ,

1 thought on “Día del Periodista…”

    • Ariel Naulia
    • posted on June 7, 2017

    fELICIDADES!

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: