Share

 

 

En Diciembre de 1894, el oficial francés Alfred Dreyfus fue declarado culpable de traición por una corte marcial militar y condenado a cadena perpetua por el presunto delito de pasar secretos militares a los alemanes. El capitán de artillería judío, condenado por pruebas endebles en un juicio altamente irregular, comenzó su cadena perpetua en la famosa prisión de Devil’s Island en la Guayana Francesa cuatro meses después.

El caso Dreyfus demostró el antisemitismo que impregnaba al ejército de Francia y, debido a que muchos elogiaron la decisión, en Francia en general. El interés en el caso caducó hasta 1896, cuando se revelaron pruebas que implicaban al comandante francés Ferdinand Esterhazy como el culpable. El ejército intentó suprimir esta información, pero se produjo un alboroto nacional, y los militares no tuvieron más remedio que juzgar a Esterhazy. Se celebró una corte marcial en enero de 1898, y Esterhazy fue absuelto en una hora.

En respuesta, el novelista francés Émile Zola publicó una carta abierta titulada “J’Accuse” en la portada del Aurore, en la que acusaba a los jueces de estar bajo el control del ejército. Por la tarde, se habían vendido 200,000 copias. Un mes más tarde, Zola fue sentenciado a la cárcel por difamación, pero logró escapar a Inglaterra. Mientras tanto, del escándalo nació una división nacional peligrosa, en la que los nacionalistas y los miembros de la Iglesia Católica apoyaron a los militares, mientras que los republicanos, los socialistas y los defensores de la libertad religiosa se alinearon para defender a Dreyfus.

En 1898, el comandante Hubert Henry, descubridor de la carta original atribuida a Dreyfus, admitió que había falsificado gran parte de las pruebas contra Dreyfus y luego Henry se suicidó. Poco después, Esterhazy huyó del país. El ejército se vio obligado a ordenar una nueva corte marcial para Dreyfus. En 1899, fue declarado culpable en otro juicio por juicio y condenado a 10 años de prisión. Sin embargo, un nuevo gobierno francés lo perdonó, y en 1906 el tribunal supremo de apelaciones anuló su condena. La debacle del caso Dreyfus provocó una mayor liberalización en Francia, una reducción del poder de los militares y una separación formal de la iglesia y el estado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 19, 2018


 

Tags: ,

2 thoughts on “Dreyfus”

  1. A mi esposo Claudio Kussman le estàn haciendo lo mismo que al oficial francés Alfred Dreyfus…superiores que hablan primero con los fiscales(quienes los incitan a mentir para salvar su pellejo) y luego a viva voz al oìdo de los jueces…salen libres de culpa y cargo y mandan al corredor de la muerte a sus subalternos.O los ciudadanos de este paìs todavìa no se han dado cuenta, que ya ni siquiera encubierta, para algunos existe la pena de muerte?

    • Fer Nicolinni
    • posted on December 20, 2018

    Dreyfus, la guillotina, terrorismo
    FLOR DE PAÍS

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: