Share

 

Escribe GABRIELA MARTÍNEZ

Hija de Preso Político

 

En un enfrentamiento armado ocurrido el 19 de enero de 1977 en la ciudad de Santa Fe, fueron abatidos cuatro dirigentes del Ejército Montonero. Rolando Martínez, mi padre, era entonces chofer y agente del Comando Radioeléctrico de la policía provincial, el más bajo del escalafón. Hoy, 41 años después del tiroteo, mi padre, quien tiene 77, lleva más de dos años sometido a prisión preventiva domiciliaria, por el “asesinato” de los cuatro guerrilleros, eso no obstante no haber participado en los hechos por los que se lo acusa, ya que tomó servicio a las 19.45 y el enfrenamiento terminó horas antes, según consta en el expediente judicial.

Así mi papá ha pasado a integrar la larga lista de los acusados como “violadores de derechos humanos”, “delincuentes de lesa humanidad”, “genocidas” y “represores”. Mi padre es un hombre bueno que hace más de 45 años vive en el mismo lugar, tiene tres hijas y siete nietos, cobra una jubilación mínima y aquel mismo año, 1977, dejó de trabajar en la policía provincial, por una enfermedad que aún hoy padece. ¿Alguien podrá explicarme cómo un ser humano que no participó jamás de ningún enfrentamiento armado y entró a trabajar horas más tarde de los sucesos de la causa en la que está acusado puede estar preso y calificado de esa manera? ¿Cómo puede ser que un agente chofer, sin un mínimo poder de decisión para ordenar un ataque, matanza, secuestro o tortura hoy esté pasando sus últimos años de vida en cautiverio, acusado de cuatro “asesinatos” que no cometió?

Como mi papá, hay muchos verdaderos “presos políticos” a los que “alguien” nombró o se acordó de caras, imágenes, voces, olores, sensaciones, o su nombre apareció en un libro tomando servicio después de más de 40 años, que terminaron acusados en alguno de los cientos de los juicios por “delitos de lesa humanidad”, pasando a ser nuevos eslabones, en su caso uno muy débil, en la cadena de una venganza, y para ellos no hay derechos humanos.

Quizás definir legalmente si mi papá es un ser humano sería una respuesta a mis preguntas, porque ha sido tratado como si no lo fuera.

 

Gabriela Martínez

gabyajc2@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 25, 2018


 

Tags: , ,

8 thoughts on “Respuesta Necesaria”

    • Ciudadano testigo
    • posted on February 27, 2018

    Familiares de los prisioneros a no callarse, nadie los va a defender, los hijos y nietos deben contar la verdad en cada ambito de la sociedad y reded sociales. Se debe seguir argumentando con testigos y fotos de los vejamenes en las prisiones y recalcar que no hay estado de Derecho para todos en este pais.
    Nombrar en las radios, television y redes sociales el juzgado, juez y fiscales a cargo de la prision preventiva domiciliaria de su padre.

    • JVC
    • posted on February 26, 2018

    Estos tipos antes de ser jueces eran “sacapresos”. Van para donde mas les conviene, los kk y los zurdos fueron astutos al darle a los militares para que la justicia los mate.

    • mirta
    • posted on February 25, 2018

    La justicia es corrupta, inmoral y ruin.

    • Natalia Acevedo
    • posted on February 25, 2018

    La justicia esta repodrida y Macri no hace nada.

    • Luisa Garces
    • posted on February 25, 2018

    Que Dios los ayude a superar estas injusticias. Rezo por ustedes.

  1. Estimada GABRIELA MARTÍNEZ, si bien no nos conocemos no dudo de que lo dice es totalmente cierto. Estando prisionero en la U 31 de Ezeiza, conocí casos similares al de ustedes pudiendo así nombrar a los cautivos DELGADO (Policía de la Provincia de Buenos Aires) agente recién ingresado que luego se fuera de la policía y FUSCO músico recién ingresado a Gendarmería. Junto con el de su padre considero casos extremos de la vileza de estos miembros del poder judicial que solo son cobardes asesinos con sueldos del estado. Espero que prontamente su progenitor pueda regresar al hogar no sé si a través de un milagro, el azar o alguna otra circunstancia fortuita. Lamentablemente el vaciamiento moral y honorable de todas las instituciones cuyos miembros vestimos uniforme no permite que exista reacción de conjunto alguna y así de a uno, somos carne de cañón para la generalizada hipocresía de los poderes del estado, que no ven, no escucha o no hablan. Solo lo hacen con los terroristas o sus familiares. Le hago llegar mi afecto y buenos deseos a usted, su padre y todos sus seres queridos. CLAUDIO KUSSMAN

    • Hugo l. Tonello
    • posted on February 25, 2018

    Otra causa armada y demotrtada como armada

      • Oyanarte Carlos
      • posted on February 25, 2018

      Si hubiera justicia muchos jueces irian a parar a la cárcel.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: