De como el “Hannibal” de los Andes liberó a Chile

Share

 

 

Uno de los capítulos más dramáticos en la lucha del siglo XIX por la independencia latinoamericana del gobierno español ocurrió hace 200 años, en enero y febrero de 1817, cuando la liberación de Chile fue ganada por el improbable cruce de las montañas de los Andes por una fuerza de Revolucionarios bajo el mando de José de San Martín, el líder argentino del movimiento de independencia en el sur de América del Sur. Al atravesar unas 300 millas (480 km) de senderos montañosos peligrosamente empinados en unas pocas semanas, el Ejército de los Andes de San Martín ejecutó uno de los ataques más sorprendentes de la historia. Dirigiendo a sus hombres a través de desfiladeros, abismos y pases que a menudo tenían una altura de 10,000 a 12,000 pies (3,000 a 4,000 metros), San Martín y sus tropas obtuvieron una comparación con el cruce de los Alpes cartagineses Hannibal durante la Segunda Guerra Púnica.

Después de obtener la independencia argentina en 1816, San Martín dirigió su atención a la lucha por la independencia de Chile. Para 1813, Chile había establecido su propio Congreso y había redactado una constitución escrita, pero cayó bajo el control del realismo español en 1814. Varios miles de chilenos, incluido el líder militar Bernardo O’Higgins, huyeron a través de los Andes hacia Argentina, con la esperanza de reanudar su lucha más adelante. Esperaron tres años. Durante este tiempo, San Martín, quien había ganado un nombramiento como gobernador intendente de la provincia de Cuyo, comenzó a formar un ejército en su capital, Mendoza, ubicada en una de las rutas clave a través de los Andes. San Martín comenzó con 180 reclutas, que fueron aumentados por 650 tropas enviadas por el gobierno argentino. Para 1816 la fuerza era de al menos 4.000 hombres.

El 18 de enero de 1817, San Martín y su Ejército de los Andes salieron de Mendoza con una bandera bañada por el sol que le había sido presentada por las mujeres de la ciudad. San Martín llevó esa bandera a lo largo de la lucha por la independencia y, en última instancia, fue echado para descansar debajo de ella. Al fingir un cruce a través del paso de Planchon, San Martín engañó al español numéricamente superior (unas 7.600 tropas regulares y 800 milicianos) para dividir sus fuerzas y concentrar su defensa en Talca. Mientras tanto, el Ejército de los Andes retrocedió e hizo el cruce más exigente a través de Putaendo y Cuevas. Unos 5.000 soldados y 10.900 caballos y mulas comenzaron la fuerte subida. Cuando llegaron a Villa Nueva el 7 de febrero, tal vez solo 3,000 tropas y 4,800 caballos y mulas sobrevivieron a la caminata para enfrentarse a las fuerzas realistas que encontraron y rechazaron.

El 12 de febrero en la batalla de Chacabuco, el avance del ejército de San Martín se enfrentó a los 1.500 soldados comandados por el general español Rafael Maroto. San Martín separó sus fuerzas en dos alas bajo O’Higgins y Miguel Estanislao Soler. O’Higgins atacó prematuramente, y la infantería española rechazó su contingente, pero la llegada de las tropas de Soler y la exitosa carga de Granaderos dirigido por San Martín contra la caballería española dio tiempo a las fuerzas de O’Higgins para recuperarse y atacar el flanco español. Los españoles fueron derrotados. El 14 de febrero, los patriotas entraron a Santiago, cuyos ciudadanos saludaron a San Martín como el libertador de Chile y lo eligieron gobernador. Dejó vacante el puesto, que luego fue de O’Higgins. La victoria final de la lucha vendría en Maipú el 5 de abril de 1818.

 


Puente: ApexMail . Knowledge Review . Historians Specs


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 9, 2018


 

Tags: , , ,

5 thoughts on “De como el “Hannibal” de los Andes liberó a Chile”

    • Osvaldo S.
    • posted on October 14, 2018

    Por algo San Martín murió en ele xilio.

  1. Este es el código de honor que impuso San Martín a sus granaderos. La cultura actual no promete cumplir ni siquiera uno de sus obligaciones. LA ARGENTINA DE HOY ES DESPERDICIO SOCIAL

    Código de Honor del Regimiento de Granaderos a Caballo

    Delitos por los que deben ser expulsados los oficiales

    1. Por cobardía en acción de guerra, en la que aún el agachar la cabeza será reputado tal.
    2. Por no admitir un desafío, sea justo o injusto.
    3. Por no exigir satisfacción cuando se halle insultado.
    4. Por no defender a todo trance el honor del cuerpo cuando lo ultrajen en su presencia o sepa que ha sido ultrajado en otra parte.
    5. Por trampas infames, como de artesanos.
    6. Por falta de integridad en el manejo de intereses, como no pagar a la tropa el dinero que se le haya suministrado para ella.
    7. Por hablar mal de otro compañero con personas u oficiales de otros cuerpos.
    8. Por publicar las disposiciones interiores de la oficialidad en sus juntas secretas.
    9. Por familiarizarse en grado vergonzoso con los sargentos, cabos y soldados.
    10. Por poner la mano a cualquier mujer, aunque haya sido insultado por ella.
    11. Por no socorrer, en acción de guerra, a un compañero suyo que se halle en peligro, pudiendo verificarlo.
    12. Por presentarse en público con mujeres conocidamente prostitutas.
    13. Por concurrir a casa de juego que no sea perteneciente a la clase de oficiales, es decir, con personas bajas o indecentes.
    14. Por hacer un uso inmoderado de la bebida en términos de hacerse notable con perjuicio del honor del cuerpo.

    Yo estoy seguro que los oficiales de honor tendrán el placer de ver establecido en sus cuerpos unas instituciones que los garantiza de confundirse con los malvados y perversos, y me prometo (porque la experiencia me ha demostrado) que esta medida les hará ver los más felices resultados, con la segura prosperidad de las armas de la Patria.

    • T. Sanders
    • posted on October 10, 2018

    Le salieron malos los hijos al Padre de la Patria.

  2. Un ejemplo, que estudiamos, admiramos, rememoramos y citamos, pero cuyos principios no seguimos. Muy por el contrario pese a su vigencia cada vez nos alejamos más de los mismos en una incontenible decadencia de todo tipo que nos invade día a día. Que metas hay hoy si improvisamos y no sabemos que nos deparará el mañana. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

    • Gustavo Pera
    • posted on October 9, 2018

    Ademas de estos hechos espectaculares, las diez maximas de San Martin a su hija y el codigo de honor. Un gigante

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: