Share

 

 

 

 Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON

Opinión:

 

Ha causado conmoción en la sociedad el aumento de la dieta de los legisladores nacionales y Provinciales y así se han manifestado numerosos ciudadanos y lectores en numerosos matutinos, especialmente en nuestra provincia. Algunos hablan de falta de ética, inmoralidad y atropello, otros se mofan de la Crisis económica en el Congreso y en definitiva en los poderes del estado, cuando la economía del pueblo no arrima a cubrir la canasta familiar básica. En ese sentido “San Pablo dice que el que vive para el altar viva del altar”. Si uno ha de dedicar su vida a una tarea o a una función, conveniente o necesaria, bueno es que de ella misma se sustente. De acuerdo a esta enseñanza, y siendo la política imprescindible en la sociedad, es lícito que el que vive para la política, viva de la política. Está muy bien que las funciones de gobierno se compensen con una paga que permita subsistir. Pero a través de los tiempos esto se ha prestado a abusos. Como los que gobiernan establecen el monto de sus propias asignaciones, se cae en la fijación de cifras exageradas, pareciendo que el objetivo no fuera el de posibilitar su ejercicio sino que la política se constituyera en empresa lucrativa. Por eso resaltan como excepciones los políticos que, teniendo un legítimo derecho a recibir un estipendio, renuncian a él como demostración de que su actuación se debe a un generoso propósito de favorecer a los demás, no de verse remunerado. Es el caso de Arturo Umberto Illia.

Fue un médico y político argentino elegido presidente de la Nación Argentina, cargo en el que se desempeñó entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966, cuando fue derrocado por un militar. Vivió casi toda su vida en su humilde casa de Cruz del Eje, donde se dedicaba a la medicina, y que nunca utilizó su influencia a su favor, a punto tal de tener que vender su auto estando en el ejercicio del mando y de negarse a utilizar fondos públicos para financiar sus tratamientos médicos. Luego de su gobierno, mantuvo su activa militancia política, rechazó la jubilación y se ganó la vida trabajando en la panadería de un amigo. Siente que la función política es tarea de docencia cívica, no camino hacia los honores. Ya ha cumplido con la patria. Ha ocupado altísimos cargos con recato, con humildad y con una total lealtad a su jefe que es la sociedad, su Patria. El Dr. Illía además de haber sido leal al semejante su pueblo fue un gran amigo de la verdad. ¿Fue un gran estadista? No lo sé. Si creo que fue un gran presidente y un enorme Señor. El ejemplo de su desinterés, de haber ingresado a la política para dar, no para recibir, enriquece la emoción colectiva de los argentinos y lo constituye en ejemplo necesario, sobre todo en los tiempos actuales en donde se necesitan ejemplos a imitar.

PrisioneroEnArgentina.com

Junio 9, 2017


 

Tags: ,

5 thoughts on “El dietazo…”

  1. Pingback: Micro Frontends

    • Camila Schneider
    • posted on June 10, 2017

    Por ser muy honesto no lo querían ni los radicales. Cuando lo voltean los militares, salió caminando de la Rosada y se tomó un taxi porque nadie lo llevó. Argentina canibal.

  2. Bien lo marca Patricio, ILLIA fue ejemplar, pero nadie siguió su ejemplo y en su momento no lo querían ni los radicales. San Martín también lo fue, pero… todo se llama NESTOR K, hasta el centro cultural donde MACRI invitó a cenar a MERKEL. El pueblo en mayoría es bastante hipócrita, no? Pondera los grandes ejemplos honorables, pero luego aplica la “viveza criolla”. Si lo hace otro está mal, si lo hago yo está bien. Hasta el último céntimo, tenemos lo que merecemos. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

  3. Recordar lo que uno acostumbraba pensar tiempo atrás y lo que elige pensar ahora. Siempre tenemos la libertad de poder elegir en el presente, que es el único momento que existe. Recuerda que lo llamamos “libre albedrío” no es más que la oportunidad que se nos da de elegir nuestros pensamientos. En esto radica nuestro verdadero poder y es así como tomamos las riendas de nuestra vida.Votamos en blanco? Yo no lo haría por las consecuencias. Votamos con la foto de nuestros familiares prisioneros políticos y también con las fotos de los niños asesinados por los terroristas? Tal vez no sirva para nada, pero quedaría en mi conciencia el deber cumplido de no haber votado zàtrapas!!! O hay a la vista alguien como Illia? En este tiempo tal vez alguien tan simple y honesto, no es para el mundo actual.

    • Patricio
    • posted on June 10, 2017

    Pero las calles, avenidas, escuelas, centros culturales, estadios, oficinas, en su momento Provincias y Capitales, etc. tienen los nombres de los principales zátrapas demoledores de la República, PERON Y KIRCHNER. Y algunos perduran. La culpa es nuestra, de nadie más.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: