Share

 

 

 Escribe Juan Manuel Otero.

 

Excmo. Sr. Presidente don Mauricio Macri.
Sabrá Ud. que durante su breve mandato han muerto en prisión 67 ancianos cuyo pecado fue defender la Patria de las siniestras intenciones de las organizaciones terroristas de tomar el poder.
Ellos cumplieron la orden del Presidente de la Nación quien como Comandante en Jefe de las FFAA les ordenó aniquilar a los traidores a la Patria. Si así no lo hubieran hecho habrían sido degradados en juicio sumarísimo y fusilados conforme lo estipulaba el entonces vigente Código de Justicia Militar.
Pero luego de cumplir la orden presidencial, derrotar al terrorismo y llamar a libres elecciones, lamentablemente soplaron en Argentina los vientos del odio, la corrupción, la venganza y la mentira y aquellos soldados fueron encarcelados en miserables mazmorras, olvidados por los argentinos desmemoriados y cínicos… que lamentablemente se cuentan por millones.
Décadas en prisión, sin sentencia, sin derechos humanos, acusados de delitos inexistentes al momento de su actuación, burlando todas las normas jurídicas incluyendo nuestra propia Carta Magna y el mismísimo Estatuto de Roma que prohíbe su aplicación en forma retroactiva (art. 11º, inciso 1).

Y llegó un día en que un candidato nos prometió “acabar con el curro de los Derechos Humanos”…. Y millones de argentinos creímos en su palabra…
Y nuestras ilusiones una vez más fueron estafadas cobardemente….
Ungido Presidente usted se prestó gustoso al homenaje a los traidores a la Patria tirando flores en el Rio de la Plata junto a distintos mandatarios extranjeros… pero olvidó por completo a quienes propiciaron la vuelta de la democracia luego de derrotar al terrorismo.
Señor Presidente, la guerra fría acabó hace décadas, pero en nuestra Patria parece que sigue vigente junto al “curro” de los DDHH. Aquella siniestra pretensión de la URSS de instalar a través de Cuba un paraíso comunista en nuestra querida Latinoamérica hoy semeja una burda pantomima…. Pero quienes la impidieron siguen en injusta prisión y uno a uno van entregando su alma a Dios, olvidados y sin que los bastardeados Derechos Humanos les sirvan siquiera de consuelo… a su edad ya no hay tiempo.
En cambio los traidores a la Patria son homenajeados, subsidiados con millonarias recompensas y premiados con cargos públicos.
Sr. Presidente, no se preocupe en hacer nuevas promesas electorales, no haga caso a su cuerpo de asesores, lamentablemente su palabra no ha sido honrada con sus actos.

 

Juan Manuel Otero
juanm.otero@usal.edu.ar

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 7, 2017


 

Tags: , ,

9 thoughts on “Carta abierta al Presidente Macri”

  1. Pingback: 메이저사이트

    • Carlos Anum
    • posted on June 8, 2017

    Con diferentes matices todos son iguales y se protegen entre ellos. Así la reina egipcia está que me presento , que no me presento a elecciones. Generosidad política para políticos.

  2. Los derechos humanos son igualdad para todos, y si el pte Macri prometió debe cumplir solo x su palabra…

    • MIRTA
    • posted on June 7, 2017

    MACRI QUIERE DAR UNA IMAGEN AL MUNDO QUE NO ES,HABLA DE JUSTICIA INDEPENDIENTE A SABIENDAS QUE LA JUSTICIA ARGENTINA ES CORRUPTA Y VIOLADORA DE LA CONSTITUCIÓN NACIONAL .SE LAVA LAS MANOS VIENDO Y OBSERVANDO COMO SE LES VIOLAN TODOS SUS DERECHOS LEGALES Y CONSTITUCIONALES A LOS PRESOS POLÍTICOS.

    • Arturo Guerra
    • posted on June 7, 2017

    Presi ausente.

    • Rastimecano
    • posted on June 7, 2017

    Que raro que Madres no abrieron una floreria en un shopping…

  3. Pues todos los candidatos son iguales. Parlotean como cotorras y luego se olvidan de la gente. Los sudamericanos Estamos hermanados en la desgracia. Y la desgracia tiene un sinónimo: DIRIGENTES POLITICOS

  4. Marche un Memorex para Mauri

  5. El accionar de los jóvenes idealistas ha sido perfecto como así también su ejecución a través de décadas. Nunca se detuvieron, fueron ambiciosos a largo plazo y hoy ocupan cargos ejecutivos tanto en lo estatal como en lo privado. Los que fueron favorecidos viviendo en democracia hipócritamente se olvidaron o directamente hoy concurren a festejar el día del Montonero, mientras el comandante en jefe de las fuerzas armadas juega al ping-pong. Fuera de todos ellos encerrados y muriendo en un mundo paralelo, al cual llegan solo algunos familiares y un reducido grupo de amigos, estamos nosotros los mas tontos y mansos de este territorio llamado Argentina. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: