Share

 

El presidente Donald Trump no firmará un acuerdo conjunto con el líder norcoreano, Kim Jong Un, luego de que las conversaciones de desnuclearización se interrumpieron inesperadamente en las últimas horas de una cumbre de dos días en Vietnam.
“Se trataba de sanciones”, dijo Trump en una conferencia de prensa poco después del anuncio.
“Básicamente, querían que las sanciones se levantaran en su totalidad”, dijo el primer mandatario norteamericano. “Estaban dispuestos a desarmar una gran parte de las áreas que queríamos, pero no pudimos renunciar a todas las sanciones solo por eso”.
Los funcionarios de la Casa Blanca dijeron que las dos partes seguirían hablando, pero no se ofreció ningún momento específico.
Trump y Kim tenían programado celebrar una ceremonia de firma mañana jueves por la tarde en Hanoi para el esperado acuerdo. Pero el evento fue cancelado menos de dos horas antes de la fecha prevista para que se llevara a cabo, y Trump apuró su hora de partida desde Vietnam, incluso interrumpio una conferencia de prensa para no perder su vuelo (!)

Trump había pasado la mañana estableciendo las expectativas para el evento, enfatizando repetidamente que “no tenía prisa” para obligar a Corea del Norte a desnuclearizarse.
“La rapidez no es tan importante para mí siempre y cuando no haya pruebas“, dijo Trump el jueves por la mañana en Vietnam, refiriéndose al alto de pruebas de misiles de Pyongyang. En un momento dado, Trump reiteró la frase “sin prisas” varias veces seguidas.
“A lo largo de los años, estoy seguro de que estaremos de acuerdo con muchas ideas”, agregó el neoyorkino.
En un momento casi sorprendente, Kim incluso respondió a las preguntas de los periodistas sobre sus intenciones y predicciones para la cumbre.
“Es demasiado pronto para decirlo, pero no diría que soy pesimista”, dijo a través de un traductor, tal vez respondiendo la pregunta de un periodista extranjero por primera vez. “Por lo que siento en este momento tengo la sensación de que se obtendrán buenos resultados”.
Más tarde, cuando le preguntaron si estaba dispuesto a desnuclearizarse, Kim respondió: “Si no estuviera dispuesto a hacer eso, no estaría aquí ahora”.
Pero después de varias horas de reuniones, parecía que las conversaciones podrían desmoronarse.
Las dos partes habían estado discutiendo medidas como declarar el fin de la Guerra de Corea (Efectivamente, nunca fue firmado), destruir una importante instalación nuclear en Corea del Norte, abrir oficinas de enlace en ambos países y levantar las sanciones económicas a Corea del Norte.
Tanto Trump como Kim se mostraron evasivos cuando se les preguntó sobre cada uno de esos temas, aunque ambos indicaron que acogieron con satisfacción la apertura de oficinas de enlace.

Trump y Kim comenzaron su cumbre el miércoles por la noche (Tiempo local) en Hanoi con una breve conversación personalizada, seguida de una cena de trabajo más amplia. Los dos tuvieron otra reunión privada el jueves por la mañana antes de participar en una reunión más amplia y un almuerzo de trabajo.
Antes de ir a su reunión con Kim el jueves, el presidente regresó a un argumento que ha formulado en los últimos días de que si el régimen de Kim renuncia a sus armas nucleares, el país podría convertirse en una “potencia económica”.
“Creo que será algo económico con lo que será casi difícil competir para muchos países, tiene mucho potencial”, dijo.
Uno de los temas en los que los líderes no avanzaron fue el historial de derechos humanos de Corea del Norte, que ha sido ampliamente condenado por la mayoría de los países del mundo. Es un tema que el presidente rara vez ha mencionado desde que comenzó las conversaciones con Pyongyang, un cambio notable desde el primer año en el cargo de Trump, durante el cual regularmente y duramente criticó a Kim por el tema.
Los reporteros le preguntaron a Kim antes del almuerzo de trabajo si surgiría el problema, pero Trump intervino, diciendo a los reporteros, “estamos discutiendo todo”.
Cualquier acuerdo conjunto se habría enfrentado a un intenso escrutinio tras las críticas de que la histórica primera cumbre de Trump con Kim en Singapur el año pasado no produjo ningún tipo de progreso sustancial.
Si bien la pareja firmó una declaración en la que se comprometió a trabajar para lograr la desnuclearización total en la península, no contuvo un marco de tiempo específico para lograr ese objetivo. Además, los analistas externos, así como los miembros del aparato de inteligencia de Trump, dicen que tras la primera cumbre, Corea del Norte ha hecho poco para deshacerse de su programa nuclear.
Kim rechazó la idea de que no estaba dispuesto a renunciar a sus armas nucleares, y dijo que no estaría en Hanoi si no estuviera abierto a la idea.
En los ocho meses transcurridos desde la cumbre de Singapur, los analistas han descubierto más sitios de lanzamiento de misiles en Corea del Norte, aunque Pyongyang ha detenido sus pruebas de misiles. Corea del Norte también ha dispuesto que los restos de soldados estadounidenses muertos durante la guerra sean devueltos a los Estados Unidos, acción que Trump cita con frecuencia.

Sin embargo, las dos partes han dado la impresión de contradecirse por mucho tiempo cuando los EE. UU. acordaron revertir las sanciones, ya que Corea del Norte desea que se levanten algunas multas a cambio de pasos de desnuclearización incrementales, y los EE. UU. instan a la desnuclearización completa antes de ofrecer alivio económico. Y si bien la Casa Blanca ha dicho que planea presentar a Kim una visión de modernización económica, cualquier pacto podría colisionar con la legislación firmada por Trump en 2017 que impide a las empresas invertir en países como Corea del Norte debido a violaciones de derechos humanos. Se requiere la aprobación del Congreso para revertir esa política, un paso improbable sin reformas verificables de Kim.
Declarar el fin de la Guerra de Corea también es un problema cargado. La guerra terminó en un armisticio en lugar de un tratado de paz oficial, y la celebración de un acuerdo de paz formal podría requerir la firma del Congreso y China, que respaldó a Corea del Norte en la guerra.
Además, Kim puede ver un tratado de paz como un medio para presionar a los Estados Unidos para que retiren sus casi 30,000 soldados de Corea del Sur, un paso que muchos republicanos se opondrían.
Como resultado, cualquier declaración de paz que emane de la cumbre de esta semana probablemente solo sea una declaración política.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 27, 2019


 

Tags: ,

6 thoughts on “Sin Acuerdo”

  1. Mr. Trump… move to North Korea and….

    MAKE NORTH KOREA GREAT AGAIN

    We’ll miss you, Donnie.

      • J.C. Sheppard - TRADUCCIÓN
      • posted on February 28, 2019

      Mr. Trump … mudarse a Corea del Norte y …

      HACER EL COREA DEL NORTE DE NUEVO

      Te extrañaremos, Donnie.

    • Richie Stackhouse
    • posted on February 28, 2019

    As always, empty handed

      • Richie Stackhouse - TRADUCCIÓN
      • posted on February 28, 2019

      Como siempre, con las manos vacías.

  2. Nadie llega al lugar donde está por boludo. Lo interesante es que un país minúsculo desafíe a uno tan grande y poderoso. Me recuerda a David y Goliat.

    • Sanlo
    • posted on February 28, 2019

    chinito no quelel

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: