Share

 

La historia de éxito detrás del negocio de muebles fundada en Suecia es realmente interesante. En ese momento, las ideas innovadoras de IKEA se encontraron con escepticismo, pero nadie puede negar el éxito del comercio minorista mega popular en la actualidad.

 

Ingvar Kamprad nació el 30 de marzo de 1926 en Pjätteryd (ahora Älmhult Municipality). La abuela de Kamprad salvó un negocio familiar que se encontraba cuesta abajo y le enseñó muchas lecciones de vida que le dieron forma a su futuro. Su tía lo ayudó a descubrir el arte del comercio comprando fósforos en Estocolmo y revendiéndolos para obtener ganancias. Esa experiencia se quedó empotrada en a mente de Kamprad, a pesar de que solo tenía cinco años en ese momento.

Planificando su futuro, Kamprad comenzó a ahorrar su dinero. A diferencia de otros estudiantes de su edad interesados ​​en citas y deportes, él estaba pensando en su negocio. Tenía 17 años cuando se sumó a los fondos comerciales y fundó IKEA. El nombre del negocio es una combinación de sus iniciales (IK) y las letras iniciales de la granja y la ciudad en la que creció (Elmtaryd y Agunnaryd). Al querer atraer más clientes a su tienda, Kamprad ofrecía café y bollos gratis a los compradores. El plan resultó mejor de lo esperado y más de mil personas asistieron a la inauguración. Dedicado a su palabra, se aseguró de que cada cliente recibiera un bollo y un café. La participación masiva le dio la idea de poner restaurantes en cada tienda.

En ese momento, los muebles eran caros. Kamprad quería que la familia promedio los tuvieran al alcance de sus presupuestos, por lo que se concentró en hacer el enfoque principal de los muebles de IKEA. El primer mueble de IKEA fue una mesa de centro y una silla. Kamprad era disléxico y le resultaba más fácil recordar nombres simples en lugar de números de productos, por lo que la primera silla se llamó “Raíz”.

Kamprad distribuyó folletos de la tienda llamados “IKEA News”, versiones anteriores del catálogo de IKEA. Quería apuntar a familias de clase media con ingresos medios o bajos. De hecho, una vez dijo: “Es mejor vender 600 sillas a un precio más bajo que vender 60 sillas a un precio alto”. No todos estaban encantados con los métodos de Kamprad. Fue boicoteado por la Federación Sueca de Industria de Madera y Muebles y los madereros dejaron de operar con él. Pero Kamprad estaba dedicado a su marca y sus clientes, por lo que recurrió a proveedores polacos que le proporcionarían materiales.

En 1953, se inauguró el primer showroom de muebles en Älmhult. Esta idea revolucionaria permitió a los clientes ver, probar y sentir los productos antes de comprarlos.

Kamprad visitó América y se inspiró en el sistema de comercio que vio allí. Los clientes pagarían por sus productos y se llevarían los artículos en carritos a sus automóviles. Cuando regresó, abrió una tienda de 31,000 metros cuadrados utilizando el sistema estadounidense de efectivo y acarreo.

Los muebles ahora se vendían desmontados en pequeños paquetes. Esto ahorró en costos de transporte y bajó los precios para sus clientes. Muchas personas disfrutaron armando los muebles siguiendo las directivas de los manuales que Kamprad incluyó en cada paquete.

Las tiendas estaban ubicadas en los suburbios ya que los costos de la tierra eran más baratos. Los clientes viajaban desde bastante lejos para recoger sus bienes, por lo que Kamprad comenzó a vender portaequipajes para vehículos a un precio bajo. La idea funcionó y los ingresos de la empresa aumentaron dramáticamente.

Al darse cuenta de que la popularidad de IKEA a menudo dejaba las tiendas con estanterías vacías, Kamprad decidió crear almacenes de autoservicio que podrían abastecerse según fuera necesario. Las tiendas se convirtieron en grandes salas de exhibición y las salas de exhibición completas estaban decoradas con muebles de IKEA, esta escenografía perfectamente montada le daba a los clientes una idea de cómo podrían verse sus hogares.

Kamprad se casó dos veces y tuvo cuatro hijos. En 2014, el patrimonio neto de Kamprad fue de $ 3.8 mil millones. Falleció mientras dormía a los 91 años el 27 de enero de 2018.

Ahora hay 338 tiendas IKEA en 40. Ya sea que Kamprad supiera en qué se convertiría su negocio o no, hoy IKEA es uno de los minoristas de muebles más grandes del mundo.


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 12, 2019


 

Tags: , , ,

1 thought on “La IDEA de IKEA”

    • Pehuén Curá
    • posted on February 12, 2019

    ¿Hubiese tenido exito en Argentina? posiblemente si, si se asociaba a los políticos de turno y sindicalistas y subsidios mediante.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: