Share

 

 Escribe Francisco Bénard.

 

Señor Jefe de Gabinete Marcos Peña

 

Uno de las problematicas que han ocupado meses, dias y horas de trabajo, de mucha meditación ha sido la problemática de la Unión Nacional y de la Pacificación Nacional. He escrito muchísimas notas al respecto. Mañana viernes le dejaré en sus Oficinas de la Casa Rosada un sobre conteniendo mucha informaciòn, las circunstancias son  propicias ya que faltan pocos dìas para que los argentinos recordemos el golpe de estado cívico-militar y las razones que hicieron que asi fuera no muchos han leído las actas de las Sesiones de las Cámaras de Diputados  y Senadores muy importante y escasamente conocido y difundido. Lo que ocurrió despues ya todos lo conocemos ese no es el punto, triste y tràgica la historia de esos enfrentamientos entre hermanos, es para llorar y pedirle a Dios que ello nunca mas vuelva a ocurrir entre los argentinos. El hombre nació para ser feliz y no sufrir. Hemos sufrido todos y tenemos aun una Argentina que llora de tanta desunión y que no encuentra el camino de la pacificaciòn nacional. Han transcurrido tantos años de ese entonces que creo que ha llegado la hora de que reflexionemos en silencio y en paz sin odios y sin rencores como haremos de aqui en mas para ser mas unidos, para querernos mas, para no ser tan egoistas,para no solo comprender el dolor propio sino comprender el dolor ajeno.
La Union Nacional es un Derecho Constitucional y todos debemos procurar ejercerlo como he dicho no mirando el propio sino el derecho ajeno. Debemos mirar la historia tràgica con objetividad y sin ningun tipo de ideologismos todos cometieron errores o “HORRORES” muchas cosas me resultan insoportables de aceptar como cristiano, le pasa a muchisimas personas. Son muchos los que ya pasado tanto tiempo quieren mirar para adelante dejar todo lo malo en el pasado pero siempre recordando que nunca mas deben
ocurrir ciertas cosas impropias de seres civilizados. Hace una semana le escribi al Papa Francisco, no es la primera vez, hubo muchas veces y siempre para mi la misma preocupacion. He visitado en estos dìas las Oficinas de Prensa de la Fuerza Aerea, de la Marina, de la Prefectura y mañana Dios mediante presentare una nota reiterativa de otras ya presentadas desde el año 2015 a la Excelentisima Corte Suprema de la Nacion que nunca tuvo respuesta, pero a esto estoy acostumbrado ya que en Argentina con honrosas exepciones los funcionarios estatales se sienten demasiado importantes y no responden al clamor ciudadano. No soy el único que se queja de estas situaciones. A todos mi mensaje para este dìa 24/3/2018 reflexionemos en silencio, en paz, pidamosle a Dios que nos ilumine  y ayude a los argentinos a quererse mucho  y mas a perdonarse que el perdon sana.Los argentinos se debaten entre el amor y el odio, solo encontramos paz y tranquilidad y ademas nos reconciliaremos cuando comencemos a amar al enemigo que nos odio como decìa Ghandi. justamente el libro que le regale al Papa Francisco para su cumpleaños era un libro de él.

 

Francisco Bènard
Abogado y Periodista


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 16, 2018


 

Tags: ,

5 thoughts on “Carta a Marcos Peña”

    • Escobar José Maria
    • posted on March 17, 2018

    Doctor por qué no le explica esto a la familia Echecolaz?

    • mirta
    • posted on March 16, 2018

    Felicitaciones Dr,Francisco Benard, Lamentablemente no creo que lo escuchen ,es una gobierno de mala gente, fuimos engañados.

    1. Estimada Mirta con tristeza, concuerdo plenamente con usted. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

    • Pedro Lopez
    • posted on March 16, 2018

    Dr. Francisco Benard, comparto en un todo lo por Ud publicado.
    Solo espero que esas profundas lineas por Ud escritas, sean leidas e interpretadas con memoria.
    Mis mas sinceras FELICITACIONES!!!

  1. Felicitaciones querido doctor Francisco Benard por los buenos deseos para el bien del país. Lamentablemente creo que todavía falta para obtener logros en su lucha. La fratricida que se inició en los años 60 del siglo pasado aún continua y continuará hasta que todos aquellos que estamos imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad no hayamos desaparecido. Luego habrá que esperar el paso del tiempo y recién entonces posiblemente se calmen las aguas. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: