Bonafini o la Incitación a la Violencia

Share
.

 

El COLEGIO DE ABOGADOS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES repudia enfáticamente las recientes declaraciones públicas proferidas por Hebe de Bonafini que, al criticar la decisión del Gobierno de comprar pistolas Taser para equipar a las fuerzas federales que custodian aeropuertos y estaciones de trenes, llevó a cabo una inadmisible intimación contra los hijos del presidente de la Nación; la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y la Ministro de Seguridad de la Nación, a lo que agregó una inaudita incitación a la quema de campos.

La Argentina, es una sociedad democrática y republicana en la que el Estado de Derecho y la vigencia plena de las instituciones se erigen en la actualidad como atributos institucionales que no sólo nos distinguen sino que caracterizan de manera esencial nuestro modo de vida como Nación.
Las manifestaciones de Hebe de Bonafini resultan preocupantes pero a más del cuestionamiento ético, cívico y político que sobre ellas pueda realizarse, resultan ser inadmisibles y reprochables legalmente, constituyendo la expresión de un delito de incitación a la violencia colectiva e intimidación pública que no puede tolerarse.
El COLEGIO DE ABOGADOS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES sostiene que las expresiones referidas exteriorizan ante la comunidad nacional una conducta que excede la razonabilidad de la acción política y, claramente, exterioriza una conducta contraria a la vida democrática y al respeto por los derechos individuales que corresponde ser denunciada por el Ministerio Público Fiscal.

 

Directorio del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires

.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 15, 2019


 

“…La Música Funcional…

Share

 

 Por JORGE B. LOBO ARAGÓN

 

Las técnicas actuales han hecho tan fácil la difusión de la música, que se ha creado el vicio de su permanente machaqueo sobre indiferentes oídos y se ha perdido el hábito de escucharla. Se entra a un comercio y hay música sonando; se pretende platicar con un amigo mientras se camina por una peatonal, y no se puede oír la conversación por la música que sale de los negocios, y para peor -por sí uno se salvara de ella- el municipio suele poner otra más fuerte en plena calle. No se salva nadie, y a veces se oyen simultáneamente dos músicas distintas. Los viajes solían ser propicios para trabar amistades con circunstanciales compañeros, pero hasta dentro de algunos ómnibus se pone una música a la que se llama “funcional“, pues cumple la función de no dejar que se converse ni se piense tranquilamente. La técnica ha logrado suprimir los prójimos, porque entre usted y el que está a su lado se interpone la voz y la bulla de un lejano desconocido. Digo “vicio” porque en muchos ha creado hábito; se van del lugar en el que tienen el aparato sonando y lo dejan sonando nomás; a la música la reemplaza un partido de fútbol y ni cuenta se dan, porque la cuestión es tener los oídos ocupados. Antes de que se inventara grabar el sonido la música se escuchaba, se gustaba, se apreciaba, se admiraba; deleitaba el espíritu. Pero claro: se ponía toda la atención en ella. Su calidad había educado el gusto de modo que el público disponía de una base para estimarla. Y las exigencias de ese público estimulaban a los artistas. Uno de los genios descollantes en el arte musical  fue Luis van Beethoven, individuo atormentado por las desgracias que desquician su personalidad haciéndolo caprichoso, colérico, estrafalario, que se aparta de los amigos que lo quieren, pero lucha por superarse y crea bellezas nunca oídas. Produce cambios, pero no para impresionar escandalizando sino para mejorar una tradición que conoce, que acepta y que respeta. Se dirá que aquel arte excelso era apreciado sólo por los pocos que tenían acceso, como los que en la noche del 22 de diciembre de 1808 en la ciudad de Viena acudieron al estreno de la quinta sinfonía de Beethoven. Es cierto. Pero había una aristocracia musical que funcionaba como paradigma al que el arte popular trataba de acercarse. El que no tenía el privilegio de escuchar a Beethoven se conformaba con el músico de su lugar, de su vecindario, pero no tenía que aguantar las fealdades que se difunden con el criterio de que es natural que al pueblo le guste lo feo.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 15, 2019


 

UNOS MODESTOS PENSAMIENTOS SOBRE MI PUEBLO

Share

 

 

  Por el My. Carlos Españadero

 

Estimado Garzón: He leido con toda atención tus últimos escritos. Y me han motivado profundas reflexiones sobre tu manera de pensar, referido a nuestro pueblo y a nuestra historia a las calificas con severidad.

Cada nación es el producto del quehacer de su pueblo, entre los cuales surgen sus dirigentes que pretenden ser los conductores del mismo. Y esto genera que la historia de cada nación, tenga originalidades, dentro de las cuales se manifiestan las virtudes y defectos que configuran la “personalidad” de la misma.

Yo he nacido en la Argentina. Mi Argentina. Y aunque falta dirigencia pese a estar sufriendo las injusticias que día a día me van acercando a la muerte, no reniego de la misma. Es mi país.

Esto no quita que sufra y sienta todas las cosas que una dirigencia incompetente e inmoral no solo hace con nosotros sino con su pueblo, que es mi pueblo.

Pero no podemos olvidar que la Patria sin su pueblo queda vacia. Y como todo grupo humano, con causa o sin ella va siguiendo día a día, lo que es forjar su destino. No vale usar la historia para atacar al pueblo, que es mi  pueblo. No sirve atacar a personalidades, que mal o bien han hecho cosas que de un modo o de otro, el pueblo las ha asumido y como alguien que digiere lo que come, lo ha transformado en la configuración de nuestra personalidad. Por supuesto, se digiere lo malo y lo bueno. ¡Y vale si hemos comido muy mal!.

Yo quisiera que personas brillantes como tú, con mucha humildad, pusiera sus conocimientos y amor para su pueblo. Y te recuerdo que el amor es un dar sin esperar respuesta. Es un dar por el dar mismo.

Tenemos en nuestra historia cosas muy malas que ya digeridas forman parte de nosotros. Eso ya está. Ayuda a nuestro pueblo a como el rumiante, vaya masticando nuevamente lo ingerido, pero lo haga con amor. No pensando en su beneficio sino en el beneficio de todos. Es un dar sin esperar respuesta.

No debo seguir escribiendo. Todo esto mereceria ser escrito con mucha dedicación que no puedo hacer, primero por mi incapacidad intelectual, por mi proceso vegetativo en decadencia, por lo sufrido que como el árbol no me permite ver el bosque. Pero que no es suficiente para sentir a mi pueblo y amarlo. Con sus defectos que quisiera haber corregido mediante la educación. Pero también con el orgullo de haber visto productos de este pueblo desde épicos, visionarios, valientes ante la adversidad, brillantes en su pensamiento, que hemos desperdiciado pero que han quedado imperterritos como aceros que no se quiebran ni pueden ser vencidos, como San Martín, Belgrano, pero mas allá como el estratega sin triunfos del general Paz, el insolente de Sarmiento, el filósofo como Mitre, el formidable luchador Carlos Pellegrini, el tenaz pícaro de Roca, el visionario Alberdi, el radical Alem, el austero Bernardo Irigoyen, y ya mezclados en las disputas que tanto daño nos hacen generales como Ramirez, Perón, Lonardi, Ongania, que no empalidecen a nada menos que a Favaloro, a nuestro pensador Bunge, a nuestro literato Borges, al austero Illia, al demócrata Alfonsín.

Sarmiento

Favaloro

Borges

Belgrano

San Martin

Illia

Bunge

Gay

Alberdi

Seineldin

¡Y cuantos que no cito pero que están ahí! El impacto que siento al recordar al coronel Seineldín, mi caro compañero coronel Arévalo, los mártires San Martino, Gay y Larrabure.

Y no menciono para no herir suceptibilidades a terroristas que en muchos casos, aun equivocados, ofrendaron sus vidas por lo que creian un destino mejor. Ni tampoco a los sufridos combatientes de las Malvinas. Y lamento no poder mencionar a todos.

Mi apreciado Garzón: la lista es inmensa. Y todos ellos salieron de nuestro pueblo. Como todos los humanos con errores y aciertos. Pero apretando los dientes por esa Argentina que es nuestra.

Es posible que estemos llenos de errores y por que no malas acciones. Pero se que ese pueblo no soportaria la invasión de quien fuera. Y creo que el mundo lo sabe. Yo te pido que con tu magnífica verba y luego de haber soportado las pruebas que en tu vida enfrentaste, trates de que te embarge el amor a tu pueblo, que es el amor a la Patria.

Buenos Aires, 14 de enero de 2019

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2019


 

LA ENDEBLE ESTRUCTURA CULTURAL ARGENTINA

Share

 

 

 

 Carlos del Señor Hidalgo Garzón *

 

“La historia es  testigo de nuestra incertidumbre en la toma de decisiones y en la propensión a la inmediatez y el dejar para “mañana”, por lo que el hoy estamos en crisis, crispación, violencia y desesperanza. En todo falla el correcto sentido de soberanía e identidad como Nación – Estado y Patria, hemos perdido dos siglos en juegos ninfomaníacos, siempre en contacto con la perversión y la corrupción, sin haber llegado a definir, el contexto político en el que vivir, apuntando al Bien Común. Seguimos fracasando, por exclusiva culpa del Pueblo Argentino olvidándonos que somos sus integrantes o sea los mandantes irresponsables”

 

CUAL HA SIDO Y ES EL SINO DE NUESTRA CULTURA.
“los tiempos pasan y nos estamos haciendo viejos…” así reza un canción popular y realista. Y así con esta alegría futbolera, las ideas, se han transformado en ideologías cataclísticas, los pensamientos, se cosifican en razonamientos abstrusos, donde el ayer no existe  el mañana…”veremos” y el hoy, el presente en el que en cada día escatimamos, potencia para mantener y/o forjar, bases sólidas para nuestros descendientes y por ende la Patria.
Hemos caído en una anomia dispersiva del objeto urgente de la cuestión. Cuál es la armonía social y el progreso sólidamente convocado en cimientos sólidos, llamados Valores.
Precisamente de Valores y de Virtud Política, es como se hacen las vidas de los pueblos, que ansiosamente, se ven reflejados en cuanto Poderoso lo mantiene en la ignorancia y el desequilibrio emocional, ahuecándolo en sus canastas de imbéciles, seguidores de falsos líderes trasgredidos en Mafioso o Caudillos.
Nuestra Cultura, que abarca tanto las nomas de convivencia, como el derecho a la información y a ser oído y a proyectar lícitamente un futuro para los que nos siguen o nos acompañan desvalidos de esos Valores Trascendentes, que nos harían, SER. Con Soberanía claudicantes sobre el soporte de la Virtud Política y el irrestricto apego a la Ley. Debe conformar un sólido apego a la lucha cultural.
EL DAÑOS DE LOS CAUDILLOS Y SALVADORES DE LA PATRIA
A poco que repasemos la historia, vemos desnuda la realidad de las controversias y las luchas por el poder, y el desprecio del Estado, fuerte pero no tiránico. Si estos salvajes, no solo se enriquecieron a causa de sangre gaucha, sino que conformaron verdaderos grupos de poder, que atentaron contra la conformación nacional.
Posteriormente (1930 y 1955), el país desoyó el clamor popular desbrozando entelequias etílicas y la desnaturalización de la Cultura, la Sana Moral y las Buenas Costumbres asidas al camino del Estado de Derecho Justo y por ende al remanido Bien Común. Fuimos sordos y ciegos y embicamos en mala caleta.
Desde que se dice que intentamos ser Libres, a ojos vistas, esta demostrado, la ineptitud chabacana de los detentadores del poder y las ilusorias directrices, de que tipo de Gobierno queríamos.
Así, entre caudillos y paniaguados, nunca supimos si éramos Monarquía, o República y dentro de este estilo, cual.
Esta visto que los argentinos no necesitamos de ningún imperialismo para NO SER, simplemente el poco apego al riesgo y el trabajo, conformaron una Psico-socio Política, que se sumo ignominiosamente a pensamientos populistas, marxistas y últimamente a las ideas del tortuoso Antonio Gramsci.
Resumiendo, no somos lo que en tantos discursos y asonadas se dijo. Por exclusiva responsabilidad NUESTRA. Y no supimos interpretar a los estudiosos del Derecho y la Ciencia Política y el Derecho Constitucional Comparado.
Elegimos ser dóciles al “Mandón de turno” y ahora con más razón, ya que es evidente que no habrá cambios en la demagogia y la pauperización del país. La Izquierda y los Trotkistas y sumando los vagos y mal entretenidos, van conformando un “ejército“ de Poderosos – sin “enemigo”, pues al muy estilo del Venezolano Maduro, el que opine diferente o sucumbirá al miedo o será muerto. Las armas políticas y de fuego ya están, como es el caso de los seguidores de Milagros Sala.
EL TRABAJO DE DESCULTURIZACION GRAMSCIANO
Bien sabemos que los terrorista y asesinos, son parte eficiente del PODER, y por ende de sus acciones en la ruptura psisocioespititual de las sucesivas generaciones desde hace 70 años. Donde los NIÑOS, luego los DOLESCENTES, más los JOVENES – y ya los adultos, creados en una argentina que contradice la Cultura de las buenas formas Sociales y Laborales.
Las han destrozado y para mayor gravedad, lo han metido en el “corpus iuris” y desde las mas altas jerarquías se aplauden los avances( retrocesos) de los derechos civiles, dándoles personería jurídica a todas las deformaciones de la Familia y la Educación e instrucción de los estudiantes.
La desacralización del matrimonio, colocando figuras que otrora fueran de degenerados, imprimen a la vida de quienes observan – los niños- visiones fantasmagóricas en la Paternidad o Maternidad, todo en el lucrativo negocio de las acciones de agresiones , llamadas” de género”.
Para ello marchan pintarrajeadas mujeres desnudas por el espacio público en defensa “del uso del cuerpo” (sic).
Y Ya en las fuerzas armadas (ex FFAA) al no existir el Código de Justicia Militar y los Tribunales de Honor y el Fuero Militar, se destruyó un las instituciones quitándoles sus fueros e inyectándoles – desviaciones de la conducta sexual- en un Cuerpo Sanmartiniano.
El Honor ha desaparecido y lo que más grave agrede es que las autoridades, por más que los degenerados estén incluidos en el Código Civil, se vean obligados a aceptarlas. Yo creo que todos los Generales deben quebrar sus sables e irse a la casa y que el comando lo asuma (dicho con respeto) el cabo más moderno.
Pensemos en el trabajo de los Maestros, Profesores Universitarios o del Secundario, cuando deben someterse a la “voluntad popular de sus alumnos”- Ya que la Jerarquía y la sana disciplina del Respeto. Desapareció.
LA FUNDACION DE LA SEGUNDA REPÚBLICA
Permítaseme, hacer mención al mensaje del 31 de diciembre de 1999, dirigido a todas las Rusias por su Premier Vladimir Putin, en lo que claramente y brevemente da su Directiva Estratégica…” la humanidad asiste a dos acontecimientos mayores: el nuevo milenio y el dos mil aniversario de la cristiandad. Creo que el interés y la atención generalizados que concitan esos dos acontecimientos son más profundos que la simple celebración  de un día excepcional…”(1) y en el contexto del volumen plantea su visión de la historia, la fortaleza del hombre ruso , su incalificable amor por la Religión y la Familia y finalmente Las Fuerzas Armadas…y se abre a un mundo sobre la base de una historia dolorosa que llevo durante 70 años de comunismo, Rusia como sus exportaciones .De las que la Argentina desde 1964 y los setenta. Fuimos acribillados en la búsqueda de una bandera roja a cambio de todo el Poder y la desacralización humana. Especialmente los pobres, los niños y los viejos, a los que no se dio alternativa. Esa guerra NO HA TERMINADO.
Quizás la Argentina deba reformular sus esquemas de poder, dentro de un sistema Republicano Semi Presidencialista, con un Presidente y un Primer Ministro y con el recupero de la VIRTUD PATRIA, apoyados en un nuevo texto Constitucional y Parlamentario, decidiéndonos de una buena vez, por elegir a los mejores en lugar de los más Poderosos del Dinero – el SEXO – LA DROGA y la mala FE.
CONCLUSION
Es necesario, por las vías del derecho, restituir las esencias de la VIRTUD humana en el ejercicio con legitimidad, del PODER.
Quizás haya que fundar un Segunda República, y trabajar duro en la Regionalización por factores económicos y aumentar la balanza exportadora, de todo lo que somos capaces de hacer, que es mucho, ya que las riquezas debajo del suelo así lo esperan.
La regionalización con más ferrocarriles troncales, llevarían especialmente a la Patagonia, un incentivo colonizador y de explotación, bajo el amparo de un estado fuerte pero no tiránico ni licencioso en el reparto. Una nueva Organización Nacional.
Es necesario elevar en términos próximos el PBI y todo fundado en el concepto …”de una nueva y Gloriosa Nación”. Con tiempos acotados y un férreo planeamiento Estratégico y Geopolítico Demográfico. Bajo el inalterable proceso de un correcta y aplicable Salud Jurídica en “casa”  y frente al mundo, que ya como hemos expresado en otros escritos, damos lástima, un sentimiento que debería limar nuestro orgullo Patriota.
QUE TIPO DE CULTURA ASESINA A QUIENES LA DEFENDIERON
Vladimir Putin, en el texto citado, demuestra que no es posible evitar el pasado-históricamente, pero que una fase vital termina para dar lugar a otra. Sin menoscabo de lo dicho resiente el comunismo como un período doloroso para el Pueblo Ruso, pero deja de admitir lo que desde esa calamidad se forjó positivo.
Uno de los aspectos que le resultan execrables , fueron las “purgas”, de las que nuestro pueblo, se desinteresa, en el contexto, de aquellos que corrieron sus suertes y vidas para evitar el flagelo del usurpado británico en las Islas Malvinas y la Guerra Civil, que demando casi cuatro décadas y ahora resurge victoriosa, ya con culpas no solo del Pueblo Argentino – “INGRATO” PARA CON LOS UNIFORMADOS.
En ambos casos, la desmalvinización y la postergación de las FFAA a la supuesta “democracia” que es la capa que oculta los poderes mafiosos y angurrientos. Son claros ejemplos de una contracultura o desculturización, aceptada por los propio damnificado, que al no madurar se desinteresan por los ancianos prisioneros del estado argentino, y que importan tremendas sumas de dineros y créditos a los mal llamados DDHH. Y el pueblo, los camaradas, amigos, familiares miran para otro lado…”es cool” y los prisioneros políticos, por los que no se toma razón y si un “que me importa “ de acto o potencia, siguen siendo torturados hasta ASESINARLOS, sin que nadie diga MU..!! Resulta vergonzoso. Pero a los argentinos y a los Generales no les importa.
En síntesis – tener una HISTORIA Y CONOCERLA ES ACERCARSE A LA CULTURA CIVICA, DEL TRABAJO Y LA CAPACITACION PACIFICA DE LAS GENERACIONES A RECUPERAR O A FORMAR PARA EL BIEN COMUN DE TODOS LOS QUE “HABITEN ESTE SUELO”

 

 

(1) Vladimir Putin – Frédéric Pons- Ed. El Ateneo

 

 

*El autor  tiene 72 años de edad, es Mayor (RO) del Ejército Argentino. Sirvió en la Infantería, fue Comando, Paracaidista, y Oficial de Inteligencia Estratégica.  Es veterano de la Guerra de Malvinas, donde fue herido en combate, por lo que lo pasaron a retiro obligatorio, por Inútil de todo Servicio. Es Doctor en ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, criminólogo, Catedrático Universitario y fue Subsecretario de Culto de la Cancillería Argentina . Ha sido condecorado con la Medalla al Valor en Combate, Medalla La Nación Argentina al Herido en Combate, Distinción de Campaña Malvinas y Distinción Universitaria.

 

WEB:  www.PrisioneroEnArgentina.com

Email:  cshg.krieg.357m@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2019


 

…!!!!! (O como el Estado Mayor del Ejército se burla de los Prisioneros Ilegalmente Arrestados)

Share

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2019


 

ME ARREPIENTO Y PIDO PERDÓN – CÁMARA ESPÍA EN LA  UP 31

Share

 

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

CAMBIEMOS

A través de los años en la población argentina, nace una nueva ilusión cada vez que se aproximan las elecciones presidenciales. Luego con el transcurrir del tiempo se impone el desencanto a medida que la hipocresía, la mentira y la corrupción de los gobernantes, va quedando a la vista de todos. Una y otra vez se repite lo mismo sin solución de continuidad, acompañado de un alarmante y cruel crecimiento de la pobreza en hombres, mujeres y niños.  Pero esta vez en el ocaso de la vida, para un grupo de adultos mayores se sumó un mal más que peligroso, para nosotros y nuestras familias. La pérdida de la libertad a como diera lugar y la muerte en prisión, sin derecho a la igualdad ante la ley. En esta oportunidad siempre a través de una cámara espía, mostramos las elecciones del 25 de octubre de 2015 en la Unidad Penitenciaria Federal 31 de Ezeiza, que permitieron a MAURICIO MACRI, ser el primer mandatario de turno. Para acceder al sector donde emitiríamos el voto, hubo que trasponer una puerta con un letrero que rezaba SALIDA, ¿acaso una burla más de las tantas? Seguramente. Como el resto voté a quien sería el artífice del “CAMBIO” y es por ello, que ahora me arrepiento y pido perdón. Ya en las elecciones legislativas rectifiqué pese a las promesas vertidas por una hipócrita ELISA CARRIÓ, influyente diputada de CAMBIEMOS, para que nada cambie, las que también se podrán ver en el video. Lo propio haré este año, por lo menos quedaré tranquilo de conciencia y mi amor propio no será afectado, sabiendo además que mi familia como siempre me estará acompañando.

 

Claudio Kussman. 

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Enero 15, 2019


ADVERTENCIA: TODA IMAGEN O VÍDEOS QUE SE EXHIBEN EN NUESTRA PÁGINA, SE ENCUENTRAN ALMACENADOS FUERA DE ARGENTINA.


 

“Más que un dolor para el mal que hemos causado,

nuestro arrepentimiento es un temor del mal que nos pueda suceder”.  

François de la Rochefoucauld (1613-1680)


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2019


 

DENUNCIAN a HEBE de BONAFINI

Share

 

 Por ORLANDO AGUSTÍN GAUNA.

 

En la fecha, presenté ante la Fiscalía Federal Nº 2 de la Ciudad de Santa Fe, la siguiente denuncia penal:(Como archivo adjunto se remite copia scaneada de la denuncia con el corresopndiente sello de cargo.)

Señor Fiscal Federal

Orlando Agustín Gauna, D.N.I. Nº 6.255.319, con domicilio en calle Luis F. Leloir Nº 1169 del Barrio El Pozo de la Ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz, por derecho propio, se presenta ante usted y respetuosamente dice:

I – Objeto

Que viene a denunciar como autora de hechos delictuosos a la señora Hebe Pastor de Bonafini, por los dichos que públicamente vertiera el día 10 del corriente mes, en la marcha de Madres de Plaza de Mayo Nº 2126, en la referida plaza.

II – Legitimación

El legítimo derecho a formular la presente denuncia deviene de lo establecido en el Artículo 174 del Código Procesal Penal de la Nación.

Y ejerce este derecho para formular denuncia de delito de acción pública debido a que, según parece y pese al prudencial lapso transcurrido desde los hechos, no habría habido hasta la fecha ningún fiscal de la República, ni siquiera un funcionario público, administrativo o judicial, que lo haya hecho pese al mandato legal que los obliga (artículo 71 del Código Penal) cuando son anoticiados de su comisión. –

III – Hechos

Frente a la sede del Poder Ejecutivo de la Nación, en la plaza que fuera escenario de tantos acontecimientos históricos de alegría y de dolor para el pueblo argentino, esta mujer, apañada con el pañuelo blanco que simboliza la lucha de la búsqueda de los desaparecidos en los cruentos enfrentamientos ocurridos durante la década del `70, una vez más se manifiesta violentamente, en otro alarde de impunidad.

En la oportunidad, la Señora Bonafini manifestó: “Ustedes vieron esta cosa de las pistolas que van a usar, que no matan. Yo, como no matan, quiero que las prueben con la hija de Macri, los hijos de la Vidal y los hijos, nietos y parientes de la Bullrich“. Dichos que podrían ser tomados como una simple expresión de deseos.


Pero fue más allá, al agregar: “Empecemos a quemar los campos de los ricos porque no va a haber otra. Quememos la soja”. Palabras que eran aplaudidas con beneplácito por las secuaces que la acompañaban.

Tales manifestaciones se potencian y pueden llegar a la vía de los hechos, si se considera el número de seguidores que tiene la Sra. De Bonafini y la organización que preside, lo que quedó palmariamente demostrado en agosto de 2016, cuando desacatando una requisitoria judicial salió de la Casa de las Madres hacia la Plaza de Mayo, escoltada por un gran número de militantes y de figuras políticas que le daban su apoyo. Por ejemplo, estaban el exvicepresidente Amado Boudou, los ex ministros Teresa Parodi, Oscar Parrilli y Axel Kicillof; Martín Sabbatella. También se vio a Roberto Baradel, Hugo Yasky y Ariel Basteiro, Luis D’Elía, Nora Veiras, Juan Cabandié, Fernando Gómez, Mario Segovia, Tristán Bauer y Ricardo Forster, entre muchos otros. Personajes que en distintas oportunidades han demostrado su poder político y económico para movilizar a miles de personas.

Inclusive el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires sostiene que las expresiones referidas exteriorizan ante la comunidad nacional una conducta que excede la razonabilidad de la acción política y, claramente, exterioriza una conducta contraria a la vida democrática y al respeto por los derechos individuales que corresponde ser denunciada por el Ministerio Público Fiscal.

IV – Prueba

El video sobre esta marcha se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=TkJ-_qVg3zc y en http://orlando-gauna.blogspot.com/2019/01/marcha-nro-2126-10-1-19-hebe-de-bonafini.html.

V – Petitorio

Por todo lo expuesto, se solicita:

a) Se llame a ratificar la presente denuncia. –

b) Promueva la acción penal, conforme se lo impone el Artículo 65 del Código Procesal Penal de la Nación.

VI – Exordio

Tener presente, y así proveer de conformidad,

                                          SERÁ JUSTICIA

Orlando Agustín Gauna
TE 0342 155036171 – 0342 4510487
http://orlando-gauna.blogspot.com/

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2019

Memoria

Share

 

 Por Silvia Ibarzábal.

 

El próximo 19 de enero se cumple un aniversario más del brutal ataque a la Unidad Militar de Azul. Se adjudica el hecho, la organización armada Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).Han pasado 45 años y aún hoy conservo recuerdos muy vívidos. Recuerdo de esa noche los primeros disparos, las corridas, la confusión, bajar muy rápido las persianas, apagar las luces, tirarnos al piso. Recuerdo aún el tableteo de las ametralladoras, las detonaciones de las granadas, el miedo. Puedo escuchar el ruido de las orugas de los tanques y el motor del helicóptero que bajaba a llevarse los heridos. Perdieron la vida el general Camilo Gay y su señora, y el soldado Daniel González. Hubo varios heridos. A mi papá, coronel Jorge Ibarzábal, lo secuestraron y retuvieron durante diez meses para luego asesinarlo. Con su secuestro no solo se lo llevaron a él, también se llevaron nuestra niñez, nuestra adolescencia, nuestra juventud.

 

Para valorar la búsqueda de la memoria hay que recordar en qué condiciones lo tenían, me refiero a las condiciones humanas, a sus derechos humanos. Lo asesinaron de tres disparos estando amordazado, con sus ojos vendados, dentro de un armario metálico, con 35 kilos de peso. A los derechos humanos de su esposa, de sus hijos, de su familia, Mi familia y los derechos humanos del pueblo que él, como militar defendió hasta ofrendar su vida, como lo hicieron muchos otros hoy olvidados.

 

Silvia Ibarzábal

Vicepresidente Asoc. Familiares y Amigos de Víctimas del terrorismo en Argentina

silviaibarzabal@hotmail.com

 

 


Envío y colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2019


 

Treinta y Ocho Minutos

Share

 

38 minutos. Algunas voces dicen que llegó a prolongarse hasta los 45. Son matices que ponen de manifiesto el llamativo hecho: un conflicto bélico que estalló y finalizó en menos de una hora. No deja de ser curioso que se debata en torno a la duración de una guerra casi como si fuese la marca de una prueba de atletismo. Y sí, fue una guerra de verdad, en la que se produjeron combates y bombardeos. Está registrada como la más breve que jamás se haya desencadenado entre naciones soberanas. De hecho, lógicamente, la fecha de declaración de guerra y la fecha en que se alcanzó la paz es la misma: el 27 de agosto de 1896. 

Aunque tanta brevedad no resulta del todo extraña dada la desproporción entre los dos contendientes que se enfrentaron: por un lado, el sultanato de Zanzíbar, territorio hoy convertido en un paradisíaco destino turístico asociado a Tanzania. Por otro, el Imperio británico, por entonces la primera potencia bélica del mundo. Para que nos hagamos una idea: la flota de Zanzíbar solamente tenía un barco y el total de soldados profesionales del sultanato no superaba los dos millares. El imperio británico disponía de casi medio millón de soldados y muchas decenas de barcos de guerra, si bien repartidos por sus posesiones coloniales alrededor del globo. No menos llamativo resulta el que aquel conflicto enfrentase a dos países teóricamente amigos y aliados. Es más, Zanzíbar era un protectorado británico al comenzar la guerra y seguía siéndolo al firmar la paz, unos 40 minutos después.
El bellísimo archipiélago de Zanzíbar podrá no parecer imponente sobre el mapamundi —aunque lo es, y mucho, en el plano estético— pero acumula una larga y compleja historia. Está habitado por población negra desde hace milenios, pero por allí han pasado también muchas otras culturas: sumerios, asirios, persas, árabes, etc. La ubicación de las islas frente a la costa centroafricana, a medio camino entre el golfo Pérsico y Madagascar, hicieron de Zanzíbar un enclave comercial muy apreciado y codiciado. Numerosas potencias extranjeras se habían interesado por las islas desde la antigüedad, primero para establecer bases comerciales y más adelante para intentar apoderarse efectivamente de ellas. A principios del primer milenio de nuestra era, Zanzíbar ya era un archipiélago multicultural y mestizo tras siglos de comerciantes extranjeros arribando a sus costas, aunque todavía estaba regido por los dos grupos nativos predominantes, los hadimu y los tumbatu. A principios de la Edad Media llegaron los árabes y trajeron consigo la religión musulmana, estableciendo la semilla de una rica élite de comerciantes y tratantes de esclavos. En el siglo XVI, apenas unos pocos años más tarde del descubrimiento de América, Portugal reclamó el territorio para su corona y los habitantes de las islas, ya fuesen nativos, mestizos o árabes, tuvieron que hacerse a la idea de que ahora formaban parte de un imperio colonial europeo. Zanzíbar permaneció 200 años bajo dominio luso… hasta que les llegó la hora a los portugueses de hacerse a la idea de que eran ellos quienes tenían que marcharse: el sultanato de Omán expulsó a los europeos y los árabes se hicieron con el control absoluto de las islas y de parte de la región continental que había frente a ellas. El archipiélago y su prolongación continental fueron la más valiosa provincia de Omán durante siglo y medio. Finalmente, durante el siglo XIX, una disputa sucesoria propició el nacimiento de Zanzíbar como estado soberano. Los dos hijos del sultán de Omán discutieron sobre quién debía suceder en el trono a su difunto padre, y el asunto se zanjó dividiendo el imperio omaní en dos mitades. Uno de los hermanos, Majid bin Said, separó Zanzíbar del resto de Omán y se proclamó sultán de una nueva nación independiente.
Por entonces Zanzíbar seguía siendo uno de los principales puertos comerciales del océano Índico, centro de la lucrativa compraventa de especias y de otros productos refinados como el marfil. Además era la sede del mayor mercado de esclavos del planeta, actividad particularmente rentable para la clase dirigente árabe, que ganaba cuantiosas cantidades de oro a expensas de la trata de seres humanos. Cientos e incluso miles de esclavos se vendían mensualmente allí, engrosando las arcas del sultán y ayudando a que la nueva nación se consolidase. El sultán disfrutaba de una posición privilegiada y controlaba no solamente las propias islas de Zanzíbar sino también ese amplio territorio en la costa continental al que llamaban el Zanj —la «tierra de los negros»— y que más adelante sería conocido como Tanganica.
Así pues, el comercio fluía, la riqueza aumentaba y Zanzíbar llegó a ser la nación más avanzada del África oriental. Fue el primer territorio de la región donde se inició la construcción de infraestructuras modernas y también fue el primero en contar con máquinas de vapor propias. Eso sí, esa modernidad contrastaba con el carácter autocrático de su régimen político y con la arraigada costumbre de poseer esclavos, pero con todo, diversas naciones europeas e incluso los Estados Unidos —atraídos por la compraventa de especias— se interesaron por Zanzíbar y trataron de cultivar su amistad. Aquellas potencias extranjeras abrieron oficinas y consulados en el nuevo país. Agasajaban a los sultanes con regalos, intentando ganarse su confianza. Entre los presentes solía haber incluso algo de armamento: por ejemplo, el sultanato recibió dos cañones en nombre del káiser Guillermo I de Alemania y un cañón Gatling de repetición que era obsequio de la reina Victoria de Inglaterra. Zanzíbar colocaría aquel cañón Gatling sobre el único buque de su flamante flota nacional: el HHS Glasgow. Esa artillería sería utilizada en la breve guerra de la que vamos a hablar. Las pocas armas pesadas de las que disponía Zanzíbar eran regalos del exterior.
En cuanto a su único buque de guerra, fue botado en 1878 pero permanecía inactivo en el puerto de la capital, frente al palacio. El entonces sultán Barghash bin Said había quedado prendado de una fragata de la armada británica que hizo escala en las islas: el imponente buque de la Royal Navy le causó tan honda impresión que decidió invertir parte de su fortuna en construir una réplica. Contrató a una compañía naviera escocesa —William Denny and Brothers— para que construyesen un barco lo más parecido posible al original. Desde desde las oficinas de Denny en Dumbarton, Escocia, le escribieron prometiéndole que recibiría una «obra de arte» a cambio de las 30.000 libras (de la época) que iban a cobrarle por su construcción. Barghash esperó ansiosamente el resultado. Pretendía que el HHS Glasgow le sirviera como yate real, además de disponer de nueve cañones y de aquel cañón Gatling regalo de la reina Victoria. Sin embargo, cuando el barco recién terminado llegó a Zanzíbar, el sultán quedó sumamente decepcionado: en contra de lo prometido, recibió un buque de bastante inferior calidad al original y mucho menos imponente que la fragata inglesa que lo había inspirado. Podría decirse que los armadores escoceses lo habían estafado, o como mínimo que fueron negligentes en su trabajo. Barghash estaba tan descontento que ni siquiera se molestó en convertirlo en su ansiado yate: así, el HHS Glasgow quedó anclado en puerto desde entonces hasta el inicio de la guerra en 1896.
Pese a los regalos y agasajos que recibían continuamente los sultanes de Zanzíbar, la nueva y débil nación podía sentirse bien preocupada a causa de las ambiciones europeas en la región. La amistad de los europeos tenía un valor muy relativo. Zanzíbar podía esperar gestos de amistad de las naciones europeas cuando esos gestos servían en realidad para mantener a otras naciones europeas alejadas de sus intereses en una determinada zona. Dicho de otro modo: para librarse de uno tiburones europeos, tenía que elegir a otro tiburón europeo y tratar de refugiarse bajo sus aletas. Así, quizá como una manera de garantizar su independencia y dado que los comerciantes ingleses se contaban entre los más activos de las islas, Zanzíbar firmó un tratado con el Imperio británico que equivalía a convertirse en una nación soberana, pero tutelada. Londres promulgó la llamada Orden para la regulación de las Jurisdicciones Consulares Británicas en los dominios del Sultán de Zanzíbar. Básicamente, bajo tan pomposo nombre, el decreto estipulaba que, antes de ascender al trono, cada nuevo sultán de Zanzíbar debía recibir el visto bueno del cónsul británico en la capital. Esto es, Inglaterra tenía derecho de veto ante cualquier aspirante a la corona que considerase contrario a sus intereses. El sultanato cedía de facto una porción de su independencia, pero seguía ejerciendo el gobierno efectivo y el sultán pensó que era mejor contar con la protección de un amigo poderoso al que había que contentar, que arriesgarse a caer en manos de otra potencia europea que tuviese menos apego a las formas.
Y efectivamente había potencias coloniales europeas menos pegadas a las formas, al menos en aquella región. Hablamos, más concretamente, de Alemania.
En 1884, la Conferencia de Berlín reunió a aquellos países europeos que tenían ambiciones coloniales en África y en esencia se dedicaron a repartirse amistosamente —amistosamente entre ellos, se entiende— el pastel del continente vecino. En grupos o por parejas, las naciones europeas decidían qué territorios iban a ocupar, como si allí no hubiese ya gente viviendo. Trazaban líneas sobre un mapa de papel, y a ojo de buen cubero dividían los territorios sin tener en cuenta quién vivía allí o si los nativos estarían de acuerdo con este reparto. En lo tocante a África oriental, Alemania y el Reino Unido eran los dos países con mayores intereses: dibujaron una línea vertical sobre el mapa, quedando a la izquierda (oeste) la zona de ocupación británica y a la derecha la zona destinada a la ocupación alemana. Y en esa zona quedaba Zanzíbar.
Así pues, según la Conferencia de Berlín, el territorio de Zanzíbar le correspondía a Alemania. El sultán vio cómo su país era ahora objeto de intercambio en un tratado firmado entre Alemania y el gobierno de Londres, ambos supuestamente amigos suyos. En el palacio real de Zanzíbar empezó a cundir la preocupación y no sin motivo. Aunque ya habían aprendido a convivir con la presencia británica —no olvidemos la tradición multicultural de Zanzíbar y el hecho de que la dinastía árabe también había sido extranjera en su día— y los británicos no parecían tener intención de ir más allá de su derecho a vetar a sultanes, lo de los alemanes no resultaba tan tranquilizador. Porque los colonizadores alemanes que llegaban a África oriental estaban dando muestras de emplearse con bastante menos sutileza.
En Alemania se había creado un organismo con el aparatoso nombre de Gesellschaft für Deutsche Kolonisation (o, en un menos amenazante castellano, «Sociedad para la Colonización Alemana») cuya función iba a ser específicamente la de ocupar los territorios continentales del Zanj, que ahora pertenecían a Zanzíbar pero que según el Tratado de Berlín le correspondían ahora al Reich alemán. El organismo estaba dirigido por el explorador, aventurero, gobernador colonial, fervoroso nacionalista, entusiasta defensor del darwinismo social,  palmario racista y supremacista blanco, cruel esclavista y notorio asesino de nativos Carl Peters. Aunque en su día, a causa de su brutalidad, llegaría a ser repudiado por el gobierno de Otto von Bismarck, podemos hacernos una idea de su brillante perfil sabiendo que en un futuro igualmente brillante para Alemania sería reivindicado como héroe alemán por un tal Adolf Hitler. Pues bien, el simpático Peters y sus esbirros llegaron a Tanganica durante aquel mismo 1884 y rápidamente se pusieron manos a la obra para apoderarse del Nadj: bajo distintos tipos de presiones obligaron a los distintos sultanes locales, vasallos del sultán de Zanzíbar, a firmar acuerdos de protección con Alemania, lo que en la práctica equivalía a convertirse en posesiones coloniales del káiser Guillermo. El gobierno alemán firmó alegremente aquellos tratados de «protección» a principios de 1885, lo cual equivalía a sancionar oficialmente el que toda la región del Zanj fuese ahora territorio alemán y ya no una posesión de la dinastía árabe zanzibareña.

LAS GUERRAS MAS CORTAS DE LA HISTORIA

1. La guerra anglo-zanzibar, 1896.
La Marina Real derrotó al sultán de Zanzíbar en 38 minutos. Mantiene el récord.

2. La guerra del fútbol, ​​1969.
Entre El Salvador y Honduras, con una duración de 100 horas. Desencadenado por disturbios durante un play-off en la Copa del Mundo de 1970 (El Salvador ganó 3-2 después del tiempo extra).

3. Guerra de los Seis Días, 1967
Israel derrotó a Egipto, Jordania, Siria e Irak.

4. Guerra ruso-georgiana, 2008
Seis días, del 7 al 12 de agosto. Victoria rusa, ocupando Osetia del Sur y Abjasia.

5. Guerra de la Independencia eslovena, 1991.
Duró 10 días, del 27 de junio al 7 de julio, luego de que Eslovenia se declarara independiente de Yugoslavia. Terminó con la firma del Acuerdo de Brioni.

6. Guerra del perro callejero, 1925.
El incidente en Petrich, un conflicto de 11 días entre Grecia y Bulgaria, del 19 al 29 de octubre, se debió a que los guardias fronterizos búlgaros dispararon y mataron a un soldado griego que corrió tras su perro. Los griegos se retiraron y pagaron una indemnización a Bulgaria por decisión de la Liga de las Naciones.

7. Guerra indopakistaní, 1971
Treinta dias. Es difícil separarse de la guerra de independencia de Bangladesh.

8. La guerra serbo-búlgara, 1885.
Un día más a los 14 días. El Reino de Serbia se opuso a la unificación de Bulgaria, pero fue derrotado.

9. Norman Conquest, 1066
Diecisiete días. William aterrizó el 28 de septiembre y ganó la Batalla de Hastings el 14 de octubre.

10. Guerra georgiano-armenia, 1918
La disputa fronteriza después de la retirada otomana al final de la Primera Guerra Mundial llevó a 24 días de guerra, que terminó en un alto el fuego y una administración conjunta.

Fuente: Earl the Dike Magazine

En la capital, Zanzíbar, no daban crédito a sus ojos. Los alemanes les estaban arrebatando sus territorios continentales mientras el todopoderoso Imperio británico miraba hacia otro lado. Los ingleses reaccionaron (a su modo, claro) ante los avances alemanes reconociendo oficialmente la soberanía del sultanato, una forma como cualquier otra de advertir a los germanos de que si bien podían apoderarse del Nadj, no debían intentar invadir las islas. De todos modos Alemania no tenía esa pretensión aunque, dada su fama, en Zanzíbar e incluso en Londres creían más bien que sí. De hecho, el cónsul alemán en la región continuaba intentando mantener su simulacro de amistad con el sultán. Sin embargo, esto no tranquilizaba particularmente a la clase dirigente del archipiélago. El sultán Barghash Bin Said protestó airadamente por la intrusión alemana en sus antiguas posesiones… y sus protestas se las llevó el viento. En un movimiento a la desesperada, intentó amilanar por la fuerza a algunos de los sultanes territoriales de Tanganica que todavía no habían firmado un acuerdo de sometimiento ante Alemania. Barghash envió tropas desde las islas para poner en su sitio a uno de aquellos sultanes locales, pero la aparición en el horizonte de una intimidante flotilla alemana bastó para forzarle a echarse atrás. Zanzíbar, con su única fragata de saldo, no tenía capacidad bélica para hacer frente a una superpotencia emergente como Alemania. Al sultán le tocaba resignarse a perder el Nadj.
Barghash Bin Said se sentía sumamente decepcionado. Había sido el sultán más progresista en la historia de Zanzíbar, que puede no ser gran cosa desde nuestra perspectiva actual, pero que en su día constituía todo un salto de gigantes hacia la modernidad: incluso había sido él quien, nada más subir al trono, había firmado con los ingleses un tratado para prohibir la compraventa de esclavos, cerrando de paso el famoso mercado de esclavos de Mkunazini. El cierre de Mkunazini respondía a los continuos reclamos de los abolicionistas británicos, abiertamente incómodos ante la estrecha amistad de Inglaterra con uno de los países esclavistas más notorios de la Tierra. El gobierno de Londres, presionado por los abolicionistas, trasladó esa presión al sultán Barghash y este accedió finalmente —aunque tampoco parecía oponerse al abolicionismo— a terminar con el tráfico humano, excepto en lo tocante a los esclavos que servían directamente a la corona. Aquella prohibición casi total de la esclavitud había creado bastante inestabilidad en el país: la trata de personas era, desde generaciones atrás, el negocio más lucrativo de muchos aristócratas árabes de Zanzíbar. Surgió una corriente menos propicia a mantener una amistad tan estrecha con el Reino Unido. Pero con esta clase de avances, el sultán Barghash había esperado integrarse mejor con las nuevas potencias europeas dominantes en la región, pero ahora comprobaba cómo los británicos silbaban despreocupadamente mientras los alemanes despojaban a Zanzíbar de casi todas sus posesiones continentales. El sultán Barghash murió en 1888, mientras el antiguo imperio de su familia se desmoronaba frente a sus ojos.
Para el nuevo sultán, Ali bin Said, la situación iba a tornarse todavía peor. Zanzíbar todavía conservaba la franja costera del Nadj: una tira de tierra de unos quince kilómetros de ancho a contar desde el litoral. En principio, era el único territorio continental zanzibareño que los alemanes no iban a ocupar, dado que estaba garantizado por los británicos: en un nuevo tratado (el tratado de Heligoland-Zanzíbar) Alemania se comprometía a no interferir en los intereses británicos en el archipiélago de Zanzíbar a cambio de recibir las islas europeas de Heligoland. También se comprometía a no reclamar la franja costera del Nadj, que seguiría siendo dominio del sultanato. Aquello parecía un gesto de Londres hacia sus pequeños amigos zanzibareños, que ahora podían respirar un poco. Pero en cuanto los alemanes comprobaron que de esa manera sus territorios en el Nadj quedaban sin acceso al mar, sencillamente ignoraron lo firmado y empezaron a ocupar también aquella franja costera teóricamente garantizada por el tratado. ¿Qué hicieron los ingleses? Absolutamente nada. Lo único que les preocupaba era mantener su actividad comercial en las islas; el que la región de Nadj perteneciese al sultán o al káiser Guillermo les suponía poca diferencia. Y lógicamente preferían contentar a los alemanes que a un pequeño sultanato que solamente tenía una fragata. Lo importante era que el comercio imperial continuara fluyendo por Zanzíbar y que los alemanes no metieran demasiado sus manazas en las islas.
Así que Ali bin Said contempló impotente cómo perdía también la franja costera a manos de los alemanes, aun existiendo un tratado que la había garantizado. Ahora, el territorio del sultanato estaba ya reducido exclusivamente al archipiélago. Pero los quebraderos de cabeza no terminaban ahí: ¿quién garantizaba ahora que un buen día los alemanes no decidirían expandirse también a las islas? Sí, se suponía que no lo harían para no enfrentarse al Reino Unido. Pero la gente de Zanzíbar ya había aprendido que, en el continuo tango entre ingleses y alemanes, cualquier giro podía terminar en la postura más inesperada. Así que para los zanzibareños —incluso para los nativos negros de las islas sometidos al poco amable sultanato de origen árabe— una posible llegada de los alemanes podía ser un motivo de preocupación. Del continente llegaban noticias que ponían los pelos de punta, describiendo la brutalidad con la que los alemanes trataban lugareños, haciendo que la tiranía de los sultanes pareciese casi un régimen vacacional en comparación. En el Nadj, los germanos también estaban ejerciendo un régimen esclavista de facto, convirtiendo en siervos a una parte de la población, y sometiendo al resto a una explotación laboral y fiscal insoportable. Todo ello acompañado con una represión violenta en la que no escatimaban el derramamiento de sangre. Por hacernos una idea de cuál era el ambiente en el Nadj alemán, el beatífico Carl Peters fue apodado por los suahili como Nkono wa damu, esto es, «el hombre con las manos ensangrentadas». Aunque cabe decir que no todos en el gobierno y la opinión pública de Berlín aprobaban la sanguinaria conducta de individuos como Carl Peters, quien de hecho, como ya comentábamos, terminaría siendo destituido con deshonor e incluso procesado.
En resumen: a nadie en las islas de Zanzíbar le apetecía convertirse en una colonia alemana, por más que los diplomáticos germanos y el cónsul en la capital intentando tranquilizar al sultán y hacer ver que no era tan malos como los pintaban. Pero claro, poco podían los agasajos frente a la realidad de la salvaje ocupación alemana en Tanganica. El sultán Ali bin Said tenía pocos motivos para pensar que Alemania era de fiar. Como de costumbre, solo le quedaba un recurso para protegerse: seguir profundizando en su amistad con Inglaterra, que tampoco era de fiar pero al menos no era tan brutal y se comportaba de una manera mucho más civilizada (allí en las islas, porque en otras partes del mundo los británicos se conducían también con sanguinaria brutalidad, como todos sabemos). El Imperio británico era el antiguo amigo que había resultado no ser tan amigo cuando se trataba de pararles los pies a otros amigos blancos y europeos. Sin embargo, ¿qué más opciones había? Al menos a ojos de Ali bin Said, los ingleses eran un mal menor frente a los alemanes, así que aceptó —no es que tuviese muchas opciones— un decreto de Londres por el que Zanzíbar se convertía en un protectorado británico. Nominalmente seguía siendo una nación independiente y el sultán continuaba gobernando —a poder ser en beneficio de Londres—, así como disfrutando de sus privilegios: un bonito palacio que daba al puerto y convenientemente comunicado con el imponente edificio del harén, repleto de concubinas para su divertimento. Aquello significa seguir gobernando y llevando una vida de lujos a cambio de complacer los intereses británicos… algo que de todas maneras los sultanes llevaban haciendo prácticamente desde su secesión de Omán. El sultán Ali murió en 1893, tras poco más de tres años en el trono, pensando que con lo del protectorado había dado esquinazo a los problemas del país y que la integridad de Zanzíbar estaba a hora garantizada.
Fue sucedido en el trono por su sobrino Hamad bin Thuwayni, otro sultán que consideraba que lo mejor era permanecer bajo el paraguas británico (lo mejor y como decimos prácticamente lo único que le permitía su escasa capacidad de maniobra) y que por tanto era bien visto por los ingleses. Pero no todos en la élite gobernante zanzibareña eran tan conformistas y pragmáticos. Lógicamente, la perspectiva de estar convirtiéndose progresivamente en títeres de una nación extranjera no les resultaba agradable a todos, especialmente a quienes tenían ambiciones de alcanzar el trono y no podían porque se necesitaba cierto grado de servilismo hacia los ingleses. Cierto es que en Zanzíbar nadie planeaba desafiar por la fuerza al Imperio británico, pero algunos sí pensaban que se podía plantar cierta cara —al menos en el ámbito de la política local— sin que hubiese grandes consecuencias.
Resultó que había otro candidato al trono. Khalid bin Barghash era primo del nuevo sultán pero, lo más importante, era hijo mayor del anterior sultán. Por lo tanto, insistía en que el trono le correspondía a él, primer colocado en la línea sucesoria. Los ingleses rápidamente comprendieron que podían tener un problema si las luchas de poder internas en la élite árabe terminaban desequilibrando el país. Y sobre todo pensaron que Khalid, aun siendo efectivamente el sucesor natural de su padre, podía ser menos propicio a los intereses británicos que su más dócil primo. Incluso estaba la posibilidad de que impulsado por su ansia de coronarse, Khalid estuviese dispuesto a hacer concesiones a los alemanes. Había que pararle los pies, así que el cónsul británico Rennel Rodd se reunió con él para meterlo en cintura. Si se empeñaba en crear problemas durante la sucesión, le dijo el cónsul, las consecuencias podían ser imprevisibles y muy graves. Rodd desempolvó el acuerdo firmado 30 años atrás, aquel que estipulaba que cada nuevo sultán necesariamente debía contar con la aprobación del cónsul británico en las islas. Incluso aunque fuese el hijo primogénito del anterior sultán. El nuevo sultán, Hamad, era el hombre indicado para el trono a ojos de Londres. El cónsul le hizo a Khalid una seria advertencia: si trataba de derrocar a su primo, podría encontrarse con una respuesta muy severa de los británicos.
Podemos imaginar a un Khalid apretando los puños y saliendo tremendamente disgustado de su entrevista con el representante británico. Después de haber vivido convencido de que sucedería a su padre en el trono, ahora los ingleses colocaban a su maldito primo. Pero lo cierto es que Khalid entendió las amenazas —no disponemos de un registro de la conversación, pero cabe imaginar que dichas amenazas se produjeron entre líneas— y acató la coronación de Hamad. El díscolo Khalid no dio más que hablar durante un tiempo, aunque lógicamente era miembro de la élite árabe más molesto por el papel tutelar que Inglaterra ejercía en Zanzíbar.
Poco más de tres años después, el 25 de agosto de 1896, muy poco antes del mediodía, el sultán Hamad bin Thuwain murió repentina e inesperadamente. Con supersónica velocidad, su primo Khalid bin Barghash volvió a reclamar el trono para sí. Esta vez no se anduvo con rodeos: organizó un veloz funeral para su primo y anunció que se proclamaría nuevo sultán a las tres de esa misma tarde. Dadas las circunstancias de la muerte —repentina a la hora de comer— y del fugaz anuncio de sucesión, muchos pensaron inmediatamente que Hamad había sido envenenado: Khalid fue inmediatamente el primer sospechoso en la lista. Pero fuese aquello un golpe de estado encubierto o sencillamente un apresuramiento sucesorio sin veneno de por medio, Khalid seguía sin ser bienvenido en Londres. Los británicos tenían a su propio candidato al trono: Hamud bin Muhammed, yerno del primer sultán de Zanzíbar. Hamud era un hombre mucho más dúctil y dispuesto a continuar con el régimen de «hagamos cualquier cosa para contentar a los ingleses». Pero esta vez Khalid no quiso volver a ver pasar el trono ante sus ojos. Se encerró en el palacio, aguardando al funeral de su primo y a la coronación que tendría lugar justo al terminar dichas exequias.
El nuevo cónsul británico, Basil Cave, envió un mensaje a Khalid. Como había hecho su predecesor en el cargo tres años atrás, le advirtió de las funestas consecuencias de violar el tratado de 1866. Le recordó que cada nuevo sultán necesitaba de la aprobación del cónsul. Y él, Basil Cave, era el cónsul. Y Khalid no contaba con su aprobación. Así que Khalid debía renunciar a coronarse.
Pero Khalid siguió sin hacer caso. Continuaba pensando que los británicos no eran nadie para dictar la sucesión en un país extranjero, así que no solamente se enclaustró en palacio sino que puso al jefe de su escolta al frente de un improvisado ejército: 2000 ciudadanos armados y 700 soldados profesionales zanzibareños que habían decidido apoyar su causa. Todos ellos se plantaron ante las puertas de la residencia real, desplegando barricadas como señal de fuerza. Khalid quería dejar ver que no estaba dispuesto a plegarse a la injerencia extranjera. Jugaba temerariamente sus cartas, pero estaba convencido de que los británicos no atacarían nunca, que buscarían otra forma de resolver el asunto. Pero para entonces el cónsul Cave y el jefe militar local de los ingleses, Lloyd Matthews, ya estaban reuniendo su propia tropa: un millar largo de hombres, de los que más de 900 eran soldados zanzibareños que no se habían pasado al bando de Khalid y cerca de un centenar pertenecían a la infantería de marina británica.
Pero donde el sultán tenía la más seria desventaja era sobre el mar. Zanzíbar, como decíamos, únicamente disponía de un buque, aquel HHS Glasgow que un desencantado Barghash bin Said había dejado anclado en el puerto. Los británicos, en cambio, tenían en aquel mismo puerto un crucero acorazado de 2500 toneladas, el Philomel, y un cañonero de vapor —el HMS Thrush— que poco tiempo antes había sido capitaneado por el príncipe George, el mismo que terminaría convirtiéndose en George V… esto puede dar indicios sobre la calidad del buque. A estos dos navíos, bastante modernos para la época, se sumaban tres más que navegaban por la región y que estaban en condiciones de llegar al puerto de Zanzíbar en menos de 24 horas: el crucero torpedero Racoon, el crucero St. George y el cañonero HMS Sparrow. En resumen: Khalid solamente podía oponer su mala imitación de fragata a cinco flamantes navíos británicos, ninguno de los cuales tenía más de una década. De antemano, la batalla marítima estaba más que perdida. Eso podía convertirse en un factor decisivo en caso de enfrentamiento. Por ejemplo, la abrumadora superioridad marítima tuvo mucho que ver en la facilidad con que el Reino Unido doblegó a China durante las Guerras del Opio.  Y no porque Inglaterra tuviese muchísimos barcos en China, sino porque los barcos chinos eran anticuados y básicamente inútiles. El HHS Glasgow quizá no era tan inútil —aunque dada la rápida evolución naval de la época ya estaba obsoleto— pero… era solamente uno. Khalid no podía ser ajeno a la importancia de este hecho, pero continuó jugando su farol: hizo que su artillería pusiera el punto de mira sobre los buques ingleses del puerto. Comparada con la potencia de fuego de los cinco buques ingleses, la artillería de tierra zanzibareña tampoco era gran cosa: se componía de algunas unidades del cañón ametrallador Maxim, el arma más efectiva en las guerras de colonización de los británicos, pero más indicada contra infantería, y de un segundo cañón Gatling además del que ya iba montado en el HHS Glasgow. También disponían de un cañón de campaña con dos siglos de antigüedad que en realidad podía aportar más lustre y ruido que puntería y eficacia.
Durante aquella mañana, en un ambiente de tremenda tensión y mientras se preparaba el funeral del anterior sultán, el cónsul británico Basil Cave siguió enviando mensajes a Khalid conminándole a retirar sus tropas de las puertas del palacio y a renunciar a sus pretensiones de ocupar el trono. Cave avisaba: no hacerlo sería considerado un acto de rebelión que violaba el tratado de 1866 y que podía constituir un casus belli, con lo que Zanzíbar podía encontrarse de repente en guerra con el Imperio británico. Pero Khalid no quiso responder a los mensajes y todo cuanto supieron los británicos es que, de un modo u otro, pensaba coronarse a las tres de esa misma tarde. Dicho y hecho: a las tres en punto los británicos escucharon el disparo de salvas. Aquello era la celebración por la entronización del nuevo sultán de Zanzíbar. Sin duda, Khalid estaba confiando en la fuerza del fait accompli y en que los británicos se resignarían a dejarle reinar con tal de no remover el avispero de abrir fuego contra un país aliado. Se equivocó.
Para entonces, después de escuchar las salvas, el cónsul ya estaba enviando un telegrama al gobierno de Londres en el que solicitaba permiso para bombardear el palacio con la potente artillería de sus cinco barcos. Quedó esperando la respuesta.
Al día siguiente, llegaron a a Zanzíbar los tres buques británicos restantes y Basil Cave recibió un telegrama de respuesta desde Londres. El gobierno le autorizaba a emplear «cualquier medio a su alcance» para poner en el trono a Hamud. Después de haber lrífo el telegrama que sin duda esperaba leer, el cónsul envió un ultimátum al sultán: tenía como límite las nueve de la mañana del día siguiente para arriar las banderas del palacio en señal de que abandonaba el trono.
Transcurrieron largas horas y el cónsul no recibió ninguna noticia de palacio, donde Khalid continuaba encerrado detrás de una barricadas y su contingente de tropas defensoras. La espera se prolongó durante una interminable noche en la que tampoco hubo novedad alguna. Amaneció el día 27 con el plazo a punto casi de cumplirse. Pero a las ocho de la mañana —una hora antes del límite fijado por el ultimátum— finalmente llegó una nota del sultán, que solicitaba parlamentar con el representante británico. El cónsul la leyó, pero ahora era él quien rehusaba entablar conversación, ciñéndose a repetir los términos del ultimátum. El sultán replicó a esa negativa de entablar conversaciones con un mensaje más bien ingenuo: «no creo que vayáis a abrir fuego contra nosotros». El cónsul, al leerlo, envió una réplica que, hemos de admitir, al menos era bastante franca: «si no hacéis lo que se os ha dicho, dispararemos». Pero Khalid seguía confiando en que los ingleses no abrirían fuego. Dejó que transcurriesen los minutos. Y a las nueve en punto de la mañana del 27 de agosto, con la bandera de palacio todavía en lo más alto y Khalid bin Barghash todavía en el trono, el Imperio británico declaraba la guerra al sultanato de Zanzíbar.
Empezaron a sonar truenos en el puerto: la artillería de los buques británicos abrió fuego sobre el palacio, donde las barricadas protectoras no pudieron evitar que los hombres apostados para la defensa contasen unos cuantos muertos y heridos severos. Los cañones ingleses la tomaron con el palacio, pero también se esmeraron en neutralizar cuando antes las piezas de artillería zanzibareñas. De hecho, apenas iniciado el bombardeo naval, uno de los pocos cañones de los que disponía Zanzíbar saltó por los aires en pedazos y los equipos de artilleros sufrieron tremebundas bajas ante el diluvio de proyectiles explosivos británicos. Mal comienzo para el sultán.
Al ver que se habían iniciado las hostilidades, la fragata Glasgow, el barco que nunca fue yate del sultán, abrió fuego contra el crucero St. George. Pero resulta fácil imaginar que estando rodeado por cinco buques ingleses con gran potencia de fuego, el Glasgow apenas iba a durar minutos en combate. Su casco fue rápidamente agujereado por debajo de la línea de flotación y empezó a hundirse;  sus hombres desplegaron una bandera británica en señal de rendición, para poder recibir auxilio por parte de las tripulaciones enemigas. En no demasiado tiempo, con sus tripulantes rescatados por botes de los navíos ingleses, el HHS Glasgow terminó de sumergirse y quedó de pie sobre el fondo marino del puerto. Como el fondo no era especialmente profundo, las puntas de sus mástiles quedaron sobresaliendo del agua: una visión habitual en el puerto de Zanzíbar hasta 1912, fecha en que el buque hundido fue finalmente retirado. Sin embargo, aún hoy quedan restos que constituyen una atracción para los submarinistas.
Con el Glasgow hundiéndose, con varias piezas de su artillería inutilizadas y con sus tropas de defensa sometidas a un severo fuego enemigo que las estaba diezmando, el sultán de Zanzíbar ya no tenía defensa alguna. Durante más de media hora, el fuego naval de los cinco buques británicos demolió varias secciones del palacio, incluyendo el harén. En las estancias palaciegas se declaró un incendio que empezó a extenderse rápidamente y que fue responsable de muchas de las víctimas mortales en el bando del sultán (en el bando británico hubo un único herido, un oficial de la marina que fue alcanzado por un disparo cuando estaba sobre la borda de su navío). En total, cerca de medio millar de zanzibareños murieron durante el bombardeo, contando soldados, ciudadanos armados, sirvientes y esclavos del palacio, etc. Aquel incesante fuego que estaba dejando el palacio en ruinas demostró al sultán hasta qué niveles estaban dispuestos llegar los ingleses con tal de que se hiciese su voluntad. Así que cuando todavía no habían pasado 40 minutos desde el primer cañonazo, los británicos vieron como las banderas del palacio eran arriadas: Khalid se rendía. La guerra había terminado.
Callaron los cañones. Al HHS Glasgow se lo tragaba el agua, el palacio ardía, los hombres de Khalid trataban de auxiliar a sus heridos. Tropas británicas tomaron el control del puerto y de lo que quedaba del palacio. Intentaron capturar a Khalid, pero este ya se había refugiado en el consulado alemán, sabiendo que de caer en manos británicas tenía un futuro poco halagüeño. Aunque el cónsul británico solicitó la extradición, Khalid entraba dentro de la categoría de prisionero político y estaba excluido de los acuerdos de extradición entre ambas potencias europeas. El cónsul germano no solo se negó a entregar al derrocado sultán a los ingleses sino que puso hombres armados en la puerta del consulado, con lo que —irónicamente— eran los alemanes quienes ahora protegían al sultán de sus supuestos aliados. Los germanos se llevaron a Khalid al Nadj, donde lo dejaron libre (sin embargo, 20 años después los ingleses lograrían apresarlo y mandarlo a la isla de Santa Elena, así que Khalid tuvo el dudoso honor de sufrir exilio en el mismo lugar que el mismísimo Napoleón Bonaparte).
Si a los británicos se les había escapado Khalid, no descuidaron su revancha con quienes lo habían apoyado y permanecieron en Zanzíbar. Los partidarios de Khalid tuvieron que hacer frente a una indemnización de guerra, pagando la misma munición que los ingleses habían empleado para bombardearlos a ellos mismos, amén de los diversos gastos originados por los destrozos del bombardeo y del posterior saqueo en palacio.
Hamud bin Muhammad, el candidato favorito de Londres, ascendió al trono de un palacio que ya era solamente un montón de escombros. Políticamente hablando, las cosas parecieron volver a la normalidad, si puede decirse así: a primera vista se antojaba un mero retorno al statu quo anterior, siguiendo con la soberanía tutelada del archipiélago. Pero en realidad las cosas iban a cambiar mucho, hasta el punto de que Zanzíbar se iba a convertir en una colonia británica que lo sería en todo excepto en el nombre. Los ingleses pusieron a Hamud en el trono, sí, pero le retiraron casi todos los poderes a la figura del sultán y tomaron el control sobre el gobierno de la isla. Ahora la figura del sultán ya no era la de un gobernante titulado —pero gobernante— sino la de un mero elemento decorativo. La ilusión de que Zanzíbar seguía siendo una nación «independiente» no era más que un teatro montado con el fin de que Londres ahorrase gastos burocráticos. Así, por ejemplo, no tenían que nombrar y pagar el correspondiente sueldo a un gobernador inglés para regir las islas. En la práctica, el cónsul ejercería como gobernador, aunque sin lucir ese título en su currículum. Hubo otros cambios de carácter positivo, todo sea dicho: durante el sultanato de Hamud, los británicos erradicaron por completo cualquier rastro de esclavitud en la isla —incluso entre el séquito del sultán—, quedando completamente prohibida la posesión de otros seres humanos.
Así pues, la guerra más breve de todos los tiempos, que algunos citan como si fuese una anécdota casi cómica, fue en realidad un conflicto bastante serio que culminaba una larga historia de luchas de poder en torno a uno de los enclaves comerciales más lucrativos del océano Índico. No fue una «guerra de juguete» ni una escenificación seudobélica, sino una verdadera guerra y un episodio más —aunque veloz, eso sí— del progresivo sometimiento de África a las potencias coloniales europeas. Y sus consecuencias directas afectaron a todo un país durante por lo menos 70 años: en apenas 38 minutos Zanzíbar había perdido su soberanía y no la recuperaría hasta 1964, casi tres cuartos de siglo después. Durante bastantes años, los zanzibareños solo tenían que mirar a las aguas del puerto y contemplar los mástiles del Glasgow sobresaliendo del agua para recordar que, en este nuestro mundo, las cosas las deciden quienes tienen más cañones que el otro… y que realmente no hay mucho más que eso.

 


Fuente: PresNews . Observador Colonial .


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 12, 2019


 

Falsa entrevista, verdadero juicio mediático -político al régimen de los 70. Oportunismo, mentiras y reivindicaciones.

Share

 

 Por Mario Sandoval[1]

El 17dic2018, Jorge Fontevecchia organizó en la sala Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional un supuesto reportaje público a los “periodistas” Horacio Verbitsky y James Neilson bajo el tema “El periodismo en la dictadura, a 35 años de la Recuperación de la Democracia”. https://www.perfil.com/noticias/medios/9-de-reflexiones-de-fontevecchia-verbitsky-y-nielson-sobre-periodismo-en-dictadura-y-democracia.phtml
En realidad, fue una falsa entrevista, para recordar reivindicaciones inconclusas de los “militantes” de los 70, porque el debate se focalizó en una condena política contra el gobierno de entonces sin contextualizar la época ni presentar los actores en presencia. A la plaza de lo previsto en la convocatoria, Fontevecchia realizó junto con sus invitados un juicio político -mediático del gobierno militar del 76-83. Los tres participantes abandonaron sus (supuestas) misiones periodísticas y se transformaron en historiadores, fiscales, jueces, victimas, acusando, exonerando responsabilidades penales, alejándose de la objetividad profesional, para ir hacia el terreno de la militancia política o la subjetividad ideológica. Fue un show propio del tribunal permanente de los pueblos, no pudiendo esa reunión pretender legítimamente el reconocimiento de un reportaje periódicos respetuoso de principios deontológicos profesionales, ni de los parámetros científicos de la historia o de las ciencias jurídicas, sociales y humanas que intentaron abordar. Fue de la posverdad travestida en visiones periodistas serias.
Con una reivindicación digna de los miembros de grupos armados de los 70: Jorge Fontevecchia abrió el debate citando un texto de Rodolfo Walsh que distribuía Verbitsky en la dictadura: “Divulgue esta información. Hágala circular por los medios a su alcance. A mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Nueve de cada diez lo estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote al terror. Haga circular esta información”.
  • Esa introducción es una violación a la dignidad humana. Es un nuevo ataque a la sociedad argentina y a las numerosas víctimas que dejaron esos personajes de referencia. ¿Cuál es el objetivo de presentar las palabras de un miembro de la organización terrorista montoneros, responsable (entre otros) del atentado en el comedor de Seguridad Federal donde murieron 24 personas y hubo más de 80 heridos?, ¿Por qué hacer referencia de Verbitsky, como simple distributor de texto et no de ex terrorista que por razones extrañas fue por el momento alejado de responsabilidad penal? Pero la justicia del hombre se puede presentar en todo momento y lugar.
¿Qué pensaría Fontevecchia y sus invitados, si se lee públicamente, por ejemplo, en Europa un texto del terrorista Carlos o del Estado Islámico, en Colombia de las Farc-ep, en Camboya de los Jemeres rojos, en Rusia de Stalin, en Venezuela de Maduro, o por las víctimas del holocausto las palabras de Hitler, hablando de libertad de la información y del terrorismo?
Recordando los principios convencionales y éticos de los periodistas: 
Si los tres “participantes del reportaje” lo hicieron, realmente, en calidad de periodistas, violaron obligaciones y principios esenciales de la ética periodística previstos en: a) La carta de Múnich del 24noviembre 1971[2], b) Los principios Internacionales de ética profesional en periodismo del 21noviembre 1983[3], c) La declaración de Chapultepec del 11 marzo 1994[4], d) Ética del Periodismo SIP del 18 octubre 1925[5], e) Carta de aspiraciones del SIP, octubre 2008[6].  Por ejemplo:
  • Respetar la verdad, cualesquiera que sean las consecuencias, en razón del derecho del público a estar informado. Rectificar cualquier información publicada que resulte inexacta. Abstenerse de calumnia, difamación, acusaciones infundadas…Nunca confundir el periodismo con la publicidad o la propaganda… (Carta de Múnich).
  • La principal tarea del periodista es servir a la gente en su derecho a la verdad y la información auténtica con una dedicación honesta a la realidad objetiva, de manera que los hechos estén divulgados conscientemente en un contexto apropiado, precisando sus conexiones esenciales y sin causar distorsión… La información en periodismo se entiende como bien social y no como un producto, el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida…el periodista participa activamente en la transformación social hacia la mejora democrática de la sociedad y contribuye con el diálogo a un clima de confianza…absteniéndose de cualquier justificación de las demás formas de violencia, odio o discriminación … (Principios de la Unesco de 1983).
Traicionaron el principio que “la credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, imparcialidad y equidad” (Declaración de Chapultepec), de “Informar con exactitud y con verdad” (Ética del Periodismo SIP). “Los editores deben brindar a las personas e instituciones implicadas en las noticias la oportunidad de manifestar su versión de los hechos, en aras de acercarse lo más posible a la verdad y garantizar la pluralidad y diversidad” (Carta de aspiraciones del SIP, octubre 2008)[7]
Sobre algunas afirmaciones expresadas, confusas o inoperantes:    
I°) Para el ex terrorista Horacio Verbitsky:
  1. En la época de la dictadura entregábamos la información en mano. Como decía Rodolfo Walsh, hacíamos una cadena informativa. Por correo distribuíamos los cables de noticias clandestinas”. https://www.perfil.com/noticias/universidades/periodismo-y-democracia-debate-publico-en-la-biblioteca-nacional.phtml
  • En esos años, transmitir la información en mano era la metodología más utilizada por todos los periodistas y agencias de noticias en el mundo salvo de recurrir al télex, telégrafo, teléfono y no a causa de una dictadura. No había internet y las NTIC estaban en desarrollo. Si los Montoneros y otras organizaciones ilegales utilizaron el correo para comunicar sus noticias, significó que el servicio postal no estaba censurado y/o controlado de la manera que se quiere mostrar regularmente. El entrevistado quiere confundir la actividad legal de un periodista con las publicaciones clandestinas de organizaciones terroristas.
  1. “…Uno puede discutir, y la justicia también, si la compra de Papel Prensa por parte de Clarín y La Nación fue antes o después, y qué relación tuvo con el secuestro y la tortura de la familia Graiber, pero que están vinculadas una cosa con la otra… De ese beneficio ostensible que obtuvieron a señalarlos como autores de crímenes de lesa humanidad, hay una distancia que no se puede llenar ligeramente. Pero de que se beneficiaron con eso, no hay duda, y lo pagaron con la adhesión irrestricta a las políticas más repugnantes de la dictadura. Clarín y La Nación fueron cómplices activos de la dictadura. No lo digo en términos penales.”
  • Es inoperante acusar impunemente de crímenes a una prensa determinada e ignorar la responsabilidad penal de los miembros de su grupo terrorista cubriéndose detrás de un carnet de prensa o de una ONG. Sabe además que los principios de legalidad y de no retroactividad, son de aplicación obligatoria a todos los ciudadanos en todo tipo de crimen o delito sin excepción.
  1. La Prensa dio claves para entender lo que pasaba. Incluso hizo cosas que merecerían investigaciones: “…cuando secuestraron a Timerman en el 77, la prensa hizo una tapa cuyo título principal decía algo así como que “Timerman confesó ser sionista” …fue un golpe demoledor para la dictadura. Porque se estableció que era un gobierno antisemita”.
  • Hacer esa amalgama es irresponsable, peligroso y falsa porque jamás existió en la Argentina una persecución de Estado contra la comunidad judía. Según esa reflexión, significaría que ¿Montoneros, Erp y otros grupos terroristas asesinaron numerosas personas por ser católicas?
II°) Por su parte James Neilson, recordó que:
  1. Estar dentro del Herald en el ‘76 implicó la capacidad de ponerse en el lugar del otro y reaccionábamos de esa manera frente a lo que sucedía afuera. Fue nuestra resistencia frente a la barbarie”.   https://www.perfil.com/noticias/sociedad/james-neilson-en-la-dictadura-los-medios-de-contribuyeron-a-la-barbarie-por-omision-democracia-verbitsky-fontevecchia.phtml
  • ¿Qué ocurría “afuera” en la Argentina de los años 70, para que Neilson eligiera ser miembro de una resistencia? Porque en su calidad de periodista no describió y detalló ese exterior que pueda justificar su compromiso, ni tampoco precisó si su participación fue únicamente desde el periodismo. Recordando que ese periodo el país vivía un contexto de violencia extrema, conformada de grupos armados ilegales, atentados, secuestros, ataques a unidades militares, policiales. ¿Quién era para el hombre de prensa británico, la resistencia y quien la barbarie, y por qué?
  1. Los medios de aquel entonces… No decían nada, por hacer pensar a los militares que la sociedad, en su conjunto, los aprobaba y podían matar a miles sin tener que preocuparse. El gran problema es que la Argentina se había acostumbrado a un sistema bastante perverso, el cual el gobierno populista tenía buenas cosas y luego venía un gobierno militar a hacer el trabajo sucio y tenía el apoyo de la gente.
  • Es una afirmación sin bases serias ni pruebas. ¿Como explica Nielson la solidaridad de la sociedad con el gobierno militar, que para él representa la barbarie? Es extraño que al mencionar gobierno populista no se refiera a los gobiernos de derecha como es la caracterización actual.
  1. “Rober Cox y yo compartíamos la misma filosofía, liberal. Liberal en un sentido clásico: la necesidad de defender los derechos naturales del hombre. Respetos que hay que respetar. Además de ponerse en el lugar del otro.
  • Como puso en práctica esos principios filosóficos cuando en la Argentina de los 70, las organizaciones armadas (la resistencia al parecer para Neilson) no representaban los actores que buscaban o defendían los derechos fundamentales del hombre, la libertad del individuo, o un régimen democrático.
Finalmente.
El cofundador y CEO de Perfil tomó el texto de Walsh como una verdad y hasta un dogma que la sociedad necesitaría para ser libres al disponer de esa información, cuando ese panfleto en realidad era de la propaganda, de la desinformación. ¿Como es posible que Fontevecchia se hiciera el portavoz de un método utilizado por los regímenes totalitarios y organizaciones terroristas? Primero, porque Walsh es un ex terrorista (que olvidó de mencionar), luego el “distribuidor” del texto Werbitsky es también otro ex terrorista (segundo olvido). El principio casi bíblico que la información los hará libre, es inoperante en el autor del texto, en el mensajero del mismo y en la organización terrorista que ambos pertenecían (tercer olvido).  ¿Fontevecchia era parte de una organización armadas ilegal, estaba de acuerdo con sus objetivos politicos o ahora comparte las líneas de la conducción de Montoneros?
  • Ninguno de los tres participantes describió el contexto nacional e internacional, ni mencionó que las organizaciones terroristas comenzaron sus asesinatos y atentados antes del 76, que éstas no luchaban por la democracia ni por la defensa de los derechos humanosEn la Argentina de los ’60 y ’70, los conceptos democracia y derechos humanos, eran conceptos pequeños burgueses, despreciados por la izquierda revolucionaria. Iba a ser una revolución y si estás expuesto a exponer tu vida y a matar, no me hables de derechos humanos…” Graciela Meijide https://www.perfil.com/noticias/universidades/en-el-gobierno-de-los-kirchner-los-derechos-humanos-se-usaron-politicamente.phtml
¿Porque el presidente de Perfil dio un espacio de expresión, a un ex terrorista de los 70, responsable de crímenes y delitos, que violó los DDHH y la democracia?, ¿Porque no invitó a los “acusados” de Clarín, La Nación, la Rural, el Obispado, La Prensa, personalidades y otros contradictores de la historia política y/o periodistas de esos años? Es una ofensa a las víctimas que dejaron las organizaciones terroristas.
Fontevechia y sus invitados, condenaron el régimen militar del 76-83, como único participante de un sistema conflictivo que obligatoriamente es entre partes. Quienes eran los “otros” actores, “los invisibles”, que estos periodistas no hablan pero que para ellos fueron únicamente víctimas pasivas. Se desaprovechó la oportunidad de mostrar desde una óptica objetiva los hechos históricos, contribuir al rencuentro de los argentinos, a la pacificación nacional. Hubo un revisionismo histórico voluntario.
Si bien en esa entrevista se criticó visceralmente el gobierno de los 70, ni Fontevecchia, Verbitsky o Neilson hablaron de la plaza del periodismo en el programa político de una real dictadura como pretendían imponer los grupos armados si llegaban al poder: “Hay que acabar con todos los periódicos. Una revolución no se puede lograr con la libertad de prensa.”, siguiendo el ideario del Che Guevara.
Hubiera sido más oportuno conocer de la parte de Neilson los comentarios sobre la política del gobierno británico en la lucha contra el IRA, el tratamiento en las cárceles de sus miembros y el estatus de prisionero especial o político de los mismos.  ¿Quién era la resistencia y quien la barbarie en el conflicto de Irlanda del Norte?  Porque el IRA sería un grupo terrorista y no las organizaciones armadas ilegales argentinas durante el periodo que se refiere el autor.
Hoy, es necesario y urgente construir los pilares de la sociedad que queremos para las generaciones futuras. “Hay un tiempo para la guerra y un tiempo para la paz, un tiempo para odiar y un tiempo para amar[8]. Yo elegí defender y proteger los derechos humanos de todas las personas por igual, como también la libertad, la igualdad y la democracia, Jorge Fontevecchia, Horacio Verbitsky y James Neilson como los enemigos del Estado de derecho, no. Paris, Prof. Mario Sandoval, presidente del CASPPA,  marios46@hotmail.com , 12enero2019

 

[1] Mario Sandoval, francés, nació en Buenos Aires. Formación y actividades en ciencias políticas y filosofía, habiendo ocupado funciones en la docencia superior y consultorías, a nivel nacional e internacional en los campos de las relaciones internacionales, la geopolítica y una trayectoria publica conocida. Regularmente realiza à nivel internacional conferencias, asesorías y publicaciones. Miembro de centros de investigaciones, asociaciones multidisciplinarias. Presidente del Comité de Ayuda y Solidaridad de los Presos Políticos en Argentina (CASPPA)

[2] Carta de Múnich del 24 de noviembre de 1971. Consta de diez deberes y cinco derechos. Fue adoptada por los sindicatos de periodistas europeos, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Organización Internacional de Periodistas (OIP) https://www.aporrea.org/internacionales/a106270.html

[3] Los (10) principios Internacionales de ética profesional en periodismo, Paris, 21/11/1983. Cuarta reunión consultiva de periodistas internacionales y regionales, bajo los auspicios de la UNESCO

[4] Declaración de Chapultepec, adoptada por la conferencia hemisférica sobre la Libertad de Expresión celebrada en México, DF el 11 marzo 1994. Consta de 10 principios http://www.sipiapa.org/contenidos/acerca-de-la-declaracion.html

[5] SIP 1925: http://media.sipiapa.org/adjuntos/185/documentos/001/789/0001789390.pdf

[6] SIP 2008:  http://media.sipiapa.org/adjuntos/185/documentos/001/789/0001789441.pdf

[7] Carta SIP 2008: http://media.sipiapa.org/adjuntos/185/documentos/001/789/0001789441.pdf

[8] Hay un tiempo para todo: Eclesiastés 3.1-15.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 12, 2019


 

ASÍ SE FABRICA UN REPRESOR – CÁMARA ESPÍA UP 31

Share

 

 

Cayó “Pajarito” Fusco, un represor temerario de Campo de Mayo

(Infojus Noticias 02/07/2015)

http://www.infojusnoticias.gov.ar/nacionales/cayo-pajarito-fusco-un-represor-temerario-de-campo-de-mayo-9023.html

Era miembro del grupo de tareas de “El Campito”, un galpón que operó como uno de los lugares más siniestros del circuito de Campo de Mayo. Fue uno de los represores más buscados. Después de quedar detenido, negó los hechos. “Es un genocida nuevo, su detención es muy importante para la causa”, dijo el fiscal Miguel García Ordás…

Roberto Julio Fusco, solo un músico.

Roberto Julio Fusco en la Unidad Penitenciaria Federal 31, a punto de iniciar su hora diaria con la música.

“Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”

Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957)

No es la primera vez que escribimos sobre el prisionero ROBERTO JULIO FUSCO. Sí es la primera vez que aparte de hacerlo, lo mostramos  para que se lo vea y se lo escuche en prisión, a través de una cámara espía sobre la que él nada sabía.

Son un resumen de 12 minutos de un diálogo-monologo que duró casi una hora, marcado por la desesperación e impotencia, que todavía embargaba a este músico de la Gendarmería Nacional. Con sus primeros siete meses de vida “tumbera” (1) cumplidos en la Unidad Penitenciaria Federal 31 de Ezeiza, todavía creía en su Institución y en MAURICIO MACRI, quien transitaba sus primeros tiempos como presidente del país.

Lo mostramos a FUSCO repasando  detalles de su causa judicial, su vida, su barrio y, por sobre todo su incomprensión a lo que le estaba ocurriendo. De tranquilo ciudadano que de siempre (60 años) vivió en la casa de sus abuelos, lo habían transformado en uno de “los represores más buscados”  y un genocida “cuya detención era muy importante para la causa”.

Desde ya su caso no es único, si lo es el hecho de tratarse de una persona dedicada a la música, que al igual que otros de diferentes fuerzas fueron cobardemente abandonados por sus antiguos jefes, como así también por lo que ocupan esos cargos en la actualidad.

Tanta vileza e hipocresía demostrada por  uniformados que vendiendo su alma al diablo, rindieron honores a quienes los mataban en el pasado, seguramente tendrá un costo, que pagará el país todo ya que grandes sectores de la sociedad también hicieron lo propio.

Hoy FUSCO con su prisión preventiva ilegalmente extendida, sigue alojado en el mismo lugar, está afectado por  cáncer de próstata y junto con sus seres queridos, enfrentan un futuro incierto. Mientras escuchan  falacias repitiendo, que TODO ESTÁ CAMBIANDO.

 

1)Jerga carcelaria

 

 

 

ADVERTENCIA: TODA IMAGEN O VÍDEOS QUE SE EXHIBEN

EN NUESTRA PÁGINA, SE ENCUENTRAN ALMACENADOS FUERA DE ARGENTINA.


Claudio Kussman. 

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Enero 12, 2019

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 12, 2019


 

 

¿Y LA VERDAD, SEÑORES CANDIDATOS?

Share

 

 Por Mauricio Ortín

 

Hay excepciones, pero los dedos de una mano sobran para contarlas. Los partidos de izquierda y los izquierdistas oficiosos o de oficio de los países (digamos) libres, allí donde la libertad tiene todavía alguna presencia, son siempre los principales detractores de las Fuerzas Armadas. No puede ser de otra manera ya que su religión (el marxismo) les revela rotundamente que los militares y policías fungen como el brazo armado de la burguesía (el “cochino” capitalismo). En los años ’70 del siglo pasado los ejércitos marxistas del ERP y Montoneros declararon e hicieron la guerra al Estado argentino durante el gobierno constitucional de Juan Perón y continuaron el año 1979 (gobierno militar), cuando asumieron de hecho su aplastante derrota. La guerra caliente fue cruenta y con el método que impuso el terrorismo guerrillero; la fría, continúa con esa estrategia tan simple como indigna: la farsa de presentarse como víctimas de genocidas. ¡Dónde está escrito que los militares, empresarios, sindicalistas, policías y ciudadanos comunes deben echarse al suelo a esperar que los comunistas los maten! Falsedad que fue acogida con beneplácito por políticos, periodistas, curas y sindicalistas que así, de un plumazo, quedaban fuera de la lista de los malos y pasaban a engrosar la de los que exigían rendición de cuentas. ¡Un chivo expiatorio caído del cielo! Mas nada es gratis; de aquí en adelante los “expiados” quedaban obligados a asumir el discurso de la izquierda como propio (el de aniquilar a las FF.AA) y actuar en consecuencia. Por ejemplo, a mentir descaradamente o, en su defecto, a contestar con evasivas cobardes frente a algo tan rotundamente incontrovertible como el número de muertos y desaparecidos en la guerra contra la subversión. Que el kirchnerismo, a pesar de la lista oficial de 6.348 confeccionada por su propio gobierno, insista con el número de 30.000 desaparecidos es un acto que debe considerarse como delito de incitación al odio. Ahora bien, que el macrismo que venía a acabar con “el curro de los derechos humanos” haya votado, en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, una ley que obliga a que en los documentos oficiales relativos al tema se use el número de 30.000 y a que se trató de  un genocidio constituye un acto totalitario que, en un país decente, habría disparado un escándalo político. Sin embargo, la gobernadora María Eugenia Vidal no vetó la ley que envenenará a los niños bonaerenses con esa mentira infame incitadora de odio. Puesta a elegir entre agradar a las “Abuelas de Plaza de Mayo” y defender a las FF.AA., Vidal se queda con lo primero. Tanto es así que, en clara violación de la ley, se presenta como querellante contra soldados que pelearon en Malvinas. No vaya algún distraído, siquiera, a sospechar de su corazoncito de izquierda.

A fines de año los argentinos eligen presidente. La campaña electoral, de hecho, ha comenzado. Los principales candidatos, exceptuando a por lo menos dos, acomodan su discurso al paradigma “políticamente correcto” impuesto por los ex terroristas setentones ahora devenidos en defensores de los derechos humanos. Kirchneristas, ex kirchneristas, macristas reivindican, por acción u omisión, el plan sistemático de aniquilamiento de las FF.AA. y de las Fuerzas de Seguridad llevado adelante por los jueces y fiscales federales. El ERP y Montoneros están ganando la guerra sin disparar un solo tiro. Ahora bien, ¿puede una nación sostener la condición de tal sin instituciones armadas? ¿La libertad individual, la propiedad privada, la libertad de prensa, el territorio, la soberanía política pueden ejercerse sin una fuerza  de represión que las defienda de ataques externos o internos? La experiencia histórica de la humanidad es concluyente al respecto. No. Por otro lado, la historia argentina es principalmente la historia de su ejército. Sin embargo, ni Macri, ni ninguno de los presidenciales del peronismo considera de interés indicar en sus respectivas plataformas una política de defensa ¿Pensarán que el resto de los Estados  actúan como energúmenos armamentistas al gastar millonarias cifras en armas y adiestramiento en lugar de desmantelar sus ejércitos? Si así fuera,  estamos en el horno. Porque no es que la izquierda sea enemiga del ejército en general y en abstracto; lo es fundamentalmente de lo que todavía sobrevive del ejército argentino. No así del cubano; de allí que Pérez Esquivel, Carlotto, Bonasso y tantos otros se deshagan en remilgos frente al déspota y violador serial de los derechos humanos: el “Comandante” Fidel Castro, o el gobierno de Cristina Kirchner decrete tres días de luto nacional a propósito de la muerte del teniente del Ejército Montonero, Juan Gelman.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina ¿Asomará algún candidato con el valor necesario para enfrentar la emblemática mentira de los 30.000 desaparecidos?  En fin…, tampoco se les está pidiendo volar un viejo Skyhawks para, en medio de la flota británica, ubicar y hundir al Invincible.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 12, 2019


 

PROTESTAS BUFONESCAS

Share

      Los innombrables dirigentes del peronismo, la izquierda endógena, militantes kirchneristas, los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Michelli; el secretario general del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano; y representantes de Multisectorial 21F y las 62 Organizaciones Peronistas organizaron una manifestación de protesta contra la suba de tarifas de los servicios públicos -gas y luz, en especial-, que no pueden ignorar que estuvieron congeladas y pesificadas desde enero de 2002 en los distritos de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, por cuestiones electorales del kirchnerismo, que las distribuidoras de los servicios se fundieron y el Estado tuvo que subsidiarlas para que pagaran los salarios, y ni hablar del mantenimiento de las redes eléctricas, como sucede con Edesur, que sigue cortando el fluido eléctrico durante días; no así en el interior del país, donde siempre se pagaron en base al costo de los combustibles. En el fondo lo que procuran es unir el peronismo desbandado con vistas a las elecciones presidenciales de octubre próximo, ya que carecen de candidato, y ni hablar de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner que estará muy ocupada en Comodoro Py en los tres o cuatro juicios orales, sentada en le banquillo de reo, para responder sobre el origen de la fortuna de la familia Kirchner, de supuestos bienes mal habidos, de manera que en lugar de hacer campaña electoral tendrá que responder a sus jueces sobre las sedicentes maniobras dolosas y corruptas, que son de público conocimiento, de modo que no es necesario entrar en mayores detalles, recordando el “gloriagate“, es decir las distribuciones de bolsos con millones de dólares y euros (pesos no, que eran despreciados por Néstor Kirchner), a la residencia de la ex mandataria de Uruguay y Junín, y a la provincia de Santa Cruz.

       Lo que no puede ignorarse es que el costo de los servicios hay que pagarlos y por ello, el actual Gobierno está atravesando dificultades económicas y tener en un año electoral que actualizar el costo de los servicios, pues como antes era regalado se gastaba sin preocuparse de cómo se pagaría, y que ello se terminó, pues el kirchnerismo llevó el gasto público del 25% al 50% del Producto (PBI) de unos U$s 500 mil millones, con los recurrentes déficits fiscales que se financiaba con impresión espuria provocando inflación -el país estuvo en estanflación durante cinco años, recesión más alta inflación superior al 30%-, amén de la presión fiscal superior al 35%, que es confiscatoria según  la Corte Suprema, que ahoga a las empresas y licua salarios y jubilaciones; que pagamos entre todos, que el actual Gobierno reemplazó con endeudamiento externo, pero ello también tiene su límite; en virtud de la crisis cambiaria, desatada por el diputado Sergio Massa, que tuvo la brillante idea el gravar con un impuesto del 5% sobre la renta de las Lebac (invento del kirchnerismo) a los tenedores foráneos, a partir del 1º de mayo, que por el cambio de regla de juego, vendieron las Letras del Banco Central en abril, pasando al dólar y provocando la estampida cambiaria, con los resultados conocidos, siendo lamentable que Cambiemos haya caído en la trampa preparadas por el veleta y oportunista Massa.

       No está demás sostener que se sale de las dificultades económicas presentes con el trabajo de todos, y un plan de mediano y largo plazo de reformas del Estado, Tributaria y de leyes laborales, que brilla por su ausencia; y que por lo tanto las tarifas de los servicios públicos hay que pagarlas, de acuerdo con su costo real, como sucede en todas las provincias del interior de nuestro país; así que no vengan los peronistas con su supuesta protesta de la suba de las tarifas, que no hay derecho a que se sigan pagando con los impuestos de la población en general, de todo el país.

Alfredo Nobre Leite
             DNI 18.221.024

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 11, 2019

 

La Canonización de Maduro

Share

 

Nicolás Maduro y su asunción para un segundo período de Gobierno en Venezuela provocó una fuerte división entre la Iglesia venezolana y el Vaticano. Mientras que la primera se mostró crítica y consideró “ilegítima” la jura del dictador, la Santa Sede insiste en su política de no romper relaciones con ese Estado, como sí lo hicieron EEUU, la mayoría de los países de América Latina y la Unión Europea.

 

El Vaticano envió a un diplomático al acto de asunción de Maduro para el período 2019-2025. Se trata de monseñor George Koovakod, encargado de negocios de la Santa Sede, a quien el jefe de Estado venezolano le agradeció su presencia al inicio de su discurso.

Esta semana, tras las críticas de 20 ex presidentes, el Papa Francisco ratificó que no piensa “interferir” en las crisis de Venezuela y Nicaragua.

 

El Sumo Pontífice subrayó que la Santa Sede no busca interferir en la vida de los Estados y añadió que su pretensión es ponerse al servicio del bien de todo ser humano y trabajar por favorecer la edificación de sociedades pacíficas y reconciliadas.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 11, 2019


 

478

Share

 

La Unión de Promociones expresa su más profundo pesar por el fallecimiento el día Viernes 11 de Enero de 2019, del General de División (R) Diego Ernesto URRICARIET (Ingenieros – Promoción 73 – CMN), Preso Político en cautiverio de 95 años de edad.

Consecuentemente, ya son 478 (cuatrocientos setenta y ocho) los fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales, Fuerzas Penitenciarias y Civiles; en el marco de este proceso de persecución, venganza y exterminio, donde SE CONTINÚAN REPITIENDO en forma sistemática infinidad de irregularidades jurídicas, instrumentadas en el ámbito de una justicia prevaricadora.

Debe destacarse que del total de Presos Políticos que han fallecido, 136 (ciento treinta y siete) decesos se han producido desde el día 10 de Diciembre de 2015.

Solicitamos a todos los integrantes de las FFAA, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y Fuerzas Penitenciarias, a las distintas ONG e Instituciones, a familiares, amigos y allegados en general, a continuar sumándose en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar, fortalecer e incrementar el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional. La continuación de la ardua lucha en su apoyo, por la recuperación plena del estado de derecho y por la reparación del respeto y la credibilidad de las Instituciones de la República, así lo exige.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, compañeros de Promoción, camaradas y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Coronel (R) Guillermo César Viola.

Unión de Promociones.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 11, 2018


 

Cámara Espía

Share

 

 36 videos.

Gracias a los avances tecnológicos alcanzados por las cámaras espías y también por los teléfonos celulares,  hoy podemos mostrar imágenes y sonidos con los delitos y también las mentiras de los funcionarios gubernamentales de todo nivel. Ante esta prueba de la realidad y la verdad tan irrefutable, estos hipócritas burócratas, solo saben hacer una cosa…guardar silencio. Nosotros, como víctimas de ellos, no podemos ser sus cómplices haciendo lo mismo. Nuestra ineludible obligación es no callar jamás.

PrisioneroEnArgentina.com

“Mi deber es hablar, no quiero ser cómplice. Mis noches se verían asediadas por el espectro del inocente que, padeciendo el más horrible suplicio, expira un crimen que no ha cometido”

Émile Zola (1840-1902)


 


PrisioneroEnArgentina.com

Videos capturados por PrisioneroEnArgentina.com


 

Así se tortura a los Adultos Mayores en Argentina

Share

Por el Coronel Horacio Losito.

 

El Coronel Losito y su alarmante denuncia acerca del trato dispensado a los adultos mayores en su condición de Prisionero Ilegalmente Arrestado en la Argentina. Un reporte que merece ser leído. Otro testimonio que debe ser imitado. Callar nunca.

 

DENUNCIA SITUACIÓN TORMENTOSA
 
SEÑOR JUEZ FEDERAL DE PRIMERA INSTANCIA Nº1 DE CORRIENTES
HORACIO LOSITO DNI 8.604.947, por mi propio derecho, desde mi lugar de detención “Instituto Penal Federal (U-34) Campo de Mayo, Provincia de Buenos Aires, en el expediente Nº 1412/2014/37, caratulado: “Mechulán, José Emilio y otros”,  respetuosamente ante V.S. me presento y digo:
  1. OBJETO
Que en tiempo y forma vengo por medio del presente a denunciar la situación tormentosa vivida por el suscripto junto a otros camaradas entre el 13 de diciembre a las 04:30 hs. y el 14 de diciembre a las 05:00 hs. en ocasión de concurrir a una pericia médica en el Cuerpo Médico Forense de la CSJN dispuesta V.S., en clara violación a garantías constitucionales y tratados internacionales ratificados por la República Argentina.-
  1. COMPETENCIA
Como Juez del cual dependo, resulta competente para entender en el asunto en virtud del art. 2 y 4 a), de la Ley 24.660 y arts. 490, 491, 493 1º) del CPPN a modo de garantía del cumplimiento de mis derechos constitucionales y supranacionales.-
III.   HECHOS
  1. Descripción de los hechos actuales:
Que en la noche del 12 de diciembre siendo aproximadamente las 23:00 hs., el celador del pabellón en donde me alojo me comunica que saldría al día siguiente (13 de Dic) al Cuerpo Médico Forense no pudiéndome precisar el horario de la búsqueda en razón de los problemas de transporte. Que podría ser a las 04:30 hs. o después de las 08:00 hs.-
Que finalmente a las 04:30 hs. aproximadamente del día 13 de diciembre el celador me avisa que el vehículo de transporte había llegado y que me iban a llevar al C.M.F.-
Que arribamos a esa dependencia aproximadamente a las 06:30 hs., siendo alojados en la Alcaidía de la U-28 del S.P.F. en una habitación de 2mts. por 1m  (aproximadamente), sin ventana ni ventilación alguna y con la puerta cerrada con llave.-
Es decir tres personas fuimos alojados en un lugar inadmisible para albergar siquiera a una persona, dado su clara inhabitabilidad y claro perjuicio que el encierro, en esas condiciones, puede provocar en la salud de una persona.-
Sumado que las tres personas que debimos soportar el tormento por las condiciones de encierro, somos adultos mayores de 77, 70 y 67 años, que supuestamente el estado debe resguardar por los compromisos asumidos ante la comunidad internacional al ser un segmento poblacional vulnerable en general y más aún en condiciones de encierro penal.-
Advierto a V.S., aunque bien Ud. lo sabe, que padezco de graves enfermedades ya sea de columna (hernia de disco), hipertensión arterial e incluso secuelas de la guerra (postraumáticas) y ansiedad las que repercutieron aumentado el mal estar que de por sí la situación generó, convirtiéndola en tortuosa, humillante, degradante y vejatoria que excede todo marco de la pena impuesta; y agrego que esa situación la compartí con otros camaradas que sufren también de grave situaciones de salud, incluso uno de ellos es claustrofóbico.-
Como si fuera poco, a la situación tormentosa de encierro se agregó el contexto exterior, dado que la razón del “alojamiento” en ese lugar fue para “resguardar nuestra integridad física” en la medida que el S.P.F. contaba con un antecedente de una golpiza salvaje a otra persona detenida por delitos de lesa humanidad por parte de internos detenidos por otras causas en otra Alcaidía penitenciaria judicial.
El descripto, ut supra era el único lugar con el que contaba el S.P.F. para aislarnos de la población carcelaria que allí residía, que por cierto y no es baladí recordar, todos sustancialmente más jóvenes (con la edad de nuestros hijos incluso más jóvenes) con ventaja cierta de provocar mayores daños a personas adultos mayores como nosotros.-
Así que convivimos con el tormento del encierro y la amenaza probable de ser agredidos por la población carcelaria.- Es preciso aclarar que más allá de la situación descripta el trato dispensado hacia nosotros por parte del personal del S. P. F. fue correcto y amable.
La atención pericial comenzó a las 11:00hs. y finalizó a las 15:00hs. (horarios aproximados). Finalizado fui devuelto al mismo lugar aguardando el traslado a mi lugar de detención, el cual debía realizarse rápidamente.-
Pero no fue así.-
Al prolongarse la hora de búsqueda para el reintegro, el ambiente comenzó a tornase por demás cálido, húmedo y viciado, no podíamos estirar las piernas, salvo en los momentos en que fuimos a la pericia propiamente dicha y las veces que pedimos para ir el baño.-
En particular comencé a sentir los efectos de mis hernias de disco lumbares con un fuerte dolor en el nervio ciático por estar tanto tiempo sentado inmóvil, (que al día de la elevación de este escrito lo sigo padeciendo), como así también ataques de ansiedad y pánico que evitaba exteriorizarlos para no afectar a los otros dos camaradas que a la postre comento, uno sufría de claustrofobia; al otro le faltaba un riñón y recién llegaba de un traslado nocturno de 1.000 kms. desde Viedma y pasaba su segunda noche sentado con todas las consecuencias físicas y psíquicas que ello conlleva.-
La incertidumbre sobre el momento de la búsqueda y reintegro también formó parte de la presión psíquica en razón de que las horas pasaban y las respuestas que recibíamos era que había problemas con el transporte, haciendo la situación aún más insoportable en razón de no saber cuándo iba a terminar aquélla irregular y angustiosa situación.-
Con el paso del tiempo, los demás detenidos (jóvenes) comenzaron a impacientarse y a golpear las puertas de las celdas con extrema violencia, profiriendo gritos con insultos y amenazas en forma continuada casi sin interrupciones, en razón de que a ellos tampoco los buscaron para reintegrarlos a los respectivos penales, generando en nosotros un clima de inseguridad y alerta por los antecedentes ya vividos por otro camarada.-
El tiempo siguió transcurriendo y la ansiedad era indescriptiblemente dolorosa y el peso de nuestra edad comenzó a hacer resentir.
En la habitación había una camilla de enfermería y dos sillas de plástico. Cayó la noche, y por lo tanto comenzamos a turnarnos en el uso de la camilla, para lograr la horizontalidad del cuerpo pero sin poder estirar las piernas completamente.
Finalmente el traslado ocurrió a las 4:30 am del día siguiente, es decir estuvimos encerrados en esas condiciones casi VEINCTICUATRO (24) horas. Sí repito, VEINCTICUATRO (24) horas personas ancianas encerradas en condiciones inhumanas y sujetos a un clima hostil de amenaza contra nuestra integridad física por los demás detenidos.-
  1. ¿Quién es el responsable?:
La respuesta es el juez de la causa: es decir Ud.-
Y la responsabilidad no solo es funcional, es penal, en la medida es el primer responsable en garantizar el cumplimiento de las normas constitucionales y supranacionales de jerarquía constitucional (cfr. art.3º cap I ley 24.660) y de resolver las cuestiones que se susciten cuando se considere vulnerado algún de los derechos del condenado ( cfr.art.  a), 4º, cap. I, ley 24.660).-
En efecto, por su deber funcional Ud. sabe (o debe saberlo) que “EL SISTEMA DE EJECUCIÓN DE LA PENA PRIVATIVA DE LA LIBERTAD”, está totalmente COLAPSADO, por lo tanto cumple con ineficiencia su función haciéndolo como puede y con lo que tiene, causando éste y otro tipo de sufrimientos innecesarios
Incluso la Dirección General de Régimen Correccional del Servicio Penitenciario Federal por Nota Nº 1077/2017-D.G.R.C. de fecha 30 de Septiembre de 2017 expresamente hizo saber de esta situación haciéndolo conocer a su vez a la Justicia Federal y al Ministerio Público de la Defensa.-
Además es de público conocimiento la situación crítica de los establecimientos penitenciarios para atender a la población cuya edad no supera el promedio de 25 años (es decir jóvenes sin problemas de geronte) lo cual se ve aún más agravado para nuestro caso donde directamente ningún establecimiento penitenciario está preparado para atender los problemas básicos de salud propios de mi edad.-
 Por si fuera poco, el Estado Argentino adhirió por Decreto 375/2015 a la Convención Interamericana sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores y el Congreso de la Nación mediante Ley 27.360 la aprobó como norma supralegal (cfr. art. 31 y 75 inc. 22 de la Constitución Nacional).-
Así las cosas el Estado Argentino se obligó frente a la comunidad internacional a reconocer el derecho de este segmento poblacional a no someterla a “(…) ningún tipo de violencia”, y a adoptar medidas para “prevenir, sancionar y erradicar aquellas prácticas contrarias a la presente Convención, tales como aislamiento, abandono, sujeciones físicas prolongadas, hacinamiento, (…) y todas aquellas que constituyan malos tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes que atenten contra la seguridad e integridad de la persona mayor” y hasta incluso promover medidas alternativas respecto a la privación de libertad, de acuerdo con sus ordenamientos jurídicos internos”. (cfr. preámbulo, art. 4 inc. a) y 13 de la convención citada).-
Agregamos que los Tratados de Derechos Humanos expresamente prohíben toda práctica que conlleve dolor y/o sufrimiento ajenos a las consecuencias de sanciones legítimas sin admitir la alegación de circunstancias eximentes, aun cuando provengan de un funcionario judicial, y además “a prohibir en cualquier territorio bajo su jurisdicción otros actos que constituyan tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y que no lleguen a ser tortura tal como se define en el artículo 1, cuando esos actos sean cometidos por un funcionario público u otra persona que actúe en el ejercicio de funciones oficiales, o por instigación o con el consentimiento o la aquiescencia de tal funcionario o persona” (en contrario sensu art. 1 in fine, art. 2 inc. 2 y 3, y art. 16 de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes en función del art. 75 inc. 22 de la CN).-
Sumado que desde antaño nuestra constitución reza en su art. 18 de la Constitución Nacional “Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice”.-
Todo este arsenal de normas constitucionales y supralegales y el público y notificado conocimiento que V.S. tiene del colapso del sistema carcelario que impide una adecuada atención a este segmento poblacional, enfermo y geronte son fundamentos suficientes para adoptar medidas alternativas de detención ante la imposibilidad administrativa de resguardar y garantizar los derechos.
Sumado que en mi caso particular cuento con un peritaje que demostró mi padecimientos físicos y psíquicos, que siempre estuve a derecho, llevo preso más de 14 años, con excelente conducta e incluso con una carrera universitaria terminada, que cuento con arraigo, domicilio, familia y con un sostén económico que en modo alguno supera la media poblacional
Pese a todo ello, Ud. invariablemente ha decidido negarme la prisión domiciliaria con lo cual Ud. autoriza en forma expresa que se me aplique el sistema colapsado carcelario por considerarlo adecuado.-
Y pese a ello Ud. insiste en negarme una medida alternativa de detención como es la prisión domiciliaria que expresamente está contenida en nuestro ordenamiento interno y cuyas condiciones cumplo.- (cfr.art. 1° de la ley 26.472, inc. “a”, “interno enfermo cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario, le impida recuperarse o tratarse adecuadamente su dolencia y no correspondiere su alojamiento en un establecimiento hospitalario”; últimos informes psicológicos y psiquiátricos de la sección sanidad de la U-·34; Pericia N°: P-10997/18 Orden N°: 112/18 del 21 de Mayo de 2018 remitida al Presidente del TOF Rcia cuyas conclusiones rezan: “En caso de no cumplirse total o parcialmente lo detallado se puede considerar que el entorno carcelario es un lugar inadecuado para el alojamiento del detenido e incrementa el el riesgo de descompensaciones, de la aparición trastornos irreparables para su salud o de óbito).
Con el agravante que acá no está en juego únicamente mi calidad de vida sino que principalmente mi vida en sí ¿o acaso Ud. se anima a contradecir esta afirmación y garantizar que pueda resistir siquiera un nuevo traslado como los tantos vividos? O peor aún ¿Ud. puede garantizar que pueda soportar nuevamente condiciones de encierro como las descriptas?
Y expresamente lo planteo para que lo resuelva y se expida sin que se pueda escudar en el silencio y/o en el sistema colapsado y/o en su imposibilidad de incidir, ni en ninguna otra situación (cfr. art. 3 del Código Civil y Comercial de la Nación).-
Con lo cual, el S.P.F. no resulta el responsable por utilizar los escasos medios y lugares que tiene a su disposición en el marco de un sistema colapsado, sino que es Ud. que sabiendo de esta situación – sin que pueda utilizarlo como argumento eximente – de todos modos me somete a ese sistema  disponiendo entre otras cosas controles innecesarios (dado que la propia ley ya le da la autoridad para buscar una medida alternativa) y a traslados que conducen sin otra opción a tratamientos vejatorios, humillantes y tortuosos, que son inadecuado para cualquier persona, pero en especial para mí que soy una persona mayor de preferente tutela.-
De decidir mantenerme en esta situación bajo el sistema colapsado del S.P.F., continuarán sin lugar a dudas tormentos similares al descripto u otros similares o peores, poniendo en serio riesgo mi salud física y psíquica, pudiendo sin cuentos, llegar al óbito como bien lo describió mi médico de planta en uno de los informes solicitados por esa magistratura y el informe del peritaje médico forense referido ut supra.
DERECHO
Es necesario aclarar a V.S. que si bien las causas esgrimidas en autos cabrían para formalizar una acción de Habeas Corpus, no he accionado usando esa herramienta constitucional ya que el tema de fondo requiere una solución de fondo y permanente que el Juez de Turno de la jurisdicción (San Martín  Pcia Bs As.) le excede a sus alcances, y que sí V.S. está en capacidad de dar solución.
Invoco para la apoyatura legal de esta presentación las siguientes normas:
  1. las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice” Art 18 de la CN.-
  2. 3º y 4º a), de la Ley 24.660 y arts. 490, 491, 493 1º) del CPPN.-
  3. Deber general del estado argentino de adoptar las medidas necesarias para hacer efectivos los derechos y libertades reconocidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (art. 2 CADH).
  4. Derecho a que se respete la integridad física, psíquica y moral (art. 5.1 CADH).
  5. Derecho a no ser sometido a pena o tratos crueles, inhumanos o degradantes (art. 5.2 CADH).
  6. Derecho de toda persona privada de libertad a ser tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano (art. 5.2 CADH).
  7. Derecho a la libertad personal (art. 7.1 CADH)
  8. Derecho a ser oído, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulado en su contra, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de cualquier otro carácter (art. 8.1 CADH).
  9. Derecho del inculpado a la garantía mínima durante el proceso a defenderse personalmente (art. 8.2.c CADH).
  10. Derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad (art. 11.1 CADH).
  11. Deber general del estado argentino de protección a la familia como elemento natural y fundamental de la sociedad (art. 17.1 CADH).
  12. Derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la ley o la Convención Americana sobre Derechos Humanos, aun cuando tal violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales (art. 25.1 CADH).
  13. Deber general del estado argentino de garantizar que la autoridad competente prevista por su sistema legal decidirá sobre los derechos de toda persona que interponga tal recurso (art. 25.2.a CADH).
  14. Deber general del estado argentino de garantizar el cumplimiento, por las autoridades competentes, de toda decisión en que se haya estimado procedente el recurso (art. 25.2.c. CADH).
  15. Derecho a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona (art. I de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, en adelante DADDH).
  16. Deber general del estado argentino de proteger a la familia, elemento fundamental de la sociedad (art. VI DADDH).
  17. Derecho a la preservación de la salud y al bienestar (art. XI DADDH).
  18. Derecho a ocurrir a los tribunales para hacer valer sus derechos, y de disponer de un procedimiento sencillo y breve por el cual la justicia lo ampare contra actos de la autoridad que violen, en perjuicio suyo, alguno de los derechos fundamentales consagrados constitucionalmente (art. XVIII DADDH).
  19. Derecho de presentar peticiones respetuosas a cualquiera autoridad competente por motivo de interés general o particular y el de obtener pronta resolución (art. XXIV DADDH).
  20. Deber general del estado argentino de dar fiel cumplimiento de las obligaciones emanadas de los tratados y de otras fuentes del derecho internacional (art 3.b de la Carta de Organización de los Estados Americanos, en adelante COEA).
  21. Deber general del estado argentino de respetar los derechos de la persona humana y los principios de la moral universal (art. 17 COEA).
  22. Deber general del estado argentino de aplicar sus máximos esfuerzos para aplicar disposiciones adecuadas para que todas las personas tengan la debida asistencia legal para hacer valer sus derechos (art. 45.i COEA).
  23. Disposiciones que prohíben tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (cfr.art. 16 de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes).-
  • OFRECE PRUEBAS
  1. Se oficie al S.P:F: (U-28):
  2. Para que se expida sobre las características edilicias del alojamiento transitorio donde  los detenidos por  los llamados delitos de lesa humanidad normalmente se instalan a la espera de la atención pericial y posterior búsqueda y reintegro a los respectivos penales.
  3. Para que se expida sobre el horario de entrada y salida de esa Alcaidía Federal de los detenidos CONTRERAS, TRILLO Y LOSITO, el pasado 13 de Diciembre.
  4. Se oficie al elemento de Transporte del S.P.F. para que informen
  5. Sobre el día y hora en que fueron a buscar a los detenidos mencionados en 1.b. para transportarlos desde la U-34 hasta la U- 28.-
  6. Sobre el día y hora en que fueron retirados de esta última unidad para ser reintegrados al penal de origen.-
  7. Sobre la causa de la demora en la búsqueda de los detenidos en la U-28 para su reintegro.-
  1. RESERVA DE CASACIÓN Y CASO FEDERAL
Como se explicitara “UT SUPRA”, estando en juego en autos la interpretación y aplicación de leyes federales, como asimismo derechos y principios de orden constitucional, se formula reserva de la pertinente protesta de recurrir a la CFCPN y eventualmente el caso federal.
  1. PETITORIO
Por todo ello solicito:
        1º) Se tenga por presentado en tiempo y forma la presente denuncia  por propio derecho. –
        2º) Se ordene correr vista al Defensor Oficial que corresponda para el sostenimiento técnico y para que fundamente todas y cada una de sus articulaciones, en caso de que V. S. así lo considere.-
        3º) Adopte las medidas pertinentes para sustraerme del “colapsado sistema del S.P.F.” a los efectos de evitar situaciones similares.
        4º) Subsidiariamente adopte las providencias necesarias para que situaciones similares sean paliadas de acuerdo a las providencia que V. S. estime como convenientes.-
5º) En razón de la distancia a su sede judicial, solicito evitar la ratificación de esta presentación in situ, ya que ello acarrearía afectaciones físicas y psíquicas de difícil reparación ulterior. Si es posible se dé ya por ratificada.
6º) Se tenga por presentada la reserva ya fijada de recurrir a la C.N.C.P. y a la C.S.J.N.
Cuando así se disponga, se estará materializando la esperanza que encierran estas simples palabras:
SERÁ JUSTICIA.-

 

Coronel “VGM” (R) HORACIO LOSITO

DNI  8.604.947

DENUNCIA SITUACIÓN TORMENTOSA
 
SEÑOR JUEZ DE EJECUCIÓN PENAL DE RESISTENCIA (CHACO):
HORACIO LOSITO DNI 8.604.947, por mi propio derecho, desde mi lugar de detención “Instituto Penal Federal (U-34) Campo de Mayo, Provincia de Buenos Aires, en las Causas Unificadas nº 93001074/2009 “Renés Athos Gustavo y Otros” y nº460/2006 “Nicolaides y Otros”,  respetuosamente ante V.S. me presento y digo:
  1. OBJETO
Que en tiempo y forma vengo por medio del presente a denunciar la situación tormentosa vivida por el suscripto junto a otros camaradas entre el 13 de diciembre a las 04:30 hs. y el 14 de diciembre a las 05:00 hs.. en ocasión de concurrir a una pericia médica en el Cuerpo Médico Forense de la CSJN dispuesta por el  Sr Juez Federal Nº 1 de Corrientes, en clara violación a garantías constitucionales y tratados internacionales ratificados por la República Argentina.-
  1. COMPETENCIA
Si bien la resolución judicial para concurrir a la pericia médica, provino de una jurisdicción ajena a la de V.S., como Juez de Ejecución Penal,  no puede dejar de ser informado en razón de que resulta competente para entender en el asunto en virtud del art. 2 y 4 a), de la Ley 24.660 y arts. 490, 491, 493 1º) del CPPN a modo de garantía del cumplimiento de mis derechos constitucionales y supranacionales.-
III.   HECHOS
  1. Descripción de los hechos actuales:
Que en la noche del 12 de diciembre siendo aproximadamente las 23:00 hs., el celador del pabellón en donde me alojo me comunica que saldría al día siguiente (13 de Dic) al Cuerpo Médico Forense no pudiéndome precisar el horario de la búsqueda en razón de los problemas de transporte. Que podría ser a las 04:30 hs. o después de las 08:00 hs.-
Que finalmente a las 04:30 hs. aproximadamente del día 13 de diciembre el celador me avisa que el vehículo de transporte había llegado y que me iban a llevar al C.M.F.-
Que arribamos a esa dependencia aproximadamente a las 06:30 hs., siendo alojados en la Alcaidía de la U-28 del S.P.F. en una habitación de 2mts. por 1m  (aproximadamente), sin ventana ni ventilación alguna y con la puerta cerrada con llave.-
Es decir tres personas fuimos alojados en un lugar inadmisible para albergar siquiera a una persona, dado su clara inhabitabilidad y claro perjuicio que el encierro, en esas condiciones, puede provocar en la salud de una persona.-
Sumado que las tres personas que debimos soportar el tormento por las condiciones de encierro, somos adultos mayores de 77, 70 y 67 años, que supuestamente el estado debe resguardar por los compromisos asumidos ante la comunidad internacional al ser un segmento poblacional vulnerable en general y más aún en condiciones de encierro penal.-
Advierto a V.S., aunque bien Ud. lo sabe, que padezco de graves enfermedades ya sea de columna (hernia de disco), hipertensión arterial e incluso secuelas de la guerra (postraumáticas) y ansiedad las que repercutieron aumentado el mal estar que de por sí la situación generó, convirtiéndola en tortuosa, humillante, degradante y vejatoria que excede todo marco de la pena impuesta; y agrego que esa situación la compartí con otros camaradas que sufren también de grave situaciones de salud, incluso uno de ellos es claustrofóbico.-
Como si fuera poco, a la situación tormentosa de encierro se agregó el contexto exterior, dado que la razón del “alojamiento” en ese lugar fue para “resguardar nuestra integridad física” en la medida que el S.P.F. contaba con un antecedente de una golpiza salvaje a otra persona detenida por delitos de lesa humanidad por parte de internos detenidos por otras causas en otra Alcaidía penitenciaria judicial.
El descripto, ut supra era el único lugar con el que contaba el S.P.F. para aislarnos de la población carcelaria que allí residía, que por cierto y no es baladí recordar, todos sustancialmente más jóvenes (con la edad de nuestros hijos incluso más jóvenes) con ventaja cierta de provocar mayores daños a personas adultos mayores como nosotros.-
Así que convivimos con el tormento del encierro y la amenaza probable de ser agredidos por la población carcelaria.- Es preciso aclarar que más allá de la situación descripta el trato dispensado hacia nosotros por parte del personal del S. P. F. fue correcto y amable.
La atención pericial comenzó a las 11:00hs. y finalizó a las 15:00hs. (horarios aproximados). Finalizado fui devuelto al mismo lugar aguardando el traslado a mi lugar de detención, el cual debía realizarse rápidamente.-
Pero no fue así.-
Al prolongarse la hora de búsqueda para el reintegro, el ambiente comenzó a tornase por demás cálido, húmedo y viciado, no podíamos estirar las piernas, salvo en los momentos en que fuimos a la pericia propiamente dicha y las veces que pedimos para ir el baño.-
En particular comencé a sentir los efectos de mis hernias de disco lumbares con un fuerte dolor en el nervio ciático por estar tanto tiempo sentado inmóvil, (que al día de la elevación de este escrito lo sigo padeciendo), como así también ataques de ansiedad y pánico que evitaba exteriorizarlos para no afectar a los otros dos camaradas que a la postre comento, uno sufría de claustrofobia; al otro le faltaba un riñón y recién llegaba de un traslado nocturno de 1.000 kms. desde Viedma y pasaba su segunda noche sentado con todas las consecuencias físicas y psíquicas que ello conlleva.-
La incertidumbre sobre el momento de la búsqueda y reintegro también formó parte de la presión psíquica en razón de que las horas pasaban y las respuestas que recibíamos era que había problemas con el transporte, haciendo la situación aún más insoportable en razón de no saber cuándo iba a terminar aquélla irregular y angustiosa situación.-
Con el paso del tiempo, los demás detenidos (jóvenes) comenzaron a impacientarse y a golpear las puertas de las celdas con extrema violencia, profiriendo gritos con insultos y amenazas en forma continuada casi sin interrupciones, en razón de que a ellos tampoco los buscaron para reintegrarlos a los respectivos penales, generando en nosotros un clima de inseguridad y alerta por los antecedentes ya vividos por otro camarada.-
El tiempo siguió transcurriendo y la ansiedad era indescriptiblemente dolorosa y el peso de nuestra edad comenzó a hacer resentir.
En la habitación había una camilla de enfermería y dos sillas de plástico. Cayó la noche, y por lo tanto comenzamos a turnarnos en el uso de la camilla, para lograr la horizontalidad del cuerpo pero sin poder estirar las piernas completamente.
Finalmente el traslado ocurrió a las 4:30 am del día siguiente, es decir estuvimos encerrados en esas condiciones casi VEINCTICUATRO (24) horas. Sí repito, VEINCTICUATRO (24) horas personas ancianas encerradas en condiciones inhumanas y sujetos a un clima hostil de amenaza contra nuestra integridad física por los demás detenidos.-
  1. ¿Quién es el responsable?:
La respuesta es el juez de la causa: es decir Ud.-
Y la responsabilidad no solo es funcional, es penal, en la medida es el primer responsable en garantizar el cumplimiento de las normas constitucionales y supranacionales de jerarquía constitucional (cfr. art.3º cap I ley 24.660) y de resolver las cuestiones que se susciten cuando se considere vulnerado algún de los derechos del condenado ( cfr.art.  a), 4º, cap. I, ley 24.660).-
En efecto, por su deber funcional Ud. sabe (o debe saberlo) que “EL SISTEMA DE EJECUCIÓN DE LA PENA PRIVATIVA DE LA LIBERTAD”, está totalmente COLAPSADO, por lo tanto cumple con ineficiencia su función haciéndolo como puede y con lo que tiene, causando éste y otro tipo de sufrimientos innecesarios
Incluso la Dirección General de Régimen Correccional del Servicio Penitenciario Federal por Nota Nº 1077/2017-D.G.R.C. de fecha 30 de Septiembre de 2017 expresamente hizo saber de esta situación haciéndolo conocer a su vez a la Justicia Federal y al Ministerio Público de la Defensa.-
Además es de público conocimiento la situación crítica de los establecimientos penitenciarios para atender a la población cuya edad no supera el promedio de 25 años (es decir jóvenes sin problemas de geronte) lo cual se ve aún más agravado para nuestro caso donde directamente ningún establecimiento penitenciario está preparado para atender los problemas básicos de salud propios de mi edad.-
 Por si fuera poco, el Estado Argentino adhirió por Decreto 375/2015 a la Convención Interamericana sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores y el Congreso de la Nación mediante Ley 27.360 la aprobó como norma supralegal (cfr. art. 31 y 75 inc. 22 de la Constitución Nacional).-
Así las cosas el Estado Argentino se obligó frente a la comunidad internacional a reconocer el derecho de este segmento poblacional a no someterla a “(…) ningún tipo de violencia”, y a adoptar medidas para “prevenir, sancionar y erradicar aquellas prácticas contrarias a la presente Convención, tales como aislamiento, abandono, sujeciones físicas prolongadas, hacinamiento, (…) y todas aquellas que constituyan malos tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes que atenten contra la seguridad e integridad de la persona mayor” y hasta incluso promover medidas alternativas respecto a la privación de libertad, de acuerdo con sus ordenamientos jurídicos internos”. (cfr. preámbulo, art. 4 inc. a) y 13 de la convención citada).-
Agregamos que los Tratados de Derechos Humanos expresamente prohíben toda práctica que conlleve dolor y/o sufrimiento ajenos a las consecuencias de sanciones legítimas sin admitir la alegación de circunstancias eximentes, aun cuando provengan de un funcionario judicial, y además “a prohibir en cualquier territorio bajo su jurisdicción otros actos que constituyan tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y que no lleguen a ser tortura tal como se define en el artículo 1, cuando esos actos sean cometidos por un funcionario público u otra persona que actúe en el ejercicio de funciones oficiales, o por instigación o con el consentimiento o la aquiescencia de tal funcionario o persona” (en contrario sensu art. 1 in fine, art. 2 inc. 2 y 3, y art. 16 de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes en función del art. 75 inc. 22 de la CN).-
Sumado que desde antaño nuestra constitución reza en su art. 18 de la Constitución Nacional “Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice”.-
Todo este arsenal de normas constitucionales y supralegales y el público y notificado conocimiento que V.S. tiene del colapso del sistema carcelario que impide una adecuada atención a este segmento poblacional, enfermo y geronte son fundamentos suficientes para adoptar medidas alternativas de detención ante la imposibilidad administrativa de resguardar y garantizar los derechos.
Sumado que en mi caso particular cuento con un peritaje que demostró mi padecimientos físicos y psíquicos, que siempre estuve a derecho, llevo preso más de 14 años, con excelente conducta e incluso con una carrera universitaria terminada, que cuento con arraigo, domicilio, familia y con un sostén económico que en modo alguno supera la media poblacional
Pese a todo ello, Ud. invariablemente ha decidido negarme la prisión domiciliaria con lo cual Ud. autoriza en forma expresa que se me aplique el sistema colapsado carcelario por considerarlo adecuado.-
Y pese a ello Ud. insiste en negarme una medida alternativa de detención como es la prisión domiciliaria que expresamente está contenida en nuestro ordenamiento interno y cuyas condiciones cumplo.- (cfr.art. 1° de la ley 26.472, inc. “a”, “interno enfermo cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario, le impida recuperarse o tratarse adecuadamente su dolencia y no correspondiere su alojamiento en un establecimiento hospitalario”; últimos informes psicológicos y psiquiátricos de la sección sanidad de la U-·34; Pericia N°: P-10997/18 Orden N°: 112/18 del 21 de Mayo de 2018 remitida al Presidente del TOF Rcia cuyas conclusiones rezan: “En caso de no cumplirse total o parcialmente lo detallado se puede considerar que el entorno carcelario es un lugar inadecuado para el alojamiento del detenido e incrementa el el riesgo de descompensaciones, de la aparición trastornos irreparables para su salud o de óbito).
Con el agravante que acá no está en juego únicamente mi calidad de vida sino que principalmente mi vida en sí ¿o acaso Ud. se anima a contradecir esta afirmación y garantizar que pueda resistir siquiera un nuevo traslado como los tantos vividos? O peor aún ¿Ud. puede garantizar que pueda soportar nuevamente condiciones de encierro como las descriptas?
Y expresamente lo planteo para que lo resuelva y se expida sin que se pueda escudar en el silencio y/o en el sistema colapsado y/o en su imposibilidad de incidir, ni en ninguna otra situación (cfr. art. 3 del Código Civil y Comercial de la Nación).-
Con lo cual, el S.P.F. no resulta el responsable por utilizar los escasos medios y lugares que tiene a su disposición en el marco de un sistema colapsado, sino que es Ud. que sabiendo de esta situación – sin que pueda utilizarlo como argumento eximente – de todos modos me somete a ese sistema  disponiendo entre otras cosas controles innecesarios (dado que la propia ley ya le da la autoridad para buscar una medida alternativa) y a traslados que conducen sin otra opción a tratamientos vejatorios, humillantes y tortuosos, que son inadecuado para cualquier persona, pero en especial para mí que soy una persona mayor de preferente tutela.-
De decidir mantenerme en esta situación bajo el sistema colapsado del S.P.F., continuarán sin lugar a dudas tormentos similares al descripto u otros similares o peores, poniendo en serio riesgo mi salud física y psíquica, pudiendo sin cuentos, llegar al óbito como bien lo describió mi médico de planta en uno de los informes solicitados por esa magistratura y el informe del peritaje médico forense referido ut supra.
DERECHO
Es necesario aclarar a V.S. que si bien las causas esgrimidas en autos cabrían para formalizar una acción de Habeas Corpus, no he accionado usando esa herramienta constitucional ya que el tema de fondo requiere una solución de fondo y permanente que el Juez de Turno de la jurisdicción (San Martín  Pcia Bs As.) le excede a sus alcances, y que sí V.S. está en capacidad de dar solución.
Invoco para la apoyatura legal de esta presentación las siguientes normas:
  1. las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice” Art 18 de la CN.-
  2. 3º y 4º a), de la Ley 24.660 y arts. 490, 491, 493 1º) del CPPN.-
  3. Deber general del estado argentino de adoptar las medidas necesarias para hacer efectivos los derechos y libertades reconocidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (art. 2 CADH).
  4. Derecho a que se respete la integridad física, psíquica y moral (art. 5.1 CADH).
  5. Derecho a no ser sometido a pena o tratos crueles, inhumanos o degradantes (art. 5.2 CADH).
  6. Derecho de toda persona privada de libertad a ser tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano (art. 5.2 CADH).
  7. Derecho a la libertad personal (art. 7.1 CADH)
  8. Derecho a ser oído, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulado en su contra, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de cualquier otro carácter (art. 8.1 CADH).
  9. Derecho del inculpado a la garantía mínima durante el proceso a defenderse personalmente (art. 8.2.c CADH).
  10. Derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad (art. 11.1 CADH).
  11. Deber general del estado argentino de protección a la familia como elemento natural y fundamental de la sociedad (art. 17.1 CADH).
  12. Derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la ley o la Convención Americana sobre Derechos Humanos, aun cuando tal violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales (art. 25.1 CADH).
  13. Deber general del estado argentino de garantizar que la autoridad competente prevista por su sistema legal decidirá sobre los derechos de toda persona que interponga tal recurso (art. 25.2.a CADH).
  14. Deber general del estado argentino de garantizar el cumplimiento, por las autoridades competentes, de toda decisión en que se haya estimado procedente el recurso (art. 25.2.c. CADH).
  15. Derecho a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona (art. I de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, en adelante DADDH).
  16. Deber general del estado argentino de proteger a la familia, elemento fundamental de la sociedad (art. VI DADDH).
  17. Derecho a la preservación de la salud y al bienestar (art. XI DADDH).
  18. Derecho a ocurrir a los tribunales para hacer valer sus derechos, y de disponer de un procedimiento sencillo y breve por el cual la justicia lo ampare contra actos de la autoridad que violen, en perjuicio suyo, alguno de los derechos fundamentales consagrados constitucionalmente (art. XVIII DADDH).
  19. Derecho de presentar peticiones respetuosas a cualquiera autoridad competente por motivo de interés general o particular y el de obtener pronta resolución (art. XXIV DADDH).
  20. Deber general del estado argentino de dar fiel cumplimiento de las obligaciones emanadas de los tratados y de otras fuentes del derecho internacional (art 3.b de la Carta de Organización de los Estados Americanos, en adelante COEA).
  21. Deber general del estado argentino de respetar los derechos de la persona humana y los principios de la moral universal (art. 17 COEA).
  22. Deber general del estado argentino de aplicar sus máximos esfuerzos para aplicar disposiciones adecuadas para que todas las personas tengan la debida asistencia legal para hacer valer sus derechos (art. 45.i COEA).
  23. Disposiciones que prohíben tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (cfr.art. 16 de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes).-
  • OFRECE PRUEBAS
  1. Se oficie al S.P:F: (U-28):
  2. Para que se expida sobre las características edilicias del alojamiento transitorio donde  los detenidos por  los llamados delitos de lesa humanidad normalmente se instalan a la espera de la atención pericial y posterior búsqueda y reintegro a los respectivos penales.
  3. Para que se expida sobre el horario de entrada y salida de esa Alcaidía federal de los detenidos CONTRERAS, TRILLO Y LOSITO, el pasado 13 de Diciembre.
  4. Se oficie al elemento de Transporte del S.P.F. para que informen
  5. Sobre el día y hora en que fueron a buscar a los detenidos mencionados en 1.b. para transportarlos desde la U-34 hasta la U- 28.-
  6. Sobre el día y hora en que fueron retirados de esta última unidad para ser reintegrados al penal de origen.-
  7. Sobre la causa de la demora en la búsqueda de los detenidos en la U-28 para su reintegro.-
  1. RESERVA DE CASACIÓN Y CASO FEDERAL
Como se explicitara “UT SUPRA”, estando en juego en autos la interpretación y aplicación de leyes federales, como asimismo derechos y principios de orden constitucional, se formula reserva de la pertinente protesta de recurrir a la CFCPN y eventualmente el caso federal.
  1. PETITORIO
Por todo ello solicito:
          1º) Se tenga por presentado en tiempo y forma la presente denuncia  por propio derecho. –
          2º) Se ordene correr vista al Defensor Oficial que corresponda para el sostenimiento técnico y para que fundamente todas y cada una de sus articulaciones, en caso de que V. S. así lo considere.-
          3º) Adopte las medidas pertinentes para sustraerme del “colapsado sistema del S.P.F.” a los efectos de evitar situaciones similares.
          4º) Subsidiariamente adopte las providencias necesarias para que situaciones similares sean paliadas de acuerdo a las providencia que V. S. estime como convenientes.-
5º) En razón de la distancia a su sede judicial, solicito evitar la ratificación de esta presentación in situ, ya que ello acarrearía afectaciones físicas y psíquicas de difícil reparación ulterior. Si es posible se dé ya por ratificada.
6º) Se tenga por presentada la reserva ya fijada de recurrir a la C.N.C.P. y a la C.S.J.N.
Cuando así se disponga, se estará materializando la esperanza que encierran estas simples palabras:
SERÁ JUSTICIA.-

 

 

Coronel “VGM” (R) HORACIO LOSITO

DNI  8.604.947

 

 


Envío y colaboración:DRA. ANDREA PALOMAS ALARCÓN


 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 10, 2019


 

El Exilio de Trotsky

Share

 

El 9 de enero de 1937 León Trotsky, político y revolucionario ruso, llega a México como refugiado, tras iniciar una lucha contra el régimen de Stalin.

 

En la tarde del 20 de agosto de 1940, Ramón Mercader, un joven español bajo contrato de la GPU, la policía política secreta de Joseph Stalin, aprovechó el momento. Bajo el alias del empresario canadiense “Frank Jacson”, se había infiltrado en la casa de Leon Trotsky en Coyoácan, un municipio de la Ciudad de México, varios meses antes. Cuando Trotsky se inclinó sobre su escritorio, Mercader lo golpeó brutalmente en el lado derecho de la cabeza con un pico, su mango se cortó para ocultarlo más fácilmente debajo de un impermeable. La herida infligida tenía tres pulgadas de profundidad. Al tambalearse, el viejo revolucionario encontró la fuerza para luchar contra el asesino. Trotsky impidió que Mercader infligiera otro golpe fatal y luchó por su vida hasta que llegaron sus guardaespaldas. Con Mercader golpeado hasta quedar inconsciente y la policía llamó, se desplomó en los brazos de su esposa, Natalia Sedova. Al día siguiente, Trotsky sucumbió a sus heridas, muerto a la edad de 60 años.

Ramón Mercader

Con su némesis asesinada y Mercader, el asesino, negando cualquier participación soviética (eventualmente cumpliría 20 años en una prisión mexicana), Stalin pudo sentir una profunda satisfacción. El individuo, que, más que cualquier otro, simbolizaba la oposición al estalinismo, había sido eliminado. El acto vil de Mercader cerró el largo y amargo conflicto entre los dos hombres. Desde la versión ficticia en Unforgiving Years, la excelente novela de Victor Serge, su único compañero, hasta la película de 1972, El asesinato de Trotsky, donde Richard Burton lo retrató, los detalles escabrosos de la muerte de Trotsky a menudo han llamado más la atención que su vida extraordinaria La lucha de Trotsky contra Stalin y el estalinismo, el tema de este artículo, fue una parte crucial de la última década de su vida.
 León Davidovich Bronstein, nacido en el seno de una familia de agricultores judíos en Ucrania en 1879, Trotsky creció entre los movimientos revolucionarios que operan en la atmósfera ultra represiva del Imperio ruso. A la edad de dieciocho años, abrazó con entusiasmo el marxismo. El resto de su vida, se puede decir, sin exagerar, se basaba en un solo objetivo final: la revolución mundial de los trabajadores. Durante su temprana participación en la política socialista rusa, Trotsky se enfrentó con Vladimir Lenin sobre cómo debería organizarse un partido revolucionario (tales choques le servirían bien a Stalin cuando describiera a Trotsky como hostil a las ideas de Lenin). Durante la Revolución de 1905, después de la formación de los primeros soviets (consejos radicales que representan a las masas trabajadoras), Trotsky, que solo tenía veintiséis años en ese momento, se desempeñó brevemente como presidente del Soviet de San Petersburgo. Un largo período de exilio tras la represión del zar Nicolás II contra los radicales de izquierda terminó cuando regresó en mayo de 1917 a una Rusia en llamas con la revolución. Uniéndose a los bolcheviques unos meses después, Trotsky trabajó estrechamente con Lenin. Juntos, prepararon el derrocamiento del gobierno provisional gobernante que mantuvo al país en la desastrosa guerra mundial. De aquí en adelante, una multitud de personas pronunciaron sus nombres juntos: “Lenin y Trotsky”. Como miembro del Comité Revolucionario Militar Bolchevique, Trotsky jugó un papel decisivo en la insurrección en Petrogrado (anteriormente San Petersburgo), eventos que más tarde narraría en su Historia famosa de la revolución rusa. En marzo siguiente, negoció el tratado punitivo de Brest-Litovsk forzado a los bolcheviques por la Alemania imperial. En la Guerra Civil Rusa (1918-1921), organizó y llevó al Ejército Rojo a una impresionante victoria sobre las fuerzas contrarrevolucionarias.
Trotsky también fue testigo de los tremendos reveses de principios de la década de 1920 a las esperanzas revolucionarias. Bajo la Nueva Política Económica (NEP) puesta en marcha por Lenin en 1921, los bolcheviques tuvieron que concentrarse en la recuperación económica después de las severas medidas de la guerra. La clase obrera había sido devastada por tres años de guerra civil. Muchos trabajadores que sobrevivieron al conflicto se habían trasladado a puestos administrativos en el gobierno soviético o se habían trasladado al campo. Internacionalmente, la URSS estaba sola. La revolución proletaria que Trotsky había esperado que se extendiera y se apoderara de otros lugares había sido bloqueada. La izquierda radical sufrió terribles derrotas en 1919 en Alemania y Hungría. Hubo el “miedo rojo” en los Estados Unidos en el mismo período. Benito Mussolini, un ex socialista, adquirió el poder en Roma en 1922 y su dictadura fascista se convirtió en un enemigo feroz de los bolcheviques. Más derrotas pronto siguieron en Alemania, Estonia y Bulgaria en 1923-25.
Después de la muerte de Lenin en enero de 1924, surgió inmediatamente la pregunta sobre quién sería el próximo líder de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Trotsky fue una de las figuras más reconocibles asociadas con la Revolución de Octubre: admirada, odiada y emulada dentro y fuera de la URSS. Aunque la historia recuerda con razón a Joseph Stalin como el principal rival de Trotsky y luego como enemigo mortal, a principios de la década de 1920, Stalin pasó inadvertido para muchos observadores. Había sido una “sombra apenas perceptible”, como lo dijo Trotsky. Una de las historias clásicas de la Revolución bolchevique, Diez días que sacudieron el mundo, escrita por el radical estadounidense John Reed, apenas menciona a Stalin. Gregori Zinoviev y Lev Kamenev, no Stalin, emergieron como los principales oponentes de Trotsky inmediatamente después de la muerte de Lenin. Estos dos hombres, que habían estado con Lenin durante años, se sintieron amenazados por la popularidad de Trotsky y su historial militar. Sin embargo, ya se había cometido un error, fatídico para los tres. En 1922, Lenin, apreciando su talento organizativo, eligió a Stalin para el cargo de Secretario General del Partido Comunista. Esto le dio autoridad sobre la membresía del partido y los nombramientos. Stalin acumuló rápidamente un enorme poder e influencia en el partido durante los próximos años. Una vez que Lenin, quien en sus últimos meses, lamentó profundamente su elección de Stalin, ya no estaba en el cuadro, Stalin se puso del lado de Zinoviev y Kamenev en su oposición a Trotsky.
Como Trotsky reconoció más tarde, Stalin aprovechó la situación no solo para nombrar a su propia gente sino también para promover sus propias ideas sobre el futuro de la URSS. En 1924, introdujo la noción de “socialismo en un solo país”. Stalin sostuvo que solo en la Unión Soviética se podía construir una sociedad socialista, independientemente del contexto internacional. El concepto atrajo a muchos bolcheviques que enfrentan el aislamiento del único estado marxista del mundo. Stalin continuó para contrarrestar directamente esta idea al énfasis de Trotsky en la revolución mundial. Gracias a Stalin, el “trotskismo” pronto se convirtió en un término de oprobio para el elitismo, el faccionalismo y la falta de conexión con las masas de trabajadores y campesinos.
A mediados de la década de 1920, Trotsky respondió a estos desarrollos pidiendo una restauración de la democracia de los trabajadores dentro del Partido Comunista. Si bien había abogado por la centralización durante la Guerra Civil, lo había hecho por necesidad. Como líder de facto de lo que se conoció como la Oposición de Izquierda, Trotsky asaltó la creciente burocratización de la vida política, la retirada del antiguo ideal del internacionalismo revolucionario y la transformación del marxismo en “marxismo-leninismo”, un dogma que no debe cuestionado Reunió a muchos partidarios, como Karl Radek, Christian Rakovsky y Victor Serge. El apoyo adicional vino de cuartos inesperados. Después de que Stalin los sacó de sus posiciones de autoridad, Kamenev y Zinoviev se unieron a Trotsky en 1927. Esta Oposición Conjunta, nunca la alianza más robusta, no se mantuvo. Los jóvenes “activistas” rompieron violentamente las reuniones de oposición con métodos que recuerdan a los escuadrones fascistas de Mussolini. Stalin, ejerciendo su poder como un club, expulsó a Trotsky y sus seguidores del partido a fines de 1927. Proféticamente, Trotsky denunció a Stalin como el “sepulturero de la Revolución”. Enviado al “exilio interno” en Kazajstán durante un año, fue entonces Deportado a Turquía en febrero de 1929.

León Trotsky

En Prinkipo, un suburbio de Estambul, Trotsky escribió su autobiografía, Mi vida. En ese libro se encuentra esta notable descripción de Stalin, para entonces el único gobernante de la Unión Soviética.

Está dotado de practicidad, voluntad fuerte y persistencia en el cumplimiento de sus objetivos. Su horizonte político es restringido, su equipo teórico primitivo. Su trabajo de compilación, Los fundamentos del leninismo, en el que hizo un intento de rendir homenaje a las tradiciones teóricas del partido, está lleno de errores de sofocación. Su ignorancia de las lenguas extranjeras lo obliga a seguir de cerca la vida política de otros países. Su mente es obstinadamente empírica y carece de imaginación creativa. Para el grupo líder del partido (en los amplios círculos que no se conocía en absoluto) siempre parecía un hombre destinado a jugar el segundo y el tercer violín. Y el hecho de que hoy juegue primero no es tanto un resumen del hombre como lo es de este período de transición de reincidencia política en el país.

Este período no iba a ser tan “transicional” como creía Trotsky. Con sus oponentes eliminados, Stalin promulgó la colectivización de la agricultura y la industrialización dirigida por el estado, programas que una vez defendieron la Oposición de Izquierda, pero que ahora se implementan brutalmente con un asombroso número de vidas. Sin embargo, aún no estaba listo para implementar, para citar a Trotsky, la “liquidación física de los viejos revolucionarios, conocida por todo el mundo”. Stalin aguardaría su tiempo durante varios años. Y podría hacerlo mientras observa a su enemigo vivir la existencia de un refugiado.
Trotsky no dudó en calificar a la dictadura de Stalin de “totalitaria”, un concepto aún relativamente nuevo en el pensamiento político. Así, el estalinismo, el sistema contrarrevolucionario y la ideología que Stalin representaba, lo preocupaban. En esta forma de totalitarismo, una burocracia, una casta privilegiada, en la parte superior de la cual Stalin se encaramó como un monarca absoluto, la dominó sobre la clase obrera. Trotsky comparó la dominación estalinista con “Termidor”, el término usado para denotar el final de la fase radical de la Revolución Francesa y el cambio a la política reaccionaria. Hasta 1933, pensó, sin embargo, el sistema soviético podría reformarse trabajando a través de las estructuras del Partido Comunista. La Oposición de Izquierda podría desalojar a Stalin desde adentro sin desafiar directamente el poder estatal. Trotsky mantuvo esta posición hasta que Adolf Hitler se convirtió en canciller de Alemania en enero de 1933. Alemania era un país con una moderna sociedad urbana e industrial que durante mucho tiempo había considerado vital para las perspectivas del socialismo. Trotsky denunció el impacto de las políticas de Stalin en esta catástrofe. El liderazgo soviético había atado las manos del Partido Comunista Alemán y había obstaculizado un frente unido contra el Partido Nazi al interpretar a los socialistas moderados como la verdadera amenaza. Posteriormente, Hitler aplastó el poderoso movimiento de trabajadores alemanes sin apenas luchar. Este desastre forzó un cambio profundo en el pensamiento de Trotsky.

Después de que Hitler tomó el poder, Trotsky concluyó que la reforma del régimen de Stalin debía abandonarse. Superar a Stalin trabajando a través de los canales del Partido Comunista ya no era posible. Esta perspectiva mucho más radical culminó en su traición de la revolución de 1936. La revuelta proletaria tendría que derrocar a Stalin y la burocracia. Esta revolución, dejó claro Trotsky, se asemejaría a los trastornos europeos de 1830 y 1848 más que la Revolución de Octubre. Sería una revolución política, no social. La propiedad colectiva y el control de los medios de producción (por ejemplo, tierras, fábricas, minas, astilleros, yacimientos petrolíferos), ferrocarriles y bancos, así como la economía planificada, permanecerían. La designación de Trotsky de la URSS como un “estado de trabajadores degenerados” destacó su convicción de que Stalin había traicionado y degradado los aspectos originales y liberadores de la Revolución bolchevique. Aún así, mucho podría salvarse del daño hecho por el estalinismo.

La visión que Trotsky sostuvo de las instituciones políticas en una URSS liberada posterior a Stalin puede sorprender a algunos. Pidió elecciones libres, libertad de crítica y libertad de prensa. Si bien el Partido Comunista se beneficiaría más de esta atmósfera abierta, ya no tendría el monopolio del poder. Mientras los partidos políticos no intentaran restaurar el capitalismo, podrían operar, reclutar y competir por el poder. La caída de Stalin también significaría una nueva vida para los sindicatos. Trotsky imaginó una participación restaurada de los trabajadores en la política económica. La ciencia y las artes podrían florecer una vez más. El estado, ya no vinculado a las calamitosas políticas estalinistas, podría volver a satisfacer las necesidades de los trabajadores, como la vivienda. La estratificación cedería ante el objetivo revitalizado de la “igualdad socialista”. Los jóvenes, en quienes Trotsky puso tanta esperanza, “recibirán la oportunidad de respirar libremente, criticar, cometer errores y crecer”.

Estos pensamientos que Trotsky puso en el papel solo unos meses antes de ser obligado a moverse nuevamente. Durante ocho años, Trotsky atravesó lo que llamó un “planeta sin visa”, un planeta desgarrado por la peor crisis económica en la historia del capitalismo. Desde que Stalin lo expulsó a él ya Natalia de la URSS, los asediados revolucionarios habían encontrado un refugio temporal en Turquía, Francia y Noruega. Concedido refugio por el gobierno izquierdista de Cardénas de México, su llegada a Coyoácan en enero de 1937 fue recibida con burla y amenaza por el Partido Comunista pro-Stalin del país.

Stalin no solo cazaba a Trotsky, sino a cualquiera que estuviera cerca de él de un país a otro. En Barcelona, ​​en junio de 1937, sus asesinos secuestraron al antiguo colaborador de Trotsky, Andrés Nin, líder del POUM (Partido de los Trabajadores de la Unidad Marxista), la organización de militantes que se hizo famosa por el Homenaje de George Orwell a Cataluña. Nin desapareció en un momento crítico de la lucha de los revolucionarios españoles contra Francisco Franco, que nunca volvería a ser visto. Trece meses después, en París, Rudolf Klement, que una vez había trabajado como secretario de Trotsky, se sentó a desayunar. Klement fue secuestrado, presumiblemente por agentes de la GPU. Lo agarraron y dejaron su comida en la mesa sin tocar. Unas semanas después de su desaparición, un cuerpo, sin su cabeza y sus piernas, apareció en el Sena. No era suficiente matar a Klement; se requería la decapitación y el desmembramiento para incitar al terror adicional.
Los agentes de Stalin también se infiltraron en el círculo alrededor del hijo de Trotsky, Leon Sedov. A pesar de una relación difícil con su padre, León trabajó incansablemente para él en París. Se comunicó con los opositores de izquierda que todavía se aferraban dentro de Rusia, editó el Boletín de la Oposición, el foro más importante para los análisis de Trotsky del mundo contemporáneo, y escribió un reportaje de los Ensayos del Show que se llevaban a cabo en la URSS. Mark Zborowski, nacido en Ucrania y conocido por los partidarios de Trotsky bajo el nombre falso “Étienne”, pronto se abrió camino en el círculo de Sedov. Zborowski se convirtió en el asistente personal de Sedov, ayudando con su correspondencia y, finalmente, a cargo de la publicación del Boletín. Gracias a “Étienne”, la GPU pudo contar con ver muchos de los artículos de esta última incluso antes de que aparecieran impresos. Y Zborowski les entregó información vital sobre la salud de Sedov. Cuando Sedov se registró en una clínica privada en París dirigida por emigrados rusos que se quejaban de una apendicitis, los soviéticos lo sabían. Murió allí en circunstancias misteriosas en febrero de 1938, cinco meses antes de que Klement desapareciera. A día de hoy, la causa de la muerte no se ha determinado de manera concluyente. En un conmovedor tributo a su hijo, Trotsky contó la terrible pena que él y Natalia sintieron. “Junto con nuestro hijo, murió todo lo que aún era joven dentro de nosotros”. Su otro hijo, Sergei Sedov, permaneció en Rusia después de la expulsión de sus padres y siempre mantuvo la política a raya. Eso no lo salvó. Desapareció y, se cree, recibió un disparo en octubre de 1937.
Esta matanza sistemática se superpuso con la monstruosidad de las Pruebas de espectáculos de Stalin. Estas abominables burlas de la justicia tenían sus raíces en el asesinato de Sergey Kirov, el jefe del partido de Stalin en Leningrado. Kirov fue asesinado a tiros en diciembre de 1934. Probablemente, el propio Stalin fue el responsable del asesinato. El asesinato le dio el pretexto para purgar sistemáticamente y públicamente al Partido Comunista. Como el aspecto más visible de las Purgas, las Pruebas del Show comenzaron con el Juicio de los Dieciséis en agosto de 1936. Los antiguos bolcheviques, como Zinoviev y Kamenev, fueron acusados ​​de conspirar contra el gobierno soviético. Sorprendentemente, confesaron, confesaron haber aceptado las demandas de Trotsky para asesinar a Stalin y a varios de sus subordinados. Después de sus sentencias de muerte, se llevaron a cabo varios juicios sucesivos hasta 1938. La “liquidación física de los antiguos revolucionarios, conocida por todo el mundo”, estaba a la mano. Trotsky sabía que una combinación de tortura, amenazas a los miembros de la familia y promesas de libertad, si se daban confesiones, permitía que ocurrieran las parodias. Cuando leyó la infame frase pronunciada por el fiscal general de Stalin, Andrey Vyshinsky: “Exijo que estos perros enojados deberían ser fusilados, ¡todos ellos!”. Trotsky sabía que esto no era una amenaza ociosa.
Las palabras de Vyshinsky se convirtieron en una realidad asesina en la URSS a fines de los años treinta y cuarenta. La violencia barrió tanto a los partidarios como a los opositores de Stalin y el estalinismo. Radek y Rakovsky, ex aliados de Trotsky que más tarde se sometieron a Stalin, fueron asesinados. También fue Nikolai Bujarin, uno de los principales teóricos del bolchevismo, un crítico acérrimo de Trotsky y la Oposición de Izquierda, y un antiguo defensor de Stalin. Otros fueron asesinados en campos de trabajo, los infames Gulags o en las cárceles. Entre las miles de víctimas estuvieron el pensador económico marxista, Isaak Ilich Rubin, y el gran historiador de la izquierda y ex director del Instituto Marx-Engels, David Ryazanov. Isaac Babel, a quien Trotsky una vez llamó “el más talentoso de nuestros escritores más jóvenes”, confesó haber trabajado como espía y cerebro terrorista de Trotsky. La policía secreta lo condenó a muerte en enero de 1940. En este período, la Unión Soviética era quizás el lugar más peligroso del mundo para los marxistas de pensamiento independiente, algo sorprendente, dados los registros de los regímenes fascistas. Por sus contribuciones a la carnicería, Stalin recompensó a Genrikh Yagoda y Nikolai Yezhov, jefes de la GPU durante estos años, por haberlos fusilado.
De los ensayos de la demostración, cada vez más extravagantes cuentos sobre Trotsky fueron hilados. Las historias transmitidas por el acusado lo colocaron en el centro de una conspiración antisoviética mundial masiva. Volviendo a sus llamamientos a una revolución anti-Stalin contra él, Vyshinsky se enfrentó a Trotsky, el adversario empedernido del fascismo, como el maestro fascista, como el tirador de cuerdas y el maestro de títeres. Además de los vínculos con la Gestapo, los investigadores soviéticos afirmaron haber descubierto las conexiones de Trotsky con Mussolini, el gobierno del Japón imperial y las democracias capitalistas. Con reminiscencias de las teorías antisemitas nazis, el “trotskismo” se transformó en una verdadera aparición demoníaca durante los ensayos de la serie. Sin embargo, Trotsky se defendió vigorosamente.
Contrarrestando la forma en que los historiadores seleccionados de Stalin distorsionaron el pasado soviético, Trotsky ya había escrito la Escuela de Falsificación de Stalin. Sus seguidores, muchos de los cuales se referían a él con afecto, como el “Viejo”, fundaron la Cuarta Internacional fuera de París en septiembre de 1938. Su objetivo era proporcionar una alternativa revolucionaria a la Tercera o Comunista liderada por Moscú. Internacional (Comintern). Esta Cuarta Internacional reforzaría los partidos y sindicatos de clase obrera radicales y antiestalinistas de todo el mundo. Cuando se trató de repudiar los cargos absurdos planteados en el Show Trials, recibió una ayuda considerable. Frida Kahlo, con quien Trotsky tuvo un romance en 1937, y Diego Rivera fueron sus incansables defensores en la Ciudad de México. En los Estados Unidos, se formó un Comité para la Defensa de León Trotsky. Organizaciones similares se fundaron en otros lugares. El Comité estadounidense estableció una Comisión de investigación, presidida por John Dewey, el famoso filósofo pragmatista. Solo uno de los miembros, Alfred Rosmer, sindicalista y partidario de la Revolución de Octubre, podría ser descrito como un partidario de Trotsky. Viajando a la capital mexicana, la Comisión celebró trece sesiones en abril de 1937. Trotsky, hablando en su inglés bastante imperfecto, respondió a todas las acusaciones formuladas por los estalinistas. Causó una poderosa impresión en los presentes, incluido el liberal Dewey, que no admiraba su política. En septiembre de 1937, la Comisión emitió sus conclusiones, eliminando a Trotsky de todos los cargos.

Joseph Stalin

Los años siguientes fueron tiempos oscuros y terribles para Trotsky, Natalia y su círculo interno. Perder a dos hijos e innumerables compañeros y amigos con Stalin no le quebró el espíritu, pero las pérdidas arrojaron una sombra sobre todo lo que había hecho. Con los japoneses en China, Hitler mudándose a Austria y amenazando a Checoslovaquia, y Mussolini soñando con un Imperio Romano en el Mediterráneo, la perspectiva de una nueva guerra mundial pronto lo superó. Casi un año antes de que comenzara, Trotsky habló de una inminente Segunda Guerra Mundial como una “nueva masacre que está a punto de ahogar a todo nuestro planeta en sangre”.

Trotsky tenía buenas razones para pronunciar tales cosas. Y sabía que la respuesta de Stalin a la expansión alemana en Europa del Este sería crítica. Tras el Acuerdo de Munich de septiembre de 1938, Trotsky esperaba que el gobierno soviético buscara un acuerdo con Hitler. La purga de 1937-38 de Stalin del Ejército Rojo, incluidos algunos de sus comandantes más capaces, como Mikhail Tukhachevsky, había debilitado tan seriamente a la URSS que debía evitarse a toda costa una confrontación militar con la Alemania nazi. Sean cuales fueren los sentimientos antinazis emitidos por el Kremlin, pensó Trotsky, no valían el papel en el que estaban escritos. A raíz de los Show Trials, creía que una razón aún más importante haría que Stalin llegara a un acuerdo con Berlín: la supervivencia. El régimen de Stalin era demasiado despótico e impopular para capear la tormenta de la guerra total. Según Trotsky, un acuerdo con la Alemania nazi podría asegurar cierta estabilidad para la dictadura.

Cuando Vyacheslav Molotov, el ministro de Relaciones Exteriores soviético, y Joachim von Ribbentrop, su homólogo alemán, firmaron un Pacto de No Agresión entre las dos naciones el 23 de agosto de 1939, Trotsky apenas se sorprendió. A principios de ese año, había declarado que el nombre de Stalin sería un “sinónimo de los límites más extremos de la sencillez humana”. Esta declaración condenatoria recibió confirmación con el próximo movimiento de Stalin: dividir Polonia con Hitler.
La lucha de Trotsky contra Stalin entró en una nueva fase final con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, apenas una semana después. En un flujo constante de artículos y entrevistas, condenó el papel de la Unión Soviética, un estado que, al menos en su retórica, se había puesto del lado de los colonizados contra el imperialismo. La traición de los principios del Octubre Rojo había alcanzado un nuevo nivel de traición. Quizás Stalin, supuso Trotsky, ahora parecía contento con la división de Europa del Este con los fascistas alemanes. Cualesquiera que fueran los motivos, llamó al “intendente” de Stalin Hitler, un lacayo que reaccionó ante los movimientos de su socio principal.
El ataque soviético a Finlandia en noviembre de 1939, el comienzo de la Guerra de Invierno, le hizo preguntarse hasta qué punto Stalin estaba dispuesto a llegar para crear una esfera de interés para él. Mientras condenaba de nuevo la agresión soviética, Trotsky, al mismo tiempo, despreciaba al mariscal Mannerheim, el líder finlandés de derecha reuniendo a su gente. Sin embargo, Trotsky, fiel a su marxismo, esperaba que la “sovietización” en Polonia y Finlandia pudiera liberar a los trabajadores y campesinos de ambos países del dominio de los capitalistas y los terratenientes. Sin embargo, se dio cuenta de que el socialismo, en última instancia, no podía construirse sobre las puntas de las bayonetas del Ejército Rojo.
Este fue un gran dilema para Trotsky. ¿Cómo podría uno apoyar la revolución social en áreas bajo el control soviético sin dar ningún fundamento a su anti-estalinismo? Un problema aún mayor se planteó. ¿Y si Hitler repudió el pacto y atacó a la URSS? Trotsky no tenía dudas de que Hitler lo haría tan pronto como fuera posible. Su respuesta fue absolutamente inequívoca. Los socialistas y los trabajadores de todas partes deben unirse a la defensa de la Unión Soviética. Los logros de la revolución bolchevique debían ser defendidos.
Esta posición, que alienó a muchos de sus seguidores, coexistió con otra afirmación: la nueva guerra mundial significaría el fin del régimen de Stalin. Trotsky predijo que los trabajadores y campesinos de la URSS, revitalizadas sus energías revolucionarias, pondrían fin a la burocracia estalinista. La revolución que describió en La revolución traicionada formaría parte de una gigantesca ola de revolucionarios que envolvió a las potencias del Eje y las democracias capitalistas. Al igual que Stalin, Hitler y Mussolini se encontrarían con la severa justicia del proletariado. Trotsky argumentó que el capitalismo, golpeado durante una década por el desempleo masivo, las cuotas de inmigración, las guerras arancelarias y la restricción del comercio, también había entrado en su “agonía de muerte”. De manera desafiante, anunció, “¡de las prisiones capitalistas y de los campos de concentración vendrán la mayoría de los líderes de la Europa y del mundo del futuro!” Un resultado que Trotsky imaginó como resultado de esta revolución mundial sería un Estados Unidos socialista de Europa. Este último, a su vez, formaría parte de una Federación Mundial de Repúblicas Socialistas. Esto hubiera significado la mayor revolución geopolítica en la historia de la humanidad con el socialismo convirtiéndose en una verdadera forma de sociedad global.
Trotsky mantuvo esta perspectiva radical incluso cuando Stalin firmó un acuerdo comercial con Hitler en febrero de 1940, luego se apoderó de Bessarabia y Bukovina de Rumania, y se anexionó Lituania, Letonia y Estonia. Se aferró a él mientras su propia salud se deterioraba y, como había temido durante mucho tiempo, los asesinos de Stalin se acercaron a él. A fines de febrero, Trotsky escribió un testamento final, temiendo que la muerte estuviera cerca. “La vida es bella”, dijo. “Que las generaciones futuras lo limpien de todo mal, opresión y violencia, y que lo disfruten al máximo”. Tres meses después, el mal radical apareció muy vivo y en movimiento.
El 1 de mayo, durante un día asociado con la izquierda y la militancia obrera, 20,000 comunistas mexicanos marcharon en la capital y gritaron: “¡Fuera Trotsky!” Trotsky y Natalia ya habían asumido que sus vidas estaban en peligro. Con sus cables electrificados, alarmas y puertas forzadas, su casa en Coyoácan parecía más una fortaleza que un hogar. Cuando Trotsky intentó desde lejos seguir el ritmo de la invasión de Francia y los Países Bajos por parte de Hitler, lanzado el 10 de mayo, tomó forma un complot para matarlo. Fue dirigido por el pintor David Alfaro Siqueiros, que fue amigo de Rivera, pero que ahora es un estalinista convencido. La noche del 23 de mayo, los hombres de Siqueiros irrumpieron en la casa y dispararon más de 200 disparos. Milagrosamente, Trotsky y Natalia sobrevivieron. También lo hizo su nieto, Esteban Volkov, que había estado viviendo con ellos.
Trotsky proclamó desafiante: “en los anales de la historia, el nombre de Stalin se registrará para siempre con la infame marca de Caín”. Cuando falló el intento de mayo, la GPU decidió ir con Mercader. En agosto, después de retrasos y errores, cumplió su misión mortal. Entre los papeles al lado de donde Trotsky luchó contra su asesino había un manuscrito largo e inacabado, una biografía de Stalin que escribió para exponer a su enemigo. La sangre derramada en el estudio confirmó lo que estaba grabado con tinta en las páginas del libro. De hecho, con el asesinato de Trotsky, Stalin demostró su talento más aterrador. Era un verdugo cuyo lazo podía atravesar los océanos.
En retrospectiva, es sorprendente lo confiados que estaban Trotsky y sus partidarios como Victor Serge, Isaac Deutscher y James Cannon en una próxima revolución proletaria que arrasaría con el régimen de Stalin. La expectativa de Trotsky de que la Segunda Guerra Mundial llevaría al derrocamiento de Stalin y al restablecimiento de un verdadero estado de los trabajadores en los EE.UU. nunca se materializó, por supuesto. De hecho, la victoria del Ejército Rojo durante la “Gran Guerra Patriótica” contra los estados del Eje solo solidificó el gobierno de Stalin. Para muchos, el marxismo se definió irrevocablemente y se identificó con el estalinismo. Sin embargo, la victoria no significó, en este caso, la validez del sistema moldeado por Stalin. Las críticas de Trotsky a la persona de Stalin y al estalinismo, el fenómeno, nos lo recuerdan.

 


Fuentes: The Revolution Betrayed por Leon Trotsky . The great Terror por Robert Conquest. The Case of Leon Trotsky por John Dewey . Su Trotsky y el Nuestro por John Barnes . The Stalin Cult por John Plamper .


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 9, 2019


 

DOS POLICÍAS ASESINADOS MÁS  

Share

 

 

LEY DEL RIFLE Y TOLERANCIA CERO”

 

“LA POLICÍA DEBE VOLVER POR SUS FUEROS QUE ES EL LEGÍTIMOS EJERCICIO DE LA FUERZA Y LA ACCION PUNITIVA EN DEFENSA DE LA SOCIEDAD, QUE ATONITA VE COMO SE MATA INDISCRIMINADAMENTE Y SI UN POLICIA HACE USO DEL LEGÍTIMO DERECHO Y MATA O HIERE, LOS CONDENAN…EN LA ARGENTINA SER DELINCUENTE ES PRIVILEGIO, POLICIA UN BLANCO A BATIR CON TOTAL IMPUNIDAD- NO HAY ESTADO DE DERECHO JUSTO EN LA ARGENTINA”

Por Dr. Carlos del Señor Hidalgo Garzón*

 

Hoy los medios de comunicación nos muestran, como ya es costumbre el asesinato de una mujer y un hombre defensores de la ley y el orden en beneficio de la Paz Social. Pero como es el estigma argentino, son ellos los que deben morir y ser ultrajados. No son más que un “cacho de carne” a colgar en las gancheras de la Tiranía Ideológica Financiera y Asesina (TIFA). Pero como todas las cosas debemos ver el nexo causal, la verdad y la mentira y la esencia de la podredumbre política de un país en disolución.

ISRAEL – NUEVA YORK

Tuvimos la oportunidad en tiempos ya pretéritos de conocer la idiosincrasia judaico – represiva de estos, por ejemplo, países, donde el delito, tiene mínimas expresiones, mientras sus legislaciones encuadran los delitos graves con severidad inclaudicante.

En Israel, casi no hay delitos, las acciones represivas son – clásicas y no tienen reproches de derechos humanos – ni quien se atreva en el mundo por invocárselos.

Siguen el concepto bíblico del Sano Temor y en su legislación está inscripto el tormento y la muerte del prisionero. No olvidemos que es un país en permanente estado de guerra. Pero por ejemplo el Mossad, es en estos momentos el servicio de inteligencia más poderoso del mundo. Y no cuentan en sus reglas la piedad ni la misericordia ante un asesino, común o político. Lo atormentan hasta su confesión y luego lo matan. Y nadie en el mundo reclama nada. Pues son un país que asumió “in totus”, los derechos de una Soberanía inclaudicante.

En Nueva York, tuvimos hace años atrás al cursar en su universidad, y tomar experiencias del tratamiento del delito y el delincuente, in situ.

Durante mi doctorando, asistí a una conferencia del Alcalde Giuliani, que, sin darle vueltas a terminologías mojigatas, y ante la pregunta de un aula magna atestada de neoyorquinos, lo indagaron acerca de cómo iba a tratar el teme del delito.

Claramente y con lacónico léxico, dijo “Tolerancia Cero”, la Policía de Nueva York, “no lo permitirán. Y ante el avance de otro alumno sobre claridad en sus términos le respondió.” los EEUU somos una nación libre, y deben estar libres los honestos y presos los delincuentes y si para ello debemos recurrir al nivel uno, lo haremos con la “Ley del Rifle”. Y cumplió.

Nunca en un período de gobierno como el suyo, hubo tanta paz, amortiguada por la exoneración de los malvivientes, con el Sano Temor y la Acción Directa. Cosa que a los políticos argentinos les aterra, pues serían de los primeros en entrar en esta caracterización.

A UNA MUJER Y UN HOMBRE POLICIAS HOY LOS MATARON

El estudio criminológico lo dejamos para los forenses y detectives, siempre hay una causa, pero nunca hay una causa para masacrar a un policía, salvaguarda del orden y seguridad pública. Matar un policía seria en Israel o Nueva York, lisa y llanamente Homicidio en Primer Grado” y por ende la Muerte en el Patíbulo.

EL DOLOR QUE NO SE MITIGA POR LA AUSENCIA DEL PODER JUSTO

Ya nos hemos expresado hace algún tiempo por casos similares, volvemos a la gimnasia subversiva de matar al funcionario policial, por cualquier causa… ¡total a quién le interesa!

Y en la argentina matar, siempre que sea del “otro lado” está “bien”. Seguimos en moratoria de los deberes del Funcionario Público, cual es el Policía, abortados por leguleyismos baratos y de neta connivencia entre el Poder y los Criminales.

Acá la vida vale para hacer el ritual del sacrificio en homenaje al Crimen. Y esto, puede que algún día se torne en violencia indiscriminada de gente harta de ver conculcados sus derechos y sometida sus vidas a enrejados, se vea propicia para defenderse, aunque sea con palos. Acá la sumisión al prebendismo y el populismo nos ha llevado a que la muerte – asesina – sea el pan nuestro de cada día.

LA QUITA DEL DERCHO A LA DEFENSA PROPIA

En los años del 2000, se instó a la población a desarmarse, como buenos ciudadanos, entregamos nuestras armas domésticas – lograron desarmarnos…a nosotros, pero no a las Mafias Políticas y “ejércitos como el de Milagros Sala“.

Nosotros los Prisioneros Políticos, se nos verifico, que no tuviéramos ningún arma. O sea, como nos ocurrió a nosotros, los delincuentes pueden entrar y lisa y llanamente cumplir sus cometidos y si desean “llevarse nuestras vidas”. Pues están libres de hacerlo con total impunidad.

El pueblo no tiene derecho ni personal ni institucionalmente al contenido del Preámbulo de la CN. La SEGURIDAD Y LA PAZ INTERIOR. Somos carne de cañón.

R.I.P. POR LOS HUMILDES SERVIDORES DE LA POLICÍA, QUE PERDIERON LA VIDA SIN QUE A POSCO LES IMPORTE Y CON ESTUPOR DIGAN EL CONSABIDO… ¿¿Y YO QUE PUEDO HACER?? Y YO LE CONTESTO – MORIR.

 

*

WEB.: WWW.PrisioneroEn Argentina.com

EMAIL.: cshg.krieg.357m@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 9, 2019


 

JUEZ VILLALOBOS, APARTADO

Share

 

El Tribunal Oral Federal (TOF) de Tucumán ha resuelto hacer lugar al pedido de recusación contra el juez subrogante José María Pérez Villalobos, planteado por los Defensores de los imputados en el juicio próximo a realizarse por la causa “De Benedetti, Osvaldo s/investigación de su muerte”.

Quienes interpusieron la recusación fueron el Defensor Público Oficial Ciro Vicente Lo Pinto (defensor de Jorge Eduardo Gorleri y Héctor Hugo Lorenzo Chilo), y los Defensores Públicos Ad Hoc Edgardo Adolfo Bertini  (defensa de Jorge Rafael Videla y Luciano B. Menéndez el primero) y María Pamela Tenreyro (defensora de Jorge González Navarro).

Los letrados de los imputados fundamentan el planteo asegurando que el Dr. Pérez Villalobos es un juez parcial. Al respecto, hacen mención a manifestaciones públicas del propio magistrado que evidenciarían (según los recusantes) la parcialidad contra sus defendidos.

Las manifestaciones del magistrado en las que la Defensa se basa para pedir la recusación serían: En la causa “Romero Niklison” lo acusan de realizar en su voto de disidencia una ampliación de las responsabilidades penales de los sentenciados. Lo consideran “parcial” por haber participado en la “Marca por la Memoria” desarrollada en Córdoba el 24 de marzo de 2009. Lo consideran “parcial” por haber empleado la fórmula del juramento que incluía la expresión “por la memoria de los caídos en Trelew”, al momento de asumir el cargo de juez de Cámara del Tribunal Oral Nº2 de Córdoba.

Por tales motivos los Defensores aseguran que el juez tiene una posición ya tomada con relación a los juicios de lesa humanidad, lo que comprometería la imparcialidad del juzgador, y afectaría el debido proceso legal y el derecho a un juzgamiento por un tribunal parcial.

Por su parte, el Dr. Pérez Villalobo, solicitó que se rechace la recusación presentada en su contra por considerarla maliciosa y falaz, y por carecer de una argumentación seria, completa y fundada.

Por último, el TOF de Tucumán, integrado por los jueces Carlos Jiménez Montilla y Gabriel E. Casas, decidió hacer lugar al pedido de recusación, y apartar de la causa al Dr. Pérez Villalobo por considerar que “el temor de parcialidad que trasunta el planteo recusatorio es razonable”.

 


Fuente: Diario ABC


PrisioneroEnArgentina.com

Enereo 7, 2019


 

LOS 477

Share

 

Escribe LUIS BARDIN.

 

477

Señores legisladores, intangible juecería

de país republicano: demuestren ser verdaderos

y valientes defensores de los derechos humanos.      

Apliquen la más benigna, señores jueces de TOF

y de la Corte Suprema. Que no les tiemble la mano.

¿Esperan que alguien les crea que son un real peligro

octogenarios ancianos si en vez de estar en presidio

pasan sus últimos años con prisión en domicilio?

Casi enfermos terminales, pareciera que los jueces,

aplicando cruel venganza, los quieren seguir matando.

Soy un poco mal pensado, yo los veo temerosos,

del peronismo zurdaka, de Hebe de Bonafini

y a perder las bendiciones del capo del Vaticano.

 

Luis Bardín

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 7, 2019


 

A Cuatro Años del atentado terrorista a Charlie Hebdo

Share

 

.

El 7 de enero de 2015, en París, Francia, se producía un atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo. Dos hombres enmascarados, vestidos de negro, ingresaron a las oficinas de la revista y dispararon con rifles de asalto, cobrándose la vida de doce personas e hiriendo a once. Entre las víctimas se encontraban el editor Stéphane Charbonnier y los dibujantes Jean Cabut, Georges Wolinski y Bernard Verlhac.

Las posteriores investigaciones policiales permitieron identificar a los terroristas: los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, nacidos en París a comienzos de la década de 1980, pertenecientes a la organización Al Qaeda. Los sospechosos fueron capturados dos días después, luego de una toma de rehenes y un tiroteo con la policía.

Charlie Hebdo fue fundada en 1969, suspendida en 1981 por falta de lectores y luego relanzada en julio del año 1992. A través del humor, la revista exhibía su crítica hacia la extrema derecha, el catolicismo, el judaísmo y el islam, entre otros.

Un atentado previo al de enero de 2015 se dio en noviembre de 2011, a partir de la publicación en la portada de una caricatura del profeta Mahoma.

.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 7, 2019


 

CÁMARA ESPÍA EN EL MENTIROSO HOSPITAL PENITENCIARIO CENTRAL

Share

 

Por Claudio Kussman.

 

CRUCE LOS DEDOS Y RECE

“El Hospital Penitenciario Central es un lugar muy codiciado dentro del Penal de Ezeiza ya que sus celdas son más amplias y cuentan con mayores comodidades”. (1) La Nación 14 de abril de 2017

Increíblemente ningún adulto mayor en prisión, en contra de lo que expresara el Diario La Nación quiere estar en ese lugar, pero lógicamente la opinión de este tipo de presos no cuentan. Al estar en el primer piso de un edificio ubicado dentro de un área de máxima seguridad, es difícil llegar al mismo y mucho más salir del mismo. El hall de recepción y pasillos están permanentemente iluminados artificialmente y el aire es viciado a no ser que se deje por momentos la puerta de ingreso abierta para que ventile a través de la escalera y el pozo del ascensor. Tiene solo calefacción en estos lugares (hall y pasillos), por lo que en las celdas con ventana al exterior se mantienen en condiciones agradables si el interno posee una estufa eléctrica. Cuando estas se rompen y hasta que los familiares obtienen los permisos para ingresar otra (una semana), es común que el prisionero duerma en el pasillo. En verano ocurre lo mismo con los ventiladores personales, pero en este caso al no haber aire acondicionado suelen darse casos de deshidratación. Eso sí las cucarachas penitenciarias al por mayor, aquí también dicen presente y en el año 2016 durante mi permanencia en el lugar a raíz de mi huelga de hambre y medicación, hacia un año que la sarna circulaba de preso en preso. Finalizados esos 31 días de huelga, mientras comía lo que había, debí esperar 8 días a que me viera una dietóloga. Esta dispuso un tardío régimen de verduras. Me dieron una sola vez ensalada y eso fue todo. No deja de haber goteras,  suele darse faltantes de medicación y se omiten vacunas, por lo que se repiten las neumonías. En caso de descompensación uno es trasladado al Hospital Interzonal de Ezeiza y entonces todo es cuestión de cruzar los dedos o de  rezar.   De noche es común escuchar altercados de los presos comunes, internados en la plata baja. En esa misma planta existe un importante equipamiento hospitalario, alguno de cuyos elementos  suelen utilizarse el día que llega algún especialista para ellos. Otros directamente permanecen desconectados acumulan polvo e imagino se les dará brillo ante la llegada, muy de tanto en tanto, de algún burócrata funcionario de los que califican al lugar como de excelencia, gracias a su gestión.

  1. https://www.lanacion.com.ar/2010585-asi-es-el-hospital-penitenciario-central-del-penal-de-ezeiza-donde-estan-milani-y-baez

UNA NOTA DE COLOR A LO LARGO DE UN DÍA TRISTE. 08 DE ABRIL DE 2015

HUMILDE TRIBUTO A QUIENES QUE TRABAJAN EN EL HPC Y COMO MARÍA ROSA, TIENEN ACTITUDES DE PIEDAD ANTE LO QUE VEN.
Rojo, ese fue el color del torbellino que permanentemente  se movilizó en medio de lo que para mí fue un día con varias notas tristes. Ese es el color del uniforme de la enfermera MARIA ROSA a quien había visto actuar y trabajar en el mes de diciembre del año pasado, cuando se disfrazaba de PATCH ADAMS. A las 8 de la mañana  la encontré diciendo “malas palabras” y la vi abrazando a un ex Comisario de la Policía Federal, de 86 años de edad, que cumplía años y la justicia le había “regalado” una negativa de arresto domiciliario. Se lo negaba porque sus enfermedades y padecimientos “no eran terminales“. Como siempre que alguien cumple años, ella trae de su casa, una gran torta blanca con decoración multicolor. Esa torta tiene  forma de corazón e imagino que es casi tan grande como el que ella lleva en su pecho, para compartir con las personas que va conociendo a lo largo de la vida. Fue la última persona de quien me despedí antes de regresar a mi prisión. Le desee muy sinceramente, que no permita que nada la cambie en su excepcional forma de ser.

Claudio A. Kussman

Prisionero Ilegal

Claudio Kussman. 

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Enero 07, 2019

“Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentira a medias, de ningún modo es una media verdad”

Jean Cocteau (1889-1963)


ADVERTENCIA: TODA IMAGEN O VÍDEOS QUE SE EXHIBEN

EN NUESTRA PÁGINA, SE ENCUENTRAN ALMACENADOS FUERA DE ARGENTINA.


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 7, 2018


 

477

Share

 

La Unión de Promociones expresa su más profundo pesar por el fallecimiento el día Miércoles 02 de Enero de 2019, del Coronel (R) Héctor Lorenzo LAMACCHIA  (Artillería – Promoción 84 – CMN), Preso Político en cautiverio de 86 años de edad.

Consecuentemente, ya son 477 (cuatrocientos setenta y siete) los fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales, Fuerzas Penitenciarias y Civiles; en el marco de este proceso de persecución, venganza y exterminio, donde SE CONTINÚAN REPITIENDO en forma sistemática infinidad de irregularidades jurídicas, instrumentadas en el ámbito de una justicia prevaricadora.

Debe destacarse que del total de Presos Políticos que han fallecido, 136 (ciento treinta y seis) decesos se han producido desde el día 10 de Diciembre de 2015.

Solicitamos a todos los integrantes de las FFAA, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y Fuerzas Penitenciarias, a las distintas ONG e Instituciones, a familiares, amigos y allegados en general, a continuar sumándose en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar, fortalecer e incrementar el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional. La continuación de la ardua lucha en su apoyo, por la recuperación plena del estado de derecho y por la reparación del respeto y la credibilidad de las Instituciones de la República, así lo exige.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, compañeros de Promoción, camaradas y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Coronel (R) Guillermo César Viola.

Unión de Promociones.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 6, 2019


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com