Share

 

 

En ocasiones se busca refugio bajo el marco de una puerta, ya que nos encontramos con la guardia baja y el sonido inconfundible de una alerta “Amber” hace trinar el teléfono celular. El paradero de una menor estaba siendo comunicado a todos aquellos propietarios de teléfonos celulares, a conductores a través de carteles luminosos en las rutas, y a cada una de las computadoras que tengan sistemas de mensaje telefónico incluido en todos los estados de la unión.
Hoy en día, el sistema Amber de alertas también se ha expandido al Distrito de Columbia. El País Indio-americano, Puerto Rico. Islas Vírgenes y otros 22 países. Este método, ha logrado recuperar un total de 897 niños que fueron secuestrados desde su creación, hace más de veinte años.
Cada plan AMBER exitoso contiene criterios de activación claramente definidos, estos son recomendaciones de criterios. Los planes AMBER requieren que la policía confirme un secuestro antes de emitir una alerta. Esto es esencial al determinar el nivel de riesgo para el niño. Claramente, los secuestros perpetrados por extraños (muchas veces ex cónyuges sin autorización secuestran a sus propios hijos) son los más peligrosos para los niños y por lo tanto son primordiales para la misión de una Alerta AMBER. Permitir activaciones en ausencia de información significativa de que un secuestro ha ocurrido podría conducir al abuso del sistema y, en última instancia, debilitar su efectividad. Al mismo tiempo, cada caso debe evaluarse por sus propios méritos y se debe emitir un juicio rápido. La aplicación de la ley debe entender que un enfoque de “la mejor decisión posible”, basado en la evidencia. Los planes requieren que un niño corra el riesgo de sufrir daños corporales graves o la muerte antes de que se pueda emitir una alerta. Este elemento está claramente relacionado con el reconocimiento de las fuerzas del orden público de que los secuestros en manos de extraños representan el mayor peligro para los niños. La necesidad de información oportuna y precisa basada en criterios estrictos y claramente entendidos es fundamental, una vez más teniendo en cuenta el enfoque del “mejor juicio” o “mejor criterio”.
Para que una Alerta AMBER sea efectiva en la recuperación de un niño desaparecido, la agencia de aplicación de la ley debe tener suficiente información para creer que una transmisión inmediata al público mejorará los esfuerzos de las autoridades para localizar al niño y detener al sospechoso. Este elemento requiere tanta información descriptiva como sea posible sobre el niño secuestrado y el secuestro, así como información descriptiva sobre el sospechoso y el vehículo del sospechoso. La emisión de alertas en ausencia de información significativa de que se ha producido un secuestro podría conducir a un abuso del sistema y, en última instancia, debilitar su eficacia.
Cada estado adopta el estándar de “17 años o menos”; o, como mínimo, acepta cumplir con la solicitud de cualquier otro estado de emitir una alerta AMBER, incluso si el caso no cumple con el criterio de edad del estado que responde, siempre y cuando cumpla con el criterio de edad del estado solicitante. La mayoría de los planes AMBER requieren la activación de la alerta para niños menores de cierta edad. El problema es que la edad puede variar: algunos planes especifican 10, 12, 14, 15 y 16. Las diferencias en los requisitos de edad crean confusión cuando una activación requiere múltiples alertas en todos los estados y jurisdicciones. El uso excesivo del sistema Alerta AMBER, socavará su efectividad como herramienta para recuperar a los niños secuestrados.
Inmediatamente ingrese los datos de alerta AMBER en el sistema del Centro Nacional de Información Criminal (NCIC). Se debe ingresar información de texto que describa las circunstancias que rodean el secuestro del niño, y el caso marcado como Secuestro de Menores. Muchos planes no requieren la entrada de datos en el NCIC, pero esta omisión socava toda la misión de la iniciativa AMBER Alerta. La notación en la entrada debe ser suficiente para explicar las circunstancias de la desaparición del niño. La entrada de los datos de alerta en el NCIC expande la búsqueda de un niño secuestrado desde el nivel local, estatal o regional hasta el nacional. Este es un elemento crítico de cualquier plan efectivo de Alerta AMBER.
En resumen, los Criterios recomendados por el Departamento de Justicia son claros:
Existe una creencia razonable por parte de las autoridades de que se ha producido un secuestro.
La agencia de aplicación de la ley cree que el niño está en peligro inminente de lesiones corporales graves o la muerte.
Hay suficiente información descriptiva sobre la víctima y el secuestro para que las autoridades emitan una alerta AMBER para ayudar en la recuperación del niño.
El secuestro es de un niño de 17 años o menos.
El nombre del niño y otros elementos de datos críticos, incluida la bandera de Sustracción de Menores, se ingresaron en el sistema del Centro Nacional de Información Criminal (NCIC).
En general, los conductores y los transeúntes conservan las informaciones emitidas por Alerta AMBER. En varios casos, las participaciones de estos han sido decisivas.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 22, 2018


 

Tags: ,

5 thoughts on “Alerta AMBER”

  1. Amber was named after a little girl abducted byher own father.

    • Daniel De la Iglesia
    • posted on March 2, 2018

    Muy interesante solo me temo que instalar este sistema acá va a traer de la mano un montón de curritos de los desinteresados benefactores de siempre … he dicho

    • Adriana Salas
    • posted on February 23, 2018

    Muy buen sistema esperemos que pronto lo instalen en el país.

    • Claudia y Germán D.
    • posted on February 23, 2018

    Muy buena idea.

    • David Pasatti
    • posted on February 23, 2018

    Aca tendria que haber una para rastrear politicos chorros pero te consume la bateria en dos minutos

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: