Share

 

Antes de que lean el texto de esta carta quisiera informar a los lectores que Mon. Baseotto fue casi el único (sino el único) obispo que en los peores momentos del kirchnerismo visitó presos políticos en las cárceles y se encargó de sostener espiritual y emocionalmente a las esposas de éstos. Fue el único que a cara descubierta se jugó por sus ovejas, me consta personalmente.

Dra. Andrea Palomas Alarcón.

 

“Sueldo” de obispos

Ante declaraciones y publicaciones sobre un “sueldo” que el Estado argentino asigna a los obispos, creo necesarias algunas aclaraciones. 1) No es un sueldo, es una restitución del Estado por los bienes de la Iglesia Católica de los que se incautara en tiempos del ministro Bernardino Rivadavia en 1823. 2) No es un sueldo “para” el obispo, sino para que este pueda mantener la diócesis. Y aclaro: en 1823, Rivadavia, cuando la jerarquía católica estaba en una etapa de transición (por la independencia, etc.), se apoderó de las propiedades y los bienes de la Iglesia Católica y se comprometió en nombre del Estado a administrarlos y hacerse cargo del mantenimiento de aquella. Los “bienes” de la Iglesia de entonces, y teniendo en cuenta solo los de ahora en la Capital y alrededores, se cotizan (la superficie de los terrenos) en unos 6000 millones de dólares. Esto según un estudio reciente de una inmobiliaria. Cuando fuera presidente Avellaneda se revisó la situación, con la intención de pagar el costo de los bienes incautados, e hizo el comentario de que tal medida traería una fuerte sacudida al Tesoro nacional. Algunos de los inmuebles son: toda la zona de la Recoleta (que perteneciera a los franciscanos recoletos); la Chacarita (la chacrita que fuera de los jesuitas, que tuvieron para mantener sus obras); terrenos de San Telmo, propiedad de los betlemitas, que tenían el hospital para gente pobre y las quintas (chacras) servían para el sustento del hospital, y unas cuarenta propiedades más (Parque de Agronomía, parque Las Catonas, hoy parte de Campo de Mayo, etc.). Son solo unos ejemplos. Y dejamos constancia de que el Estado argentino ha seguido aportando los fondos, solo interrumpidos durante las etapas de enfrentamiento con la Iglesia (1955, por ejemplo). Lo que significa que reconoce la deuda contraída. Cosa totalmente distinta es el “sostenimiento del culto católico” de la Constitución. Sostener no es, en este contexto, en lo económico, sino en los principios que regulan e inspiran las instituciones del Estado: educación, costumbres, legislación, etc. Aquí cabe el tema del aborto? En cuanto a la asignación económica (recalco) la pone el Estado en manos del obispo naturalmente para su manutención, pero también para las obras de la diócesis.

Estuve 27 años en la diócesis de Añatuya (la más pobre del país en aquel entonces). El dinero que recibíamos iba a la caja común para el mantenimiento del obispo, el personal que trabaja con él, las obras (hogares de ancianos, niños, discapacitados, escuelas, etc.). En las demás diócesis la situación es similar y, consiguientemente, el destino de la asignación al obispo. Cada una tiene sus propias características, como es natural.

Espero que estas líneas ayuden a clarificar algo la confusión.

Antonio Baseotto

Exobispo de Añatuya-obispo castrense (E)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 31, 2018


 

Tags: ,

7 thoughts on ““Sueldo” de obispos”

    • Francisco José Scheffer
    • posted on April 25, 2018

    Argentina sabe muy bien poner vendas en la boca. Y de este tema no se habla. Yo sabía que la cosa era como lo menciona el padre-obispo Baseotto.
    ¡Ay querida Argentina! ¿Cuándo se han de ir los traidores vende patria?

    • Tuca Ramoni
    • posted on April 4, 2018

    Vayas a laburar, zanganos no obispos.

  1. En otro orden de cosas, quizás totalmente alejadas de lo material, que no es algo despreciable cuando del bien común tiene por destino. Y máxime de las Iglesias.
    Monseñor Baseotto otra víctima del kirschenismo, jugo su posición estando como dice el evangelio de Juan Cap. 15 versículos 12 al 14. Siempre se hizo tiempos para estar junto a nosotros los “presos de lesa” como despectivamente la opinión pública a germinado la semilla de la maldad y la mentira en el contexto historiográfico y social y cultural de la Patria.
    Monseñor Baseotto, nunca nos dejó de entrar a las cárceles y dar asistencia a los presos y suministrar su piedad e hombre de bien y que esta´mas cerca de Dios quizás que nosotros, pues él NO DUDA, nosotros con nuestras ansiedades e impotencias y cada vez mas apretado “el potro”, muchas veces nos enojamos con Dios y ponemos en duda sus Alianzas. Pero El no. Siempre que vino a la cárcel trajo las bienaventuranzas de Jesús y la esperanza en la cual nuestro dolor no hacía dudar que su fe – tal como esta escrito en Hebreos Cap 11 – verso 1. Nos levantaba sin eufemismos ni frágiles argumentaciones que en el contexto carcelario son muy fáciles de escribir.
    Su piadosa calma y su sonrisa afable y sus palabras , fueron y es justo que lo reconozcamos como un HOMBRE de la IGLESIA.
    No de este Papa, ni de los obispos elegidos en el fuero castrense y concordantes con varias diosesis intelectuales a la Teología de la Liberación , rezumada en Teología de la Pobreza con inclusión masiva de prelados o curas villeros.
    Sin el menor compromiso con el DEBER SER, si con una etaria cosmovisión ahora alimentada por por un pontífice que avergüenza su Patria de Origen con cobardías y teorías de Justificación y hace causa común con lo mas deleznables individuos de la corrupción y por ende la muerte o la infelicidad e infidelidad Cristianas.
    Jesús dijo,…”por sus obras los conoceréis … creo que monseñor Basseoto, es la evidencia que nuestros Generales, no tuvieron los cojones de todo general que se precie y se hubieran vestido con sus uniformes y arrastrando sus estados mayores con el bastón de mando debieron concurrir y flanquear las barreras de los espinos y estar junto a “su tropa”, cosa que en esencia somos , mas alla que en algún momento nos quiten el estado militar.
    Fuimos y Somos soldados de la Patria, cumplimos el Solemne juramento.
    Y NO SOMOS COBARDES COMO LO SON – TODOS LOS GENERALES – precursores dela destrucción y completada del Ejército Argentino, con el que fuimos a las Malvinas a Morir o ser heridos por la Patria COBARDES. FINANCISTAS Y LAMECULOS.
    Monseñor BASETTO -yo con toda LA HUMILDAD DE SOLDADO todavía en pie y buscando el decir de Alejando Casona …”Los árboles mueren de pie…”
    DIOS LO BENDIGA – GRACIAS POR NO SER UN CURA NO BAÑADO EN AGUA BENDITA Y SER DE LOS QUE SOPORTÓ LAS HUMILLACIONES CARCELRIAS- PERO NO SE QUITÓ “EL UNIFORME ” DE PRELADO- VINO Y CONFORTÓ – TODO UN HOMBRE DE DIOS.
    FELIZ PASCUA!

    • Pehuén Curá
    • posted on March 31, 2018

    De todo lo que acontece en Argentina, el sueldo de los Obispos es lo que menos me importa, para mi no es tema ni siquiera de unas lineas. Habría que comenzar por otros estamentos de la sociedad donde ahí si se asombrarían de los montos que se gastan y nunca se ridnen cuentas ni se sabe a donde fueron.

  2. Mis saludos a Monseñor Antonio Baseotto, sabía que frecuentemente concurría a la Unidad 31 de Ezeiza y daba misa, reconfortando a los creyentes. Muy interesantes sus aclaraciones. Con cordial respeto CLAUDIO KUSSMAN

    • jose
    • posted on March 31, 2018

    Bendiciones Monseñor Baseoto!!! Felicitaciones y gracias por la aclaración. Desconocia esos detalles de nuestra Iglesia.

    • Camila Schneider
    • posted on March 31, 2018

    Excelente aclaración, ya me parecía que la crónica periodística política era mal intencionada.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: