Share

 

 

Por Claudio Kussman.

 

 

AMBIVALENCIA*

Por ahora, respetables Comandantes Juan Pablo Badie, Fabián Arturo Méndez y Pablo Escola, escribo estas líneas con un sentimiento ambivalente hacia los tres y el personal que actuó el día  uno de agosto, en la protesta del Pu Lof mapuche de Cushamenen en la provincia de Chubut. Por un lado me solidarizo con ustedes y sus respectivas familias ante los difíciles momentos que tienen que vivir. Desgraciadamente son parte del haber elegido una profesión de riesgo y confrontación, en la que no siempre se sale bien parado. Eso solo es para los finales del cine hollywoodiense, donde el bien y la verdad se imponen al mal y la mentira. La realidad en este territorio llamado Argentina es muy distinta. Por ello al Comandante Escola, que en los medios dice: “El 1 de agosto no detuvimos a nadie, no matamos a nadie, no estuvimos ni cerca de detener a alguien. Duermo tranquilo, actuamos correctamente” yo le diría que no se confíe. Yo también dormía tranquilo, hasta que  el 28 de noviembre de 2014  luego de 3 años de haberme puesto a disposición de la “justicia”, aparatosamente vinieron a detenerme a mi hogar,  esbirros de la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria). Hasta hoy el gobierno aparentemente los respalda, pero eso no quiere decir que mañana sea así. Que ante las presiones de los organismos ideológicamente radicalizados no los entreguen a los lobos. Está a favor de ustedes que ante el futuro que se avecina, el poder ejecutivo necesita de fuerzas de choque. De cualquier forma  son la parte más delgada del hilo y por consiguiente, de siempre, totalmente sacrificables juntamente con sus respectivas familias.
El comandante Pablo Escola del escuadron de Gendarmeria Esquel Chubut “El 1 de agosto no detuvimos a nadie, no matamos a nadie, no estuvimos ni cerca de detener a alguien. Duermo tranquilo, actuamos correctamente”

El comandante mayor de Gendarmería Diego Conrado Héctor Balari

 

 

Comandante General Enrique A. Zach (RA)

 

 

PODREDUMBRE MORAL

En esto no importa si se es inocente o culpable, ya que la podredumbre moral de nuestros gobernantes es casi inimaginable. Y lo peor es que también invadió a las instituciones de todos aquellos que vestimos uniforme. Sobre sus destinos el tiempo tiene la palabra. Ahora bien, les comento que  estando prisionero en la Unidad 31 de Ezeiza, entre otros gendarmes presos, el día 4 de julio de 2015 conocí a ROBERTO JULIO FUSCO (2), quien tenía 66 años de edad y había sido músico percusionista de la fuerza de ustedes. En los años 70 era recién ingresado a la banda de música, al momento de los hechos que le imputaban.  Al tener una personalidad en la que era más que evidente no ser un hombre de armas, estaba sobrepasado y tratamos de consolarlo y ayudarlo. También recuerdo que en estado de shock y muy esperanzado, por ser inocente, le cursó una nota al Director Nacional de Gendarmería, COMANDANTE GENERAL ENRIQUE ALBERTO ZACH pidiendo ayuda. Este cobardemente le respondió con su silencio. Esta actitud indiferente y tan poco noble con camaradas en prisión que sufren y mueren, son las que ustedes también han tenido todos estos años. Entonces es cuando mi sentimiento ambivalente es totalmente contrapuesto a la solidaridad expresada, y me pregunto. Si van presos con las dramáticas y graves consecuencias familiares que esto conlleva, en realidad el destino no estaría haciendo justicia?

 

* Estado de ánimo en el que coexisten dos emociones o sentimientos opuestos.

 

 

Claudio Kussman

www.PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Septiembre 04, 2017

 

 

 

 

«Primero se llevaron a los judíos,
pero como yo no era judío, no me importó.
Después se llevaron a los comunistas,
pero como yo no era comunista, tampoco me importó.
Luego se llevaron a los obreros,
pero como yo no era obrero, tampoco me importó.
Más tarde se llevaron a los intelectuales,
pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.
Después siguieron con los curas,
pero como yo no era cura, tampoco me importó.
Ahora vienen por mí, pero es demasiado tarde.»

MARTÍN NIEMÜLER


EN MEMORIA DE LOS SUBOFICIALES DE TODAS LAS FUERZAS QUE NO HABIENDO TENIDO JERARQUIA

NI PODER DE RESOLUCIÓN EN LOS CRUELES AÑOS 70 HOY SUFREN Y MUEREN EN PRISIÓN.

SON LAS GRANDES  VICTIMAS DE LA INIQUIDAD Y LA HIPOCRESIA DE LOS PODERES DEL ESTADO ARGENTINO,

CUYOS MIEMBROS  CONVIVEN CON ASESINOS TERRORISTAS DEVENIDOS EN “JOVENES IDEALISTAS”.


 

Tags: , ,

18 thoughts on “CARTA A LOS GENDARMES DEL CASO MALDONADO”

    • Daniel González
    • posted on September 21, 2017

    La metodología es exterminar con el buen nombre de todas las instituciones.

    • Juan A. Elizalde
    • posted on September 6, 2017

    Nada mas ni nada menos que el armado de una nueva causa…

  1. El plan KK sigue y sigue.

    • M D.G.
    • posted on September 5, 2017

    En esta los mandan al muere a los gendarmes. Falta qye empiece el plan de desacreditación a los bomberos y listo.

  2. Parece que hay mucha solidaridad entre los gendarmes, no-te-parece?

    • Josuel Agostini
    • posted on September 5, 2017

    Que remita el de los jefes de las fuerzas. La cagadera que tienen hace que se borren olímpicamente

    • Gabriel Sarmach
    • posted on September 5, 2017

    Que me disculpe el comandante Scola … tendrá la conciencia tranquila, pero si duerme tranquilo es porque vive en un mundo de fantasía …de onda

    • Edgar Palladini
    • posted on September 5, 2017

    Buena nota que ofrece dos lecturas
    Una la ejem…. ingenuidad de la gendarmería , La otra es para los que se llenan la boca diciendo “no vuelven más” … SEÑORES : !!!!!! NUNCA se fueron !!!!!!!

    • Ernesto Doblas
    • posted on September 5, 2017

    El país del tenes uniforme., sos culpable

  3. Es indudable que quienes ostentas estas jerarquías fueron fieles a las órdenes del gobierno primero de K y ahora de M, no dudaron en tratar mal a sus propios camaradas que tenían custodiados, que gracias a ellos al derrotar la suversión todavía la Gendarmería tiene vida, que como el caso de ZACH entregó a su gente cobardemente y nunca fue capaz de poner la cara. Todo lo que hizo el K, y la repotenciación que de ella hizo no fue nada más que para usarlos, de hecho que al sacarlos de su misión principal, el cuidar las fronteras, pasaron a ser meros policías, pero más grave aun, el gendarme como las otras fuerzas de seguridad, menos las policías, no conocen las calles, e indudablemente los usan como carne de cañón, y es lo que estamos viendo ahora, se supone que son hombres de honor cuando no lo son, como ha ocurrido en todas las instituciones uniformadas, han olvidado que somos hombres de armas y no elemento que se usa y se lo tira.
    Estimado KUSSMAN sus palabras como siempre son impecables, y a lo mismo que Ud. lo siento por la Institución de gendarmería, pero como dice Ud. yo creo que se lo merecen si algunos de estos personajes caen presos, ya que nunca supieron defender a su gente y incluso los trataron en muchos casos mal cuando tenían la responsabilidad de su custodia, y como dije en una oportunidad “a las instituciones la haces los hombres si sus dirigentes no sirven las instituciones son su reflejo”
    Cordialmente

    1. Excelente Ariel Valdiviezo y por supuesto que concordamos plenamente. Bien sabemos que en no pocas oportunidades el personal de diferentes fuerzas que nos vienen a detener hace desplazamientos aparatosos y desmedidos, demostrando ser como personas verdadera escoria. En mi caso los esbirros de la PSA fuera de recorrido me pasearon esposado de punta a punta en el Aeroparque metropolitano rodeado por 4 o 5 efectivos. Eso si, no llevaban armas largas. Lo repito por lo ilegal, pero me hace sentir con autoridad moral ante la pobreza intelectual y espiritual de esta gente y de los togados que se prestan al prevaricato. Esta gente luego cuando caen presos, son los mudos que andan detrás de los “candados” (guardia cárcel) preparándoles comida, cubriéndoles guardias nocturnas e informando si se enteran de alguna “picardía” de otros prisioneros. Toda una experiencia de vida no? Un abrazo CLAUDIO KUSSMAN

        • Patricio
        • posted on September 5, 2017

        Hay un viejo dicho “Los hombres pasan, las Instituciones quedan…………….a la miseria

        1. Tragicomico y muy cierto.

    • Patricio
    • posted on September 4, 2017

    En cualquier momento, alguno de los gritones de izquierda, les pide la cabeza y se la entregan sin chistar.

    • mirta
    • posted on September 4, 2017

    Excelente Sr Kussman.Ha dicho la verdad .Creíamos que en esta nueva etapa que nos toca vivir, los jefes de las diferentes fuerzas iban a bregar por sus camaradas presos,pero siguen demostrando su desinterés y cobardía.Ojalá se resuelva el caso Maldonado para el bien de los gendarmes, pero si no es así,lamentablemente, no vivirían tranquilos el resto de sus vidas sabiendo que pueden ir presos hoy o dentro de 40 años, con o sin pruebas.Que no se confíen!!!

    • Juan Peluffo
    • posted on September 4, 2017

    Bien Kussman, no se calle. Estos uniformados se creen intocables con la tintillo defendiendolos.Aunque nada hayan hecho…si son necesarios para el mejor ejercicio del gobierno. Fueron.

    • Patricio
    • posted on September 4, 2017

    Que patadón en las……..botas

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: