Share

 

 

Escribe Andrea Palomas Alarcón.

 

Hoy, jueves 6 de julio debió leer sus “breves notas” como final del vergonzoso juicio “Operativo Independencia” el preso político Tte Cnl Julio César Meroi.

No pudo hacerlo; una trombosis ocurrida durante la anterior audiencia se llevó su vida. No sólo la injusticia mata, los juicios en sí son armas homicidas que se llevan la vida de la gente.

Se había preparado con esmero para decirles a esos jueces prevaricadores todo lo que había en su corazón y en su mente. Setecientos testigos desfilaron por este circo sin que ninguno lo hubiese reconocido o acusado de nada. Ahora los chacales que parasitan los Derechos Humanos dirán compungidos “murió impune”. Los chacales que se alimentan de la carne y de la sangre de los presos políticos de Argentina.

Pero, sin embargo, Meroi estuvo presente en la audiencia de hoy. Su hijo y su hija sostuvieron un cartel con su rostro y la leyenda “Preso político N° 413 muerto en cautiverio”

 

Estuvieron allí en el nombre del padre.

En el lugar que ocupaba durante el juicio, una bandera de luto simboliza lo que muchos sentimos.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 6, 2017


 

Tags: , , ,

4 thoughts on “En el nombre del padre”

    • bazn.graciela2017
    • posted on July 10, 2017

    La desesperanza e impotencia que sentira esta familia victima de los terroristas.

    • Patricio
    • posted on July 7, 2017

    Por no leer esta página, coloqué la noticia en otra y agregué una cita “podrán cortar las alas del cuerpo, pero no las del alma; con las primeras se llega a las nubes, con las otras al cielo” Q. E. P. D. ahora estás lejos de las hordas en la Paz del Señor.

    • Lily Gonzalez
    • posted on July 6, 2017

    A veces me pregunto como hacen las familias de los PP, para seguir. Conozco a algunos familiares y parecen estar atravesados por una flecha, que les agujereo el corazón

  1. Nuestro acompañamiento en el dolor a los seres queridos del martirizado Tte Cnl Julio César Meroi. Mis votos para que quien rija nuestros destinos, den a sus asesinos y familiares, lo que realmente se merecen. Ellos nos destruyen a nosotros los prisioneros y también a nuestras respectivas familias, sin sentimiento de culpa alguno. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: