Share

 

Escrito de Justicia y Concordia

 

Quo usque tandem abutere,
Catilina, patientia nostra?


Cicerón, Primera Catilinaria [1]

 

 

 

 

Ritondo

 

 

 

 

 

Bonafini

 

 

 

 

 

Carlotto

Con estupor y justificada indignación, hemos tomado conocimiento de que con fecha 9 de abril del año en curso, por resolución del Ministerio de Seguridad de la Pcia. de Buenos
Aires – en este momento a cargo del señor Cristian Ritondo – fue aprobada “la capacitación denominada ‘Taller de Reflexión sobre el Día de la Memoria, Verdad y Justicia’. En un anexo a dicha resolución, cuyo estilo y contenido autoriza a suponer que fue redactado por Bonafini y Carlotto a cuatro manos, se establece, entre muchos otros desatinos, lo
siguiente:
 i.        Que los destinatarios (o sea, las víctimas) de la propuesta serán todos los alumnos de la Escuela de Policía “Juan Vucetich” y sus Sedes Descentralizadas.
ii.       Que la finalidad de la propuesta es “construir un espacio de concientización y reflexión para generar un ejercicio activo de la memoria, generando un sentido de pertenencia de nuestra identidad”, lo cual se relaciona con “el Día Nacional de la Memoria, Verdad y Justicia”, que – sigue diciendo el anexo – “es el día en el que se conmemora en nuestro país a las víctimas del proceso militar de 1976, […] para que se “consoliden la memoria colectiva de la sociedad, generen sentimientos opuestos a todo tipo de autoritarismo y auspicien la defensa permanente del Estado de Derecho y la plena vigencia de los Derechos Humanos”.
iii.    Que – siguiendo con la insufrible fraseología típica del curro de los derechos humanos – “de este contexto, se busca propiciar la participación dentro de un espacio educativo-recreativo que favorezca el desarrollo a nivel personal y grupal, impulsando la interacción con otros pares, en el marco de una socialización armoniosa, donde se genere una reciprocidad de los valores y se fortalezca el circuito de la comunicación institucional.”
iv.      Que la finalidad del taller es “conmemorar a las víctimas de terrorismo de estado y que los alumnos tomen conciencia del significado de memoria, verdad, valores, justicia y la vida en democracia sobre la base en los principios de respeto, promoción y garantía de los derechos humanos como componente central en el proceso de aprendizaje.”
v.       Que entre los objetivos perseguidos se quiere “Propiciar un ámbito de integración de saberes y competencias profesionales, para comprender la importancia de su aplicación en el cumplimiento formación del educando policial”, así como “Elaborar estrategias para que los alumnos logren visualizar, describir, analizar y explicar las posiciones diferenciales de los sujetos en cada contexto, dando cuenta de las relaciones sociales que se establecen” y “Fomentar la discusión, la contrastación de ideas y puntos de vista, la argumentación, el respeto por la diferencia, el derecho a decir y a que sean escuchadas las opiniones de todos los que participen.”
vi.       Que entre los “contenidos mínimos” del nuevo curro (es decir, curso), se encuentran: Día de la Memoria, Verdad y Justicia; Estructura Represiva de la Dictadura; Centros Clandestinos de Detención; La tortura; Juicios a las Juntas; Leyes de obediencia debida y punto final.
vii.     Que se observará la internalización o no de los conceptos trabajados oportunamente, lo cual claramente significa que se fomentará la delación y la
alcahuetería entre los alumnos del taller.
Semejante programa de capacitación generará que esos futuros policías se sumen a las diatribas y acosos que hoy sufre la institución policial a través de organizaciones profesionales de derechos humanos que, al despotricar contra el denominado gatillo fácil, defienden en realidad a toda clase de delincuentes. Como también lo hacen con los jueces llamados garantistas, quienes en rigor sólo garantizan la impunidad de los delincuentes que atentan contra la paz y la seguridad de pacíficos argentinos, mientras persiguen y castigan a los policías hasta lograr maniatarlos, impidiéndoles el ejercicio de sus deberes y hasta el derecho de defender su propia vida y la de los vecinos a quienes deberían servir. Por eso este brulote, que se suma a otros del mismo origen – como el que dispuso como verdad oficial la mentira de los 30.000 desaparecidos -, constituye un nuevo agravio del gobierno de la Provincia de Buenos Aires a la honestidad y la inteligencia de los argentinos de bien, que todavía – mal que les pese – pueblan mayoritariamente la sufrida patriaargentina.
.

 

Texto de Asociación Civil Abogados por la Justicia y la Concordia

 


Envío y Colaboración: DRA. ANDREA PALOMAS ALARCÓN

PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 3, 2018


 

Tags: , ,

9 thoughts on “CATILINARIA (I)”

    • Adrian Russo
    • posted on May 3, 2018

    Que la Carloto les de clases a los policías.

      • Santiago Bonfini
      • posted on May 4, 2018

      Mejor la Bostafini así salen todos bravos y tauras.

    • Sartor Analia
    • posted on May 3, 2018

    Inculcan mentiras en todos los nveles y asi nos va.

    • Patricio
    • posted on May 3, 2018

    A partir de ahora, vamos a ver y escuchar: “Señor por favor ¿me puede decir si es usted el autor de haber interrumpido (porque ahora de interrumpe, no se mata) la vida de estos dos señores que yacen en la vía publica?, de ser así, sería tan amable de apersonarse la dependencia policial de la zona e ingresar al calabozo pertinente, ya que si no lo hace, con su actitud me compromete” Palabras vertidas por un integrante de la Nueva Policía de los DD. HH.
    Vamos por partes dijo mi tío Jack “la Institución Policial es la primera defensora de los derechos humanos”, ya que siempre (hasta hace poco, ya no más) defendía al más débil, sin necesidad de Comisaría de la Mujer ni Direcciones de Políticas de Genero (me suena a retacería), menores abandonados (tengo varias anécdotas sobre este particular), abuelos desvalidos, etc. etc. todo esto sin organismos que dicten tamaños postulados y consignas, Duros con los Duros, Blandos con los débiles, lo que no era sinónimo de cobardía. Lo que pasó en San Justo es una prueba más de como hay que preparar a la nueva policía, ya que estas camadas carecen de instrucción militar, que si tenía el 98 % de la “vieja” (había una gran mayoría de Oficiales que cumplido el servicio militar ingresaban), eso se perdió, de haber sido los atacantes preparados como de la época que conocemos, otro era el resultado, ya que ni siquiera las armas largas les han dejado ni los han instruido en su manejo. Que había de modernizarla, adaptarla a los nuevo tiempos, tecnologías, no tengo dudas, había que profesionalizarla, pero no formar gerentes de empresas públicas ni directores de Recursos Humanos, formarlos en la tarea policial, no tantos abogados dentro de las filas, si más criminalistas e investigadores, expertos en las diferentes ramas de los nuevos delitos. Toda institución es perfectible, la policía no es la excepción. Pero, claro, tenemos que comenzar por la clase política – dirigente que son quienes manejan estas Instituciones y las corrompen, luego, sorprendidos, dictan los principios que deben regir y las consignas a cumplir por parte de los integrantes de esos organismos de seguridad, “sin ver que son la ocasión de lo mismo que culpáis” Perdón Sor Juana por parafrasearte, pero viene a cuento.

  1. No tengo dudas que tanta hipocresía y tanta mentira de los dirigentes y de la misma sociedad como forma de vida, se pagará muy caro. Ya se está pagando con vidas truncadas de buena gente por una delincuencia motorizada por las drogas y que quieren contener con fórmulas mágicas que no ofendan a quienes imponen las reglas de convivencia y de justicia en Argentina. Organismos de derechos humanos para unos y no para otros. A tal extremo llega la cosa que hoy se revindica a los terroristas asesinos del pasado como próceres y a sus víctimas no se las reconoce. Esa podredumbre moral de una sociedad no será gratis, porque hoy vinieron por mí pero mañana irán por otros. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

  2. Yo desarmaria (Totalmente) a las FFAA y a la policia y que sea la ley del mas fuerte.

    • Gerardo Speziale
    • posted on May 3, 2018

    Esta bien… no hubo 30000 pero hubo 6, 7, 8000 yeso lo hicieron los militares. Yo tampoco estoy con este curro delos DDHH ni con las viejas locas, pero tampoco defender lo indefendible. Aca se hizo desaparecer mucha gente.

    • César Peinado
    • posted on May 3, 2018

    Lavado de cerebros al por mayor.

  3. Puedo agregar que Ritondo es “La Morsa” del Cambiemos?

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: