Share

 

Por Claudio Kussman.

 

EL MUNDO PARALELO DEL ¡NO!

Cuando se es encarcelado con este tipo de imputaciones, se  pierden casi todos los derechos constitucionales y en el mejor de los casos, los mismos son solo simulaciones. Asimismo tener que demostrar inocencia de algo que ocurrió hace 40 años, o más, mientras unos fiscales militantes e inescrupulosos nos cuelgan hechos mediante inferencias como si fueran pruebas, realmente es una burla a la ley y la razonabilidad. Más cuando uno quiere aportar algo y todo es… ¡NO! Esos no, son parte de este criminal mundo paralelo. A la lista de las seis negativas aportadas en la anterior nota, ahora agrego doce más. Así completo dieciocho veces un NO.

SIETE – No se dejó constancia alguna de un detalle muy curioso, teniendo en cuenta que pasaron 40 años. Al mostrar la oficina que utilizaba a diario al final del día, para recibir y realizar llamados telefónicos (no existían los celulares), mencioné la ubicación de un interruptor telefónico a palanca. Este por supuesto no estaba, si las perforaciones del atornillado de dicho elemento en el replanado de madera que cubre las paredes.

OCHO – No se dejó constancia, que todas las aberturas del edificio, llamativamente  estaban con las persianas  bajas o cerradas, y el personal con luz artificial en el interior de las  oficinas. Hasta el momento desconozco el motivo.

NUEVE – No se inspeccionaron 2 o 3 oficinas que pertenecieron al Comando Radioeléctrico. Estaban cerradas con llave y por premura en el acto no se esperó que trajeran las mismas y el juez ordenó seguir  adelante.

Juez Walter Ezequiel López Da Silva

DIEZ – No se dejó constancia de la plantación del jardín, cuyas especies y su crecimiento en más de 40 años  yo diera cuenta.

ONCE – No se dejó constancia sobre todo lo que expusiera sobre el automóvil OFICIAL, Torino blanco que yo utilizaba. Su transformación, etc.  Lugar donde le cambiaban aceite y filtros, y solía estacionar, etc.

DOCE –  No se dejó constancia sobre de todo lo que expusiera y mostrara sobre el militar  de apellido VALERO, quien fuera interventor de la Unidad Regional. Detalles importantes que dejan en evidencia falacias del removido, por incompetente,  secretario judicial con cargo de juez subrogante ULPIANO MARTINEZ quien, a mi entender, por obsecuencia a los fiscales antes mencionados decretó mi detención.

TRECE – No se dejó constancia sobre todo lo que yo dijera sobre el polarizado  de los automóviles (no se conocía el mismo en los años 70) y sus implicancias visuales desde las ventanas de los inmuebles vecinos. Ello habla de funcionarios jóvenes y relatos no concordantes con la época.

CATORCE –  No se inspeccionó ni dejó constancia alguna,  de la oficina que utilicé durante la investigación de un  homicidio en ocasión de robo, de un carnicero, en el cual resultaron autores personal del Comando Radioeléctrico.

QUINCE – No se dejó constancia del portero eléctrico en el ingreso peatonal. S.S no se quiso aproximar hasta las rejas lindantes con la acera, para verlo.

DIECISEIS –  No se dejó constancia de los 2 comedores que funcionaron en el lugar y a donde yo periódicamente solía concurrir.

DIECISIETE – No se dejó constancia donde funcionó la armería. Allí se acopiaba gran cantidad de armas largas y cortas como así municiones, que eran distribuidas a todas las Comisarías de la jurisdicción, para renovación y prácticas de tiro.

DIECIOCHO –  No se dejó constancia, si bien yo lo mencionara, que tanto hoy como en el pasado, en el lugar si bien trabaja personal de seguridad, también lo hacen, administrativos, técnicos, y profesionales. En los 70  también había mozos, jardineros, cocineros, personal de mantenimiento,  peluquería y taller mecánico. Esto más las características edilicias, inhibía el lugar para cualquier acto ilegal.

 

HIPOCRESÍA VIGENTE

Cuando el país fue sacudido por la violencia y morían  terroristas, la sociedad decía “algo habrán hecho” y se desentendía de todo. Solo se clamaba para que las fuerzas del estado, pararan los asesinatos y la detonación de bombas, a cualquier precio. La estadística habla de 4380 explosiones en diez años, lo que no se especifica es que la gran mayoría se produjeron a lo largo de un año y medio, o a lo sumo dos. Hoy esa misma sociedad trata y respeta a los asesinos del pasado, que antes pedían se los matara. Mientras aplica el mismo “algo habrán hecho”, con quienes estamos imputados al “barrer” con estos mal llamados delitos de lesa humanidad. El cambio no existe,  la hipocresía sigue más vigente que nunca.

 

 

El único vicio que no puede ser perdonado es el de la hipocresía.

El arrepentimiento del hipócrita es hipocresía en sí misma.

William Hazlitt (1778-1830)

 


LA VIDEO FILMACIÓN OPORTUNAMENTE SOLICITADA, PARA ILUSTRAR EL LUGAR DONDE SE LLEVÓ A CABO EL  ACTO DE INSPECCIÓN OCULAR, FUE  SUPLANTADA POR LAS OCHO TOMAS FOTOGRAFICAS SIGUIENTES:

      


Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Junio 20, 2017


Tags: , ,

20 thoughts on “GROTESCO JUDICIAL CUATRO”

  1. Pingback: 3d printer

  2. Pingback: gửi hàng đi mỹ

  3. En pocas palabras, sigue la joda.

  4. Las ilegalidades a la ordenyer la Policia Federal arrestó a GUSTAVO GONZALEZ SASS por orden del Juez RAFECA por la causa del RI6 Mercedes

    1. Peor que con Cristinita

  5. Dan asco. Por eso la marcha contra los prevaricadores.

  6. A pesar de la indiferencia o desidia de los tribunales, hay que seguir por esta línea. Las denuncias se apilaran, pero es la unica.

  7. Pablo Pisano: Lo que debemos entender es que los jueces militantes actúan parcialmente por ideología. Los que no, no quieren inmiscuirse en temas que les pueden acarrear graves problemas por justicia legitima o entes de derechos humanos.
    Curiosamente “Justicia Legitima” esta integrada por una banda de prevaricadores y las organizaciones de “Derechos Humanos” no buscan proteger ningún derecho. Es esta la Argentina cruda y real que nos toca vivir.

    • Pablo Pisano
    • posted on June 21, 2017

    Los PP están maniatados por una justicia falsa revanchista y prevaricadora
    Los jueces q no comulgan son culpables por encubrir

    1. Los PP estan CONDENADOS desde el comienzo.

    • Patricio
    • posted on June 21, 2017

    “La mentira es una mentira, incluso, si todo el mundo la cree; La verdad es la verdad aunque nadie la crea”

    “Las cosas no son tan simples, algunos sucesos tienen lugar a pesar de que no sean verdad; otros lo son a pesar de que jamás ocurrieron.

  8. Estamos en la ridiculez, lo bueno es que no se vuelve. Lo triste es que una insólita cantidad de presos políticos tienen que seguir esperando. Acá nos falta un Capriles

    • Carlos Cablet
    • posted on June 20, 2017

    Otra verguenza nacional.

    • Walter Moneri
    • posted on June 20, 2017

    Bueno…son jueces argentos… que se puede esperar???

  9. Lo de las fotos es joda, no? Que muestran exactamente?

    1. Estimado Eduardo, creo que demuestran que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. Gracias por participar. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

      1. Mi sospecha confirmada: Esotra farsa de los jueces-delincuentes.

        1. Realidad, no sospecha.

  10. Los vidrios tinteados aparecieron en Estados Unidos en el año 66 y no llegaron a sudamerica hasta casi los años 80… por los menos en mi pais, Perú
    Le pregunto que habia dicho usted de los autos tinteados

    1. Estimado Robinson, Los fiscales (gente joven) INFIEREN hechos gracias a que los jueces concienten, sin tener muy en cuenta los limitados medios tecnológicos que había en esa época. Así por ejemplo relatan el traslado de tres detenidos encapuchados en el asiento trasero de un patrullero (mi vehículo era civil) a plena luz del día, lo cual es un absurdo en una ciudad como Bahía Blanca que en los años setenta tenia 182.000 habitantes (la mitad que hoy) ya que no habia polarizado de autos. Todos los relatos de movimiento de terroristas de esos años hablan de traslados casi siempre nocturnos, encapuchados y tirados en el piso (3 personas en el asiento trasero imposible) y dentro del baúl, nunca lo que relatan en esta oportunidad. A ello si sumamos lo que no se quiso ver en en la inspección ocular, de una dependencia con mucha visión abierta desde la calle y casas vecinas en una zona de clase media alta y alta, impide actos de violencia como sería la tortura. Hoy detener y encapuchar es normal para la protección de la identidad del detenido, debido a lo simple que es filmar a los medios o a cualquier particular con un teléfono. En esa época no se encapuchaba a ningún detenido por delitos comunes. Otra burda inferencia de estos torpes se da cuando dicen que a un detenido se los paseó en auto por 4 o 5 horas (imposible con el tamaño que tenia Bahía Blanca). O hasta una zona, donde hoy es fácil llegar por una autopista de circunvalación que fue construida muchos años después. Como yo trabajé en la calle en esa ciudad durante 11 años conocía hasta las piedras y en el acto me doy cuenta cuando mienten. Agradezco su participación y la información, había estado buscando cuando llegaron los vidrios tinteados ,como dicen ustedes, y no había encontrado nada. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: