Share

 

Pese a que los venezolanos llenan las calles que se unen detrás del líder opositor Juan Guaido y la lista de naciones extranjeras que lo reconocen a medida que crece el legítimo presidente del país, los principales miembros del Ejército de todos los importantes están enviando un mensaje diferente: olvídate de ello.

En proclamaciones consecutivas el jueves, los generales de alto rango que se encontraban frente a las tropas de cara severa prometieron su apoyo inquebrantable al asediado presidente Nicolás Maduro en una muestra sorprendente de lealtad.
Desde que asumió el mando del gobierno de Venezuela en 2013, Maduro, un protegido del fallecido líder socialista Hugo Chávez pero sin experiencia militar, ha cimentado el apoyo de las tropas de la nación mediante la promoción de leales, otorgándoles control sobre sectores clave de la economía y nombrándolos para cargos ministeriales.
Todo eso significa que los principales miembros del ejército permanecen en deuda con Maduro y es probable que estén demasiado asustados de perder su posición o ir a la cárcel para traicionarlo, según expertos en el ejército de Venezuela. Las tropas de alto rango que luchan por poner comida en la mesa pueden no compartir su lealtad inquebrantable, pero las probabilidades de que una facción significativa deserten y reconozcan a Guaido son escasas, dijeron varios oficiales militares actuales y anteriores.
“Tenemos que esperar y ver qué sucede en las próximas 48 horas”, dijo José Antonio Colina, ex teniente del ejército. “Si las tropas de rango medio y bajo no expresan su desacuerdo dentro de los próximos dos días, podemos asumir que están a la altura de su liderazgo”.
Las fuerzas armadas han servido tradicionalmente como árbitros de disputas políticas, aunque de acuerdo con la constitución respaldada por Chávez, “no están al servicio de ninguna persona o partidismo político”.

Exactamente 61 años antes de que Guaido se comprometiera ante un enjambre de simpatizantes para servir como presidente interino de Venezuela, el militar derrocó al dictador Marco Pérez Jiménez, quien huyó en un avión a la República Dominicana en medio de una creciente agitación. Chávez, como joven comandante del ejército, organizó un fallido golpe de Estado en 1992 y una década más tarde fue expulsado del poder brevemente.
Guaido, un legislador fotogénico de 35 años que ha revitalizado a la oposición, ha argumentado que tres sectores públicos son críticos para establecer un nuevo gobierno: el pueblo, la comunidad internacional y los militares.
El viernes, pidió a los partidarios que compartieran el texto de una ley de amnistía que perdonaría a los miembros de las fuerzas armadas que cooperan para restaurar la democracia del país con cualquier persona que conozcan en las fuerzas armadas. También instó a las tropas a permitir que la ayuda humanitaria que Estados Unidos se ha comprometido a enviar y que él ha aprobado en su papel auto-designado como presidente interino en el país.
“En los próximos días, se enfrentará a una prueba importante”, dijo en un mensaje dirigido a los militares.
Pero el Guaido militar que está pidiendo apoyo es muy diferente al del pasado; Chávez y ahora Maduro han difuminado las líneas de separación entre las tropas, el gobierno y el partido político gobernante. En ese entorno, se vuelve altamente improbable que ocurra una fractura entre los líderes superiores, aunque hay signos de fisuras en medio de las tropas de rango y archivo.
En los últimos años, cientos de personas han huido al extranjero en busca de mejores perspectivas económicas, y decenas han sido encarceladas por sospechas de conspirar contra el gobierno. El lunes, unas pocas docenas de guardias nacionales se apoderaron de una reserva de fusiles de asalto en un levantamiento previo al amanecer que fue rápidamente sofocado.
Tal vez curiosamente, el ejército no ha activado el protocolo de emergencia conocido como “Plan Zamora” que se usó durante los disturbios anteriores y le otorga a las tropas la autoridad para reprimir y controlar las manifestaciones en masa. Un ex general que habló bajo condición de anonimato dijo que podría ser un reconocimiento de que los subordinados desilusionados no seguirían esas órdenes.
Rocío San Miguel, un experto militar con sede en Caracas, señaló que mientras hubo enfrentamientos el miércoles entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad del Estado, la protesta masiva donde decenas de miles se reunieron para ver a Guaido hablar tuvo lugar sin confrontación.

El jueves, un miembro de la Guardia Nacional de 19 años de edad, todavía con los frenos en los dientes, dijo que no querría estar en la posición de tener que golpear a los manifestantes. Hablando bajo condición de anonimato por temor a represalias, dijo que estaría indignado por detener a “personas inocentes”.
Otro joven camarada que patrullaba una carretera transitada que llevaba a la Corte Suprema con el adolescente dijo que no había visto las imágenes de video de los líderes militares que proclamaban su apoyo a Maduro porque no tiene teléfono celular, pero que sigue las instrucciones que se le indican.
Colina, el ex teniente del ejército, dijo que a pesar de que muchas tropas de alto rango pasan hambre como muchos otros venezolanos, no tienen un liderazgo efectivo para desafiar a sus superiores, lo que significa que es probable que opten por el status quo.
“Desafortunadamente no es suficiente”, dijo. “Han dejado de ser la brújula moral”.
Varios ex líderes militares que permanecen en estrecho contacto con las tropas activas dijeron que para que Guaido incluso tenga la oportunidad de ganarse el apoyo de sectores militares, tendría que seguir galvanizando al público y demostrarse a los oficiales militares escépticos con mucho para Pierde que su promesa de otorgar amnistía a quienes promueven el cambio es sincera.
“Lo que está sucediendo en Venezuela”, dijo San Miguel, “aún no ha terminado”.

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 27, 2019


 

Tags: ,

3 thoughts on “Los Militares Venezolanos apoyan a Maduro”

  1. Como todo militar de un estado narcotraficante se van a dar vuelta. El quilombillo en Venezuela no es la forma en que se vota sino el contexto en que se ejercen los derechos politicos. Con el mismo voto electrónico fue electo y reelecto Chavez, perdió el referéndum de 2007, ganó la oposición en la Asamblea Legislativa que preside Juan Guaidó. El tema es que como todo politico de un estado narcotraficante, hacen lo que quieren.

  2. Estos uniformados no hacen honor a su investidura, solo al bolsillo de su uniforme. Esperemos que razonen y piensen también un poco en su país. Lamentable. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

    • CARLOS MERCER
    • posted on January 26, 2019

    Y CUANDO SE DE VUELTA LA TORTILLA, VAN A ESTAR CON GUAIDO

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: