Share

El 2 de Febrero de 1996, el bailarín, cantante, actor y coreógrafo Gene Kelly muere a la edad de 83 años, en su casa de Beverly Hills, California.

 

Nacido en Pittsburgh en 1912, Kelly se graduó con un título en economía de la Universidad de Pittsburgh durante la Gran Depresión. Con escasos empleos, él trabajaba en una escuela de baile, en parte propiedad de su madre, quien había insistido en que todos sus cinco hijos tomaran clases de música y danzas durante su infancia. Para obtener ingresos extra, formó un acto de baile con su hermano Fred, actuando en clubes nocturnos locales y producciones teatrales. En 1938, Kelly decidió probar suerte en la ciudad de Nueva York. Obtuvo su primer trabajo en Broadway en el coro de Leave It to Me, protagonizada por Mary Martin.

Inmediatamente después de su primer gran éxito en Broadway, en My Pal Joey, Kelly se dirigió a Hollywood, después de haber firmado un contrato exclusivo con el productor David O. Selznick. Selznick prestó rápidamente a Kelly a Metro-Goldwyn-Mayer, un estudio más conocido en ese momento por sus musicales de películas a gran escala. MGM puso a Kelly en su primera película, For Me and My Gal (1942), coprotagonizada por Judy Garland, y pronto compró su contrato a Selznick. Dos años más tarde, el estudio lo prestó a Columbia Pictures para que fuera coreógrafo y coprotagonista en Cover Girl, compartiendo pantalla con una Rita Hayworth, entonces desconocida. Esta película fue el primer gran éxito de Kelly en la pantalla grande y su primera colaboración con el director y coreógrafo Stanley Donen. Cover Girl presentó una secuencia innovadora en la que Kelly baila con su “alter ego”, otra imagen de sí mismo filmada por separado y combinada en una sola tira de película.

Kelly continuó su camino en el mundo del cine en su próximo gran éxito, Anchors Aweigh (1945), realizando una rutina de baile con el ratón animado Jerry de la popular serie de dibujos animados de Tom y Jerry. La secuencia de ocho minutos le costó a MGM $ 100,000 y tomó dos meses para filmar, pero se celebró como un momento de gran avance en el cine por su combinación de acción en vivo y material de archivo animado. Después de servir en la Marina de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, Kelly regresó a la pantalla de plata con The Pirate de 1948, nuevamente junto a Judy Garland. También hizo dos películas más con Frank Sinatra (su coprotagonista de Anchors Aweigh), incluido el éxito On the Town, que Kelly dirigió y coreografió con Donen.
En 1951, Kelly encabezó An American en París, que ganó ocho premios de la Academia, incluyendo Mejor Película. Kelly recibió un Oscar especial, en honor a su “extrema versatilidad como actor, cantante, director y bailarín, pero específicamente por su brillante logro en el arte de la coreografía”. En la cima de su carrera, Kelly consolidó su estatus icónico con Su trabajo en lo que fue posiblemente la última gran película musical, Singin’ in the Rain (1952). La película presentó una de las escenas más memorables de la historia del cine: Kelly bailando y cantando sola en la calle durante un aguacero, con solo su paraguas como soporte.

A medida que la popularidad de las películas musicales de gran presupuesto disminuía, las películas de Kelly durante la década de 1950 –Brandadoon (1954), It´s Always Fair Weather (1955) y Les Girls (1957) – alcanzaron diversos grados de éxito. Kelly y Donen se pelearon después de trabajar juntos en su última película, It´s Always Fair Weather, en parte por razones personales: la esposa de Kelly y Donen, Jeanne Coyne, se enamoró y se casó en 1960 (Kelly estaba casado con la actriz Betsy Blair). Kelly trabajó en otros proyectos destinados a elevar el perfil de la danza moderna, como Invitación a la danza sin diálogo en 1956 y un especial de televisión de la NBC, Dancing is a Men´s Game. También coreografió para el ballet en París y San Francisco.
Después de que Jeanne Coyne murió de leucemia en 1973, Kelly se centró en proyectos que lo mantendrían cerca de Los Ángeles, donde estaba criando a sus dos hijos. Al final de su carrera, continuó haciendo apariciones en películas y dirigiendo las películas ocasionalmente, como ¡Hello, Dolly! (1969). El último papel de Kelly en la pantalla grande fue en el kitsch Xanadu (1980), en el que realizó una rutina de baile en patines.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 1, 2019


 

Tags: , , ,

5 thoughts on “EUGENE CURRAN KELLY”

    • Coop Andrews
    • posted on February 4, 2019

    One of the greatest.

      • Coop Andrews - TRADUCCIÓN
      • posted on February 4, 2019

      Uno de los mejores.

    • Camila Schneider
    • posted on February 1, 2019

    Un artista superdotado

    • papelito
    • posted on February 1, 2019

    Tiempo de lindo cine, sin morbosidad.

    • Juan Carlos Trilla
    • posted on January 25, 2019

    Pedazo de peli

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: