La Revista WOMEN CHURCH WORLD Denuncia Abusos Sexuales a Monjas Perpetrados por Sacerdotes.

Share

 

La revista para mujeres del Vaticano denuncia el abuso sexual de monjas por parte de sacerdotes, y el “escándalo” resultante de que las hermanas religiosas abortan o dan a luz a niños que luego no son reconocidos por sus padres.

La edición de febrero de “Women Church World” (Donne Chiesa Mondo), una revista mensual distribuida junto al periódico Vaticano L’Osservatore Romano, se publicó el viernes. Citó el propio análisis del Papa Francisco sobre el abuso diciendo que el poder clerical estaba en la raíz del problema.

Lucetta Scaraffia

Dijo que las monjas han sido silenciadas durante años por temor a represalias contra ellas mismas o contra sus órdenes si denuncian a los sacerdotes que las molestaron.

La publicación marca un importante reconocimiento público desde el interior del Vaticano del problema que la Santa Sede ha sabido desde hace mucho tiempo pero que casi no ha abordado.

El año pasado, después de que The Associated Press y otros medios informaran sobre el escándalo, la asociación internacional de órdenes religiosas de mujeres instó a las hermanas a denunciar los abusos a la policía y sus superiores, un importante rompimiento del silencio que ha mantenido en secreto el problema.

En el artículo, la editora Lucetta Scaraffia señala que durante siglos las mujeres en la iglesia han sido descritas como “peligrosas y tentadoras”, lo que ha complicado la aceptación dentro de la jerarquía católica de que pueden ser víctimas de avances sexuales no deseados por parte de los sacerdotes.

“Pero aquí el análisis del Papa Francisco sobre el abuso puede ser de alguna ayuda: si señala el poder, el clericalismo, el abuso contra las hermanas religiosas toma otro aspecto y finalmente puede ser reconocido por lo que es: ese es un acto de poder en que el contacto se convierte en una violación de la intimidad personal “, escribió.

El artículo señaló que los informes escritos por las hermanas religiosas se presentaron a los funcionarios del Vaticano en la década de 1990 sobre el problema de los sacerdotes que abusan sexualmente de las monjas en África: se les consideraba parejas “seguras” en el momento más crítico de la crisis del VIH.

Si bien poco o nada cambió, las hermanas del mundo en desarrollo y también los países más ricos están comenzando a denunciar su abuso como parte de una demanda general de mayor poder para las mujeres en la iglesia, parte de la estimación de #MeToo.

Anna Foa

“Si la iglesia sigue cerrando los ojos ante el escándalo, empeorado aún más por el hecho de que el abuso de las mujeres provoca la procreación y, por lo tanto, está en el origen de los abortos forzados y los niños que no son reconocidos por los sacerdotes, la condición de opresión de “Las mujeres en la iglesia nunca cambiarán”, escribió Scaraffia.

“Women Church World”, que se publicó en italiano, francés y español, el año pasado apareció en los titulares de un número dedicado al “trabajo” y un artículo que denunciaba que las monjas a menudo son tratadas como sirvientas por los cardenales y obispos, para quienes cocinan y Limpiar por casi sin paga. La edición actual está dedicada al sentido del “tacto” y cómo puede pervertirse.

En un editorial de apertura, una de las principales intelectuales judías de Italia, Anna Foa, dijo que el escándalo de abuso había transformado ese aspecto más fundamental del amor, la caricia, “en una expresión en sí misma sospechosa y prácticamente obscena”.

Foa también cita las propias palabras de Francis en “agradecer a los periodistas que fueron honestos y objetivos al descubrir sacerdotes depredadores e hicieron oír las voces de las víctimas”.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 1, 2019


 

488

Share

 

La Unión de Promociones expresa su más profundo pesar por el fallecimiento el día Miércoles 30 de Enero de 2019, del Comisario Mayor (R) José Pedro NOEL (Policía de la Provincia de Buenos Aires), Preso Político en cautiverio.

Consecuentemente, ya son 488 (cuatrocientos ochenta y ocho) los fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales, Fuerzas Penitenciarias y Civiles; en el marco de este proceso de persecución, venganza y exterminio, donde SE CONTINÚAN REPITIENDO en forma sistemática infinidad de irregularidades jurídicas, instrumentadas en el ámbito de una justicia prevaricadora.

Debe destacarse que del total de Presos Políticos que han fallecido, 147 (ciento cuarenta y siete) decesos se han producido desde el día 10 de Diciembre de 2015.

Solicitamos a todos los integrantes de las FFAA, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y Fuerzas Penitenciarias, a las distintas ONG e Instituciones, a familiares, amigos y allegados en general, a continuar sumándose en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar, fortalecer e incrementar el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional. La continuación de la ardua lucha en su apoyo, por la recuperación plena del estado de derecho y por la reparación del respeto y la credibilidad de las Instituciones de la República, así lo exige.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, compañeros de Promoción, camaradas y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Coronel (R) Guillermo César Viola.

Unión de Promociones.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 1, 2019


 

EUGENE CURRAN KELLY

Share

El 2 de Febrero de 1996, el bailarín, cantante, actor y coreógrafo Gene Kelly muere a la edad de 83 años, en su casa de Beverly Hills, California.

 

Nacido en Pittsburgh en 1912, Kelly se graduó con un título en economía de la Universidad de Pittsburgh durante la Gran Depresión. Con escasos empleos, él trabajaba en una escuela de baile, en parte propiedad de su madre, quien había insistido en que todos sus cinco hijos tomaran clases de música y danzas durante su infancia. Para obtener ingresos extra, formó un acto de baile con su hermano Fred, actuando en clubes nocturnos locales y producciones teatrales. En 1938, Kelly decidió probar suerte en la ciudad de Nueva York. Obtuvo su primer trabajo en Broadway en el coro de Leave It to Me, protagonizada por Mary Martin.

Inmediatamente después de su primer gran éxito en Broadway, en My Pal Joey, Kelly se dirigió a Hollywood, después de haber firmado un contrato exclusivo con el productor David O. Selznick. Selznick prestó rápidamente a Kelly a Metro-Goldwyn-Mayer, un estudio más conocido en ese momento por sus musicales de películas a gran escala. MGM puso a Kelly en su primera película, For Me and My Gal (1942), coprotagonizada por Judy Garland, y pronto compró su contrato a Selznick. Dos años más tarde, el estudio lo prestó a Columbia Pictures para que fuera coreógrafo y coprotagonista en Cover Girl, compartiendo pantalla con una Rita Hayworth, entonces desconocida. Esta película fue el primer gran éxito de Kelly en la pantalla grande y su primera colaboración con el director y coreógrafo Stanley Donen. Cover Girl presentó una secuencia innovadora en la que Kelly baila con su “alter ego”, otra imagen de sí mismo filmada por separado y combinada en una sola tira de película.

Kelly continuó su camino en el mundo del cine en su próximo gran éxito, Anchors Aweigh (1945), realizando una rutina de baile con el ratón animado Jerry de la popular serie de dibujos animados de Tom y Jerry. La secuencia de ocho minutos le costó a MGM $ 100,000 y tomó dos meses para filmar, pero se celebró como un momento de gran avance en el cine por su combinación de acción en vivo y material de archivo animado. Después de servir en la Marina de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, Kelly regresó a la pantalla de plata con The Pirate de 1948, nuevamente junto a Judy Garland. También hizo dos películas más con Frank Sinatra (su coprotagonista de Anchors Aweigh), incluido el éxito On the Town, que Kelly dirigió y coreografió con Donen.
En 1951, Kelly encabezó An American en París, que ganó ocho premios de la Academia, incluyendo Mejor Película. Kelly recibió un Oscar especial, en honor a su “extrema versatilidad como actor, cantante, director y bailarín, pero específicamente por su brillante logro en el arte de la coreografía”. En la cima de su carrera, Kelly consolidó su estatus icónico con Su trabajo en lo que fue posiblemente la última gran película musical, Singin’ in the Rain (1952). La película presentó una de las escenas más memorables de la historia del cine: Kelly bailando y cantando sola en la calle durante un aguacero, con solo su paraguas como soporte.

A medida que la popularidad de las películas musicales de gran presupuesto disminuía, las películas de Kelly durante la década de 1950 –Brandadoon (1954), It´s Always Fair Weather (1955) y Les Girls (1957) – alcanzaron diversos grados de éxito. Kelly y Donen se pelearon después de trabajar juntos en su última película, It´s Always Fair Weather, en parte por razones personales: la esposa de Kelly y Donen, Jeanne Coyne, se enamoró y se casó en 1960 (Kelly estaba casado con la actriz Betsy Blair). Kelly trabajó en otros proyectos destinados a elevar el perfil de la danza moderna, como Invitación a la danza sin diálogo en 1956 y un especial de televisión de la NBC, Dancing is a Men´s Game. También coreografió para el ballet en París y San Francisco.
Después de que Jeanne Coyne murió de leucemia en 1973, Kelly se centró en proyectos que lo mantendrían cerca de Los Ángeles, donde estaba criando a sus dos hijos. Al final de su carrera, continuó haciendo apariciones en películas y dirigiendo las películas ocasionalmente, como ¡Hello, Dolly! (1969). El último papel de Kelly en la pantalla grande fue en el kitsch Xanadu (1980), en el que realizó una rutina de baile en patines.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 1, 2019


 

“…La Venus del amor…

Share

 

 

“… Así es al amor fugaz y efímero como la muerte

 

Lujosamente vestida no es novedad, pues desde hace años es la emperadora de la elegancia. Lánguidamente reclinada sobre su lecho opulento, rodeada de bellas cortesanas que se comparan con nereidas en torno de una Venus. Con lentitud Cleopatra  acerca a su rostro una canastilla de flores y aspira su perfume.
Entre las flores se empina un áspid que con certeza, en ataque instantáneo, clava sus colmillos en la tersa piel. ¡Una víbora entre las bellas flores! Sí. Ya lo sabía. Por eso las arrimó. Quiere morir. Y para convidarles la muerte a sus fieles cortesanas les pasa la cesta. El veneno es fulmíneo. En un instante va a morir. Pero un instante, al borde de la muerte, alcanza para recordar una vida. ¡Y si tendrá recuerdos la bella cleopatra! Vuelve a la mente la figura del padre, Tolomeo Auletes, de origen griego que ha adoptado las costumbres faraónicas y la hace casar con su hermano. Ella escapa a Siria. Debe preparar un ejército para volver, pero interrumpe la lucha la llegada de Julio Cesar que acaba de vencer a Pompeyo.
Como ejecutor testamentario de su progenitor va a arbitrar entre los dos hermanos. La bella debe hacer algo para volcarlo a su favor. Y se le ocurre presentársele envuelta  en un tapiz para conversar mano a mano. Su belleza, su gracia y su ingenio lo deslumbran y lo enamoran al caudillo.  Y ella, ¿qué va hacer. Si nació hermosa y embalada para el querer? Va a Roma y César hace colocar una estatua suya en el templo. Matan al Dictador. Vuelve a Egipto. Son los instantes de sus últimos suspiros. Los sublimes recuerdos, afiebrados de una vida, pasan inexorables a todo galope. Llega el triunviro Marco Antonio como juez severo a pedir cuentas de su postura en la guerra civil. Ella, reina de Egipto, va a su encuentro en barca dorada con velas purpuras, rodeadas de tañedores de lira y de doncellas que parecen ninfas. Otro amor frenético. Un año entre fiesta y placeres. A duras penas Antonio vuele a Roma a cumplir sus deberes. Tres años de ausencia. Es triste la ausencia pero buena porque hace más bello el reencuentro, que serán excursiones por las noches del Nilo y de breves inviernos en la intimidad de la lumbre. Y son tres nuevos hijos de este amor.
Las evocaciones se amontonan como majada en la puerta del chiquero, pero no puede pasar por alto los días de la batalla de Accio, la derrota de Antonio, su error de clavarse un puñal suponiendo que ella  había muerto, saber que está viva y restañar la sangre para ir a morir a su regazo.
Ahora será Octavio el general que llega triunfal. Dicen que no hay dos sin tres, pero los subyugantes encantos de ella ahora fracasan. El rígido militar se muestra insensible. Concederá, por cortesía, que se la entierre junto a Antonio. Y el instante ya se acaba y ella morirá sin saberlo. Como se muere queda sin saber tampoco que a sus hijos, por piedad, los recogerá la viuda de Antonio. Y así es al amor fugaz y efímero como la muerte. La muerte de Cleopatra la venus del amor.

 

JORGE B. LOBO ARAGÓN

jorgeloboaragon@hotmail.com

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 6, 2019


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com