Share

 

A TODOS LOS CAMARADAS DE LAS FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DE SEGURIDAD, FUERZAS POLICIALES Y FUERZAS PENITENCIARIAS.

A LOS FAMILIARES DE LOS PRESOS POLÍTICOS.

A TODOS LOS ALLEGADOS, AMIGOS Y COMPATRIOTAS.

——————————————–

Estimados Camaradas y Amigos

La Unión de Promociones adhiere y convoca para que todos los familiares, amigos, allegados e interesados en general que puedan hacerlo, se sumen en un merecido e ineludible homenaje a un Héroe de la Patria, organizado por la Asociación Tucumana de Oficiales Retirados “Islas Malvinas“, según el siguiente detalle:

¡¡¡ Requerimos una vez más, presencia, participación, constancia, compromiso y militancia !!!.

Coronel (R) Guillermo César Viola.

Unión de Promociones.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 14, 2019


 

Tags:

6 thoughts on “Homenaje al Capitán Héctor Cáceres”

    • Lucho Abate
    • posted on February 14, 2019

    Uno de los tantos héroes de la Patria.

  1. Adhiero al 100 x 100.

    • Dr. Carlos del Señor Hidalgo Garzón
    • posted on February 14, 2019

    Durante la década de los 70, para un Oficial o Suboficial, ser destinado (por rigurosa selecciön) a las Escuelas de la respectivas armas – era un Honor y un Compromiso inmenso. Cuando el Gral. Enrique Leonardo Anaya, alla en la lejana Patagonia donde llevaba seis años consecutivos y si por nosotros fuera nos hubiéramos eternizados.Con mucho afecto me dijo, ya basta de Patagonia, ahora le ofrezco dos destinos del área de Institutos Militares, el Colegio Militar de la Nación o la Escuela de Infantería.O sea la madre de los Infantes.Y donde la superioridad me permitió estar seis años y capacitarme en el país y en el extranjero, cosa común a todos los cuadros de la maravillosa Escuela de Infantería.Allí, todos sin excepción actuáramos por la mas pura vocación , de Aprender en numerosos Cursos -especialidades y fundamentalmente como Instructores de Perfeccionamiento de Oficiales y Suboficiales, de distintos rangos, siendo el mas importante el de los recién egresados del Colegio Militar de la Nación y de la Escuela Sargento Cabral. Todo era intenso, movilizador y de entrega al Arma. Dentro de los Oficiales, Comandos y Paracaidistas, llegó destinado el entonces Teniente Héctor Cáceres, quién formo parte junto con los mas antiguos del Departamento Enseñanza. Y las actividades nos fueron acercando con el afecto del soldado que es la “camaradería”. Desde un principio Héctor, demostró, mucha inteligencia, creatividad, don de mando y carácter del nivel que se esperaba a-uno destinado a la Escuela de Infantería. Como las actividades de Comandos y Paracaidistas nos hermanaban, fuimos armando luego con el conocimiento de su familia , lazos muy poderosos, no era extraño que nos avisáramos de oportunidades (frecuentes) de que el Batallón de Aviación, nos “prestaba” un avión o helicóptero “de la pandilla de pilotos”y no era extraño que se posaran en los predios de la Escuela, seis o siete helicópteros, para nuestra practicas de paracaidismo o ejercicios con Cabos o Subtenientes. Pero en este momento y lamento que los HDP, en los allanamientos, me robaran los álbumes de fotografías, en particular , pues hay una seguidilla de fotos, en un helicóptero con Héctor y uno de sus hijitos de muy corta edad, con el casco puesto y en el asiento del copiloto, luego volábamos incluso con el niño, que antes de saltar , ya en el aire quedaba al cuidado del mecánico. Y Hector y yo hacíamos el perfeccionamiento en los llamados “comandados”. La situación del país era desastrosa y el miedo y la muerte rondaban por doquier. Una noche el Coronel Episcopo, Director y luego General, nos reunion y tras un breve “briefing” nos impuso de la misión por la que todos debíamos en secuencias ir a Tucuman, donde la guerra era muy cruenta. Esa mismo noche todos entramos en alistamiento y preparación de los equipos, y el primer Oficial subalterno en viajar fue Héctor, a los pocos días llego la noticia, que había sido muerto de un disparo de fusil que entrando por su brazo izquierdo, alcanzo su corazón. Murió en combate en el Monte Tucumano. En su velatorio mi esposa que tenía especial estima con la esposa del fallecido, no se separaban del ataúd, salvo para limitados descansos. Que se veló en el Regimiento 1 de Patricios. La guerra estaba en pleno y Cáceres fue una de las honorables victimas, como soldado al frente de sus hombres, y es necesario – Reflexionar, como corrió su sangre, cuyo uniforme estuvo posteriormente guardado en mi habitación del Casino de Oficiales, donde se podían ver los pequeños orificios que habían dado trayectoria al mortal disparo.Tanto mi esposa como yo, sufrimos el duelo de la muerte de una persona apacible, generosa y muy profesional y de su familia, donde es el día de hoy que uno de sus hijos, no ceje en el recuerdo de su valiente y heroico padre. Nos ponemos en la presencia de Dios y los invitamos a elevar una plegaria de bendición por un soldado que alcanzo previo martirio la Gloria de los elegidos. ¡¡Querido Héctor que la Luz del Señor alumbre tu estancia de entre los elegidos, para estar en su presencia. Amen.

    • Patricio
    • posted on February 14, 2019

    Presente, a la distancia.

  2. Un Héroe con todas las letras el Comando Caceres. Un jesucristo viviente que dió la vida por los otros. No tengo ni la más mínima duda que está en el paraíso junto a Dios bregando por las vidas perdidas en manos del Terrorismo Subversivo de los 70 y que hoy continúan matando con otros métodos.
    Mi acompañaiento a la familia Cáceres.
    HONOR Y GLORIA AL SEÑOR CAPITÁN HECTOR CÁCERES

  3. Nuestro afecto y acompañamiento a todos sus seres queridos. FAMILIA KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: