Los destrozos en la casa donde Etchecolatz ya no está

Share

 

Miguel Osvaldo Etchecolatz ya no habita la casa donde cumplía su detención domiciliaria. Allí residió por un breve período hasta que los seuod-grupos de “derechos humanos” presionaron a la justricia y el ex policía fue retornado a la cárcel efectiva. Sin embargo, su mujer -Graciela- aún vive alli.

La casa fue atacada en el día de ayer domingo, por grupos evidentemente orquestados que pretenden amedrentar a las familias de personas acusadas por los mal llamados casos de lesa humanidad.

Estos actos de vandalismo, intimidación y cobardía se agigantan cuando entendemos que es un ataque a una mujer indefensa, que perdió la visión de un ojo ya en otro ataque similar, unos años atrás. Estos nuevos cultores de la Kristallnacht -asesinos en potencia- son lo mismo que ellos tildan y describen a Etchecolatz.

Fotos del portón de entrada a la propiedad.

Imágenes de vandalismo en cámaras de seguridad y vidrios de la morada.

En un país donde las razones humanitarias valen solo para los ‘conectados’ con los poderes, grupos fascistas y radicales operan con estos métodos mafiosos en lugares urbanos.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 2, 2018


 

Tags:

7 thoughts on “Los destrozos en la casa donde Etchecolatz ya no está”

    • Marplatense
    • posted on April 2, 2018

    Intendente de Mar del Plata, el comisario jurisdiccional, fiscales de Mar del Plata…si se enteran…cuando van a mover el tuje por esta señora indefensa? tienen miedo que los rete algun diario zurdo de Mardel, el intendente de Cambiemos o algun llamado del ministerio de Justicia? señores a gritar en todos los portales de noticia de Mar del Plata lo que sucedio, que la señora haga la denuncia y la gente si tiene algun dato y foto de los vandalos potenciales homicidas (una arrojada es un arma potencial homicida) que los aporten. Esto no puede seguir asi.

    • Osky Bernardi
    • posted on April 2, 2018

    Asesinos en potencia y mercenarios

  1. Y los camaradas, y los uniformados y los Dios patria y muerte? como no están acompañando a a una mujer sola?. Miren, no quema que digan que Etchecolatz es un emblemático, ella es la esposa. No esta acusada, ni presa.La esposa de Etchecolatz lo es desde finales de los años 90, lo cual hace más grave lo que le están haciendo.Los ataques de los que es objeto. Pero intentan que no se pueda mover de su casa. De cualquier forma, que haría sola? Cobardes los que atacan y cobardes los ex uniformados. No hay palabras para definirlos. .

  2. Maldita escoria humana!!! Es de cobardes agredir a una mujer mayor y en estado de indefensión. El gobierno provincial o nacional…bien gracias!!! Esta sola. Espero que aparezca una guardia que la proteja.maria eugenia vidal, date una vuelta con el helicóptero y dale una mano a esta mujer. Te recuerdo en Mar del Plata abrazando policías mientras hacías campaña. Ahora abrazas terroristas..Dale no te cuesta nada poner una guardia. Entregaste una comisaria, antes lo pusiste lujosa y por 30 años. Dale Vidal, una guardia en esa casa, o esperan que la maten a la señora de Etchecolatz?

    • Ariana Pusineri
    • posted on April 2, 2018

    Que justificacion tendran para hacer estas cosas. Un hombre que ataca a una mujer debería ser despreciado por la sociedad, los hombres deberían tener derecho a golpearlo en clara desventaja del agresor para que entienda por medio de la coerción la situación en que deja a la mujer agredida. Esta escoria pierde su honor, su fama, debería de ser discriminado y su único derecho para redimirse sería un profundo arrepentimiento acompañado no sólo de un cambio en su carácter, sino en una participación activa para que terceras personas ya no golpeen a las mujeres. Pero los derechos humanos aca tienen su propio librito.

  3. Yo no se si Echecolast es culpable o no pero meterse con una mujer es de una bajeza enorme.

  4. La cobardía y la podredumbre de mentes enfermas en su máxima expresión con una mujer mayor. Esta es la herencia que se dejará? De ser así se confirma que esto no es un país sino un conglomerado de gente, en muchos casos de lo peor. También con abundantes cobardes de nuestro lado, el de los prisioneros indiferentes. Nuestra solidaridad a la desamparada y agredida señora GRACIELA, fuerza y adelante. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN y FAMILIA.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: