Share

 

 

Escribe Luis Bardín.

 

Combatiendo al capital

 

Parece pasarán años antes que el Papa Francisco

se decida a visitarnos. Argentino sigue siendo,

sus ideas lo han marcado. No ha logrado desprenderse

de un esquema partidario que se proclamó a sí mismo

justicialista y humano, que tuvo mucho poder,

pero muy poco ha logrado.

Desde ya hace mucho tiempo, Bergoglio se ha colocado

en un lado de la grieta que nos sigue separando.

El destino hoy lo ha enfrentado a un mundo globalizado

que muestra dificultades, reafirmando su pensar

que son las fuerzas del mal quienes están manejando

a usureros capitales y a capitales nefastos.

Sueña hoy que su utopismo puede al mundo proyectarlo

persistiendo en un esquema de populismo cerrado.

 

La lucha que usted supone no es de pobres contra ricos

siempre será entre individuos a quien Dios les ha otorgado

desigual capacidad y talentos muy distintos,

donde el bien o el mal los hace mal o bienaventurados,

volubles o volitivos.

Esos son los instrumentos que el hombre tiene a su alcance
para lograr  bienestar y llegar a un objetivo.

La historia nos ha enseñado y nos seguirá enseñando:

cuando hubo lucha de clases el mundo se ha desangrado.

 

Las luchas que en democracia nos marcarán un destino

no será dada entre clases: siempre será entre individuos

que en el diario trajinar, de acuerdo a capacidades

y a su trabajo creativo, triunfarán o no en la vida.

Depende de cada uno, como enfrenta el desafío.

La desigualdad existe por ser los hombres distintos.

No señale al capital como instrumento del mal

y principal enemigo

Acaso curas villeros, que viven con humildad ,

se sienten hoy descastados  al ver la pomposidad

y las enormes riquezas del Estado Vaticano.

Ahí veo desigualdad pero jamás pensaría

que Dios es neoliberal y quiera perjudicarnos

o analiza ideologías cuando premia con rosarios.

 

Soy tan solo un compatriota ¡Ni pretendo aconsejarlo!

pero hay cosas que la edad nos regala: el ser más sabios.

Dios mismo permite el mal para lograr mayor bien.

¿Sería pecado el pensar que no es fomentar la pobreza

permitirle al capital que logre mayor riqueza?

 

Si al césar lo que es del César y a Dios dar lo que es de Dios

no confunda aquel ejemplo que el Nazareno le dio.

Jesús expulsó del templo a quién iba a comerciar.

El echó a los fariseos lo cual no quiere decir

que combatió al capital.

 

    Luis Bardín.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 16, 2017


 

Tags:

3 thoughts on “”

    • Socorro
    • posted on January 15, 2018

    Cuando hera chica me asustaban con el hombre de la bolsa, a este niño con el Papa.

  1. Bergoglio, a pesar de su investidura, es un mal cristiano. Muy veraz el presente escrito. Nunca se debe pedir a nadie que lo quiera a uno. Este es un importantísimo sentimiento superior que surge espontaneamente y nos ayuda a vivir mejor. Luego sí, se debe cuidar día a día para que perdure a través del tiempo. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

    • Mabel Sanchez
    • posted on January 15, 2018

    Felicitaciones la pura realidad.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: