Share

 

 

Escribe David San Román.

 

Juicio en Tucumán

 

El Poder Judicial argentino perdió completa objetividad con la ignorancia y parcialidad demostradas en el juicio en Tucumán por el Operativo Independencia, cuando desconoció la jerarquía y la responsabilidad del plano político del gobierno de María Estela Martínez de Perón. La dirigencia política en 1975 firmó tres decretos secretos con los que ordenó aniquilar a los elementos subversivos que actuaban en territorio nacional. La semana pasada condenaron a miembros de las Fuerzas Armadas que cumplieron esa orden, mientras que Isabel Perón nunca fue citada a declarar. Por la Constitución nacional, ella fue la comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en tal período, por lo que es la primera responsable y debería haber prestado testimonio. El gobierno de Macri se excusa de “los juicios de lesa humanidad” diciendo que son competencia de la Justicia, pero se presenta como querellante y trata de simpatizar con los organismos de DD.HH. que apañan la mentira que existe en todo este negocio.

David San Román

 


Colaboración: Andrea Palomas Alarcón.


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 21, 2017


 

Tags: , ,

4 thoughts on “Juicio en Tucumán”

    • Orlado Bianchi
    • posted on September 22, 2017

    Los juicios seguiran hasta que esten todos los PP muertos.

    • Patricio
    • posted on September 21, 2017

    Cuando en 1983 el gobierno recién instalado dicta los decretos (que serían luego, no antes, refrendados por Leyes) de juicio a la Juntas Militares, crea la teoría de “los dos demonios”, lo que al hacerlo (perversamente) quita de la vista el factor político salvándoles la ropa (entre ellos no se pisan la manguera; los únicos que se rascan para fuera son el perro y los uniformados, perdonen pero está visto que es así, salvo excepciones, que son eso, excepciones), y de esta manera nunca fueron asociados al flagelo de la guerra, que alentaron y cuando se les fue de las manos, pedían a gritos la represión. Los citados Decretos de Aniquilamiento, fueron eso, Decretos y no Leyes del Congreso, otro hubiese sido el cantar de haberlo exigido los Jefes militares, pero estaba determinado de antemano que esto, de tener éxito sobre los terroristas, quedaba la puerta abierta para los futuros juicios que hoy vemos, se suceden. Hoy advertimos que nada ha sido al azar, juicios, indemnizaciones, premios, ofrendas florales, designaciones con el nombre de los guerrilleros, etc. etc. Va a ser difícil la reconstrucción cuando han blanqueado de las mentes la verdadera historia, acondicionándolas a un relato perverso; lo peor es que detrás hay personas que arriesgaron sus vidas, unos cayeron en combate, otros quedaron con las secuelas de sus heridas físicas y/o emocionales y lo peor es que fue en el marco del cumplimiento de órdenes emanadas de sus jefes superiores ¿en que queda la demanda de “Subordinación y Valor”? Para los que vinieron después, unas palabras dichas por compromiso, vacías de contenido, sin valor para el futuro.

  1. Estimado David San Román, felicitaciones por su valiente y veraz carta. Argentina debe ser uno de los únicos lugares del planeta en donde la historia la escribe quienes perdieron la guerra. Y no solo eso, estos asesinos de hombres, mujeres y niños, con su relato se transformaron en idealistas defensores de la democracia, a la que en los 70 querían eliminar. Creo que esto no terminará en nosotros, los que vamos a morir en prisión a manos de delincuentes y asesinos del poder judicial. El final está abierto, en esta sociedad con gran parte de la misma saturada de hipocresía e indolencia. Tanta mezquindad e iniquidad no será gratuita. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

    • José Luis Vera
    • posted on September 21, 2017

    La historia que hemos borrado

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: