¿LA HISTORIA PUEDE ENSEÑARNOS SOBRE EL CAPITALISMO, EL SOCIALISMO Y LA DESIGUALDAD?

Share

 

El capitalismo basado en el motivo de lucro y la propiedad privada se supone que proporciona los mejores resultados económicos para todos. A medida que los propietarios de la industria y el comercio se enriquecen, proporcionan empleo para el resto de la población. Todos compartimos el crecimiento económico, incluso si los propietarios obtienen una mayor participación. La metáfora “una marea creciente levanta todos los botes” describe esta explicación de cómo debería funcionar el capitalismo.
Los defensores del socialismo argumentan que solo los dueños del capital se benefician de tal sistema. La gran mayoría de la gente trabaja para el beneficio de unos pocos. Proponen un sistema económico basado en la propiedad social y una distribución más equitativa de los beneficios.
Estas teorías en competencia tienden a dejar de lado el papel del gobierno en la configuración de una economía e influir en la distribución de la riqueza. En todos los sistemas económicos, el estado alienta y restringe la actividad económica y canaliza las ventajas económicas a grupos de población seleccionados.
En todos los sistemas reales existentes que se han llamado socialistas, la propiedad social ha significado en la práctica la propiedad del gobierno. En todos los casos, desde la creación de la Unión Soviética, los gobiernos socialistas han estado dominados por un solo partido político, que no ha permitido ningún desafío a su poder. Inevitablemente, esto ha llevado a la corrupción del ideal de propiedad popular de la economía. Los responsables de los gobiernos socialistas se han otorgado a sí mismos y a sus simpatizantes más cercanos los privilegios económicos negados a la población en general, desde el acceso especial a bienes y servicios de los miembros del Partido Comunista en la Unión Soviética y sus satélites de Europa del Este hasta la acumulación de riqueza. Por las principales familias de la China comunista.
La ausencia de democracia, la brutal represión de las ideas críticas y las continuas debilidades económicas de los sistemas soviéticos llevaron a su colapso en 1989. Pero no todos los estados socialistas tuvieron tanto éxito. China, que tenía una de las poblaciones más pobres del mundo durante la primera mitad del siglo XX, casi ha erradicado la pobreza extrema, según el Banco Mundial. Si bien la economía cubana es una de las más controladas por el gobierno en el mundo, el nivel de pobreza es muy bajo y la educación y la atención médica son altas.
En los Estados Unidos, el capitalismo a veces ha trabajado para hacer que todos los barcos suban. Un estudio notable del año pasado sobre la historia del ingreso nacional, escrito por los principales investigadores franceses sobre la desigualdad del ingreso, Thomas Piketty, Emmanuel Saez y Gabriel Zucman, muestra que, desde 1946 hasta 1980, el ingreso real se duplicó en todo el espectro económico. Ese fue también un período de crecimiento económico extraordinario: ganancias de más del 5% en el producto interno bruto durante la mayoría de los años, y en ocasiones más del 10%. La tasa impositiva máxima sobre los ingresos para los estadounidenses más ricos fue superior al 85% hasta 1964, y luego del 70% hasta 1980. Sin embargo, el 0,01% superior triplicó sus ingresos después de impuestos en este período.
Pero desde 1980, la historia ha sido muy diferente. Los ingresos de la mitad más pobre de los estadounidenses se han mantenido completamente estancados. La mitad superior ha visto crecer sus ingresos, pero la mayor parte de ese crecimiento ha estado en lo más alto: los ingresos del 1% superior se han triplicado, y esa pequeña porción rica gana casi el doble antes de los impuestos que toda la mitad inferior. Los pocos miles de familias en el .001% superior han multiplicado sus ingresos 7 veces. Nuestro impuesto a la renta graduado, junto con otros pagos basados ​​en los ingresos como Medicaid, redistribuye el dinero hacia la parte inferior, pero eso apenas resiente la enorme desigualdad.
Eso se debe a elecciones políticas. La tasa impositiva máxima ha disminuido de manera constante, al 50% en 1982, al 40% en 1993, al 35% en 2003. La tasa impositiva sobre las ganancias de capital de las acciones, que casi todas van a los estadounidenses más ricos, también ha caído del 40%. al 20%. Después de casi triplicarse de 1940 a 1970, el valor real del salario mínimo ha caído desde entonces. Una de las políticas políticas menos discutidas pero más importantes que contribuyen a la creciente desigualdad es la capacidad de los muy ricos para ocultar sus ingresos en refugios fiscales internacionales. La filtración de los llamados papeles de Panamá trajo el uso ilegal de los paraísos fiscales a la atención internacional: el anunciante anónimo dijo que estaba motivado por la “desigualdad de ingresos”. Se estima que el 10% del PIB mundial se mantiene en bancos offshore, incluido aproximadamente el 8% del PIB estadounidense.
Las corporaciones han contribuido a aumentar la desigualdad al aumentar los ingresos de la alta dirección. Los CEO ganaron alrededor de 30 veces el ingreso de un trabajador típico en 1980. Esa proporción se ha disparado a 300 veces el salario promedio.
Las opciones políticas continúan ampliando el abismo económico entre unos pocos y muchos. La reforma fiscal republicana de 2017 benefició principalmente a los ricos, especialmente duplicando la cantidad de dinero que se puede dejar en una finca sin impuestos, ayudando a unos pocos miles de familias.
La creciente desigualdad no es solo un problema estadounidense, sino un problema global que sigue empeorando. Entre 2010 y 2016, la riqueza total de la mitad más pobre de la población mundial se redujo en más de un tercio. En este momento, el 1% más alto del mundo posee más que el resto de nosotros. La economía mundial sigue creciendo, pero los yates de los más ricos están desapareciendo de la vista. Desde el año 2000, la mitad inferior de la población mundial ha recibido alrededor del 1% del aumento de la riqueza mundial. El 1% superior tomó la mitad de ese crecimiento. Los 8 hombres más ricos del mundo poseen ahora tanto como la mitad más pobre de la población mundial, 3.600 millones de personas.
La creciente desigualdad en los Estados Unidos ha provocado una discusión más fuerte. Los conservadores intentan descarrilar las discusiones políticas sobre la desigualdad económica al hablar de la “política de la envidia”. Mitt Romney, como candidato presidencial en 2012, criticó la preocupación del presidente Obama por los pobres: “Creo que se trata de la envidia. Creo que se trata de guerra de clases. Cuando tiene un presidente que alienta la idea de dividir a Estados Unidos en base al 99 por ciento en comparación con el 1 por ciento, y las personas que han tenido más éxito estarán en el 1 por ciento, han abierto una nueva ola de enfoques en este país que es totalmente inconsistente con el concepto de una nación bajo Dios ”. Las diatribas temibles sobre los fracasos del“ socialismo ”están diseñadas para apoyar el status quo.
Es un error común de izquierda y derecha hablar del capitalismo y el socialismo como si hubiera solo dos opciones. Los sistemas socialistas de partido único en los países menos desarrollados no han funcionado bien en el último siglo. El capitalismo que se practica en los Estados Unidos y en muchas otras naciones ha beneficiado principalmente a quienes ya son ricos. Las naciones en las que todos los ciudadanos se benefician del crecimiento económico han combinado elementos de economías de mercado, propiedad privada y políticas políticas que mitigan la desigualdad. En Europa occidental, la atención de la salud pública, la educación universitaria casi gratuita, los impuestos progresivos más fuertes, los salarios mínimos más altos y la inclusión de los sindicatos en la toma de decisiones corporativas dan como resultado una desigualdad mucho menor y poblaciones mucho más felices.
Ningún político estadounidense defiende el reemplazo del capitalismo. Las elecciones políticas de los últimos 40 años han debilitado nuestra economía nacional y nuestra unidad política al favorecer a los ricos. La marea creciente está saturando demasiados barcos estadounidenses. Es hora de una política diferente.

 

Steve Hochstadt es profesor de historia en el Illinois College en Jacksonville, Illinois. Se unió a la facultad en 2006 después de enseñar durante 27 años en Bates College en Maine. Él ha hecho una extensa investigación sobre los refugiados judíos que huyeron a Shanghai. Influenciado por sus abuelos, judíos vieneses que huyeron del Holocausto y emigraron a Shanghai, Hochstadt realizó 100 entrevistas con ex refugiados que ahora viven en los Estados Unidos y Europa. Sobre la base de sus estudios, escribió varios libros sobre el Holocausto y especialmente sobre los refugiados judíos en Asia. Hochstadt ocupa el cargo de tesorero en el Instituto Sino-Judaico, una organización sin fines de lucro que promueve la cooperación en asuntos de interés mutuo histórico y cultural entre el pueblo chino y el pueblo judío. Steve Hochstadt es un colaborador frecuente de LA Progressive, una revista sobre justicia social.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 22, 2019


 

Tags: , , , ,

23 thoughts on “¿LA HISTORIA PUEDE ENSEÑARNOS SOBRE EL CAPITALISMO, EL SOCIALISMO Y LA DESIGUALDAD?”

    • Ogro
    • posted on February 24, 2019

    Ahi esta el socialismo de Maduro

    • FURIOS
    • posted on February 22, 2019

    DE SOCIALISMO Y COMUNISMO ASI ESTAMOS Y EL SOCILAISMO ES EL PRIMER PASO AL COMUNISMO QUE NOS HA UNDIO DESDE QUE LOS CASTROS HAN ESTADO AVISPEANDO

    • Benja Santini
    • posted on February 22, 2019

    Lo de la izquierda da risa. Tomar nota: Lula, Cristina, Masburro , Ortega, Russet. la Michele, Castro 2….

    • Tito edesma
    • posted on February 22, 2019

    No estoy de acuerdo con que sean únicamente las izquierdas quienes garanticen esos derechos humanos e?

    • Roger Everett
    • posted on February 22, 2019

    socialismo es la excusa de los vagos

    • Jorge A. Casutti
    • posted on February 22, 2019

    I am -this is a fact- the best socialist ever spending somebody else’s bills.

      • Jorge A. Casutti - TRADUCCIÓN
      • posted on February 22, 2019

      Soy, esto es un hecho, el mejor socialista que jamás haya gastado las cuentas de otra persona.

  1. como dijo la tatcher: Cuando se acaba la plata del otro. chau socialismo

    • Julián González
    • posted on February 22, 2019

    El problema es cuando te toca a vos ser socialista… ahi cambian los planes cuando tenés que repartir lo que es tuyo lo que te ganaste trabajando como un pelotudo y después un socialista que no hizo nada quiere su parte

    • Monika Gonzales
    • posted on February 22, 2019

    los socialostas son los comunistas robandose todoy al final todo se lo quedan ellos

    • Carl Serratti
    • posted on February 22, 2019

    Capitalism doesn’t guarantee the end of poverty, it guarantees equal opportunity. Socialism on the other hand guarantees equal wealth by taking most of it from the rich and give it to the poor. What happens is, the rich will either migrate or give up working hard since there is no difference.

      • Carl Serratti - TRADUCCIÓN
      • posted on February 22, 2019

      El capitalismo no garantiza el fin de la pobreza, garantiza la igualdad de oportunidades. El socialismo, por otro lado, garantiza la riqueza igualitaria tomando la mayor parte de los ricos y dándoselo a los pobres. Lo que sucede es que los ricos migrarán o dejarán de trabajar duro ya que no hay diferencia.

    • Roger Everett
    • posted on February 22, 2019

    I support helping the needy which I do with MY MONEY.
    I oppose funding the lazy punks with MY MONEY

      • Roger Everett - TRADUCCIÓN
      • posted on February 22, 2019

      Apoyo ayudar a los necesitados que hago con MI DINERO.
      Me opongo a financiar a los punks perezosos con MI DINERO

    • Savana Alegre
    • posted on February 22, 2019

    mira lo q a hecho el soscialismo en mi pais nos murimos de hambre

    • Seth Monroe
    • posted on February 22, 2019

    Socialism states that you owe me something simply because I exist. Capitalism, by contrast, results in a sort of reality-forced altruism: I may not want to help you, I may dislike you, but if I don’t give you a product or service you want, I will starve. Voluntary exchange is more moral than forced redistribution

      • Seth Monroe - TRADUCCIÓN
      • posted on February 22, 2019

      El socialismo afirma que me debes algo simplemente porque yo existo. El capitalismo, por el contrario, resulta en una especie de altruismo forzado por la realidad: puede que no quiera ayudarlo, puede que no me guste, pero si no le doy el producto o servicio que desea, me moriré de hambre. El intercambio voluntario es más moral que la redistribución forzada.

  2. En la época en que supuestamente en China operaba un “socialismo”, todos los ciudadanos sin importar si fuesen urbanos o rurales, intelectuales u obreros, hombres o mujeres, etc. recibían cada mes sus “boletos de racionamiento” para todas las necesidades compartidas: harina, arroz, aceite, jabón, etc. Es decir, el Estado chino se ocupaba de proveer el sostenimiento de la población hasta donde le era posible. Pero esta situación, de aparente “igualación” de toda la población, con el país dividido entre el “papá gobierno” que provee y el pueblo que tiene que conformarse con lo que el gobierno decida qué darle, se volvió insostenible, tanto para uno como para otro segmento de la división. De allí surgió la consigna de la reforma económica: “Cada quien debe gestionarse su tazón de arroz”.

  3. El SOCIALISMO siempre termina por imponer una serie de mutilaciones a las libertades y derechos de los ciudadanos. Siempre termina por generar miseria en las sociedades donde se establece y desarrolla una generación de ciudadanos ignorantes con la finalidad de poder aferrarse al poder por tiempo indefinido. Ahora, si medimos al SOCIALISMO como un método de engaño y estafa electoral de masas. Este terminara por tener cierto éxito. Pues se presenta sembrando expectativas inalcanzables para los ciudadanos. Les ofrece una inalcanzable realidad, una falsa utopía que podría parecer una sociedad ideal para los ciudadanos mas ignorantes.

      • Placé
      • posted on February 22, 2019

      el socialismo es el que ha regido muchas democracias europeas, la tan mentada social democracia: Noruega, Suecia, Islandia, Dinamarca, etc. El socialismo también ha amparado gran parte de las políticas públicas más equitativas y necesarias en cuanto a salud, educación y obras públicas en Francia, Canadá, la mismísima Inglaterra y Portugal. El socialismo ha alumbrado nuestras conquistas en derechos humanos y laborales a lo largo y ancho del mundo.

      1. Derechos Humanos para los chorros y asesinos… diras, verdad que si?

  4. En Suiza llevan con una economía de libre mercado siglos. No tienen salario mínimo, y sin embargo el mínimo salario por el que allí se trabaja es tres veces más de lo que se cobra aquí. La sanidad no es proporcionada por el estado, pero todo el mundo tiene acceso a ella porque es muy barata gracias a la competencia entre empresas. La renta per capita de los cubanos era superior a la renta per capita de los españoles antes de la revolución comunista. Y era la más grande de latino América. Sin embargo hoy la renta per capita de cuba es una lagrima.

    • V
    • posted on February 22, 2019

    Obviamente el socialismo no ha funcionado en ningún lado.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: