LOS MIEDOS –CAPITULO II “EL MANTO DEL OLVIDO EN LA NOCHE DE LOS GENERALES”

Share

 

 Por CARLOS DEL SEÑOR HIDALGO GARZÓN.

 

 

GENERALES POST MALVINAS – TRAIDORES Y FINANCISTAS

AUTORES DE LA DESAPARICION DEL EJÉRCITO

LA EVIDENCIA DE LA INMORALIDAD

 

En la temática que venimos abordando, en relación a los MIEDOS, y porque no decirlo “los miedosos”, que se pueden destacar o destapar, como disparos de morteros sin bengalas, están aquellos que los hombres que llegan de diferentes maneras a los más altos encumbramientos de sus instituciones u organizaciones, adoptan conductas, de encubrimiento de sus miedos, por medio del alerta y su canalización en detrimento irreflexivo sobre semejantes.

En el contexto de las Fuerzas Armadas, dijimos, que el soldado, todos. Tienen miedo, pero que este una vez recibido el alerta por imperio de la autogestión o la impronta del carácter del conductor, que emerge como de las tinieblas del humo de la pólvora, y Él ya sobre puesto de sus   propios miedos, arrastra a la tropa – a VENCER o MORIR. Y en ello está el Honor y la Nobleza del Varón que al combate marcho, con muchas dudas que el tronar del camón bien pronto disiparon. Haciendo emerger el HOMBRE (mujer) COMBATIENTE EN EL CAMPO DE MARTE.

Pero para que ello ocurra, en toda organización de hombres de armas – FFAA – FFSS – FFPP – Civiles, debe primar, el Conductor, diametralmente opuesto al ebrio caudillo botinero. Y ese conductor, que lleva LAS PALMAS DE LA GLORIA sobre LA SANGRE  de los que ÈL Y SOLO EL, los conduce debe asumir, al menos en la Teoría y de lo que humildemente vimos en el combate, el adalid o el réprobo.

Así las cosas, el VALOR, debe estar enraizado a los VALORES, Morales y Éticos, imbricados en el profesionalismo de la Conducción por Imagen y Rol. El soldado, solo porta sus instrumentos y si cae no lleva riquezas ni materias a rendir. Cumplió sobriamente su deber de soldado. Por ello es sospechoso el “soldado que luce riquezas o vende bajezas”.

Nuestros encumbrados Generales  (Almirantes y Brigadieres), son contados con los dedos de la mano, los que mueren “con lo justo” – Pero nunca Ricos. Pues en la palestra del Campo de Marte no hay tiempo para Juegos bursátiles , especulaciones financieras, operaciones inmobiliarias y otros menesteres, ajenos al SACERDOCIO del hombre de armas, dispuesto a morir por los Valores, es decir Su Patria Su Dios y Su Bandera – que involucran la sociedad y el pueblo que la comprometen y de la cual Él viene. Un General – como un San Martín – un Belgrano – o un Güemes – NO PUEDE SER OSTENTADOR DE LUJOS Y RIQUEZAS MATERIALES – y menos aún mal habidas del patrimonio que el Estado y el Pueblo le confía – En Vidas y Hacienda. DEBE SER POBRE.

No estamos haciendo el panegírico de  la indigencia. Pero sí del PUDOR, público “inter pares”.

DESGRACIADAMENTE

Los miedos a esa pobreza de soldado, ha obnubilado a muchos de nuestros Generales, y sus miedos fueron canalizados hacia la voracidad por lo material, y la estafa moral, frente a los que se les impuso sobriedad declamada pero internamente, contradecida, por la codicia y  la soberbia pagana de la riqueza. …poderoso caballero don dinero… y así el arribismo inmoral, no solo les comprometió la obnubilación de las conciencias. Más aún la estafa, repetimos, a los subordinados.

Y como el que peca una peca siempre (eufemísticamente). Esa estafa, luego de romper los diques de los miedos, se amplía a la TRAICION, a sus juramentos y fundamentalmente a sus subalternos o subordinados. Y se le llega, como se llegó en la triste Argentina, a intentar canjear seguridades entregando a camaradas. Mientras ellos se enriquecían y descaradamente, pedían PERDON Y SE ALIABAN EN CONCIENCIA CON EL ENEMIGO. Entregando a otros hombres, muchos de ellos bajo su mando en las posiciones, de partida para el ataque y en el fragor de los combates.

Alejandro Magno, educado por el gran Estagirita (Aristóteles) – relatan algunos textos, pidió antes de morir, que se velara desnudo y con las manos afuera del cajón. Y otras menudencias simbólicas de una Moral y una Ética, bien mamada desde la niñez. Se iba del mundo con las manos vacías y esparcidos sus tesoros, y habiendo fundado siete Alejandrías. Demostró claramente, que el guerrero, vale lo que vale su espíritu y su conducta  y sus actos públicos y privados. Sin una doble moral.

Napoleón, no tuvo el menor empacho afrontar armado solo de su bandera tricolor, los peligros de ataques en los que el despliegue generoso del valor debían ser para arrastrar y no empujar. Y siempre la tropa y sus Generales, le dieron el merecido tributo. Y hoy al visitar “Los Inválidos” para ver su mausoleo el turista, debe inclinarse sobre la balaustrada del sepulcro, quizás un rasgo de respeto impuesto al grade corso.

San Martín, la síntesis de los anteriores y muchos otros, irreductible en sus principios y exigencias, que se aplicaba a sí mismo, con la misma fiereza que a sus oficiales y soldados, como en las cargas de San Lorenzo y Chacabuco. Nunca fue rico y todo lo entregó, por ello los peruanos, lo idolatran más que los argentinos. Sus valores, siempre guiaron su conducta – tras un carácter y temperamento confirmados en la fragua y el yunque desde la cuna, hasta la pobreza material y la riqueza espiritual y moral en sus finales. Dolorosamente alejado de la Patria que soñó y nublada por las rencillas degolladoras fratricidas. Sus últimos años, son el ejemplo del estoico soldado, que asume una batalla sabiendo que la muerte es su amiga.

ALGUNOS GENERALES ACA NO IMITARON A LOS GRANDES – POR ELLO ENANOS – TRATARON DE SER GRANDES EN LOS REFLEJOS DE LAS AURAS DEL VIL METAL Y LA TRAICION IMPIA – LA HISTORIA LA ETERNA JUSTICIA IMPIA TAMBIEN- LES DARA O YA LES ESTA DANDO SU SIMA, DE VERGÜENZAS MAL PARIDAS. PUES NO SOLO SE RINDIERON EN LAS BATALLAS DEL SIGLO XX, SINO QUE SIGUEN ENANOS TRATANDO DE SUBIR A LAS CIMAS POR EL CAMINO DE LAS FINANZAS Y LA TRAICION. ESOS SON LOS MIEDOS EVIDENTES NO RESUELTOS COMO SOLDADOS. DIOS Y LA PATRIA SE LO DE MANDEN.

Hasta el próximo capitulo

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 6, 2018


 

Tags: , , ,

6 thoughts on “LOS MIEDOS –CAPITULO II “EL MANTO DEL OLVIDO EN LA NOCHE DE LOS GENERALES””

    • Salame Picado Grueso
    • posted on October 8, 2018

    Hay cagones al rolete eso ni dudarlo, muy buen escrito.

    • Susana
    • posted on October 7, 2018

    El ejercito ya no existe.

    • Jorge Lojo
    • posted on October 7, 2018

    Muy bueno lo que dice.

    • Adrian Matera
    • posted on October 6, 2018

    dESCARNADA DESCRIPCIÓN DE LA REALIDAD. BUEN ARTICULO

    • Ariel Valdiviezo
    • posted on October 6, 2018

    Excelente artículo señor Hidalgo, es la verdad cruda, la verdad sobre un ejército en caída sin paracaídas, por eso siempre mencioné que el Ejército lo hacen los hombres que rigen sus destinos, que nada tienen que ver con las glorias pasadas que no deben ignorarse, pero de esas glorias a nuestros días los conductores de las fuerzas armadas nos han llenado de ignominia y de vergüenza, nada que ver el Ejercito de entonces, con San Martín, Belgrano, Las Heras etc, con los generales como Balsa, Milani, el baja cuadros, todos los Jefes de Estado Mayores de las Fuerzas Armadas. Cordialmente

    • Rogelio Mena Escobar
    • posted on October 6, 2018

    Muy buen articulo en el que detecto que los problemas se van escalonando porque los “generales” con poder se borran ante el minimo fritito de un politico. Si los problemas que se enfrentan hoy, uno con las bolas puestas hubiera enfrentado al poder politico tal vez no se estarian viviendo esas visicitudos. Otra cosa es que al petometre de Suñer en el dibujo, lo dejaron mejor de lo que es realmente.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: