Share

 

 

 Por JORGE B.LOBO ARAGÓN

Opinión

 

El Senador y jefe del bloque Justicialista Miguel Ángel Pichetto  aseguró en el Congreso,  durante el debate sobre el pedido de allanamiento a los inmuebles de la ex Presidente  y en una entrevista televisiva que Cristina Kirchner competirá en las elecciones presidenciales de 2019 por su partido, Unidad Ciudadana: “La ex presidenta va a ser candidata” en las elecciones en 2019: “…No entiendo como algunos analistas y politólogos en Argentina no entienden eso”. Está claro, es norma general que: cualquiera puede ser candidato con tal de  no estar prófugo de la justicia; dementes declarados o  los condenados por la justicia mientras no cumplan sus penasY nada másTodos los demás pueden ser candidatosPor eso es de esperar que a la ciudadanía no se le proponga como candidatos a individuos por el sólo hecho de no estar comprendidos en las condiciones excluyentes. No por favor. El electorado por lo general  aspira a que se le propongan modelos, ejemplos imitables, paradigmas, prototipos de conducta cívica para compulsar sus excelentes antecedentes con los antecedentes, también excelentes, de los candidatos presentados por los demás partidos. Pero llama la atención  – no con indicios – , sino con unos sinnúmeros de elementos de pruebas o de convicción suficientes  como para para pedir prisión preventiva o procesamiento y elevar varias causas a juicio oral por delitos gravísimos, inesperadamente, cuando faltan más de un Año para las elecciones presidenciales en la Argentina, a aparezcan candidatos con tales antecedentes, dando cátedra desde el sillón del Congreso de la Nación, de decencia y de virtudes públicas. Los ciudadanos perplejos, ante la novedad, se preguntan: “Caramba¿En nuestra comunidad o sociedad no tenemos modelos más presentables, menos vulnerables, no tan cuestionados, precisamente, por su actuación en la primera Magistratura de la Republica desde el 10 de Diciembre del 2007 al 10 de Diciembre del 2015? Los romanos a los aspirantes a cargos públicos los llamaron candidatus porque se presentaban candidus, es decir blancos, del color de la nieve, vistiendo una toga de ese color que simbolizaba la pureza de sus intenciones. Justamente el adjetivo cándido viene del latín candidus (Blanco brillante, blanco resplandeciente, radiante, luminoso, referido a calidades morales intachables, franco, leal, limpio, sincero, sin mancha) Una toga indicadora de inocencia, que simboliza la limpieza moral ¿no quedaría bastante discordante en ciertas candidaturas actuales? Me pregunto ahora  y se lo pregunto al lector en su día.

Dr. Jorge B. Lobo Aragón.

jorgeloboaragon@hotmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 24,2018


 

Tags: ,

4 thoughts on “Candidata”

  1. Los poderes gubernamentales están tan corrompidos que en sus mentes no existen las faltas de ética. Si a Cristina le secuestraran un contenedor con millones de dólares, aún así seguiría siendo legisladora. A esta gente la imagen que se está proyectando del país en el exterior no les importa absolutamente nada, porque ellos son iguales a Cristina, inclusive han comido de la mano de ella. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

  2. Jorge cuando pienso en esta “Sra.” no me pregunto cuantos delitos cometió, sino si hubo alguno que no cometió. Este personaje nefasto y denigrante para la República no tiene condiciones morales para ocupar ningún cargo que nos represente.

  3. Candidata con elección asegurada a ser internada por largo tiempo en la Cárcel de Mujeres.

    • Curuzú
    • posted on August 25, 2018

    Can… DOMBE si vuelve

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: