Share

 

Esta semana, un artículo de opinión anónimo del New York Times escrito por un “alto funcionario de la administración Trump” afirmó ser parte de la “resistencia” que trabajaba en la Casa Blanca presideida por Donald J. Trump. En el medio, la nota periodística rezaba: “Dada la inestabilidad que muchos presenciaron, hubo murmullos tempranos dentro del gabinete al invocar la Enmienda 25, lo que iniciaría un proceso complejo para remover al presidente”.

La senadora Elizabeth Warren, (Demócrata de Massachusstes) emitió su opinión a los medios: “Si los altos funcionarios del gobierno piensan que el presidente de los Estados Unidos no puede hacer su trabajo, entonces deberían invocar la Enmienda 25”.

¿Cómo surgió la 25ª Enmienda? Data de 1963, cuando el vicepresidente Lyndon B. Johnson se convirtió en presidente después del asesinato de John F. Kennedy. No había un plan para elegir el reemplazo de Johnson, y había preocupación sobre el procedimiento en el caso de que se enfermara o quedara incapacitado antes de que se nombrara un nuevo vicepresidente. En 1965, el Congreso propuso formalmente la 25ª Enmienda, y se convirtió en parte de la Constitución en febrero de 1967.

La 25ta Enmienda tiene cuatro secciones. Los tres primeros aclaran el orden de sucesión presidencial y pueden asumir temporalmente los deberes del presidente. La sección 4 recibe la mayor atención: es un proceso de varios pasos para que el vicepresidente y el gabinete declaren que el presidente “no puede cumplir con los poderes y deberes de su cargo”.

¿Se ha utilizado la 25ª Enmienda antes? La primera sección fue invocada cuando Richard Nixon renunció a la presidencia en 1974 y fue reemplazado por su vicepresidente, Gerald Ford. La Sección 2 se usó cuando Gerald Ford, como presidente, nominó a Nelson Rockefeller para vicepresidente, y fue confirmado en la Cámara de Representantes y el Senado.

La Sección 3 se usó en 1985 cuando Ronald Reagan se sometió a una breve cirugía para combatir el cáncer que padecía y afectó al Vicepresidente George H.W. Bush que asumió sus responsabilidades. En 2002 y 2007, George W. Bush invocó la Sección 3 cuando se sometió a procedimientos médicos, y luego el Vicepresidente Dick Cheney se convirtió en presidente interino.

La sección 4 nunca se ha utilizado porque es un proceso desafiante. Es más difícil eliminar a un presidente mediante la Enmienda 25 usando la Sección 4 que bajo el proceso de impugnación:

Acusación: Requiere una mayoría simple en la Cámara de Representantes y dos tercios de los votos en el Senado.
25ª Enmienda: Requiere un voto de dos tercios tanto en la Cámara como en el Senado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 9, 2018



 

Tags: , , , ,

9 thoughts on “¿Orden de desalojo en la Casa Blanca?”

    • Lew Gaynes
    • posted on September 10, 2018

    Trump has to go.

      • Lew Gaynes - TRADUCCIÓN
      • posted on September 10, 2018

      Trump tiene que irse.

  1. I think he is nuts, but I don;t see (the romoving) happening

      • Jill Kensit - TRADUCCIÓN
      • posted on September 9, 2018

      Creo que él está loco, pero no veo que suceda

    • Horacio Cavallaro
    • posted on September 9, 2018

    A no rendirse, Trumpeta !

    • Malik Johnson
    • posted on September 9, 2018

    Trump is scared to death of the Mueller investigation. As a D.C. outsider, he’s right to be afraid.

      • Michael Ludi
      • posted on September 9, 2018

      Yes, but a cornered animal becomes more fierce because it knows it’s in a position where it has likelier than not come to its end. Trump isn’t lashing out because he can’t stop counterpunching and masterfully changing the narrative. Unlike the rest of us, he’s had a tickle at the back of his brain, an anticipation of what is possible in a world where we have not savvily and cynically foreclosed on the idea of the nation choosing, at its founders intended, to bring parts of itself to justice.

        • Michael Ludi a Malik Johnson - TRADUCCIÓN
        • posted on September 9, 2018

        Sí, pero un animal acorralado se vuelve más feroz porque sabe que está en una posición en la que es más probable que no llegue a su fin. Trump no está atacando porque no puede dejar de contragolpear y cambiar magistralmente la narrativa. A diferencia del resto de nosotros, ha tenido un cosquilleo en la parte posterior de su cerebro, una anticipación de lo que es posible en un mundo en el que no hemos ahorrado ni cínicamente la idea de que la nación elija, en la intención de sus fundadores, traer partes de sí mismo a la justicia.

      • Malik Johnson - TRADUCCIÓN
      • posted on September 9, 2018

      Trump está muerto de miedo por la investigación de Mueller. Como forastero de DC, tiene razón en tener miedo.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: