Share

 

Hace más de un cuarto de siglo, el nombre de Lorena Bobbitt se convirtió en sinónimo de un acto espantoso y además en una broma incómoda.

Ella dice ahora que la nación perdió una oportunidad en ese momento para ver lo que ella llama una “epidemia social”, el flagelo de la violencia doméstica. Bobbitt, quien era un inmigrante de Venezuela, le cortó el pene a su esposo con un cuchillo de 12 pulgadas en 1993 y lo arrojó a un campo en Virginia, donde vivían.

Bobbitt, que ahora lleva su apellido de soltera Gallo, habló con la prensa en una entrevista antes del estreno de una serie documental dividida en cuatro partes producida por Jordan Peele, que replantea su historia a la luz del movimiento #MeToo 25 años después.

Fue acusada de “heridas maliciosas” y llevada a juicio. Afirmó que su entonces marido, John Wayne Bobbitt, pasó años abusando de ella físicamente, emocionalmente y sexualmente antes de que lo atacara. Él negó las acusaciones de abuso. El jurado la declaró inocente debido a una locura temporal.

 

La historia de Bobbitt inspiró un circo mediático nacional: titulares de tabloides, bromas televisivas nocturnas, bocetos de “Saturday Night Live”, camisetas que decían “Love Hurts”, un musical hecho para la televisión, el tercer verso de un “Weird Al”. Yankovic parodia pista, y una balada a la melodía del tema de “The Beverly Hillbillies”.

Ella dijo que el público se enfocó en el acto que cometió en lugar del abuso que supuestamente sufrió.

UNA CORTANTE RELACIÓN
Lorena Bobbitt nació el 31 de octubre de 1970 en Bucay, Ecuador. Se casó con John Bobbitt en 1989. Casi cinco años después, en la noche del 23 de junio de 1993, le cortó el pene a su esposo con un cuchillo de cocina, debido a supuestas agresiones sexuales en su contra. En el juicio, Lorena se declaró una locura temporal y fue declarada inocente. Nacida Lorena Leonor Gallo en 1970 en Bucay, Ecuador. Lorena Bobbitt se casó con John Bobbitt el 18 de junio de 1989. Cinco años después, en la noche del 23 de junio de 1993, le cortó el pene a su esposo con un cuchillo de cocina mientras él dormía. Luego se subió a su auto y arrojó el pene por la ventana mientras conducía. Más tarde se encontró y se volvió a unir quirúrgicamente. Según los informes policiales, Lorena se declaró en defensa propia y dijo que John la había violado continuamente. John negó rotundamente sus acusaciones. John fue absuelto de los cargos de agresión contra Lorena en 1993. En 1994, Lorena fue declarada inocente basándose en testimonios de expertos que afirmaban que el abuso de su marido la había hecho sufrir un trastorno de estrés postraumático o una locura temporal en el momento de la crimen. Le ordenaron pasar 45 días en un hospital psiquiátrico. Lorena y John Bobbitt se divorciaron en 1995. En diciembre de 1997, Lorena fue acusada de agredir a su madre, pero no fue declarada culpable. Actualmente trabaja como estilista en Asburn, Virginia.

“La gente realmente pierde la oportunidad, no solo para hablar sobre el grave problema, sino también sobre cómo una víctima ya es víctima de abuso o un abuso horrible”, expresó Lorena Bobbitt. “Y luego vuelvo a ser victimizada por los medios y, por nosotros, por la sociedad. Fue muy difícil”.

Ahora, 26 años después, tiene una pareja desde hace mucho tiempo y una hija de 13 años. Bobbitt aseguró que a través de la terapia y la ayuda de su pareja, ella ha podido lidiar con su notoriedad pasada. Bobbitt confesó que le contó a su hija lo que le pasó, en parte, para prepararla para el documental “Lorena”, cuando se proyectó en el Festival de Cine de Sundance en enero.

La adolescente dijo: ‘Mamá, no me di cuenta de lo fuerte que eres'”..

Bobbitt creó la Fundación Lorena Gallo en 2008 como una forma de ayudar y defender a los sobrevivientes de violencia doméstica. Bobbit piensa que trabajar en refugios para mujeres la ayudó a curarse y volver a una vida normal después de su juicio.

“Cuanto más quería hablar, más sentía que quería conectar con las mujeres, que sentía que no estaba sola”

Bobbitt (Gallo) comentó que estaba feliz de que el movimiento #MeToo ha elevado las voces de las mujeres y ha desestigmatizado el trauma de las sobrevivientes. También se siente entusiasmada con una nueva ola de mujeres en el Congreso que pueden ayudar a cerrar brechas en las leyes de violencia doméstica para proteger mejor a las mujeres que sufren abuso.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 13, 2019


 

Tags: , ,

6 thoughts on “Bobbitt”

    • Gustavo Filippa
    • posted on February 14, 2019

    Carabina con cano recortado

    • Rataplan
    • posted on February 13, 2019

    De cambio el nombre ahora se llama Bobbich

  1. al tipo le dicen “El cortito de Karadagian” ahora

    • Patricio
    • posted on February 13, 2019

    El eterno cuento de la violencia que nadie ve, para justificar un crimen; en Argentina hay varios casos y peores, pero cuando fueron a juicio adujeron que eran golpeadas e inmediatamente fueron liberadas y absueltas. No digo que no haya violencia, pero ya nos hemos pasado de vereda. La violencia es violencia sea del lado que sea y la hay tanto para un lado como para el otro; la hay en mayor medida contra niños y ancianos, pero estos no tienen el apoyo de las izquierdas para movilizarse. Toda violencia es repudiable.

    • Alejandro
    • posted on February 13, 2019

    Pedria quedar 3 años en una isla desierta con ella que la seguiria tratando de uted

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: