Share

 

 

Grl. Heriberto Justo Auel

 

“El miedo a la guerra, es peor que la guerra misma”.

Séneca -4 a C/65 d C-

 

“Las derrotas están inscriptas en el alma de los pueblos,

antes de que las guerras comiencen”.

René Benjamín -1885/1948-

 

 

¿Cuál es el estado actual de la Polemología?

El “Instituto Francés de Polemología”.

 

¿Cuál es el estado actual de la Polemología?

 
De la mano de quien fuera mi distinguido huésped en Madrid, hace unos años, en mi visita al Instituto Cap. Grl. Gutiérrez Mellado, Grl. Dr. D. Miguel Alonso Baquer (1), en éste segundo artículo acerca de lo “¿Qué es la Polemología?”, vamos a describir sucintamente cómo se ha desarrollado la disciplina y en qué estado se encuentra hoy, en el mundo y en nuestro país.
Bouthoul reiteradamente -en sus exposiciones y escritos- ha corregido al adagio romano de Flavius Vegeetius, expresando: “Si quieres la Paz, conoce a la guerra” y para ello creó la disciplina polemológica y escribió su erudito “Tratado de Polemología”, entre otras obras. En el Tratado se puede admirar la claridad de sus conceptos y la ordenada exposición de la reiteración cíclica del fenómeno socio-político bélico, en la Historia de la Humanidad.
Éste pretendido mayor conocimiento de la guerra ¿ha favorecido al mantenimiento de la Paz mundial? En la respuesta deberíamos considerar lo que hubiese ocurrido en las últimas décadas, si no existiera actualmente el conocimiento polemológico, fruto de dicho Tratado, en los niveles de decisión política de los principales actores internacionales.
Desde los años ’50 venimos hablando de la “Tercera Guerra Mundial”, incluyendo el “holocausto nuclear”, que nunca ha llegado. Pero llegaron otras guerras, imprevistas e imponderables, muy probablemente como consecuencia del esfuerzo de dirigentes que han logrado localizar a la guerra, limitando sus medios y los tiempos de sus fases más calientes. Desde 1945 han habido guerras, pero no declaradas y es evidente el esfuerzo de los líderes para reducir el avance de los conflictos, en la medida en que los medios de destrucción van aumentando exponencialmente sus capacidades.
No está demás, consecuentemente, realizar una síntesis actualizada de los avances polemológicos, cuando la gravedad de los riesgos estratégicos aumentan en los años 2000 y cuando retener la Paz no puede quedar solo en manos de la buena voluntad de las gentes, sino en el logro colectivo de una situación de concordia interna o internacional, encarnada por la inteligente comunicación política. La capacitación de los dirigentes sociales, el profundo conocimiento del origen del belicismo y de los síntomas de la inseguridad nacional e internacional, nos llevará a la resolución pacífica de los conflictos. Es éste el camino que permitirá superar las utopías idealistas, creadoras de los mitos o al determinismo de los fundamentalismos extremos.
Es cierto que los Organismos Internacionales no han sido totalmente capaces para retener la Paz, desde su creación hasta la fecha. Pero es indiscutible que han sido un espacio de diálogo que, cuando hubo buena fe, se demostraron eficaces. En el ámbito regional estas organizaciones proliferaron últimamente por razones ideológicas, al impulso de una pseudo-revolución que malversó a las pre-existentes. Ha llegado la hora -en el año 2016- de desmontar lo artificioso y re impulsar a los organismos genuinos, totalmente debilitados por la duplicidad de funciones, con fines inconfesables.

El “Instituto Francés de Polemología” -IFP-.

Éste Instituto, creado por G. Bouthoul en 1945, tenía por misión “proceder al estudio científico de las guerras, de las paces y de los conflictos intermedios” y a través de los años, hasta la actualidad, la misión fue cumplida. El Instituto lleva la impronta de su creador, hombre de amplios conocimientos pluridisciplinares -psicología, economía, demografía, historia y sociología política- que impuso un estilo y una metodología multi e interdisciplinaria para el análisis de las impulsiones belígeras.
La mencionada metodología es esencialmente cuantificadora. Se orienta por los grandes números y las series de datos. Bouthoul fue un discípulo de Durkheim, Bergson y Braudel. Investiga a los grandes ciclos y a las coyunturas críticas conflictivas.
El Instituto produjo en 1976 “Le Défi de la Guerre” -El Desafío de la Guerra- en colaboración con el Grl René Carrere y en 1980 “Guerres et Civilizations” -Guerras y Civilizaciones- que sumó a los dos autores del anterior libro, al sociólogo Jean-Louis Annequin, con un prefacio de nuestro conocido Jean Guitton. En ambos se sostiene una paradoja: en el S. XIX se identifica a la guerra con “la barbarie” y a la Paz con un “avance de la civilización”.
 
El Instituto publica una revista: “Etudes Polemologiques”, en la que se sostiene también dicha paradoja, señalando que las explosiones más violentas se originaron en las naciones más cultas. Con ello se daba por tierra la hipótesis citada, proveniente del positivismo, que establecía la sustitución del “espíritu guerrero” por el “industrial”, en el mundo del progreso. Se llega a la conclusión -con Ortega y Gasset- de la “exquisita mixtura” de ambas cosas, como ha ocurrido con las naciones más avanzadas para resolver sus conflictos en la modernidad.
 
En los dos libros citados y en la colección completa de la revista del Instituto, se tiende a la verificación de los principios que sostiene el IFP. Estas publicaciones son complementarias. El “Desafio…” de orientación histórica, describe a las guerras entre 1740 a 1974, pretendiendo demostrar la “depuración y transformación” de las sociedades modernas. En “Guerras y…” hay mayor ambición: partiendo desde la prehistoria alcanza los albores del empleo nuclear y pone de relieve la permanente interacción del fenómeno guerra con la evolución de la civilización, donde el conflicto se genera. No hay pasaje de una etapa de la civilización a la subsiguiente, sin su  condigna guerra mundial. Vivimos hoy, en la globalización planetaria desde 1991, el pasaje de la etapa de la civilización industrial a la posindustrial -la del conocimiento-, cabalgada por la guerra mundial contraterrorista global (2) y (3).

 

CITAS:

  • Alonso Baquer. “Estudio Preliminar”, en el “Tratado de Polemología” de G. Bouthoul, Ediciones Ejército. Reino de España.
  • J. Auel. “El Pensamiento Estratégico Militar en el Siglo XXI”. 12 Oct 14. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “La Guerra Mundial Contraterrorista Global. ¿Híbrida…con derivación nuclear?”. Abr 15. www.ieeba.com.ar

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 20, 2018


 

Tags: , ,

15 thoughts on “¿QUÉ ES LA POLEMOLOGÍA? (II)”

    • Carlos Hermosilla
    • posted on March 21, 2018

    Gr Auel lo felicito por su claridad y sabiduría …

    • Mario Finkel
    • posted on March 21, 2018

    Tantas cosas libradas al azar en este país… !
    Ayer escuchaba a Baby Echecopar ofreciéndole laburo a una peruana y adivina que: lo rechazó y siguió protestando porque quiere más planes sociales…
    somos el pais sin rumbo

  1. Muchos especialistas opinan que el objetivo de la guerra es la paz y no la justicia, que no hay paz que sea duradera si al mismo tiempo no es justa. Un ejemplo de esto sería el Plan Marshall o estamos hablando de justicia para el vencido?

    • Francisco
    • posted on March 20, 2018

    Muy buen artículo. Cuando viene el proximo?

  2. Yo quiero preguntarle al general Auel desde que punto se concibe el error de la derrota en un enfrentamiento con el enemigo o se pierde la guerra? Me lllamo la atencion el chatero Oscar Soria en esta misma pagina de comentarios y me llego a la cabeza el tema Malvinas.

      • Carlos Alberto Moreno
      • posted on March 21, 2018

      Malvinas
      Causa justa
      Manejada por un borrachín de La Junta

        • Corina maciel
        • posted on March 24, 2018

        Cuando el suelo de la patria está en juego solo un cipayo se opone Si en la época de la Independencia San Martín hubiera sabido de la catadutra de Rivadavia ,se hubiera vuelto a España.Al pueblo no le importó la clase de gobierno que había acá Apoyo la causa JUSTA,No apoyaba a Galtieri

      • Gral. Heriberto J. Auel
      • posted on March 21, 2018

      La batalla y los combates son encuentros de volutades inteligentes. Sus resultados son siempres lúdicos. Quien esté mejor preparado y tenga mayor lucidez y voluntad en la conducción, tiene ventajas para alcanzar la victoria. Aun así, siempre hay imponderables. La victoria se obtiene en el terreno, como resultado de los combates. pero la guerra se gana en el plano socio-político, con la retención y la explotación del objetivo en disputa. La Guerra de Atlántico Sur, fue una guerra limitada -acción de fuerza y acción negociadora simultáneas-. No estabamos capacitados ni preparados para sostenerla. Nos fue “impuesta”.

    • Oscar Coria
    • posted on March 20, 2018

    Estimado Gral.
    Muchos filosofos de la batalla expresan que la guerra se debe ganar antes que surja la primer batalla. Hace unos años leia a Fernandez Montesinos que estaba de acuerdo con esto, pero que tambien, una vez hechados a las armas, habia mil imprevistos por resolver que no se habian tenido en cuenta antes de programar la guerra. Usted podría citar algunos de estos imprevistos? Se me ocurre bajas, escaez de alimientos o que los relevos no lleguen a tiempo, pero esta hipotesis mia es muy básica. Tal vez hay detalles que son menos importantes pero a la larga de igual valia?
    Gracias.

      • Gral. Heriberto J. Auel
      • posted on March 21, 2018

      Le ruego leer la afirmación de René Bejamín, que encabeza a éste artículo. También mi respuesta a Charlotte Fernández. El imprevisto es una falla del plan de batalla. Los imponderables son sorpresas. Allí juega la capacidad creadora -el arte- del Cte. El Grl San Martín, en el Plan Continental, no tuvo “imprevistos” y su capacidad de conductor estratégico le permitió triunfar en Maipú, luego de Cancha Rayada, un imponderable.

    • Carlos Perseri
    • posted on March 20, 2018

    Si no tengo los datos mal, en la Uni Católica de La Plata habia una carrera de Polemología.

    • Juanma Giadherelli
    • posted on March 20, 2018

    Un bocho el hombre este. Uno de los pocos que vote en mi vida.

  3. Excelente manuscrito. Siempre me interesó esta ciencia de la guerra, aunque no he podido conseguir material.
    Gracias por “iluminarme”

    • Jorge Salmonetti
    • posted on March 20, 2018

    “Alcanzar la paz hay que conocer la guerra”,,, es en el sentido de “Conocer la historia de la guerra” entiendo yo, verdad?

      • Gral. Heriberto J. Auel
      • posted on March 20, 2018

      Conocer la Historia de las Guerras es indispensable para compreder a las que están en acto y a las que es necesario prever, para evitarlas o ganarlas. Grl Auel

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: